Análisis de Ary and the Secret of Seasons. Domina el poder de las estaciones y salva el reino de Valdi

Ary and the Secret of Seasons es una aventura repleta de puzles, plataformas y magia que hará que los niños se sientan como en una película de Pixar

Analizamos Ary and the Secret of Seasons, una aventura repleta de puzles, plataformas y magia que hará que los niños se sientan como en una película de Pixar.

Hay géneros en los videojuegos que, al igual que los clásicos literarios, nunca mueren: patrones incombustibles que se reinventan, generación tras generación, añadiendo nuevos ingredientes, aromas y sabores a la vieja fórmula que un día los hizo posibles. Pues bien, si hay un género del que podemos decir sin ninguna duda que ha sabido adaptarse al devenir de los tiempos ése es el de las aventuras de plataformas.

Mucho ha llovido desde que los primeros Mario o Donkey Kong llegaran a nuestras vidas a principios de la década de los 80; desde entonces y hasta nuestros días se han ido sumando, uno tras otro, innumerables títulos que han aportado frescura ampliando su jugabilidad con diversas propuestas hasta convertirlos en uno de los géneros favoritos de los diferentes desarrolladores, especialmente de aquellos pertenecientes a la escena indie.

Uno de estos estudios es el belga Exiin, un pequeño equipo de desarrolladores con sede en Bruselas que, tras un par de trabajos menores para Smart TVs y móviles, presentaron durante la Gamescom de 2017 su nueva obra con un teaser tráiler que sorprendía por sus animaciones, los colores de sus escenarios y una protagonista que parecía poder influir sobre el clima. Todo ello con un nivel detalle y mimo que bien podía ser parte de la próxima película de animación de Pixar.

Tres años después, y gracias a la colaboración de la desarrolladora Fishing Cactus y la distribuidora Modus Games, llega a todas las consolas actuales y PC Ary and the Secret of Seasons, una aventura 3D con plataformas y puzzles con un apartado artístico destacable, más si tenemos en cuenta que es un título independiente. Lamentablemente la propuesta no pasa de ser un buen intento debido a una serie de fallos técnicos y problemas de diseño que muy probablemente se deban a falta de tiempo de desarrollo y escasez de medios asociados al mismo.

Me llamo Fa Mulan quiero decir… Aryelle

Hace mucho, mucho tiempo, el reino de Valdi vivía una época oscura, estando sumido en el caos bajo el yugo de un malvado hechicero. Un solo héroe, el Guerrero Legendario, se alzó en contra del mal que asolaba las tierras y a sus gentes; haciendo gala de su valor y de sus fantásticos poderes libró la última batalla contra el hechicero, haciéndose con la victoria y encerrando al malvado mago en una cripta en la que permanecería prisionero por toda la eternidad.

Cuatro grandes sabios juraron velar y proteger la cripta para evitar que el mal que en su interior dormía lograra escapar; armados con el poder del invierno, la primavera, el otoño y el verano, se convertirían en los primeros Guardianes de las Estaciones, un legado que ha perdurado hasta nuestros días pasando de padres a hijos.

Fable renace de sus cenizas y nos traerá mundos de fantasía y magia

Esta historia es la favorita de Aryelle, o Ary como la conoceremos de ahora en adelante, una niña alegre y risueña que adora las historias de aventuras, de antiguas batallas y de magia, con las que se evade de la tristeza que ha inundado su hogar tras la misteriosa desaparición de su hermano Flynn y que ha dejado a su padre, el Guardián del Invierno, completamente abatido.

Un día unos extraños cristales rojos caen sobre el pueblo de Yule, hogar de Ary, cambiando de repente el clima invernal que ha predominado siempre en la zona y alterando la paz de la aldea que ahora se ve atacada por hienas y otros seres; es hora de que se reúnan los Guardianes de las Estaciones ya que solo ellos tienen el poder para restaurar la paz y devolver el equilibrio climático al reino de Valdi.

