Análisis de Call of Duty Black Ops Cold War. Mucho más que Zombis en una nueva entrega más que digna de la saga

Call of Duty Black Ops Cold War Portada

Call of Duty Black Ops Cold War sirve a la vez de cierre e inicio de generación en lo que a las escaramuzas bélicas de Activision se refiere.

Una vez más, Activision ha confiado en Treyarch para desarrollar un nuevo Black Ops. Esta vez sale bajo la sombra de un buen Modern Warfare, con el que prácticamente compite en mercado al haber sido lanzado solo hace unos meses. Quizás haya llegado antes de lo esperado, pero este Cold War ha aparecido para dar carpetazo a una generación en la cual hemos podido disfrutar de las mejores entregas de la franquicia.

Cuando parecía que todo estaba perdido para Activision, y Battlefield comìa terreno a la franquicia, el lanzamiento de Call Of Duty Modern Warfare, y sobretodo, del Battle Royale free to play Warzone, le han dado la vuelta a la tortilla. En este análisis vamos a ver si con este Cold War seguimos por el buen camino marcado, o nos desviamos hacia el desastre.

Una campaña corta, pero a la altura

Está claro que la saga Call of Duty no va a pasar a la historia de los videojuegos por su modo single player, aunque no hay que menospreciar el trabajo que ha hecho Treyarch en este aspecto.

Gears 5 verá ampliada su modo historia antes de acabar el año

Lo cierto es que la historia de Call of Duty Black Ops Cold War se nos presenta en forma de un interesante thriller de espionaje, que sitúa toda la ambientación en la guerra fría, aquel tenso momento histórico de rivalidad entre Rusia y Estados Unidos que casi vuela el planeta entero por los aires.

Las expresiones faciales de este Cold War son, y nunca mejor dicho, de película, tal y como nos vienen acostumbrando en la saga

En esta ocasión nos ponemos en la piel de uno de los miembros de un cuerpo secreto a las órdenes de EE. UU. que tratará de defender el mundo libre de los terribles comunistas. En este punto podría parecer que estamos otra vez ante el típico cliché de película americana, pero lo cierto es que funciona. Además, durante la campaña podremos disfrutar de unas mecánicas totalmente diferentes a lo que viene siendo el resto del título en su vertiente multijugador.

Para terminar con la campaña al completo deberás dedicarle entre 5 y 6 horas que estarán repletas de acción. Pero no solo esto, también contaremos con momentos de sigilo, mecánicas tipo Hitman e incluso tendrás que descifrar algunos mensajes en clave si quieres acabar con el 100% de su contenido.

Solo durante la campaña de Cold War podrás hacer cosas como pilotar un helicóptero

Es justo decir que Treyarch ha intentado introducir un par de momentos donde se nos deja tomar decisiones que tienen cierta relevancia en la trama principal, sobre todo al final de ésta, pero no te esperes gran cosa en este sentido o acabarás defraudado. Una bala perdida en este caso, ya que hubiese sido interesante y tendríamos una campaña mucho más rejugable de lo que es en la actualidad.

Pese a todo, es un buen contenido añadido a lo que el usuario tipo busca en cualquier Call of Duty, que es, en el fondo, las modalidades multijugador y cooperativa.

Vertiente multijugador a la altura

Call of Duty Black Ops: Cold War es continuista respecto a su antecesor en lo que a multijugador se refiere, pero ojo, si vienes de Modern Warfare y no pasaste por el anterior Black Ops, te encontrarás con un estilo de juego mucho más arcade, dinámico y centrado en la acción que el anterior lanzamiento de la franquicia.

Análisis de Assassin’s Creed Valhalla

Esta vez han desaparecido diversas mecánicas que habían sido incluidas en el último Call of Duty tales como apoyar el arma, abrir y cerrar puertas o disminuir el sonido de tus pisadas manteniéndote agachado.

