Análisis de Biomutant (Xbox Series S). El que mucho abarca poco aprieta

Portada Biomutant

Biomutant es la ópera prima de Experiment 101, un Hack´n Slash que por desgracia se queda a medio camino en todas sus facetas. 

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Presentado en la Gamescom de 2017 por parte de THQ Nordic, Biomutant fue una sorpresa para todos los asistentes al evento europeo. La propuesta de Experiment 101, estudio formado por ex desarrolladores de Avalanche Studios (responsables de Just Cause o Mad Max) llamó la atención de propios y extraños con su jugabilidad frenética en entornos 3D y un mundo abierto con un alto contenido RPG.  

Tras cuatro años de espera tenemos Biomutant entre nosotros, aunque quizás con un resultado distinto al esperado. Parece ser que todo este tiempo ha sido una lacra demasiado pesada para el estudio, y la combinación del paso de los años, el reducido volumen de trabajadores al cargo del proyecto (20 personas) y el querer abarcar multitud de mecánicas en su videojuego, ha derivado en un producto medio, que no destaca absolutamente en nada. 

Biomutant corazón
Biomutant está hecho con el corazón, pero a veces se necesita algo más que la voluntad

De hecho, hace unos meses, el jefe del estudio Experiment 101, Stefan Ljungqvist, reconocía que el pequeño tamaño del estudio había afectado a la cantidad de trabajo durante el proceso total del título: “Es un juego grande, un mordisco muy grande para que lo mastiquen 20 personas”.

Aun así, la desarrolladora se resistió a contratar a más programadores y, además, la desarrolladora de Estocolmo optó por invertir los últimos meses de trabajo en corregir errores y posibles bugs en los entornos abiertos de Biomutant. 

Análisis de Knockout City

La realidad final en la que ahondaremos es la de un videojuego que, si bien es cierto que no tiene errores de programación que imposibiliten la progresión en la aventura, si cuenta con innumerables apartados que necesitan de pulido y en los que hubiera sido conveniente dedicar un esfuerzo más exhaustivo. 

Otra tierra explotada por el hombre

Biomutant nos propone un contexto en el que en un futuro indefinido la humanidad ha desparecido, incapaz de sobrevivir a sus propios errores. El trasfondo ecologista toma el relevo para plantearnos una hipotética distopia en la que el ser humano es causa y consecuencia de su propia destrucción.  

La contaminación desmedida y los residuos nucleares han dado paso a la inhabitabilidad de las zonas y a la extinción del homo sapiens, dando paso a la tierra y a su extensión salvaje.  

Biomutant Arbol
El Árbol de la Vida protege a todos los animales de Biomutant

En cambio, las especies animales sí que han evolucionado adaptándose a estos entornos, mutando en gran parte a favor de la supervivencia y adoptando incluso en algunos casos forma antropomórfica.

Con este panorama de fondo, encarnamos a una especie de mapache de forma humana que ha sido criado con una fuerte disciplina y sentido del honor siguiendo la línea de aprendizaje de la espiritualidad y las artes marciales que profesa su madre: el Wung-Fu. 

Al principio de Biomutant, contaremos con un sencillo editor de personaje que nos permitirá definir ligeramente las características principales de nuestro peludo personaje. También podremos escoger la clase que deseemos, aunque esto no definirá del todo la jugabilidad de nuestra experiencia, y en el transcurso del título podremos variar con frecuencia entre los estilos de juego.  

Biomutant escena
Un pequeño autómata nos acompaña a lo largo de la aventura

A partir de los primeros compases, y tras una serie de sucesos trágicos que reviviremos gracias a flashbacks jugables de una calidad y ritmo cuestionables, nos encontraremos sin memoria volviendo sobre nuestros pasos para recorrer la senda de la venganza 

Para ello seremos llamados a explorar un vasto mundo postapocalíptico en el que los territorios están divididos entre diferentes tribus y que está protegido por el magnificente Árbol de la Vida, al que podremos salvar de los devora mundos o destruir según decidamos en nuestro recorrido.

Estos enemigos de Biomutant, serán cuatro, y cual Zelda Breath of the Wild, deberemos derrotarlos en sus entornos haciendo uso de las herramientas que se nos concederá en esas zonas.

Las decisiones que tomemos formarán parte de un conjunto de opciones que conforman un sistema de moralidad entre el bien y el mal. Una mecánica muy básica, que si bien llega a tener repercusión final en Biomutant, se siente totalmente anecdótica y no aporta demasiado a la experiencia.

