Análisis de Aerial_Knight’s Never Yield (Xbox One). Escapar es la única salida

Aerial_knight´s Never Yield

Aerial_Knight’s Never Yield es un título que basa toda su jugabilidad en mecánicas Quick Time Event, situándonos en una Detroit futurista mientras escapamos de las fuerzas del orden.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Aerial_Knight’s Never Yield comienza directo y despliega, por desgracia, casi todo lo que tiene para ofrecernos en los primeros 2 minutos de tutorial. El juego, desarrollado por Neil “Aerial_Knight” Jones y distribuido por la empresa alemana Headup Games se presenta atractivo visualmente, pero su falta de variedad le acaba condenando pese a lo corto de sus niveles.

Análisis de Biomutant

¡Corre, que no nos pillen! Pero… ¿Por qué huíamos?

Desde el primer momento que el juego se pone en marcha, vemos que a nuestro protagonista, Wally, le falta calle para salir corriendo por las calles de un Detroit futurista plagado de drones y agentes armados hasta los dientes. ¿Por qué huimos? Eso sólo lo sabe él, porque a nosotros no se nos comunica en ningún momento.

Durante Aerial_Knights Never Yield jugaremos en un frenético scroll lateral en el que el personaje avanza solo

A lo largo de los 12 niveles que conforman Aerial_Knight’s Never Yield huir hacia adelante será la única opción, mientras superamos cientos de obstáculos como vallas metálicas, coches, mesas, drones, etc.

Mecánicas simples a las que sacar más provecho

Una vez estamos huyendo de todo lo que nos rodea, lo que nos propone el juego en realidad no es otra cosa que mecánicas de Quick Time Event. Tendremos tres opciones de esquiva: una voltereta en el aire pulsando hacia la izquierda, un salto pulsando hacia arriba y un deslizamiento por el suelo pulsando hacia abajo. A estos controles sólo hay que añadirle la posibilidad de acelerar la carrera pulsando hacia la derecha. Para ayudarnos con la pulsación correcta, el juego se ayuda de códigos de colores que nos anticipan qué botón pulsar (amarillo, rojo y azul).

Tendremos cinemáticas breves entre niveles en Aerial_Knight’s Never Yield

Con esos simples controles se planta Aerial_Knight’s Never Yield, muy seguro de sí mismo. ¿Le bastan para ser una propuesta entretenida? Sí. Pero la falta de profundidad jugable y narrativa le pasa factura a partir del tercer o cuarto nivel. El objetivo de auto-superación que supone batir tu propio récord de tiempo puede no ser suficiente para la mayoría de jugadores, que no se quedarán con ganas de repetir sus niveles.

Es verdad que cuando superas los dos primeros niveles se desbloquean dos nuevas dificultades, difícil y pesadilla. En difícil se acorta la ralentización a la hora de superar un obstáculo, y en pesadilla se elimina por completo esa ralentización y los colores, a la vez que se añaden nuevos obstáculos.

Podremos recoger algunos coleccionables en Aerial_Knight’s Never Yield

Para alguien acostumbrado a este tipo de mecánicas, yo recomendaría ir directo al modo pesadilla e ir superándose desde ahí. Al juego le hubiera venido bien un sistema de generación procedural de obstáculos, ya que su sistema de niveles cortos hace que nos podamos aprender de memoria la secuencia de pulsaciones hasta en el modo pesadilla. Además, los niveles cuentan con bastantes puntos de guardado para evitar acabar con la paciencia del jugador y tener que volver al inicio cada vez que se equivoca.

Se echa en falta la incorporación de algún sistema de puntuación online o de comparación de tiempos. La vagancia del juego en este sentido hace que sea casi inútil repetir niveles. Se podía haber introducido algo tan sencillo como un sistema de timing perfecto para la superación de cada obstáculo, pero desgraciadamente nada de esto se encuentra en Aerial_Knight’s Never Yield.

Nuestro personaje huye sin descanso

Análisis de Broken Sky. La Tierra contra los Platillos Volantes

Atractivo de primeras, repetitivo al final

Visualmente el juego me llamó la atención desde su tráiler, un estilo cell shading en una ciudad futurista podía dar para mucho. Es así en un principio, con el escenario alternándose entre exteriores e interiores, hasta que empiezas a ver los mismos elementos y los mismos obstáculos una y otra vez.

Es casi indistinguible si te encuentras en el nivel 2 o en el 9 porque te encuentras los mismos coches, farolas, drones y vallas siempre. La única innovación que hace en este sentido es en algunos tramos de los niveles finales, que el juego gira la perspectiva de la cámara y pone al jugador avanzando en vertical, con el esfuerzo extra que supone para superar los Quick Time Events.

En algunos casos la perspectiva de la cámara cambia

Igual pasa con la música que acompaña al juego, que es de lo mejor sin rayar a un alto nivel. La ambientación musical que se ha querido dar es de un jazz rítmico, que destaca, pero no siempre pega con la situación de huida que estamos viviendo en el juego. Una propuesta así necesita de mucha más sinergia en este sentido, tenemos como ejemplo Sayonara Wild Hearts. Esta música deja un papel muy secundario a los efectos de sonido, que deberían tener más presencia debido a todo lo que ocurre en pantalla con explosiones, coches y drones persiguiéndonos, etc., y que son casi inexistentes.

Podremos acelerar cuando haya campo libre

Veredicto

Aerial_Knight’s Never Yield es un juego perezoso en su propuesta, conformándose con lo mínimo en un género que está muy explorado y del que tenemos ejemplos muy superiores. Deberían haber dado más peso a la narrativa, por lo menos para que el jugador sepa por qué una ciudad entera le persigue desde un principio, y haber incorporado mecanismos para animar a su rejugabilidad, ya que sus 12 niveles se superan en algo más de una hora.

La música puede funcionar si la escuchas por separado, quedando algo fuera de contexto con la propuesta gráfica del juego y su frenetismo. Sólo puedo recomendar Aerial_Knight’s Never Yield a los que sean muy fans del género y quieran pasar una tarde dejando la mente en blanco y poniendo a prueba sus reflejos.

Aerial_Knight's Never Yield

Duración: 1 h.
6

Jugabilidad

6.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

7.0/10

Innovación

5.0/10

Narrativa

5.0/10

Diversión

7.0/10

Duración

5.0/10

Aspectos Positivos

  • Una jugabilidad simple que no requiere mucho aprendizaje
  • Buena música, aunque quizá no la más adecuada para el juego

Aspectos Negativos

  • Se conforma con muy poco y las mecánicas se podían haber explotado mucho más
  • Repetición de los elementos gráficos y falta de personalidad de cada nivel
  • Se supone que hay una historia detrás que no se nos explica