Todo ello, junto con el diseño de los nuevos mapas, premian al jugador ofensivo y limitan las posibilidades de los conocidos como ‘camperos’. Seguimos contando con mapas abiertos que favorecen el uso de armas a larga distancia, pero su uso está limitado para los más experimentados, ya que aun así no podrás quedarte mucho tiempo en un mismo lugar o serás blanco fácil para el enemigo.

Por un lado, tenemos las mismas modalidades ya vistas en otras entregas anteriores tales como Dominio, Duelo por equipos, Contra todos, etc. También contamos con una modalidad nueva conocida como “Escolta VIP” donde tendremos que intentar mantener con vida a uno de nuestros compañeros hasta el punto de extracción o evitarlo si te encuentras en el bando contrario.

El modo “escolta al VIP” es una de las pocas novedades del multijugador de este Cold War

Respecto a las localizaciones donde intercambiar disparos, tenemos 8 mapas distintos en los que disfrutar de estas partidas tradicionales de 6 contra 6, todos ellos con un gran diseño y personalidad propia. El tamaño de estos es perfecto y cuentan con los puntos de cobertura justos para mantener el equilibrio entre el duelo estratégico y frenético.

Un nuevo modo de juego explosivo

Además de las tipologías clásicas, disponemos una modalidad para 24 jugadores divididos en dos equipos de 12, y uno novedoso para 40 jugadores agrupados de 4 en 4 llamado la “Bomba Sucia”. Éste último tiene algunas mecánicas heredadas de Warzone, como el sistema de placas que aumentan tu resistencia ante los disparos enemigos y que puedes encontrar en los baúles repartidos por el mapa.

En esta modalidad tenemos que recoger uranio junto a los demás miembros de nuestro equipo y transportarlo hacia una de las bombas nucleares situadas en el mapa. Si conseguimos cargar suficiente uranio, podremos detonar la bomba dejando sin utilidad esa zona del terreno en un radio de varios kilómetros alrededor de la explosión y ganando puntos para nuestro equipo. Al cabo de un tiempo, el explosivo reaparecerá y podrá volver a cargarse.

Análisis de Spider-Man Miles Morales

Actualmente existen dos mapas distintos para disfrutar de esta Bomba Sucia; ambos son del tamaño perfecto, pero me han parecido excesivamente abiertos para el tipo de batallas que se presentan. Si tienes la suerte de entrar en conflicto con solo uno de los otros 9 equipos que componen la partida, te encontrarás con un tiroteo estratégico e interesante. Sin embargo, lo normal es que estos puntos cercanos a las bombas nucleares sean zona de encuentro de 4 o más equipos y se establecerá una auténtica batalla campal que traspasa la línea de tiroteo frenético hacia el descontrol absoluto.

El mejor gunplay del género

Donde verdaderamente saca músculo el Call of Duty es en su gunplay, y en Cold War tenemos una vez más la sensación de absoluta diversión cada vez que apretamos el gatillo.

Call of Duty Black Ops Cold War ha sido capaz de encontrar el equilibrio perfecto entre el arcade y la simulación. Si bien en Warzone se producía una sintonía total entre las mecánicas de Modern Warfare y sus mecánicas de juego, en este título sucede lo mismo con el multijugador. En la beta había notado una ligera pesadez del personaje a la hora de moverse por el mapa, sin embargo, no he tenido la misma sensación en esta versión final, y esto podría ser por que hayan ajustado algún parámetro o porque, sencillamente, después de muchas partidas esté ya acostumbrado a la nueva velocidad.

La sensación de disparar en Call of Duty Black Ops Cold War es francamente adictiva

Lo que si es cierto es que el gunplay de Cold War funciona a las mil maravillas, desde el sonido que produce cada disparo hasta la sensación de peso del arma, su retracción, la velocidad de cada una de ellas, etc.

