Análisis de Catherine Full Body (Switch). El error sería resistirse a la tentación

Análisis de Catherine Full Body. El error sería resistirse a la tentación

Analizamos  Catherine Full Body en su llegada a Nintendo Switch, ¿Te dejarás seducir por sus encantos?

Casi un año después del lanzamiento del título para PS4 por fin tenemos en nuestras manos la versión para Switch de Catherine Full Body, la versión ampliada del puzzle de 2011 de Atlus que, ya en su día, tuvo un considerable éxito de crítica y público. Si sientes curiosidad por saber si sus mecánicas han envejecido como el buen vino o hasta que punto los nuevos añadidos realzan los atractivos de su madurez, no dudes en dejarte seducir por este análisis.

No sos vos, soy yo

En Catherine Full Body, el jugador encarna a Vincent Brooks, un ingeniero de 32 años sin especial pasión por su trabajo cuya vida social oscila entre su relación con su novia Katherine y las tardes de copas con sus amigos en el Stray Sheep, su local preferido. Vincent, quien al principio del título no parece tener demasiadas inquietudes existenciales, ve muy pronto como su plácido modo de vida se tambalea al plantearle Katherine su deseo de dar un paso más en su relación.

A la mañana siguiente, el intrépido héroe despierta en su cama con una buena resaca y la atractiva y descarada Catherine a su lado. De este modo se conforma el triángulo amoroso que se convertirá en el principal quebradero de Vincent quien además desde la noche que conoció a su amante comienza a sufrir unas pesadillas horriblemente vívidas. ¿Tendrán algo que ver con los recientes casos de muertes durante el sueño que han sufrido diversos hombres en la ciudad?

Nuestro protagonista de  tras despertar de una de sus recurrentes pesadillas en Catherine Full Body

Narrativamente el argumento se desarrolla a través de cinemáticas tanto de estilo anime, las cuales incluyen algunas escenas echhi (picantes) como de otras creadas con el motor gráfico del título. Sin embargo durante la primera partida será imposible disfrutarlas todas, ya que la historia varía según las decisiones del jugador, incluyendo de este modo cuatro rutas argumentales, que dependen del interés romántico de protagonista o la ausencia de uno. Estos arcos desembocan uno de los trece finales diferentes que incluye el título, en comparación con los ocho del Catherine original.

En general la historia se sigue con mucho interés, no sintiéndose alargada en ningún momento y con algunos giros de guion realmente bien introducidos. Además incluye algunos elementos metaficcionales, como el hecho de que la historia de Vincent se nos presente como un capítulo de una serie de tv dentro del universo del título, o que determinados personajes se dirijan directamente al jugador. Por si esto fuera poco proporciona una respuesta coherente a cada interrogante que plantea, algo que otros títulos de similar o inferioridad complejidad argumental, no pueden o no quieren hacer.

Si tuviera que señalar algún pero sería que a medida que la historia se interna en el terreno de lo fantástico se pierde parte del enfoque maduro y existencial que plantea en sus primeros compases, aunque preferir uno u otro rumbo es cuestión de gustos. Justo es añadir que, al igual que el resto de versiones, deberemos disfrutar de su argumento con voces en inglés o japonés, aunque eso sí con subtítulos en español que cuentan con una magnífica localización.

La misteriosa presentadora Trisha se dirigirá directamente al jugador al comienzo de la historia de Catherine Full Body

Salir, beber, el rollo de siempre

El título incluye dos mecánicas diferentes, según el protagonista esté despierto o dormido. En el primer caso lo controlaremos en el Stray Sh777eep, en el que nuestra mayor ocupación será hablar con los parroquianos habituales, mayormente acerca de los líos de faldas de Vincent, aunque también de las misteriosas muertes durante el sueño que van acaeciendo en la ciudad.

Entre los personajes que encontraremos en el local destaca por su importancia Rin, una joven e inocente pianista a la que Vincent salva de un misterioso perseguidor al comienzo de la historia y que cada noche agasaja a los clientes con su música. Esta chica, quien desafortunadamente sufre amnesia temporal, parece estar relacionada de algún modo con los extraños sueños del protagonista, de quien, según el modo en que interactuemos con ella, puede convertirse en su tercer interés amoroso. Por todo ello podemos concluir que su inclusión en Catherine Full Body supone la adición argumental más importante con respecto al título que salió en PS3 y XBOX360.

