Análisis de 9 Monkeys of Shaolin. Un Brawler moderno

9 Monkeys of Shaolin

Sobaka Studio es un pequeño equipo de desarrolladores con sede en Moscú y Kaliningrado, una ciudad costera del mar Báltico en Rusia. Ya siendo niños disfrutaron, como muchos de nosotros, de grandes títulos del género beat ’em up. De toda aquella amalgama de juegazos, se han declarado fans acérrimos de las Tortugas Ninja y, bajo esa premisa, deciden enfocar sus esfuerzos en crear títulos de acción desafiantes pero a la par con mecánicas divertidas y jugosa. Eso sí, siempre respirando nostalgia noventera por todos y cada uno de sus poros.

9 Monkeys of Shaolin quiere reencarnar el género beat ’em up.

Los desarrolladores de esta propuesta comenzaron su andadura con Redeemer, su primer gran proyecto. Este era un título de acción, con perspectiva isométrica y que fue lanzado en el verano del 2017 para todas las plataformas de esta generación. Fue muy bien recibido, especialmente en Steam, y les proporcionó el ánimo suficiente como para que los chicos de Sobaka se animaran a afrontar otro proyecto.

Y de esta manera nos llega su segundo trabajo, 9 Monkeys of Shaolin. Un juego cuyo objetivo es despertar la nostalgia de los jugadores más veteranos. Si cuando eras niño te divertías durante horas con SNES o MegaDrive, entonces deberíais dar una oportunidad a este juego. Un intento de hacer renacer el verdadero género icónico de lucha, en la línea de los videojuegos de la vieja escuela, y que se lanza en PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch y PC.

9 Monkeys of Shaolin: Wei Cheng es un pescador con alma de guerrero

Los 9 monjes de Shaolin

Final Fight, Captain Commando, Bad dudes o Streets of Rage son solo algunos de los grandes nombres del género Brawler. Obras con una jugabilidad endiabladamente adictiva, cuya trama solía ser prácticamente una excusa para repartir palos a todo aquel que se nos cruzase por el camino (de ahí el famoso término “Yo contra el barrio”). Sorprendentemente, la historia de 9 Monkeys of Shaolin, en cambio, es más compleja de lo que podríamos esperar en un principio de un beat’em up.

Recreando la atmósfera de las películas de Kung Fu en los años 70, la trama de 9 Monkeys of Shaolin nos transporta a las lejanas tierras del este en las cuales se encuentra el Reino Medio, lugar donde apareció el legendario templo del sur de Shaolin cientos de años atrás. Estos valientes monjes perfeccionaron el Kung Fu entrenando cuerpo, mente y alma. Todos tenían como norma inquebrantable usar las artes marciales solo como autodefensa, contra los ataques de bandidos u otras fuerzas del mal, evitando intervenir en los asuntos que sucedieran más allá de los muros de su templo.

Videoanálisis de Battletoads

Así fue hasta que se produjo una amenaza mayor, que pondría en riesgo a todo el país y sus habitantes. Esta fue conocida como la invasión de los Wakou, piratas del este que desembarcaron en la costa sur del país. Cuando el gobierno, asolado por la corrupción, fue incapaz de hacer frente al enemigo, los protectores de Shaolin decidieron romper sus propias reglas y ayudar en la guerra contra los piratas.

9 Monkeys of Shaolin: Los monjes de Shaolin deciden intervenir en la contienda

En este contexto que nos plantea 9 Monkeys of Shaolin, interviene un pescador chino llamado Wei Cheng, el cual es obligado a vengar la muerte de sus amigos y familiares, cruelmente asesinados en un ataque pirata contra su tranquila aldea. El protagonista del juego ya posee ciertas habilidades para el combate, ya que conoce lo básico de las artes marciales antiguas solo dominadas por los legendarios monjes de Shaolin. Por lo tanto, seremos testigos de la historia de crecimiento y evolución de un simple pescador, que llega a convertirse en uno de los maestros de dicho templo.

De esta manera, Cheng afronta las pruebas que el destino le impone, conoce guerreros con personalidades y conocimientos únicos en el Kung Fu mientras aprende sobre el verdadero significado de la venganza, la muerte y las consecuencias que implica. 9 Monkeys of Shaolin comprende una trama que abarca 5 capítulos, donde Wei Cheng ha elegido esforzarse por dejar su huella en la historia, salvar a su patria y enfrentarse a un mal que va más allá del mundo terrenal.