Otra de las nuevas sensaciones que he tenido en el producto final y que hacen retractarme de mi opinión en la beta es el diseño de las armas. Se nota que cada una de ellas es diferente, y sobre todo esto se da en cuanto empiezas a poner los accesorios según vas avanzando de nivel con cada una de ellas. Uno de los detalles que más me ha gustado es la nueva manera de presentar los porcentajes de mejora según el accesorio que equipas. Una forma de crear las clases mucho más intuitiva.

Al igual que en anteriores entregas, en Cold War podrás personalizar tus clases con tus armas favoritas y las mejores “metas” para el multijugador

En definitiva, volvemos a contar con un multijugador sobresaliente, con la jugabilidad exquisita que buscamos todos los usuarios de COD. Quizás el único punto negro es la variedad de mapas que nos presenta este Cold War inicialmente. Seguramente porque ya hemos tenido previamente la oportunidad de jugar hasta en dos fines de semana anteriores de beta abierta, algunos mapas menos interesantes como “Cartel” empiezan a aburrirnos demasiado pronto.

Modo Zombies: el regreso de los muertos vivientes

El modo Zombies apareció por primera vez en la saga Black Ops junto con el lanzamiento de la entrega del 2010. Su éxito entre el público fue tal que desde entonces Treyarch ha decidido incluirlo en todas las entregas posteriores.

Concretamente contamos con tres opciones de juego donde aparecen zombis. Por un lado, el principal nos traslada al mapa Die Maschine, en el cual nos encontraremos integrados en un equipo de 4 jugadores y donde nos enfrentaremos en cooperativo contra hordas de zombis, mientras tratamos de avanzar por el mapa abriendo puertas o cruzando pasillos interdimensionales para progresar en la historia.

El aumento de nivel en las armas es compartido en todos los modos de juego de Cold War, incluso tendrás que jugar en todos ellos si quieres sacar sus skins

Al igual que en ediciones anteriores, es en esta parte donde disfrutamos de la vertiente más arcade de Call of Duty, contando con un sistema de audio y efectos de sonido típicos de las recreativas, conformando una atmosfera de locura total teniendo la pantalla llena de caminantes y donde encontraremos muchas mejoras, cajas sorpresa, refrescos que aumentan velocidad, colores llamativos, rayos laser,etc.

Necesitarás varias pasadas por este modo para entender qué es lo que realmente está sucediendo ahí, pero, sin duda, es un añadido refrescante que puede suponer una razón de peso para comprar esta nueva entrega pese a tener reciente el lanzamiento de Modern Warfare.

Un modo exclusivo para las consolas de Sony

Además del modo principal Zombies, si eres usuario de una consola Sony, ya sea la PS4 como es mi caso o en PS5, puedes disfrutar de un contenido exclusivo temporal para Cold War conocido como Zombies Onslaught. Dejando de lado la curiosidad de ser un contenido exclusivo, hay que decir que me ha parecido el más aburrido de los tres, y no creo que tenga mucho recorrido.

Se trata de una modalidad para dos jugadores en cooperativo en el que nos moveremos a través de los mismos mapas multijugador de Call of Duty y donde nos acompañará un orbe que se mueve por el entorno cada vez que acabas con una oleada de zombis. El objetivo es aguantar el mayor número de ondanadas posible, enfrentándote cada vez a enemigos más difíciles y rápidos a la vez que bates a algún que otro enemigo de categoría élite. Aunque tiene su gracia, pero a mi particularmente, me ha cansado rápido.

En el primer Black Ops pudimos jugar al Dead Ops Arcade y la comunidad quedó encantada con este pequeño minijuego. En Cold War podremos disfrutar de la tercera versión de este DOA, en la que arrasaremos con masas de zombis en vista cenital contando con la ayuda de otros 3 compañeros.

Aunque este modo de juego está hecho para disfrutarlo en vista cenital, Cold War te permite intercambiar con otra en primera persona

En este caso sí que nos vemos con una propuesta totalmente distinta del producto original, y que puede ser interesante, sobre todo jugado con amigos. Un añadido que aporta más variedad a este Cold War el cual, pese a su corta campaña, no anda en absoluto escaso en cuanto a horas de disfrute.

