Análisis de CASE: Animatronics (PS4). Intenta sobrevivir en la comisaría del terror

CASE: Animatronics es el juego del gato y el ratón, pero en este caso somos el ratón y debemos escapar de la comisaria donde un temible perseguidor nos acecha

En CASE: Animatronics, intentar sobrevivir contra el robot perseguidor va a ser un reto, y los sustos van a hacernos saltar de la silla y sudar para poder escapar de la comisaria.

CASE: Animatronics es un juego que salió inicialmente en Android en 2016 y posteriormente apareció en Xbox One, Steam y Switch durante el año 2019. Por tanto, nos encontramos ante un port de un título desarrollado para móviles. La propuesta que nos ocupa nos va a llevar, con sus virtudes y sus defectos, a vivir una historia de terror que nos hará saltar de la silla más de una vez. Debido a esto, gozó de bastante popularidad y fue ampliamente streameado en su versión PC al reunir muchas de las características que hacen al título atractivo para ver simplemente cómo se juega.

Eres John Bishop, un policía que se duerme en el trabajo, y te despiertas a medianoche. Después de un raro sueño a modo de tutorial, eres despertado por una misteriosa llamada de un viejo amigo. El departamento de policía se queda sin electricidad y todas las salidas están cerradas. Pero ese no es el mayor problema que tienes; algo está acechándote… algo con ojos rojos hecho de metal. Son conocidos como animatrónicos.

En CASE: Animatronics el objetivo no es perseguir sino escapar

Los animatrónicos son unos robots programados para cazarnos y matarnos en cuanto nos veas. En este caso, el robot tiene forma humanoide, pero con cabeza de lobo y ojos rojos, es barrigudo y presenta un caminar un poco torpe y lento hasta que nos ve que empieza a correr para darnos caza. Es bastante ruidoso, pero aun así más de una vez nos pillará desprevenido o en una habitación sin salida lo cual supondrá nuestra muerte.

La trama de CASE: Animatronics nos viene contada a través de las llamadas telefónicas y documentos que encontraremos en diversos cajones repartidos por la comisaria, cada vez que morimos éstos cambian de sitio aleatoriamente. Pero, como ya veremos que sucede en otros aspectos del título, todo es un poco incongruente con la intención de poner en tensión al jugador; por ejemplo, sale la imagen de un fantasma y no volvemos a saber de él. Sobre nuestro personaje, no se nos indica inicialmente que tenga amnesia, pero el villano de la historia nos dice que hace ésto para que sepamos quien somos.

CASE: Animatronics_20200830082819

La tensión que transmite CASE: Animatronics es muy buena y nos acelerará el corazón constantemente, siendo el punto fuerte de la propuesta. En mi opinión el problema es cómo se provoca esta tensión. El movimiento de nuestro personaje es tremendamente lento hasta la desesperación, y nuestros pasos hacen crujir el suelo, resonando por la comisaria como si fuéramos a romper el suelo con cada paso e impidiéndonos escuchar el acecho de nuestra némesis.

Buenas ideas, mecánicas mal implementadas

Pero no solo eso, nuestro personaje no puede agacharse para esconderse en cualquier sitio, disponiendo solo de ciertos puntos marcados para ese fin, por lo que estaremos vendidos en todo momento ya que no abundan los sitios donde dar esquinazo al robot. Los puntos de guardado de este CASE: Animatronics están muy separados y cuando morimos tenemos que empezar desde bastante atrás, alargando demasiado (y artificialmente) la propuesta.

Si quieres más experiencias de miedo en comisarías, echa un vistazo a la saga Resident Evil

La información que nos dan para avanzar es insuficiente y muchas veces hasta que no hacemos o descubrimos algo no aparecen algunos objetos en salas que ya habíamos visitado, por lo que vamos perdidos en muchas ocasiones.