Pero, con el Guardián del Invierno incapacitado y su sucesor desaparecido será nuestra protagonista quien se arme de valor, se corte el pelo y tomando la espada y las ropas de su hermano marche a la asamblea portando la esfera con el poder del invierno, iniciando así  la historia de Ary and the Secret of Seasons, que es la de un viaje de responsabilidad y autosuperación en un mundo donde los guardianes siempre han sido hombres.

Aprende a crear tus propias aventuras con el análisis de RPG Maker MV

Como puedes ver, la historia de Ary and the Secret of Seasons es el clásico viaje del héroe, partiendo de premisas que podemos ver en grandes obras de la animación como Mulan o Avatar: La Leyenda de Aang, el cual se nos irá desvelando poco a poco en forma de cinemáticas bastante bien trabajadas en las que iremos conociendo poco a poco la historia del reino de Valdi y sus habitantes.

Ary and the Secret of Seasons está envuelto en una atmósfera de fantasía y color que parece especialmente pensado para el disfrute de los más pequeños de la casa, aspecto que se ve reflejado incluso en las conversaciones con los distintos NPCs haciendo uso de un lenguaje sencillo y de fácil comprensión, lo que convierte a este título en una excelente puerta de entrada para las jóvenes generaciones a los juegos de aventuras, exploración y mundos abiertos.

El aspecto ligeramente infantil de Ary and the secret of seasons parece estar pensado para atraer al público más joven.

Originales puzzles y plataformas VS combates muy poco cuidados

Como ya hemos mencionado, Ary and the Secret of Seasons es un juego de aventuras y plataformas en un mundo abierto, es por ello que el plato fuerte del título lo forman la exploración y la resolución de distintos puzles a lo largo de las cuatro regiones que componen su mundo, una por cada estación del año. En cada uno de ellos Ary deberá hacer uso de su habilidad para cambiar el clima y el dominio de los poderes de cada estación para influir en el terreno de forma que pueda sortear los obstáculos que se le presentan, pudiendo, por ejemplo, usar el poder del invierno para congelar un río y pasar sobre él.

El uso de los poderes de las estaciones será imprescindible para desvelar zonas y accesos secretos en Ary and the Secret of Seasons.

Estos poderes abren un enorme abanico de posibilidades jugables, por lo que no es de extrañar que prácticamente todas las mecánicas de Ary and the Secret of Seasons se centren en sus posibles aplicaciones y combinaciones, pudiendo utilizarlos para desvelar zonas secretas que sólo responderán ante un determinado elemento. Esto también provoca que nos apetezca revisitar algunas localizaciones tras la adquisición de cada nueva habilidad, tarea que ya te adelanto que no quedará sin recompensa.

Algunos de los mecanismos que encontrarás en Ary and the Secret of Seasons sólo funcionarán empleando la estación adecuada.

En las distintas ciudades y aldeas que visitaremos a lo largo de nuestro periplo podremos abastecernos de objetos como ropas, accesorios, etc. No faltarán tampoco los clásicos puntos dónde comprar mejoras para las habilidades básicas de nuestro personaje, las típicas misiones secundarias representadas por los encargos en los que los habitantes del lugar nos pedirán nuestra ayuda, o la de nuestros poderes, mejor dicho, para alguna tarea menor interés.

Bastantes de ellos también nos contarán detalles sobre el entorno, leyendas acerca de tesoros ocultos o fragmentos menos conocidos de la historia de Los Guardianes, pudiendo estar más o menos habladores en función de su ánimo, el cual variará dependiendo del clima con el que se sientan más cómodos.

En Ary and the Secret of Seasons modificar el clima alrededor de un NPC puede hacer que éste te de nuevas respuestas.

Sin embargo, no todos los aspectos de la jugabilidad de Ary and the Secret of Seasons son dignos de buenas palabras, pues los enfrentamientos con los enemigos son en exceso sencillos, haciéndolos repetitivos y faltos de interés en general. El sistema implementado recuerda mucho al empleado en títulos como Zelda Breath of the Wild, con un botón para atacar y otro para esquivar, pudiendo hacer desvíos que desorientarán al enemigo, los cuales además se pueden enlazar, por lo que, una vez que lo domines, será casi imposible que te toquen.