¿Qué secretos ocultará la dulce Rin?

Será también en el Stray Sheep donde Vincent gestione su relación con Katherine y Catherine por llamada telefónica e email. Así las respuestas que les demos serán uno de los factores que marcarán el interés del protagonista hacia una, otra o ninguna de ellas. El modo en que Vincent forja las relaciones con sus opciones románticas sin duda recordará a más de uno a los títulos de la serie Persona y no es la única similitud entre ambas sagas.

En ambas solo podemos realizar un número de acciones determinado cada día, pues se tiene en consideración el paso de las horas y cada cliente del Stray Sheep tiene su propia rutina. Por ejemplo hay algunos que abandonan el bar temprano y otros que no llegan hasta muy avanzada la noche, por no mencionar a aquellos que solo visitan el local puntualmente para luego desaparecer por motivos argumentales. Así pues, si queremos recabar información importante de boca de los personajes no debemos elegir a nuestros interlocutores aleatoriamente, sino que es aconsejable una valoración previa de qué podría aportarnos cada uno y obrar en consecuencia.

Jonny, Toby y Orlando serán los confidentes de Vincent durante la historia de Catherine Full Body

Si el hecho de mantener conversaciones con los personajes secundarios nos sabe a poco, también podemos usar la gramola para deleitaros con diferentes piezas de la BSO  (e incluso de algún tema más perteneciente a otros título del estudio, que no desvelamos por no arruinar la sorpresa) y echar unas partiditas a la recreativa Super Rapunzel. Este delicioso videojuego de estética ocho bits adapta el clásico cuento a un puzzle de perspectiva isométrica y personalmente, me ha recordado a algunos títulos de la época dorada del Spectrum.

Por último, también podemos tomar diferentes bebidas alcohólicas, lo cual, no solo servirán para ver a Vincent tambaleándose cómicamente por el establecimiento, sino para deleitarnos con todo tipo de información de ellas. Un curioso detalle que aporta más de una anécdota interesante, al tiempo que aumenta la sed. Por si eso fuera poco, el nivel de ebriedad del protagonista también tiene incidencia jugable en la segunda mecánica principal del título.

Super Rapunzel supone un bello homenaje de Catherine Full Body a la época dorada de los 8 bits

Como dijo aquel genio, este puzzle es un sueño

Durante sus horas de descanso, Vincent se ve transportado a diferentes espacios oníricos. En ellos debe ascender por torres conformadas por cubos, con los que necesitará crear una ruta de ascenso, ya sea moviéndolos para crear escalones, arrojándolos al vacío para reducir el tamaño de los obstáculos o aferrándose a sus bordes para trepar hasta puntos inaccesibles de otro modo. El protagonista puede desplazarse tanto por la parte delantera como por la trasera de la torre, factor que no debe olvidarse ya que en ocasiones podemos no ser conscientes de la resolución de un puzzle por, literalmente, estar observándolo desde el lado equivocado.

El ascenso no es el único obstáculo presente, sino que Vincent también debe enfrentarse contra el tiempo, pues las torres se desmoronan paulatinamente a mayor o menor velocidad dependiendo de la cantidad de alcohol ingerida en el Stray Sheep. Aunque esta premisa pudiera parecer sencilla de primeras, ciertas mazmorras incorporan nuevos tipos de cubo que provocan distintos efectos como explosiones que afectan a los bloques contiguos, resbalones o muerte instantánea.

Por si esto fuera poco en ciertos niveles Vincent no será el único escalador de la torre, sino que competirá contra otros soñadores (por motivos argumentales, con forma de parlantes carneros bípedos) los cuales no dudarán en utilizar las rutas abiertas por él, bloquear su paso o incluso arrojarlo al vacío.

Los carneros rivales suponen un incordio a los que es muy fácil odiar en Catherine Full Body

Para hacer frente a este tipo de peligros el protagonista cuenta con checkpoints, desde los que reanudará su escalada en caso de muerte, y diferentes items con todo tipo de efectos beneficiosos, tales como permitir realizar grandes saltos para llegar a asideros de otro modo inaccesibles, crear plataformas de apoyo o eliminar a los carneros rivales en pantalla. Solo se puede llevar un objeto, por lo que conviene pensar bien cuando utilizarlo o si sustituirlo por otro al haber ocasión.

