Análisis de Blaze y los Monster Machines: Corredores de Ciudad Axle (Switch). ¡Corre Blaze!

Blaze Monster Machines

En Blaze y los Monster Machines: Corredores de Ciudad Axle nos ponemos a los mandos del famoso Blaze para disputar divertidas carreras contra el resto de Monster Machines en preciosos circuitos.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Hoy en día tengamos la edad que tengamos es seguro que hay algún producto pensado exclusivamente para nuestro grupo de edad. Y precisamente los niños son uno de los grupos que más productos diferentes pensados para ellos tienen a su disposición. Nickelodeon es un canal de televisión destinado a niños y adolescentes que desde hace años tiene en Nick Jr. un canal con contenido para los más pequeños de la casa, en el que se han hecho archiconocidos personajes como Dora, la exploradora; La Patrulla Canina, Top Wing o el que hoy nos ocupa, Blaze y los Monster Machines.

Outright Games está encargándose este final de año de lanzar juegos desarrollados pensando en el público que comienza su andadura en el mundo de los videojuegos, como son los títulos de La Patrulla Canina y de Peppa Pig. Desarrollado por 3DClouds también, Blaze y los Monster Machines: Corredores de Ciudad Axle supone una oportunidad perfecta para que los peques se arranquen en el mundo de los arcades de conducción.

Aquellos que os acerquéis a este título casi seguro que ya conozcáis al bueno de Blaze, pero si por casualidad sois profanos en la materia, Blaze es un vehículo todoterreno que vive en Ciudad Axle. Está conducido por A.J. y comparte aventuras con otros Monster Machines como son Darington, Zeg, Starla o los que hacen de simpáticos enemigos Pickle y Crusher. La vida en Axle City, como la llaman en la serie pese a que para el videojuego la han traducido, discurre entre carrera y carrera, en las que como norma general gana Blaze no sin antes habernos ofrecido alguna lección básica de matemáticas y/o física.

Todos estos nombres seguro que suenan a los seguidores de la serie

Como no podía ser de otra manera Blaze y los Monster Machines: Corredores de Ciudad Axle es un juego de carreras al más puro estilo Mario Kart, ya que una vez que comenzamos a jugar las similitudes con la mítica saga de Nintendo son más que evidentes.

Lo primero que se nos presenta es un tutorial que nos explica las diferentes acciones que podemos realizar a lo largo del título. Tras ello es la hora de comenzar a jugar, para ello podremos elegir entre una carrera al azar, o el modo aventura, que no son sino campeonatos de tres carreras agrupadas, que al superar nos desbloquean el siguiente, y así también las distintas pistas por las que podremos correr con Blaze y el resto de Monster Machines.

El título nos ofrece tres niveles de dificultad y podemos elegir entre ocho protagonistas para disputar las carreras. Este es uno de los puntos más importantes del juego ya que cada uno de ellos dispone de una habilidad exclusiva que podremos utilizar en las carreras en el momento que recojamos en la pista diez de las llaves inglesas. Hay que volver a recordar aquí, que Blaze y los Monster Machines: Corredores de Axle City es un título totalmente enfocado a los niños más pequeños de la casa, por lo que pese a sus parecidos innegables con Mario Kart todo está mucho más simplificado.

Cada Monster Machine tiene su propia habilidad

Por ello en los diferentes circuitos no encontraremos ítems que nos ayuden durante las carreras, por lo que esas habilidades especiales que mencionábamos anteriormente son la única ayuda, además de nuestra pericia al mando, para cruzar en primera posición la línea de meta. Estos potenciadores están bastante diferenciados en cada uno de los ocho Monster Machines, por lo que su elección tendrá mucho que ver con el estilo de carrera que deseamos, ya que mientras algunos son para aumentar la velocidad, otros son para atacar a los rivales y también los hay más defensivos.

Análisis de Forza Horizon 5 (PC)

Como ya digo esto es lo único que vamos a hacer en este juego de Blaze distinto a conducir, aparte de derrapar; e incluso si queremos que aquellos que nunca han jugado a un videojuego, o para los niños que todavía no coordinan bien el movimiento con el joystick, se nos ofrece la posibilidad de que el manejo de nuestro Monster Machine sea automático y que solo nos tengamos que preocupar por utilizar la habilidad en el momento que mejor nos venga.