9 Monkeys of Shaolin: Los piratas invaden nuestra aldea

Yo contra todo un ejercito 

Como ya hemos comentado anteriormente, 9 monkeys of Shaolin es un juego de acción beat’em up o Brawler que combina, en su ADN nostálgico de los noventa, elementos roleros con otros más propios del hack and slash. Por lo que, si estáis esperando que sea una copia y pega de los ya mencionados clásicos, erraréis, ya que el título de Sobaka Studios pretende tener su propia personalidad, aunque sin arriesgar demasiado. Esto lo convierte en una mezcolanza de elementos muy acertados pero, lamentablemente, ridículamente simplificados.

Nada más empezar tendremos a nuestra disposición un seleccionador de hasta 4 opciones de dificultad, siendo la última de ellas un verdadero desafío para los más avezados al género. Por lo demás, la evolución en el argumento y su jugabilidad es bastante simple. Cada misión consiste en avanzar de izquierda a derecha, en una perspectiva de scroll lateral, venciendo a nuestros oponentes y evitando las trampas que encontremos. Y al contrario que los Brawler de toda la vida, no hay por qué esperar que aparezca un jefe al final de cada fase, aunque eso no quiere decir que no los haya.

9 Monkeys of Shaolin: Tengo para todos, id viniendo

De esta forma, entre misión y misión (las cuales seleccionaremos en un mapa) permaneceremos en el templo de los monjes guerreros, el cual será nuestro cuartel general y el lugar donde nos prepararemos para aceptar los encargos que se nos encomienden. Cada uno de los monjes ocupará una función distinta y nos servirá de apoyo en nuestro progreso. Por ejemplo, el armero nos dará la posibilidad de equiparnos con armas y objetos. Respecto a estos, contaremos únicamente con una lanza, el calzado y un collar. Eso sí, cada uno de estos elementos serán distintos tanto en apariencia como en las estadísticas que proporcionan.

Cada vez que superamos una misión, se nos recompensará con alguno de esos elementos equipables y con puntos, los cuales invertiremos en un árbol de habilidades, donde el más venerable de los maestros nos adiestrará en el camino del Kung Fu. Aquí aprenderemos y fortaleceremos nuestras técnicas tanto físicas como mágicas.

9 Monkeys of Shaolin: El menú de objetos es muy simple

Nuestro personaje será controlado por el joystick izquierdo mientras que los 4 botones del mando están reservados para distintas formas de ataque: penetrante, pesado y ligero. De este modo podremos ir encadenando combos, que al realizarlos de manera ininterrumpida, serán cada vez más dañinos.

El último de los 4 botones está reservado para la esquiva. De esta forma, no hay un botón de salto al uso sino que nuestra esquiva se realiza con una pirueta giratoria, que nos valdrá a su vez para sortear algún que otro foso o trampa. En todo momento nuestras técnicas de Kung Fu se realizan no con los puños sino mediante un bastón con el que golpearemos a los rivales. La forma de usarlo y su rapidez dependerá del botón que usemos y no podremos controlar otras armas enemigas.

9 Monkeys of Shaolin: A pesar de la repetición de niveles hay espacio para buenos diseños artísticos

Respecto a los rivales, los adversarios sabrán rodearnos y nos atacarán de distintas formas. Algunas de sus acometidas pueden detenerse si acertamos con el timing en el momento justo. Cuando el enemigo es rodeado por unos rayos rojos, ese movimiento será indefendible, por lo que solo cabe esquivar y contraatacar.

Y esto nos lleva a las habilidades de nuestro protagonista. Cuando ya controlamos los combos más básicos, se nos irán enseñando artes físicas y mágicas. Hay 3 de cada tipo y todas ellas serán muy efectivas para ayudarnos a limpiar la pantalla de rivales. Algunas producen un barrido en 360 grados, otras suspenden la gravedad elevando a los enemigos y dejándolos expuestos a nuestra lanza, las hay que originan una barrera defensiva u otras que destrozan el suelo con nuestros rivales.

9 Monkeys of Shaolin: Un buen monje Shaolin domina el cuerpo y la magia

Eso sí, estas técnicas tienen un coste asociado. Bajo la barra de salud disponemos de otra con energía Qi. Ésta se encuentra dividida en tres fragmentos, los cuales se recargarán conforme golpeamos a los distintos oponentes. La cuestión, básicamente, es usarlos para accionar las artes mágicas o, si dejamos el botón de un ataque pulsado, hacer que éste sea más poderoso. Eso sí, luego volveremos a seguir arreando golpes normales para recargar el Qi.