Por si fuera poco, ésta es la única faceta de Ary and the Secret of Seasons donde no se han explotado los poderes de las estaciones, usándose únicamente en un par de casos concretos, como derretir la armadura de hielo de algunas unidades,y en los jefes finales que tendrán sus propias mecánicas (que tendrás que memorizar para vencerlos) y y diferentes estrategias que, pese a su variedad, seguirán sin suponer un gran reto para el jugador.

La variedad de enemigos deja mucho que desear en Ary and the Secret of Seasons, la mayoría de ellos son el mismo tipo con una pequeña modificación.

Un precioso mundo ensombrecido por fallos técnicos

El universo de Valdi es una maravilla visual; el diseño de sus paisajes, la arquitectura de sus localizaciones y el esquema de colores dota de personalidad a cada pixel que vemos en nuestra pantalla. Todo ello, aderezado por unos efectos climáticos y ambientales en sintonía con el resto del conjunto, hacen del mundo de Ary and the Secret of Seasons un auténtico espectáculo, con unos personajes a la altura, con diferentes vestuarios y expresiones y dotados de carisma y personalidad.

El apartado visual y su colorido diseño de escenarios es uno de los puntos fuertes de Ary and the Secret of Seasons.

Por desgracia, no es oro todo lo que reluce, y si rascamos un poco la superficie veremos que bajo esa capa de color y fantasía comenzamos a verle las costuras a este Ary and the Secret of Seasons, encontrándonos con fallos que lastran la experiencia y ensombrecen las virtudes de este. Son comunes las caídas de frames en ciertos momentos de la aventura donde hay demasiados elementos en pantalla, como por ejemplo las mazmorras. Además, en algunos casos, podremos observar unas texturas demasiado pobres que no están en sintonía con el nivel visual de la obra.

Las secuencias de vídeo, a pesar de su calidad, a veces se desincronizan y muestran a la protagonista con el pelo sin cortar, como lo tenía al principio de la historia, o sufren ciertos desfases con respecto a los subtítulos que, a pesar de que están perfectamente traducidos al castellano, en más de una ocasión cambian de idioma de forma inexplicable.

Uno de los fallos más comunes en Ary and the Secret of Seasons es el cambio del idioma de los textos de forma espontánea.

Las pantallas de carga, aunque no son muchas, pueden llegar a desesperar un poco, presentando unos tiempos demasiado largos que ponen a prueba tu paciencia casi tanto como el nefasto uso de la cámara que, si bien es aceptable la mayoría del tiempo, habrá momentos en los que te puede costar un salto o la victoria contra un jefe situándose detrás del escenario e imposibilitando ver lo que está ocurriendo.

En lo referente al apartado sonoro, Ary and the Secret of Seasons, cuenta con una B.S.O. que cumple con creces las expectativas, con una amplia variedad de temas que acompañan perfectamente a cada situación, adaptándose a la región en la que nos encontremos o la tensión del momento. Un doblaje con actuaciones de calidad, eso sí, en lengua inglesa, y diversos sonidos ambientales completan el círculo en una obra donde el arte sobresale claramente por encima de la técnica.

Veredicto

Ary and the Secret of Seasons es una aventura 3D de plataformas y exploración con un apartado gráfico a la altura de muchas de las grandes series de animación. Su diseño preciosista, sus mecánicas originales y su variedad de puzles lo hacen un título ideal para los más pequeños de la casa, un público que sin duda sabrá disfrutarlo a pesar de sus carencias técnicas.

Ary and the Secret of Seasons

Duración: 6 h
6

Jugabilidad

6.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

7.0/10

Innovacion

7.0/10

Narrativa

6.0/10

Diversión

6.0/10

Duración

7.0/10

Aspectos Positivos

  • Un apartado artístico de calidad
  • La originalidad de los poderes de las estaciones
  • Su variedad de puzles y mecánicas

Aspectos Negativos

  • Ligeras caídas de frames en momentos concretos
  • Inexplicables cambios puntuales de idioma en los textos
  • Combates rutinarios y faltos de dificultad