Aspecto técnico a la altura de las circunstancias

Entrando de lleno en el aspecto técnico de Cold War, llegamos a uno de los puntos más controvertidos del análisis. Sin verse mal del todo, estamos ante un juego que no nos va a dejar alucinado por su aspecto gráfico. El análisis está realizado en PS4 y lógicamente, la adición del Ray Tracing que podremos disfrutar PC y PS5 no le sienta nada mal, pero, aun así, os diré que es una propuesta gráficamente inferior a Modern Warfare.

Muchas veces la propia acción que propone Cold War maquilla texturas pobres

Las texturas de este Cold War no desentonan cuando el título está en movimiento y durante la acción, pero deslucen en cuanto te fijas en ellas al detalle. Tenemos el mismo problema respecto a la iluminación; en situaciones favorables como las escenas nocturnas, contaremos con buenos momentos cargados de espectacular pero que se pierden en las escenas diurnas.

Las armas, que al fin y al cabo son uno de los elementos que más pantalla ocupan en todo momento, también cuentan con menos calidad y detalle respecto a las de Modern Warfare.

En el apartado acústico se ha hecho un gran trabajo. Por un lado, tenemos la BSO y la enorme calidad de los diferentes doblajes en la campaña, probablemente a la altura de cualquier película de animación actual. La inmersión que se consigue si se cuenta con unos buenos auriculares es completa, y es una demostración total de lo importante que es el audio en los videojuegos.

En cuanto a la vertiente multijugador de Cold War a nivel competitivo, he notado una gran calidad en la simulación 3D de los sonidos, lo cual ayuda a la hora de jugar y saber dónde se encuentra en todo momento el enemigo, si éste está cerca o está disparando.

Contenido adicional gratuito y bien pensado

Una de las cosas que quiero destacar antes de acabar este análisis de Cold War es que Activision últimamente está tomando muy buenas decisiones comerciales para sus productos, y, sobre todo, está dando un ejemplo de monetización bien hecha sin faltar el respeto a su comunidad de jugadores.

En Black Ops Cold War tenemos la seguridad de que vamos a recibir todo el contenido adicional de mapas, armas, etc. sin coste alguno más allá del de adquirir el título; los únicos extras en forma de micro pagos que tendrá son elementos cosméticos para tus operadores y armas, pero ninguno de ellos afectará al rendimiento del personaje en el componente online.

Veredicto

Call of Duty Black Ops Cold War es el título con el que Activision marca la transición entre generaciones de consolas Lo que no se le puede negar a esta compañía es lo bien que conoce y cuida a su comunidad de jugadores: si pensamos en la cantidad de contenido que trae este juego y la futura asociación que tendrá con Warzone, resulta una propuesta que al menos mejora en muchas cosas a Modern Warfare salvo en el apartado técnico. La inclusión de una gran campaña y de un multijugador anti camperos pueden ser razón de peso suficiente para apuntarse al último lanzamiento de la saga Call of Duty.

Call of Duty Black Ops Cold War

Duración: 6 h (campaña)
8

Jugabilidad

9.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

8.0/10

Innovacion

6.0/10

Narrativa

7.0/10

Diversión

9.0/10

Duración

8.0/10

Aspectos Positivos

  • Jugabilidad y gunplay exquisito
  • Partidas multijugador-divertidas con mapas que favorecen la acción
  • Unos buenos modos campaña y Zombis que aportan contenido de calidad al título

Aspectos Negativos

  • El título se queda atrás en el apartado gráfico con respecto a los últimos lanzamientos de videojuegos
  • Los mapas del modo Bomba Sucia no aprovechan todo su potencial
  • Su modo más arcade abandona ciertas mecánicas introducidas en Modern Warfare que pueden molestar a los nuevos usuarios