Un ambicioso juego de Plants vs Zombies fue cancelado por sacar adelante un proyecto de Star Wars

Años más tarde sabemos que el estudio intentó llevar a la franquicia Plants vs Zombies al siguiente nivel. No salió muy bien.

Plants vs Zombies Battle for Neighborville

Hablamos hoy de una saga que llegó de imprevisto y que supo enamorar con su humor negro y su estilo juvenil. Todos nos preguntamos qué sucedió con Plants vs Zombies, que parecía tener todo lo que se necesitaba para ser una de las grandes. Con el potencial de ser una franquicia como Pokémon, se recuerda su primer juego como toda una obra maestra. La saga no está del todo muerta, pero sin duda los últimos juegos son más bien un martillazo más a su lápida. Ahora, gracias a una investigación en profundidad de IGN, sabemos que el ingrediente que faltaba no fueron las ganas ni el talento.

El éxito inicial en 2009 fue una sorpresa para el medio y para los propios implicados en el desarrollo. Una inevitable secuela llegaría en 2013, con más cosas pero manteniendo el estilo minimalista del primero, sin dejar de ser un buen juego. El gran cambio llegaría con Garden Warfare, en 2014. El género shooter en tercera persona sentó bien en la comunidad. Era una buena oferta de variedad en el catálogo de Electronic Arts. No en el género, con Titanfall y Battlefield, sino en el tono, uno menos serio.

El cancelado juego tenía por nombre provisional Proyecto Hot Tub, con una perspectiva diferente. Abrazarían la naturaleza más infantil de la licencia, y a su vez añadirían un mundo emocionante, una narrativa y unos personajes profundos. Se trataba de un juego de acción y aventura con progresión y algo de libertad, un combate como el de Batman: Arkham Knight, con su propio tono familiar. Los protagonistas serían dos hermanos, atrapados en una argucia zombie, con muchos viajes temporales de por medio.

Plants vs Zombies no recibió su esperada renovación y no se ve a largo plazo un futuro optimista

El proyecto se presentó en 2016 para recibir un visto bueno, acompañado de un corto al más puro estilo Pixar. Existía confianza en el proyecto. Se esperaba una versión más fiel al producto final para el 20177 pero, como sabemos, esto nunca sucedió. El trabajo no contaba con problemas presupuestarios, incumplimiento de plazos, ni obstáculos similares. El cancelamiento llegó de golpe, y los trabajadores fueron a parar al juego de Star Wars de Visceral Games. Este mismo fue cancelado un año después, disgregando a todo el equipo a diferentes proyectos dentro de Electronic Arts.

Nadie está a salvo del desastre, viendo cómo el esfuerzo y pasión se ven tirados al basurero por decisiones que escapan a tu conocimiento. Así, Plants vs Zombies se queda sin su necesaria evolución. El más reciente título de la saga fue Battle for Neighborville, que se presumía tendría una versión para Switch. Los rumores se hicieron realidad meses después, recibiendo la consola de Nintendo la versión completa del juego.