Análisis de Awesome Pea 2 (PS4). Plataformas clásico a dos colores

Análisis de Awesome Pea 2. Plataformas clásico a dos colores

Análisis de Awesome Pea 2. Plataformas clásico a dos colores

Que lo retro está de moda en el mundo de los videojuegos es algo que a estas alturas todos damos por hecho. Las aventuras repletas de píxeles, que nos recuerdan a las consolas de 8 ó 16 bits inundan nuestras plataformas semana tras semana, pero atreverse con un estilo retro que simule a la mítica Game Boy, ya no es tan corriente. Pigeon Dev Games vuelve a atreverse con ello ofreciéndonos Awesome Pea 2 un plataformas de lo más clásico.

La máxima de que si algo funciona, mejor no tocarlo, vuelve a cobrar sentido en esta ocasión, ya que Pigeon Dev Games mantiene todos los elementos que llevaron a Awesome Pea a ganarse el favor de todos los que lo probaron. Esta segunda parte de las aventuras del guisante saltarín resulta una aventura que continua la senda iniciada en el primer título.

Pese a no atreverse a incluir ninguna evolución o algo que lo distinga de Awesome Pea, esta secuela logra mantenernos pegados al mando y hace que volvamos durante unos instantes a nuestros inicios como jugadores y no queramos dejar de saltar recaudando todo el oro que encontremos en nuestro camino.

En cuanto vemos el mapa, comienzan a agolparse los recuerdos

Awesome Pea 2 sabe cuáles son sus puntos fuertes, y los potencia, pero también conoce cuál puede ser su talón de Aquiles y en este caso no se preocupa demasiado por él, ya que en su tarea de rememorar los primeros plataformas de Game Boy, como sucedió con su primera entrega, no necesita contarnos ninguna historia para ponernos en movimiento y empezar a saltar, que a fin de cuentas es prácticamente nuestra única preocupación.

Y es que una vez entramos en Awesome Pea 2, tras la pantalla de inicio, una vez que retocamos las opciones que el juego nos presenta y seleccionamos iniciar el juego, este nos lleva directamente al mapa del juego en el que observamos los 24 puntos que corresponden a las 24 fases que nos esperan hasta superar nuestra aventura.

Saltar y volver a saltar sin parar

Olvidémonos de conversaciones, cinemáticas o cualquier otra cosa. Somos un guisante, saltamos, de hecho saltamos mucho, y en cada fase hay diamantes y monedas de oro. Hasta ahí, ese es el argumento de Awesome Pea 2, ir del principio al final, saltando, y cogiendo oro, aunque esto último tampoco es obligatorio, podemos pasar cada fase sin recoger oro o diamantes, únicamente esquivando a enemigos y obstáculos.

Los diamantes generalmente están rodeados de pinchos, no iban a ponérnoslo fácil

Esto que hoy en día podría resultar impensable, la verdad que en Awesome Pea 2 funciona sorprendentemente bien. Desde que empezamos a jugar nos vemos como el niño que éramos cuando jugando a nuestra Game Boy, devorando pilas, y que solo pensábamos en llegar al final de una fase, y luego de otra, y otra,… y así hasta ver los títulos de crédito.

Hasta ahora hemos reiterado varias veces que en Awesome Pea 2 saltamos. Esa es nuestra única habilidad, aunque nuestro salto no es un salto normal. Disponemos de un doble salto que nos permite llegar a lugares que parecen muy lejanos, o evitar a un enemigo en el momento justo en el que vamos a caer junto a él, lo que conlleva reiniciar el nivel.

Pigeon Dev Games ha optado por  una estética que podríamos definir como estilo Game Boy HD

Este doble salto supone como decimos nuestra única habilidad, y dominarla no resulta complicado, lo que podría llevarnos al error de pensar que el juego nos va a suponer un paseo. Pero pese a tener una mecánica muy simple, saltar y evitar enemigos u obstáculos, que están repartidos en su justa medida en cada fase, el excelente diseño de niveles del que dispone el juego a buen seguro que nos va a obligar a que veamos como repetimos una y otra vez varias fases  hasta que logremos llegar a su final.