Los circuitos recrean fielmente la serie

Una buena noticia es que también disponemos de la opción de jugar con hasta otros tres amigos a la vez en modo local, haciendo mucho más entretenida y disfrutable la experiencia. Sin duda este es uno de los máximos alicientes de Blaze y los Monster Machines: Corredores de Ciudad Axle, ya que, en lo referente a modos de juego, el título termina por resultar bastante limitado.

A parte de lo ya comentado apenas podemos encontrar algunos coleccionables que iremos consiguiendo cuando cumplamos determinados objetivos en las carreras, así que gran parte de la fuerza del juego se encuentra a que recrea fielmente la serie por sus cuatro costados. No cabe duda de que mientras que estamos jugando a Blaze y los Monster Machines: Corredores de Ciudad Axle puede dar la sensación a cualquiera que nos vea, que estamos en pleno capítulo de la serie de Nick Jr. Tanto las voces, como la música, además de toda la estética de los diferentes trazados resulta súper reconocible, lo que a buen seguro hará las delicias de los mayores fans de la saga.

En los tiempos de carga Blaze nos enseña física básica

Ya hemos dado algunas pistas de lo que nos vamos a encontrar en el apartado gráfico, y no es otra cosa sino lo que estamos acostumbrados a ver en nuestras pantallas. Hemos probado el título en Nintendo Switch y el funcionamiento no se resiente al pasar de jugar con la consola en el dock al modo portátil.

Pero uno de los mayores debes de Blaze y los Monster Machines: Corredores de Ciudad Axle es que, pese a ser un arcade de velocidad falla precisamente en eso, en mostrar velocidad. Pese a los derrapes, algunos saltos o incluso utilizar la habilidad de turbo, el juego no consigue que sintamos que estamos disfrutando de la velocidad, y pese a que prácticamente el resto del juego funciona de manera correcta, las ruedas de nuestros Monster Machines no dan la sensación de giro en ningún momento, y con ello la sensación de velocidad se diluye.

Videoanálisis de Mario Party Superstars

Donde Blaze y los Monster Machines: Corredores de Ciudad Axle da el do de pecho es en su apartado sonoro. Aquí todo lo que escuchamos es tal cual se escucha cuando estamos viendo un capítulo de la serie, los ocho Monster Machines que podemos manejar suenan con su voz original, y la música también resulta familiar, dejando un conjunto que deja boquiabiertos a los niños pensando que están participando en un verdadero capítulo de la serie.

Lo normal es que las carreras sean bastante igualadas

Veredicto

Blaze y los Monster Machines: Corredores de Ciudad Axle acerca a las consolas a otra de las estrellas del canal infantil Nick Jr. Con un arcade que se parece en parte a Mario Kart los más pequeños de la casa a buen seguro disfrutarán de una de sus primeras experiencias en un juego de conducción.

Como es habitual en juegos de corte similar, dista mucho de ser perfecto, pero cumple con creces con lo que los fans de Blaze esperan, y la acertada decisión de incluir un modo para hasta cuatro jugadores nos va a deparar un buen número de entretenidas carreras, que además podemos enfocar de diferente manera con cada uno de los ocho Monster Machines disponibles.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Consigue tus juegos a un precio incomparable a través de nuestros enlaces de afiliados

¡ASÍ NOS AYUDAS!

Instant Gaming   CDKeys   Kinguin   Amazon

Blaze y los Monster Machines: Corredores de Ciudad Axle

Duración: Incalculable
6.5

Jugabilidad

7.0/10

Gráficos

8.0/10

Sonido

8.0/10

Innovación

5.0/10

Diversión

6.0/10

Duración

5.0/10

Aspectos Positivos

  • Recrea fielmente el universo de Blaze y los Monster Machines
  • El apartado sonoro es clavado al de la serie
  • Los niños lo disfrutarán seguro

Aspectos Negativos

  • Queda escaso de contenido
  • No está lograda la sensación de velocidad