Combate Biomutant
Algunos momentos de los combates en Biomutant nos dejan estampas realmente espectaculares

El camino del mapache guerrero

El mundo creado por el estudio sueco es un espacio abierto de dimensiones no ilimitadas, pero si considerables, que además de ofrecer vistas y paisajes realmente sugerentes, nutre los entornos de actividades y contenidos con los que mantener ocupado al jugador.  

Profundizando en este aspecto, pero, considero que las actividades se repiten con mucha frecuencia, aunque eso sí, igual que sucede en muchos otros juegos de acción y mundo abierto. 

El problema viene cuando son los diseños y modelos de los edificios los que se repiten en el mapa. Incluso su distribución en los pueblos, o la ubicación de los objetos que podemos recolectar, es idéntica en determinadas zonas de los biomas.  

En estos espacios nos encontraremos con una serie de objetivos definidos, ya sea  encontrar componentes de construcción, solucionar insultantes puzles u obtener puntos de habilidad especial para la progresión de nuestro protagonista. 

Clases Biomutant
La elección de nuestro personaje se realizará al principio de la aventura aunque no será determinante para el transcurso del juego

Por supuesto, también nos encontraremos con cantidad de enfrentamientos arbitrarios. Biomutant pretende ser un juego de acción por encima de todas las cosas, que constantemente nos obligará a combatir contra grupos de enemigos o jefes de zonas para amenizar las transiciones entre escenarios y biomas.

Un mamífero a tu gusto

Tal como ocurre en otros juegos de misma índole, derrotar a estos enemigos, completar misiones principales y secundarias o recuperar ciertos elementos, nos hará subir de nivel. Con cada aumento se nos recompensará con un punto para gastar en una de las principales características del personaje: la vitalidad clásica, el movimiento, la suerte…  

Análisis de Subnautica Below Zero

Otro factor que nos servirá para potenciar las vertientes de nuestro personaje será el de los puntos de habilidad. Estos se podrán gastar en los árboles de desarrollo y nos reportarán movimientos específicos. 

Las habilidades activas y pasivas que se pueden desbloquear en Biomutant son diferentes, especialmente en lo que respecta a los poderes “psiónicos”. Podremos asignarlas a la cruceta de botones principales para activarlas con facilidad en cualquier momento, siempre y cuando tengamos el Ki necesario para su realización, que nos será mostrado en la barra superior izquierda de la pantalla.  

Batalla Biomutant
Deberemos enfrentarnos a nuestros miedos en el camino de la venganza de Biomutant

El sistema de personalización del personaje se complementa con la mecánica de creación que nos ayudará a confeccionar armas cada vez más poderosas. A partir de las mencionadas piezas que encontremos por el mapa, de distinta calidad y con características diferenciadas, podremos modificar nuestro inventario para hacer frente a los enemigos.

Aunque la intención es buena, la realidad es que pocos objetos llegan a ser determinantes a la hora de crear nuestro equipo y estéticamente tampoco suponen un factor diferencial que nos invite a experimentar con distintos resultados.

Luces y sombras en la batalla

El sistema de combate de Biomutant es una muestra representativa de la problemática general de la que adolece el título. 

Disparar o usar armas de mano es divertido y, una vez que hayamos aprendido algunas habilidades y nos hayamos familiarizado con los movimientos de los combos, podremos realizar algunos ataques coreografiados muy atractivos a la vista (no exentos, eso sí, de ciertos errores en el apuntado y acierto en el enemigo) 

El problema principal, pero, radica en la profundidad y la retroalimentación de los disparos. Por culpa de una inteligencia artificial deficiente que no ayuda en absoluto, a menudo nos reduciremos al uso de dos o tres movimientos para deshacernos rápidamente de los oponentes. 

Montura Biomutant
Dispondremos de monturas para desplazarnos por los escenarios

Todo ello sin mencionar que son pocos los poderes realmente útiles que contribuyen de manera funcional a los enfrentamientos. Además, sumado a la escueta inteligencia artificial de los enemigos que se ha comentado (incluso en la dificultad difícil) nos encontramos con que los adversarios repiten patrones de ataque constante, algo que merma la experiencia global de las batallas.