La trama de CASE: Animatronics la vamos desvelando a medida que exploramos la comisaría

Contamos con dos accesorios que nos ayudaran en CASE: Animatronics: una linterna y una Tablet. La Tablet es sin duda la más importante ya que nos da acceso a las cámaras de la comisaria y desde ella podremos ver el mapa y controlar la posición de nuestro enemigo; al estar siempre visible en la parte inferior izquierda se puede dejar encendida en una cámara viendo por donde viene nuestro rival. Eso sí, tiene una pega, es vieja y no deberemos abusar de ella porque se acaba la batería rápidamente.

La linterna nos ayuda a iluminar las habitaciones que están a oscuras y, por tanto, permite orientarnos mejor. Pero algo que me saca mucho del título es que está siempre situada a la altura de nuestra cabeza, limitando en demasía el campo de visión. Incluso cuando permanecemos escondidos debajo de una mesa, el brazo estará todo el juego levantado a la altura de los ojos con la linterna ya esté encendida o apagada; asumimos que el protagonista debe tener el brazo como Rocky para poder aguantar tanto tiempo con el brazo en alto.

La linterna será nuestra mejor aliada para desenvolvernos por la comisaría

El apartado técnico no esconde su desarrollo original para móviles

Gráficamente CASE: Animatronics es discreto, no es que se vea mal, ya que al ser tan oscuro se disimulan muy bien sus carencias, aunque fijándote un poco le veras las costuras. A pesar ser un port inicial de IOS y Android, se puede decir que está en consonancia con el resto de los aspectos.

El sonido como todo en el juego es un sí, pero no. La música es muy buena y ambienta muy bien, pero la duración de los temas es tan corta y se repiten tanto que nos cansaremos de ella rápidamente. Los efectos de sonido, sobre todo los de la respiración y el latir del corazón de nuestro personaje, son increíbles y nos crean una inmersión brutal. Pero nuestros pasos sobre cualquier superficie se escuchan extremadamente altos; como hemos comentado antes parece como si la madera del suelo se rompiera con cada pisada que damos.

Los textos de CASE: Animatronics están en castellano, lo cual se agradece, pero tiene algunas erratas un poco extrañas como en el menú principal que podemos leer “configuracione” y otras adicionales en los documentos. El audio esta en inglés subtitulado al castellano. El problema aquí viene conque los subtítulos son un poco pequeños y en ocasiones cuesta leerlos.

Aunque CASE: Animatronics está traducido al castellano, tiene fallos ortográficos incluso en los menús de juego

En resumen, CASE: Animatronics hará las delicias de los amantes de este género, que sabrán perdonarles las enormes carencias que tiene debido a la gran inmersión que supone la experiencia y, sobre todo, los sustos que nos vamos a llevar. Dicho lo cual, la calidad de la propuesta no está a la altura de un producto que pudiera ser recomendado de manera tajante. Si eres fan de los juegos de sustos o incluso, si te gusta streamear este tipo de título, esta propuesta te puede llegar a interesar. En caso contrario, es muy probable que te canses rápido y abandones antes de tiempo.

Veredicto

CASE: Animatronics es una aventura policíaca que, a modo de novedad, nos pone en el papel del acechado en vez de ser los perseguidores. Ambientando en una comisaría, tendremos que recorrerla a fondo y buscar refugio para evitar ser capturados por el enemigo. Con un apartado técnico que recuerda constantemente su desarrollo móvil, es un juego ideal si eres fan de los títulos de miedo o te gusta retransmitirlos. Si no es el caso, es muy probable que abandones la experiencia antes de tiempo al hacérsete pesadas sus mecánicas.

CASE: Animatronics

Duración: 5 h
4.1

Jugabilidad

3.0/10

Gráficos

4.0/10

Sonido

5.0/10

Innovacion

2.0/10

Narrativa

5.0/10

Diversión

6.0/10

Duración

4.0/10

Aspectos Positivos

  • La inmersión rápida en el juego
  • Algunos efectos sonoros

Aspectos Negativos

  • La trama se siente innecesariamente alargada
  • Mal control del personaje
  • Los temas musicales son muy breves y se repiten constantemente