Vincent también puede asimismo deshacer un número limitado de sus últimas acciones, lo cual a menudo es imprescindible para poder avanzar, pues no es infrecuente cometer un error fatal que imposibilite totalmente el ascenso. Si aún así hay puzzle que se resista, la opción Reanudar del menú de pausa hará que el protagonista escale automáticamente (desde  la base de la torre o el último checkpoint) hasta el lugar exacto en la que se desvió de la resolución correcta. No obstante, si se utiliza esta estrategia repetidamente en el mismo punto el modo automático cederá el control al jugador tras haberlo superado sin su intervención.

El modo automático es una buena manera de evitar quedar atascados sin reducir la dificultad

El título incluye nueve mazmorras en total, la mayoría de ellas divididas en etapas. Éstas a su vez están separadas del resto por el atrio, una estancia en la que guardar la partida, intercambiar estrategias de escalada con los carneros supervivientes y comprar items con el dinero recolectado durante el ascenso.

Además antes de avanzar hacia la siguiente etapa, Vincent debe pasar por el confesionario, en el que  una misteriosa voz hará una pregunta acerca del tipo de relación sentimental ideal para él (¿O está hablando con el jugador?). Al igual que las interacciones del Stray Sheep sus respuestas marcarán el rumbo argumental de Catherine Full Body.

En ocasiones las últimas etapas incluyen enfrentamientos contra jefes finales que no son sino los miedos del protagonista encarnados en todo tipo de monstruosas criaturas. Para sobrevivir a ellas Vincent debe alcanzar la cima de la torre anticipándonos no solo a los derrumbamientos sino también a sus ataques, los cuales pueden acabar con él de un solo impacto. Sin duda estos niveles son los más frenéticos del título, al presentar puzzles más sencillos que en los niveles ordinarios, pero que, por contra, deben resolverse con mayor celeridad.

Los jefes finales poseen ataques que pueden eliminar a Vincent en un instante

Por último y en relación a esta mecánica cabe destacar que Catherine Full Body incluye algunas novedades reseñables con respecto al título de 2011. La primera es un nuevo nivel de dificultad llamado Seguridad en el que el jugador puede desactivar ciertas características de este modo, obteniendo de esta forma una experiencia más acorde a su nivel de habilidad. El segundo es el modo Remix que añade tipos de cubos que no estaban presentes en el título original.

Tan hermoso por rendimiento como por diseño

Gráficamente Catherine Full Body no es un título rompedor, ya que la propia concepción de su género le impone ciertas limitaciones, tales como el escaso número de escenarios. Sin embargo lo compensa con un fenomenal diseño de entornos y personajes que recuerda y mucho a los de la saga Persona. Esto no es casualidad, pues ambos son creaciones de Shigenori Soejima. Sin embargo, a diferencia de su trabajo en esta saga, sus personajes humanos y escenarios en Catherine Full Body se sienten menos japoneses y más universales, dando la sensación de que el Stray Sheep y sus parroquianos podrían encontrarse en cualquier lugar del mundo.

Mención aparte merecen los jefes finales, con los que el diseñador ha dejado volar libremente su imaginación para dar forma a verdaderas locuras como un bebé gigante armado con una motosierra o un sexagenario francotirador en una silla de barman. Las secuencias de anime que hilan la trama también goza de una calidad muy alta, siendo indistinguible, a ojos de un consumidor de anime avezado como un servidor, cuales fueron animadas hace casi una década y cuales son de nueva creación. Las cinemáticas creadas con el motor del título, menos frecuentes pero igualmente bien realizadas, cumplen sobradamente con su cometido.

El Stray Sheep ,un segundo hogar para Vincent que terminará siéndolo también para los jugadores de Catherine Full Body

A nivel de optimización, como era de esperarse, el hardware de Switch es capaz de cumplir sobradamente con las exigencias de Catherine Full Body, si bien me hubiera gustado que se aprovechara esta revisión para resolver ciertos problemas presentes en las fases de puzzles. El primero es el funcionamiento de la cámara trasera que consta de una serie de cuestionables ángulos fijos que en ocasiones impiden ver los cubos más cercanos a Vincent, lo cual dificulta el avance.

El segundo es lo impreciso que resulta  el desplazamiento en diagonal mientras el personaje cuelga de los cubos. En no pocas ocasiones la imposibilidad de avanzar en la dirección deseada me ha llevado a contemplar una y otra vez como el protagonista cae al vacío tras quedar suspendido pasivamente o moverse en una dirección errónea durante varios segundos.

