Análisis de Broken Sky. La Tierra contra los Platillos Volantes

Broken Sky

Broken Sky nos pone en la piel de un piloto aéreo que tendrá que pilotar su nave y luchar contra una horda infinita de naves extraterrestres que nos atacarán desde todas direcciones.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

El género de los Shoot em up de naves espaciales surgió en los años 80 y desde entonces ha sabido mantenerse con un público fiel y adaptarse al paso del tiempo pero sin perder su estética retro más característica. 

De la mano de Addictive 247 Games nos llega este título en el que tendremos que luchar contra un ejercito de platillos volantes que ha venido a invadir la Tierra e intentar sobrevivir el mayor tiempo que sea posible.

La invasión de los extraterrestres 

El argumento de Broken Sky se inspira en el cine de ciencia ficción de los años 50. La tierra ha sido invadida por un ejercito de extraterrestres a bordo de los típicos platillos volantes. Gracias a su enorme superioridad tecnológica, los alienígenas ha conseguido destruir todas la ciudades del Planeta Tierra y reducido a la humanidad a unos pocos individuos. 

Nuestro objetivo en Broken Sky será sobrevivir a la invasión alienígena

Controlaremos a un piloto de élite, quien a bordo de su caza aéreo, deberá luchar contra las naves alienígenas intentando aguantar el mayor tiempo posible. Algo que en un principio puede hacerse un tanto pesado, ya que requiere de bastante paciencia, sobre todo en nuestras primeras partidas. 

A medida que vayamos jugando, iremos acumulando puntos que se dividirán en enemigos derrotados, los segundos que hayamos aguantado, y medallas que nos darán por conseguir objetivos. Con esas puntuaciones iremos desbloqueando nuevos elementos tales como nuevas naves más fuertes y armas más efectivas para luchar contra la invasión. 

Podemos usar los puntos de investigación para conseguir nuevas naves y armas

Con esas puntuaciones también desbloquearemos puntos de investigación. Estos puntos de investigación nos servirán para mejoras nuestras naves. Cuantos más puntos tengamos, mejor serán nuestras naves a las cuales podremos añadir nuevas armas que disparen ráfagas dobles o triples, poder arrojar bombas, añadir un dron que disparará a cualquier enemigo que se acerque, e incluso mejorar nuestro escudo para evitar que caigamos al primer golpe. 

Análisis de Just Die Already

Oleadas infinitas de enemigos 

Cada partida en Broken Sky siempre empezará del mismo modo. Después de configurar nuestra nave para que sea lo mejor posible, entraremos en el campo de batalla. En un principio nos encontraremos con unas pocas naves. Pero a medida que avance la partida, más y mejores de estas vendrán a por nosotros, haciendo que debamos estar concentrados en todo momento si no queremos caer al suelo. 

Una de las características principales de Broken Sky es que es un título muy duro, sobre todo en las primeras partidas, donde cualquier fallo puede hacerte perder. Esto sumado al hecho de que las naves enemigas vendrán de todas direcciones. Además de que para buscar a los enemigos que vengan por detrás no valdrá solo con cambiar de dirección, si no que tendremos que dar un giro completo para dar la vuelta. 

Durante nuestras primeras partidas en Broken Sky nos hartaremos de ver la pantalla de Game Over

Lo mejor es que a pesar de que con esto podamos pensar que el control de la nave parezca muy difícil, en realidad esto está bastante lejos de la realidad. El control de nuestra aeronave será bastante sencillo. Tan solo necesitaremos cuatro botones para controlar nuestra nave, disparar a los enemigos, y usar un movimiento especial que nos permitirá darle un empujón de velocidad a nuestra aeronave, o retirarnos momentáneamente hacia el horizonte y ganar algunos segundos de invencibilidad. 

Análisis Biomutant

El único pero que se puede poner en este caso es que hasta que no tengamos una nave más potente, con mejores armas y más protegida, veremos como caemos al suelo continuamente, y nos aburriremos de ver la pantalla de Game Over. Esto no es algo realmente malo per se, ya que consigue transmitir bastante bien la curva de progresión que tendremos en el juego, pero es posible que a algunos esto se les haga pesado, y acaben abandonado Broken Sky antes de tiempo. 

Más allá de luchar contra una horda infinita de enemigos, Broken Sky no ofrece mucho más

Quizás su parte más negativa, es que el juego no tiene ningún tipo de objetivo más allá de destruir enemigos y conseguir puntos. Es cierto que el objetivo de los desarrolladores es que el juego consiga incitarte a que superes tu récord personal o que intentes ver cuanto tiempo aguantas en píe. Y esto es algo que lo hace bastante bien. 

El problema de todo esto es que Broken Sky puede hacerse demasiado repetitivo para algunos, y al final acaba cansando. Broken Sky es uno de esos títulos que son divertidos para echar un par de partidas rápidas de tanto en tanto, pero que quizás puede llegar a quemar si decidimos jugar durante muchos días seguidos. 

Análisis de Pecaminosa

La fluidez del Pixel Art 

A nivel gráfico, Broken Sky luce a un muy buen nivel. En las batallas su estética Pixel Art se muestra con líneas sencillas, casi minimalistas, y colores planos. Esto consigue que su estética sea fluida y rápida. El juego no nos distrae de elementos externos y ayuda a que nos centremos en lo importante. En manejar a nuestra nave y destruir a los platillos volantes enemigos. 

También podremos preparar nuestra nave en nuestro pequeño hangar. Un lugar que a nivel de diseño gráfico es un poco peor, pero que aún así se mantiene a un muy buen nivel y no desmerece su trabajo. 

En Broken Sky podemos explorar el hangar para preparar nuestra nave y acariciar a nuestro perro

Donde más destaca Broken Sky es en su banda sonora. El juego nos deleita con melodías con una gran intensidad que nos acompañarán de una forma excelente en los momentos en los que estemos en pleno combate. 

Veredicto

Broken Sky traslada los combates de naves del cine de ciencia ficción de los 50, en un juego bastante entretenido dentro de sus posibilidades y de lo que propone, con una estética pixel art muy fluida y con una gran banda sonora. Un juego que consigue incitarte a que superes tu propio récord, pero que por desgracia no va mucho más allá y al final acaba siendo demasiado repetitivo si lo jugamos de forma consecutiva.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Broken Sky

Duración: Incalculable

Jugabilidad

7.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

8.0/10

Diversión

7.0/10

Duración

6.0/10

Aspectos Positivos

  • Gran banda sonora
  • Estética pixel art de líneas sencillas y movimiento fluido
  • Control de la nave sencillo

Aspectos Negativos

  • Requiere de un punto de paciencia en las primeras partidas
  • Puede hacerse un tanto repetitivo