Enemigos tenemos aunque apenas hay variedad. Unos engranajes que ruedan ya sea por los suelos, techos o cualquier pared que encontremos, calaveras voladoras, cañones que nos lanzan proyectiles y pinchos, muchos pinchos. Cualquier roce con cualquiera de ellos, supondrá volver a reiniciar el nivel.

Los engranajes son uno de nuestros mayores rivales

Todos tienen unas mecánicas fijas, y sus movimientos cuando los tienen siguen siempre los mismos patrones, por ello aunque nos hagamos con estos patrones relativamente pronto, siempre el principal enemigo seremos nosotros mismos. La precipitación o la confianza generalmente van a resultar malas consejeras y nos llevarán a repetir nivel.

Desde el comienzo del análisis además de incidir varias veces en el concepto de los saltos, Game Boy también ha estado muy presente, y no de manera metafórica o a modo de recuerdo. En 25-30 años todo ha evolucionado, pero lo que veían los ojos de un niño a principios de los años noventa, corresponde a lo que ven los ojos de un adulto cuando se sienta frente a Awesome Pea 2. Lo que aquel niño imaginaba que vería si hubiese podido conectar su Game Boy a su televisión de tubo, por fin se hace realidad en este caso en nuestra PlayStation 4

Rememorando nuestra primera portátil

Esto sucede de manera literal, ya que Pigeon Dev Games ha optado por  una estética que podríamos definir como estilo Game Boy HD. Los mismo tonos verdosos incluso con unas franjas horizontales y para rematar el conjunto los bordes de nuestra televisión redondeados y con un fundido en negro para lograr ese efecto que saldría al conectar una Game Boy a una televisión antigua.

Saltar en el momento justo resulta clave para llegar a la siguiente plataforma

Todo lo que aparece en pantalla luce muy bien, vemos todo muy nítido y sin ningún problema, así que esto no va a valer como excusa. Awesome Pea 2 funciona de manera perfecta, sin problemas que hagan que nuestros saltos no sean lo precisos que queremos, así que cada muerte tendrá todo que ver con fallos propios y nunca se la podremos achacar a algún problema relacionado con aspectos del juego. Casi todos los aspectos de juegos que rememoran nuestros inicios como jugadores provocan una nostalgia que hace que pronto ensalcemos muchos juegos que utilizan este recurso, pero de todos estos aspectos la duración es la que peor ha llevado el paso del tiempo.

Muchos de estos juegos eran bastante breves, y únicamente la falta de experiencia podía hacer que durasen una tarde. Awesome Pea 2 en esto se mantiene fiel a lo que era un juego de Game Boy, por mucho que se nos atragante un nivel, no tardaremos más de 2 horas en superar todo el juego. Pese a que a mitad de la aventura los niveles se complican algo, esta dificultad no se mantiene en el último tercio, y llegamos al final antes de lo que nos hubiese gustado.

Como he repetido más de una vez los recuerdos se han amontonado entrando por los ojos mientras jugaba. Pero la vista no ha tenido la exclusividad de los recuerdos. El oído ha acompañado, las melodías que suenan mientras el guisante salta han resultado obras dignas del tiempo que evocan, dotando de un ritmo muy dinámico a todo el juego.

A cada paso que demos encontraremos buena cantidad de monedas

Veredicto

Muchos títulos indies de los últimos tiempos utilizan la nostalgia como una de sus principales maneras de atraer a jugadores a su vera. Awesome Pea 2, da una vuelta de tuerca a este concepto, atreviéndose a alejarse del pixel art de los 8 ó 16 bits, apostando por una estética Game Boy, que encaja perfectamente con la propuesta que nos presentan. Nos aporta un par de horas en las que nos olvidamos de complejas narrativas, gráficos fotorrealistas y hace que nos preocupemos de jugar y volver a jugar hasta que lleguemos al final como hacíamos con nuestra robusta Game Boy.

Awesome Pea 2

Duración: 2 h
7

Jugabilidad

8.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

8.0/10

Innovacion

5.0/10

Diversión

8.0/10

Duración

6.0/10

Aspectos Positivos

  • Volvemos a nuestros inicios como jugadores con un juego que engancha
  • Recrea la estética y sonido Game Boy al 100%
  • La jugabilidad está perfectamente integrada

Aspectos Negativos

  • Siendo una secuela, no innova prácticamente nada
  • Algo más de dificultad mejoraría la experiencia