En algunas secciones (muy poco frecuentes por otra parte) incluso sufrí ambos problemas simultáneamente, convirtiendo el puzzle en un reto a la paciencia y a la suerte, más que al ingenio. No es algo que repercuta drásticamente en la, por otro lado elevadísima diversión del título, pero si que puede acarrear ocasionales frustraciones al tener que repetirse secciones que de haberse corregido dichos fallos hubieran podido superarse con facilidad.

Ayudar a Vincent a llegar a la cima de las torres en Catherine Full Body supone una delicia el 95% del tiempo

Con respecto al sonido, Catherine Full Body incluye voces en japonés e inglés. Como novedad de esta versión de Switch, si el jugador opta por el doblaje nipón podrá elegir entre tres opciones diferentes para la sensual Catherine, pertenecientes a diferentes seiyuus (actrices de voz) que también han trabajado en la saga Persona. En el caso de la lengua de Shakespeare, en la que he disfrutado la historia principal, el doblaje es de buen nivel, con una dicción y una interpretación muy correctas, adecuada al carácter y al estado de ánimo de cada personaje.

La BSO acompaña perfectamente la acción, e incluye una variedad melódica encomiable con piezas que encajan como un guante con cada sección a la que acompañan: temas de base jazz para el Stray Sheep, melodías de corte religiosa en la Catedral, composiciones más épicas y frenéticas (con un punto de j-pop) en los “enfrentamientos” contra los jefes finales… no hay absolutamente ningún pero que ponerle al título en este apartado.

Algo termina, algo comienza

A diferencia de otros títulos del género, cuya duración es infinita, el modo principal de Catherine Full Body (Golden Playhouse)  está supeditado a su argumento, por lo que, dependiendo del nivel de habilidad de cada uno completarlo puede llevar en torno a unas quince horas, que pueden multiplicarse exponencialmente si se quieren conseguir todos los finales. Además el título incluye dos modos extra muy interesantes que contribuyen a prolongar aún más las horas de diversión.

Joker de P5, uno de los incentivos para dar una oportunidad a los modos de juego secundarios de Catherine Full Body

En Babel, el cual puede jugarse individualmente o en cooperativo, seleccionaremos a uno de los personajes del título (o a algún invitado inesperado) para superar en el menor tiempo posible cuatro escenarios que se van desbloqueando a medida que se progresa  en Golden Playhouse.

En este modo se ha deshabilitado el comando Deshacer y tras cada muerte se debe comenzar comenzar el nivel desde el principio, lo cual lo convierte en el desafío ideal para aquellos jugadores expertos que busquen un reto mayor al ofrecido por los puzzles de la historia. Sin duda merece destacarse que en esta versión de Switch están disponibles de manera totalmente gratuita los personajes que en PS4 debían adquirirse mediante DLC.

En Coliseum podremos competir contra otros jugadores ya sea de forma online (otra de las novedades con respecto a las versiones de PS3 y XBOX360) o local con una sola consola.

Los mecánicas Coliseum y Babel ofrecen mecánicas sensiblemente diferentes a Golden Playhouse

Veredicto

Catherine Full Body es la mejor versión de un título, que en su entrega base ya gozaba de una gran calidad. Su intrincada historia, divertidas mecánicas adaptables al nivel de habilidad de cada jugador y notable duración lo convierten en una opción muy recomendable no solo para los amantes del género, sino para usuarios que quieran probar algo diferente. Solo ciertas imprecisiones en el control y una cámara mejorable lo alejan de ser el título de puzzles perfecto. Si jugaste a las versiones previas, solo tú puedes decidir si los añadidos merecen pasar por caja nuevamente. En caso contrario, ¿Cómo puedes estar aún leyendo este artículo en lugar de comprándolo?

Catherine: Full Body

Duración: 15 h
9

Jugabilidad

9.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

7.0/10

Innovacion

8.0/10

Narrativa

8.0/10

Diversión

9.0/10

Duración

9.0/10

Aspectos Positivos

  • Su estética manganime
  • Su intrigante historia
  • La posibilidad de adaptar su dificultad a todo tipo de público

Aspectos Negativos

  • Puntuales imprecisiones en el control del protagonista
  • Los ángulos de cámara en ocasiones dificultan la progresión