Análisis de Alpaca Ball Allstars (PC). Súbete al imparable tren del Futbol Alpaca

Aquellos títulos predominantes como FIFA o PES están viendo amenazado su hegemonía tras la aparición de juegos como Captain Tsubasa o este Alpaca Ball Allstars

El mundo de los simuladores de fútbol está viviendo épocas extrañas. Aquellos títulos predominantes como FIFA o PES están viendo amenazado su hegemonía tras la aparición de propuestas diferentes como Captain Tsubasa o este Alpaca Ball Allstars cuyo análisis os presentamos. Preparaos para una experiencia balompedística muy animal.

Tengo que reconocer que me encantan los juegos raros; aquellas propuestas que se salen de lo común e intentan de una manera u otra innovar de forma divertida en géneros trillados y visitados millones de veces. Cuando se me propuso analizar este Alpaca Ball Allstars y pude ver en qué consistía, entré en una especie de éxtasis de placer que solo un arcade de futbol protagonizado por alpacas puede hacer.

Salt Castle Studio nos trae este inolvidable Alpaca Ball Allstars. Como ya he dicho en el párrafo anterior, es un arcade de fútbol al más puro estilo del archiconocido Rocket League solo que en este caso sustituye los coches por las maravillosas alpacas ¿Se puede pedir más? Pues no, la verdad.

Un juego de futbol con alpacas, el sueño de toda persona racional

Mama, quiero ser una estrella del Alpaca Ball

El modo principal de Alpaca Ball Allstars es el denominado Trayecto. Es una suerte de historia donde comenzaremos eligiendo un aspecto para nuestra propia alpaca. Esta personalización del protagonista está totalmente encorsetada y solo podremos elegir entre diferentes rostros. En su defensa, diré que son caras muy divertidas, por ejemplo, un gentleman, un bohemio, un deportista, una flor en el pelo, un surfero, un skater… Si, es cierto que es todo muy arquetípico y poco personalizable pero, vamos, poder controlar una alpaca con sombrero de copa y anteojo .. ¡denme diez!

Videoanálisis de EA Sports FIFA 21

Esta modalidad nos sumerge en la historia de un jugador con gran talento en el Alpaca Ball. Tras la muerte de su padre decide involucrarse en una serie de partidos hasta llegar a la copa mundial de este trepidante deporte. Comenzaremos en las hermosas ruinas del Machu Pichu para terminar viajando por toda Europa, combatiendo sin parar mediante Alpaca Ball.

Conoce a todos los disparatados personajes que nos presenta el modo Trayectoria

Seamos sinceros, esta modalidad no tiene ningún atractivo más allá de lo divertido que es. La historia, como no creo que sorprenda a nadie, no tiene nada de atractivo ni interesante. Unos cuantos comentarios que te hacen soltar una pequeña risita, al igual que los nombres de los diferentes personajes. Sí, es entretenido para un rato, aun siendo cortito, pero al final ya acaba haciéndose pesado pues no es más que una sucesión incesable de partidos al Alpaca Ball sin ningún motivo ni justificación. Pero al final se queda perdonado gracias a lo disfrutable que es la experiencia.

Lo importante es tener un buen toque

Jugar de primeras a Alpaca Ball Allstars es complicado; tienes que acostumbrarte al movimiento de la alpaca ya que es poco predecible e incontrolable. Las habilidades de las alpacas son poco variadas, podemos tirar, del modo en que una alpaca chutaría un balón, con la cabeza, podremos saltar o dar un gran golpe que a saber a dónde llega ya que es imposible controlarlo. Durante la partida nos aparecen habilidades de manera espontánea y que se activan solas.

Análisis de Captain Tsubasa Rise of the New Champions

Estas habilidades son: agigantar nuestro cuello, apuntar mejor, hacer enanos a los rivales, controlar el balón con la mente o lanzar un oso hormiguero; sí, habéis leído correctamente. Las habilidades vienen bien a veces, otras ni te enteras. Aunque la jugabilidad no sea perfecta, es más que suficiente para lo que nos pide el título pues este se basa en la diversión y la sencillez.

Alpaca Ball Allstars cuenta con una jugabilidad sencilla y efectiva

En toda nuestra trayectoria los partidos tendrán lugar en diferentes estadios (algunos helados, en un volcán, en plena playa…) y usando distintos balones (uno de playa, un disco de Hockey, un dado…). Es totalmente sorprendente ver cómo los partidos realmente son diferentes si se cambia el lugar donde transcurren o la pelota. Eso sí, tampoco es algo drástico, pues al final se basa en lo mismo todo el rato, pero en una primera instancia hay que acostumbrarse a estas condiciones espaciales.  Cuando nos golpea la pelota o chocamos con la pared u otro jugador, perderemos el conocimiento y estaremos KO durante un corto periodo de tiempo.

