Análisis de Banner of the Maid (PS4). Un JRPG estratégico ambientado en la revolución francesa que supone un verdadero desafío

Análisis de Banner of the Maid. Un JRPG estratégico ambientado en la revolución francesa que supone un verdadero desafío

Encarna las aventuras de Paulina Bonaparte en plena revolución francesa con toques fantásticos en Banner of the Maid

Banner of the Maid es un juego RPG de vista isométrica y acción por turnos. No encontramos mucha variedad en el género, reservado muchas veces a títulos indie de poco recorrido, sin embargo, al pensar en este tipo de títulos no puedo sino recordar grandes exponentes como Banner Saga o X-COM.

En este caso el desarrollador chino Azure Flame Studio ha creado un RPG con todos los clichés posibles, pero a su vez introduciéndonos en una historia un tanto peculiar. Y es que desde el comienzo tenemos claro que los hechos que se nos relatan en la historia van a ser basados en la realidad de la revolución francesa y las batallas de Napoleón, pero contado desde una perspectiva fantástica y con una gran cantidad de añadidos extravagantes. Por lo pronto, lo cierto es que la mayor parte de jugadores que lo han probado lo sitúan a la altura de Fire Emblem.

Espero que te guste leer

Como no podía ser de otra manera, en Banner of the Maid tenemos por delante mucho texto y mucho tiempo de conversaciones. La historia comienza a ser contada desde la perspectiva de Paulina Bonaparte, hermana del famoso Napoleón. Paulina es una virtuosa de las artes estratégicas en el campo de batalla, y aunque a primera vista muchos la tratan de débil e infantil, parece tener unas dotes naturales de mando y convicción entre las tropas.

A lo largo de los viajes de Paulina por Europa tratando de combatir contra los enemigos del imperio francés, como los ingleses, te irás encontrando por el camino con un sinfín de nombres conocidos (Si no te quedabas dormido en todas las clases de historia).

Detrás del aspecto adolescente de la protagonista de Banner of the Maid se esconde toda una experta en la estrategia bélica

Y las batallas no transcurren una tras otra sin motivo, sino que todo está magníficamente ambientado en un trabajo narrativo propio de una novela visual. Y eso es algo que quiero que quede bien claro en este análisis, ya que estamos prácticamente ante un título “visual novel” con algo de acción por turnos.

El juego gana en cuanto te dejas llevar por la historia, te olvidas de que la protagonista parece tener 13 años y de que todos los personajes femeninos van a tener graves problemas de espalda a partir de los 30. Después de los primeros 30 minutos de shock intercultural empieza el viaje hacia una historia profunda y seria, llena de matices y bien ambientada en lo artístico.

La profundidad de los diálogos de Banner of the Maid te hace partícipe de los mismos a través de pequeñas interacciones como preguntas o incluso decisiones que afectaran en el juego

A demás durante el tiempo de narrativa también tendrás que posicionarte en conversaciones y decisiones a favor de la realeza o del pueblo, esto afectará a tus conversaciones, misiones secundarias y accesorios disponibles en la tienda.

Mucho ojo porque el juego está en perfecto inglés, y no es un inglés sencillo, tengo un nivel alto de la lengua y aunque ya llevo tiempo sin vivir en Londres, en más de una ocasión he tenido que releer un texto para entenderlo. Si dominas el inglés no vas a tener problema, pero con un nivel muy básico puede hacerse bola tanto texto.

Del diálogo a los mosqueteros

Entre conflicto y conflicto sucede la historia, en ella también te podrás preparar para la guerra, subiendo estadísticas, comprando ítems equipables para tu equipo o aprendiendo nuevas habilidades.

En el mapa de la ciudad podrás seleccionar a donde deseas ir, aunque básicamente funciona como menú muy bonito donde elegir jugar misiones secundarias, acudir a la tienda o continuar con la historia principal.

Todo el diseño de menús está perfectamente cuidado para no salirse en ningún momento de la ambientación temporal que propone Banner of the Maid

Y aunque me gusta mucho la historia de Banner of the maid, no cabe duda de que lo que más me interesa del título es la acción táctica por turnos. Antes de empezar la batalla tienes la oportunidad de revisar el terreno y de revisar las condiciones que te da el juego para ganar o perder. La condición principal para perder cualquier batalla es que muera Pauline.

Una vez comenzada la guerra tendrás que decidir con mucha cautela tus movimientos porque todo puede afectar, el terreno, las distancias, las clases de los personajes (debilidades y fortalezas de cada uno) e incluso el clima inestable que puede alterar el terreno en mitad de la batalla.

