Análisis de Castle Flipper (PC). Trabajar en el medievo

Análisis de Castle Flipper (PC)

Castle Flipper es una oportunidad única de poder convertirte en un artesano medieval al servicio de la realeza. Construye tu propio Reino y reorganiza el castillo a tu gusto con un montón de variaciones distintas gracias a su editor.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

La desarrolladora Pyramid Games nos trae esta entrega que nos recuerda claramente a de House Flipper, donde se nos pone en la piel del típico manitas de reformas domésticas para reacondicionar cualquiera que sea la construcción que se nos ponga delante. Todo esto enmarcado en un ambiente medieval que le da ese toque distintivo a esta entrega de creación, reparación y gestión de un castillo.

Bienvenidos a la edad media

Castle Flipper nos pone en la piel de un artesano medieval al que le regalan, gracias a una herencia de su abuelo, un pedazo de terreno en el que edificarse una pequeña casita y cuyo objetivo final consiste en conseguir convertirse en Rey de nuestro propio reino. El estilo narrativo nos lleva a través de varias misiones tutorial para explicarnos el funcionamiento del juego a la vez que se nos plantea la historia del juego, que es más bien escasa.

Nuestro pequeño terreno da bastante pena, aunque con el tiempo puede convertirse en nuestro propio reino

De primeras, en el terreno que tendremos al inicio del juego, encontramos poco más que basura y un cartel de anuncios. Este cartel es el ítem más importante del juego, ya que a través de él podremos aceptar nuevas misiones que nos ayudaran a mejorar nuestro hogar y conseguir materiales y dinero, esenciales para poder construir nuestro propio reino. Además encontraremos otro cartel que nos servirá para aumentar el tamaño de nuestro terreno y poder así aumentar el número de edificios a nuestra disposición.

Aunque de primeras no podremos interactuar con nuestro terreno, lo importante será el tablón de anuncios

El mejor artesano de todo el reino

La forma en la que nos moveremos a través de las misiones es más bien simple. Sólo con acercarnos al tablón de anuncios de nuestro terreno podremos elegir una de las misiones que encontremos disponibles en ese momento, y una vez la tengamos en nuestro poder, pulsar la letra Q para poder ingresar en el menú de misiones.

Análisis de Chivalry 2

Aceptando la misión en este menú, Castle Flipper nos transportará a otra zona en la que deberemos desempeñar las tareas que se nos soliciten para completar la misión. Si bien se nos solicita completar el 80% de las tareas, he de decir que prácticamente en todas las misiones he tenido que ejecutar el 100% de estas tareas para que se diera la misión por completada.

Las misiones de Castle Flipper son más bien simples y con tareas bastante similares entre sí

Y es aquí donde posiblemente mejor funciona Castle Flipper, a la hora de ejecutar cualquiera de las tareas el juego es muy simple e intuitivo, llegando a pecar algunas veces de ser excesivamente simple. Ya sea limpiar con la fregona o cambiar el material de las paredes, tan solo deberemos pulsar un botón para acceder al menú radial de las herramientas y pulsar sobre la que necesitemos usar. Dispondremos de Fregona, hacha, martillo, antorcha y herramientas de reparación para cada una de las reformas que debamos llevar a cabo.

Pero esta sencillez es la que juega también en su contra, haciendo que todas las misiones sean bastante repetitivas, limitando la mayoría de las acciones a un simple clic del ratón sobre el objeto sobre el que queramos interaccionar.

El menú radial de Castle Flipper es muy cómodo a la hora de cambiar entre las herramientas

Además en cuanto a las misiones debo decir que hay algo que el juego nota mucho en su parte final, el hecho de no poder repetir misiones nos lleva a un parón en el desarrollo del juego en el que conseguir dinero o materiales se limita a nuestro propio terreno, y esto puede ser tedioso sobre todo cuando más dinero necesitas gastar para crear nuevos hogares o un nuevo castillo acorde al estatus que acabas de conseguir.

Una edad media a medias    

Aunque esto quizás también sea lo más divertido de Castle Flipper, crear nuevos edificios con esta estética medieval y conseguir ese ambiente del siglo XV que intenta conseguir y que parece que logra alcanzar, pero a medias. Si bien la estética general si hace efecto de pueblo medieval, cuando miramos en detalle vemos unos gráficos más bien flojos en cuanto a los elementos de creación, llegando a parecer todos los edificios iguales pero con diferentes colores.

Análisis de Necromunda Hired Gun

Si a esto le sumamos la escasa vida del juego, quedando en 4 animales sueltos por el campo, ya que los habitantes jamás se ven en partida, queda todo muy artificial y poco vistoso.

Todo en Castle Flipper tiene esa imagen cuadrada que no ayuda a que se vea más real

Teniendo en cuenta que todos los edificios acaban siendo cuadrados y de techo triangular hubiera estado bien el hecho de disponer de algún edificio más redondo para darle ese toque distinto a los edificios e intercalar unos con otros evitando esa sensación de que todo está cuadriculado y dejando un sabor de boca de que está muy poco cuidado en este aspecto.

Aunque hay algo que sí que creo que está bien conseguido en Castle Flipper: la música. Todas las canciones suenan a instrumentos medievales y perfectamente podrían oírse en cualquier castillo de la época o cualquier plaza de pueblo de manos de algún juglar. Y aunque pueda parecer pesada o repetitiva, es el ambiente ideal cuando estas en medio de tu castillo creando una nueva habitación o edificando un nuevo hogar para un nuevo vecino.

La música desprende ese tono medieval que Castle Flipper necesita

Veredicto

Castle Flipper es un juego tranquilo y sin pretensiones que nos lleva a la edad media para ser nuestro propio jefe y, porque no, nuestro propio Rey. Si bien tiene muchas taras me ha parecido un juego entretenido y que puede mejorar mucho si se le da un poco de cariño por parte de la desarrolladora.

Algo más de vida real, llegando a ver a los habitantes, o que los animales tengan más presencia en el juego pudiendo llevar a cabo tareas con ellos, aumentar la variedad de tareas y cantidad de herramientas y, en definitiva, dar un paso más allá, podría hacer de este Castle Flipper algo mucho más entretenido de lo que ya es, aunque la realidad es que en este momento es algo repetitivo y corto.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Castle Flipper

Duración: 5-8 h.
6

Jugabilidad

7.0/10

Gráficos

6.0/10

Sonido

8.0/10

Narrativa

4.0/10

Diversión

6.0/10

Duración

5.0/10

Aspectos Positivos

  • La calma y tranquilidad que transmite el juego.
  • La simpleza hace que sea realmente fácil conseguir edificios bonitos y elegantes.
  • Las misiones tutorial te preparan para todo lo que puedas encontrarte en el juego

Aspectos Negativos

  • La poca variedad de tareas.
  • La corta duración del juego.
  • La sensación de repetición es muy grande durante el juego.