La verdad es que, pese a todo lo que os he contado, el interés del modo trayecto va menguando conforme la experiencia avanza. Cuando llevas unas horas ya sientes que no te puede ofrecer nada nuevo hasta llegar al punto de saltarte los diálogos ya que no hay nada relevante en esta historia.

Hay muchos sitios donde jugar, muy interesantes

¿Y si quiero más alpacas?

Por desgracia Alpaca Ball Allstars no incentiva la rejugabilidad. Tenemos una modalidad arcade que consiste simplemente en echarte unos partidos rápidos. No tenemos un modo online, solo un multijugador local de hasta ocho jugadores. Esto hace que el tiempo de vida del título prácticamente acabe tras el final de la historia se quede en cerrar el juego a no ser que tengáis unos colegas, hermanos o primos con los que jugar, pues ahí comenzará a ser extremadamente entretenido y os aseguro que os reiréis mucho.

Pero no siempre tener más alpacas es mejor, aunque parezca raro. Hay varios tipos de partidos, dependiendo de la cantidad de jugadores que estén en pista. Puede ser una pachanga uno contra uno, la cual es divertida y saca la pura esencia de Alpaca Ball Allstars ya que el manejo es muy fluido y los partidos se hacen hasta cortos. Tenemos un modo dos contra dos, que también es muy disfrutable, siendo más rápida que el anterior pero igual de interesante.

Finalmente llegan los más caóticos, el tres contra tres y cuatro contra cuatro. Estos cuentan ya con bastantes alpacas y son un completo caos, una fiesta de alpacas que van perdiendo el conocimiento, donde se encadenan super golpes, se pierden personajes por el camino y acabas viendo alpacas volando (Sí, las alpacas salen volando también). Un caos que quita las ganas de experimentar con ellos.

Algunos modos de Alpaca Ball Allstars son bastante decepcionantes

El arte del Machu Picchu siempre resulta agradable a la vista

Alpaca Ball Allstars artísticamente no es un gran prodigio, pero sí que hace un trabajo más que digno. Es divertido y fresco, con poca variedad entre zonas y diferentes alpacas pero sigue teniendo un carácter más que resultón. La música, por otro lado, es una mezcla de melodías caribeñas y latinas que consigue sacarte más de una sonrisa y que, os puedo asegurar, iréis silbando días después de haber dejado el título atrás.

Lo más interesante son los escenarios; algunos son representativos del lugar en el que se sitúan y son bastante bonitos y entretenidos. Tengo que reconocer que mi favorito es uno ambientado en una mesa de Air Hockey; por alguna razón el partido se animó bastante y la localización encajaba como un guante.

Alpaca Ball Allstars se ve perfecto, artística y gráficamente

En cuanto al rendimiento, es bastante estable aunque he notado caídas de la tasa de imágenes por segundo puntuales, sobre todo cuando hay partidos de cuatro contra cuatro y no paran de sucederse choques como si tuviéramos enfrente alpacas energúmenas sedientas de sangre.

Veredicto

Alpaca Ball Allstars, en términos generales, es muy divertido y entretenido. Es cierto que no pasará mucho tiempo hasta que empieces a verlo repetitivo y poco atractivo, pero no deja de ser un título poco convencional y muy bien realizado.

El problema principal que tiene es la carencia de modos que hagan de este juego ser tan grande como apuntaba la primera vez que lo arranqué. ¿Lo recomiendo? Pues mira, sí, pero no a precio completo. Si lo ves rebajado, no lo dudes, puede ser muy disfrutable para una cena con colegas o simplemente para pasar un rato agradable con hijos, nietos, amigos, primos, hermanos y toda la fauna con la que te puedas juntar. Estaréis pues todos preparados para convertiros en las mejores alpacas de toda Sudáfrica y Europa y lograr ser las mayores estrellas del Alpaca Ball.

Alpaca Ball Allstars

Duración: 4 h.
7

Jugabilidad

6.0/10

Gráficos

6.0/10

Sonido

6.0/10

Innovacion

4.0/10

Narrativa

4.0/10

Diversión

7.0/10

Duración

5.0/10

Aspectos Positivos

  • Un juego divertido e interesante
  • Una gran jugabilidad
  • Una divertida banda sonora

Aspectos Negativos

  • Pobre contenido post game
  • Mecánicas poco aprovechadas