Agraviando la situación, encontramos el diseño de niveles y mazmorras en los que peleamos. Todo en Biomutant nos hace percibir esta extraña doble naturaleza: por un lado, el deseo de ofrecer mucho y todo a lo grande, por otro, la conciencia de tener que comprometerse con los recursos a disposición. 

La estructura de los diversos escenarios es tan básica que no estimula la sensación de descubrimiento, y una vez más se reitera la impresión de querer abarcarlo todo sin perfeccionar nada. 

Análisis de Shin Megami Tensei III: Nocturne HD Remaster

Incluso los medios de transporte entre las áreas sufren de la misma apreciación: a pesar de ser divertidos y personalizables, la imposibilidad de decidir dónde y cuándo usarlos y algunos problemas de interpenetración y animaciones no animan a usarlos. En definitiva, todo tiene un pequeño impacto en la estructura y composición general, dejando un mal sabor de boca de lo que pudo haber sido. 

Un apartado técnico regular

A nivel técnico, Biomutant se desarrolla con pronunciados altibajos. Estéticamente, el juego presenta un resultado notable: los diferentes biomas, los agentes atmosféricos o el ciclo día-noche, dejan unas estampas preciosas. 

Hay mucho detalle en la vegetación y el título se nutre de los espacios abiertos, aunque cabe señalar que un frecuente popping merma el campo de visión y, una vez más, perjudica al disfrute del jugador. Al mismo tiempo, toda esta riqueza queda relegada a la nada por la escasa interacción con los ambientes, concluyendo en terrenos bellos pero estériles de contenido.  

Modo foto
El modo foto nos permitirá tomar imágenes en cualquier momento. Prueba de ello son las capturas de este análisis

También en la dirección nos encontramos con ciertos problemas que restan a la experiencia global, con cinemáticas pobres tanto en la puesta en escena como en el impacto, transiciones que teletransportan a nuestro personaje a otros puntos del escenario y planos que cortan cabezas o piernas. 

Incluso en las cinemáticas más emotivas, aquellas que deben conmover y crear la sinergia entre el jugador y los personajes, la realización es confusa, restando carga sentimental y llegándonos a dejar indiferentes. A todo ello, le hemos de sumar el flaco favor que le hace el doblaje al castellano del título, muy criticado desde la salida del juego.

Resulta que Biomutant está narrado asemejándose a un cuento, una especie de historia que se nos es contada a partir de los hechos y diálogos a los que la omnipresente voz acompaña para contárnoslo todo.

Paravela Biomutant
Como buen juego de acción de mundo abierto de la actualidad, en Biomutant contaremos con un planeador para surcar los cielos

Ciertamente, se trata de una interpretación plana, sin matices, que no aporta dramatismo a ninguna escena, no diferencia los momentos y llega a desesperar. No en vano, la propia Experiment 101 nos permite rebajar la frecuencia de intervención de la voz narrativa durante la aventura desde el menú de ajustes.

No solo el doblaje es errático (único por cierto a excepción de otras dos voces puntuales). El audio falla y los efectos sonoros muchas veces no corresponden con las acciones que realizamos. En definitiva, Biomutant se queda de nuevo a medias en el apartado artístico.

Valoración

Biomutant es un juego lleno de corazón, voluntad y carisma. El estudio Experiment 101 ha intentado crear un proyecto ambicioso, esforzándose al máximo para darle personalidad y pasión en cada uno de los aspectos. Sin embargo, los resultados no son los deseados a priori, y el juego está lejos de ser notable en muchas de estas vertientes que ofrece. El título entretiene, pero has de ser capaz de perdonar todas las imperfecciones y elecciones de diseño equivocadas para su disfrute.

Quizás, con un planteamiento distinto, en el que no buscar abarcar tanto, y centrándose en ofrecer poco, pero excelso, estaríamos hablando de uno de los títulos con mayor personalidad del año. El estudio, eso si, ha asegurado que está trabajando en parches para corregir errores y mejorar la experiencia, algo que de por seguro será bien recibido por el usuario. 

 

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Biomutant

Duración: +20 horas
6,5

Jugabilidad

6.0/10

Gráficos

8.0/10

Sonido

6.0/10

Innovación

5.0/10

Narrativa

6.0/10

Diversión

7.0/10

Duración

7.0/10

Aspectos Positivos

  • Estampas preciosas y su modo foto
  • Duración total del título para los completistas

Aspectos Negativos

  • Problemas técnicos
  • Elecciones de diseño cuestionables
  • Dirección artística deficiente