Retroanálisis de Captain Commando

Además de todo esto, con la cruceta del pad podemos seleccionar ciertos objetos que iremos encontrando por el escenario. En su gran mayoría consistirán en distintos tipos de té, que según su color tendrá diferentes utilidades. De este modo, el té verde es para la salud, el rojo para aumentar nuestra fuerza de forma temporal, al amarillo nos permite usar las técnicas Qi sin coste alguno por unos segundos y el blanco crea una barrera protectora.

Para finalizar este apartado jugable, 9 Monkeys of Shaolin nos da la posibilidad de combatir acompañado de un amigo, haciendo de la experiencia algo más divertida. Pero tras esto, el juego no ofrece nada más. Ni opciones contrarreloj, ni coleccionables, por lo que se queda bastante pobre en cuanto a posibilidades jugables.

9 Monkeys of Shaolin: Jugar a dobles, un buen aliciente de su jugabilidad

Un buen motor para un pobre resultado

Gráficamente hablando, 9 Monkeys of Shaolin hace uso del motor Unreal Engine 4 y eso se nota especialmente en los fondos de los escenarios. A veces encontraremos algunos detalles que decoran los escenarios a un buen nivel, como una montaña de cuerpos ensangrentados, pero la mayoría de las  veces se me han hecho vacíos y monótonos. Y eso también influye en la diversidad artística de estos, que es bastante variada pero, debido a la continua repetición de misiones, a veces resultan muy reiterativos.

Análisis de Huntdown. Acción y aventura made in 16 bits

Las animaciones están muy logradas, especialmente las de nuestro protagonista y las de los samuráis. Los enemigos también son los suficientemente variados para que no tengamos sensación de estar enfrentándonos a un bestiario limitado. El mayor problema de este título está en sus físicas, sobre todo cuando ves a un enemigo tendido en el suelo con las extremidades en posiciones inverosímiles. A pesar de esto, no he encontrado errores de programación y el título se mueve fluido, teniendo tiempos de carga bastante rápidos.

9 Monkeys of Shaolin: Las trampas aparecen en cualquier momento

Donde parece que no se ha llevado a cabo tanto esfuerzo en 9 Monkeys of Shaolines es en lo que respecta a la BSO y los efectos sonoros. Estos últimos cumplen su cometido pero las melodías resultan bastante cargantes. Ciertamente, hay una gran variedad de instrumentos que pretenden ser fieles a la estética contemporánea que se nos emplaza. Escucharemos violines, tambores, flautas de bambú, el Zhongruan tradicional chino e incluso se permiten la velada introducción de guitarras eléctricas en momentos de acción.

El contrapunto viene dado porque en líneas generales, al igual que con los escenarios, todo da la sensación de monotonía y repetición, llegando a considerar que la experiencia es poco inspirada y bastante obviable. Respecto a la localización, el título viene doblado a un inglés muy digno y traducido perfectamente al español.

9 Monkeys of Shaolin: Gráficamente capaz de lo mejor y de lo peor.

Veredicto

9 Monkeys of Shaolin propone un argumento que trata de adherirse a eventos, lugares, armas y personajes históricos reales; a estos se les añade magia, seres sobrenaturales y otros elementos de fantasía que ayudan a configurar una historia, que va más allá del cliché que suele acompañar al género Brawler. Su jugabilidad es durilla en un principio pero cuando logras adaptarte a su gravedad ,y comparte más herramientas del combate, empezarás a divertirte de verdad.

Gráficamente es capaz de mostrarnos un bestiario bastante variado y de desplegar algunos fondos bien diseñados y con gusto, pero debido a ese intento de crear misiones secundarias que no se diferencian de las principales, da la sensación de que “más es menos” y de que los escenarios se repiten una y otra vez. La peor parte se la lleva la BSO, la cual me ha dado la sensación de ser agotadora y falta de inspiración, a pesar de que tiene buenas intenciones. 

9 Monkeys of Shaolin

6-8h
6

Jugabilidad

6.0/10

Gráficos

5.0/10

Sonido

4.0/10

Innovacion

6.0/10

Narrativa

7.0/10

Diversión

7.0/10

Duración

7.0/10

Aspectos Positivos

  • Un brawler con elementos modernos
  • La historia no es una excusa
  • El árbol de habilidades y las artes mágicas
  • Jugar a dobles con un amigo

Aspectos Negativos

  • Los niveles dan sensación de repetición
  • La BSO es muymonotona
  • Muchas misiones y todas iguales