Los personajes también tienen ciertas habilidades especiales que se pueden ejecutar un número determinado de veces por batalla, pero los enemigos también contarán con ellas por lo que deberás ser inteligente y guardarlas bien antes de caer muerto.

En Banner of the Maid deberás analizar bien el terreno y pensar estratégicamente tus movimientos, prácticamente es una partida de ajedrez

Como cualquier buen RPG, por su puesto tenemos la opción de equipar diferentes armas, armaduras, y otros objetos que nos modificarán las estadísticas de cada personaje. Hay subidas de nivel y muchos números que tener en cuanta en los enfrentamientos. Pero no es un título que se destaque por abrumar con enormes arboles de habilidades y opciones en cuanto a los builds de personaje, es muy simple en este aspecto, pero también entiendo que no le hace falta más profundidad en este apartado a Banner of the maid.

Es muy fácil morir en Banner of the maid, ya que un pequeño error de cálculo en los turnos o las casillas de distancia hará que el enemigo acorrale a tus aliados y caigan todos como moscas. Lo mismo pasa con Pauline, ellos parecen tenerla en todo momento como objetivo en la batalla y si te despistas atacando con ella sin aliados cerca, acudirán todos como lobos a rematarla para que pierdas la batalla.

En cuanto a la dificultad tenemos dos modos de selección, “Officer Mode” y “General Mode”, ninguno de ellos es fácil, de hecho, a nivel de IA no parece haber gran diferencia entre los dos modos. La diferencia radica en las recompensas y fondos de dinero con los que cuentas al empezar y tras las batallas. Reitero que la dificultad del juego es realmente alta, o al menos a mí me lo ha parecido, perfectamente a la altura de un X-COM.

En Banner of the Maid deberás analizar bien el terreno y pensar estratégicamente tus movimientos, prácticamente es una partida de ajedrez

Algo más que pechos

Está claro que la primera vez que aparece en pantalla un personaje femenino lo primero que llama la atención es que todas necesitan una talla 125 pero en su mercería de barrio no debía haber nada más que sujetadores de talla 90.

Pero que el árbol no te tape el bosque. A nivel visual el juego luce muy bien. Siempre teniendo en cuenta la estética pixel art que se usa en las batallas, los sprites usados son realmente una obra de arte. Las batallas internas entre dos personajes se muestran como mini ejércitos, pero con un estilo y belleza muy particular.

Los pechos grandes de Banner of the Maid son algo así como una representación de la edad del personaje, cuanto más grandes más “maduras”

Durante la narrativa y el tiempo “visual novel” también tenemos escenarios muy bien dibujados que sitúan a unos personajes realmente carismáticos en la pantalla. No hay animaciones más allá de algún rebote de la imagen estática del personaje, o la iluminación cambiante que señala quién está hablando en la conversación. Después de tanto texto igual se echa en falta algún corte de vídeo que podría haber añadido algo más fluidez a la historia, pero realmente contamos con un apartado artístico sobresaliente.

Beethoven estaría orgulloso

A nivel acústico nos acompañan constantemente melodías victorianas propias de la época, muy agradables y en sintonía con lo que se muestra en pantalla, todo un detalle de ambientación. Los personajes a veces balbucean alguna frase en japonés o simples onomatopeyas, sin ser cargantes, pero tampoco aportan gran cosa.

Con un simple clic de botón en Banner of the Maid puedes eliminar estas secuencias para que los enfrentamientos individuales sean más rápidos

VEREDICTO

Con Banner of the Maid estamos ante un juego con detalles de ambientación muy cuidados, una buena historia, gran complemento artístico y dificultad a la altura de los que buscan un reto. En este caso comparten espacio la mayor virtud y defecto de este juego y es el propio género. Este tipo de títulos no es para todo el mundo y te tienen que gustar los juegos de estrategia RPG para poder disfrutarlo. Ahora bien, si eres fan del modo de juego no dudaría un segundo en darle la oportunidad a Banner of the maid.

Banner of the Maid

Duración: 25 h
8

Jugabilidad

9.0/10

Gráficos

8.0/10

Sonido

8.0/10

Innovacion

7.0/10

Narrativa

8.0/10

Diversión

7.0/10

Duración

9.0/10

Aspectos Positivos

  • Historia original y bien llevada, con muchas opciones de interacción en diálogos y decisiones
  • Aspecto visual sobresaliente, un juego realmente agradable a la vista
  • Un desafío para los amantes de la estrategia táctica por turnos

Aspectos Negativos

  • Nivel de inglés limitante para poder jugar el juego si no dominas el idioma
  • Cantidad de tiempo dedicada al modo “visual novel” excesivo si solo te interesan los enfrentamientos