Análisis de Children of Zodiarcs (Switch). Suma y vencerás

Análisis de Children of Zodiarcs. Suma y vencerás

Children of Zodiarcs es un RPG que combina mazos de cartas y tiradas de dados, en el que un grupo de jóvenes se enfrenta al poder establecido.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Los RPGs desde el comienzo de los videojuegos han sido uno de los géneros más importantes dentro de nuestra industria. Antes era más habitual que prácticamente el 100% de RPGs que llegaban a nuestras consolas llegasen de Japón, aunque esa tendencia en los últimos años ha ido cambiando y el resto del mundo ya produce juegos de rol al nivel de los provenientes desde el país del sol naciente.

Pero volviendo a Japón, cualquiera que sepa un poco de que hablamos, rápidamente se le habrá pasado por la cabeza el nombre de Square Enix, referentes del género. En los últimos años Square además de desarrollar sus propios juegos, también ha comenzado a apoyar a pequeños estudios independientes en la creación de sus obras a través de Square Enix Collective.

De esta manera nos han llegado obras como The Turing Test, FEAR Effect Sedna, Forgotton Anne, Moonlighter y el juego que hoy nos ocupa, Children of Zodiarcs, del estudio canadiense Cardboard Utopia, suponiendo el primer juego del estudio. Pese a ello no les podemos considerar como unos novatos en la materia ya que está formado por profesionales con amplia experiencia en el sector, habiendo participado en desarrollos de varios títulos considerados triples A.

Además de la ayuda ofrecida por Square Enix, Children of Zodiarcs contó con una campaña de Kickstarter que resultó todo un éxito. No tardó demasiado tiempo en recaudar el 200% de lo que sus desarrolladores buscaban, garantizando así el lanzamiento de su producto.

Los protagonistas de Children of Zodiarcs son adolescentes

Children of Zodiarcs es un Rpg táctico que además combina otras opciones utilizadas en algunos juegos del género como son los mazos de cartas y los dados, suponiendo algo no muy habitual esta utilización de todos los elementos posibles. El juego fue lanzado para PC y PlayStation 4 en Julio de 2017, y ha sido ahora cuando ha llegado a Xbox One, y a Nintendo Switch, plataforma en la que lo hemos analizado.

Historia sencilla, pero entretenida

La historia que en esta ocasión se nos cuenta, no dista demasiado de otras muchas que ya conocemos. Desde el inicio nos muestra claramente que vamos a vivir un enfrentamiento entre poderosos y humildes. La historia nos sitúa en Torus donde un gobierno militar con poco talante democrático gobierna con mano de hierro.

Pero esto no siempre ha sido así en Torus, años antes de este gobierno autoritario el reino era una civilización muy avanzada tecnológicamente, que se basaba en los Zodiarcs, una extrañas y poderosas reliquias que  ofrecen a quien las posean unos poderes especiales que sobresalen de lo normal.

Así se nos muestra el mapa de Children of Zodiarcs

Como a estas alturas se puede suponer, nuestro objetivo en Children of Zodiarcs será hacernos con estas reliquias para con ellas vencer a los tiranos que ostentan el poder y restablecer en Torus un gobierno justo. Al más puro estilo Oliver Twist, la novela de Dickens, nos ponemos en el papel de unos niños que dirigidos por un adulto, actúan al margen de la ley, infringiendo las normas y enfrentándonos a las autoridades de Torus.

Así conoceremos a Zirchhoff, el jefe de la banda o a Nahmi, más conocida como la llama de ébano, Pester, otro joven rufián y varios jóvenes más que forman parte de La Familia, la banda dirigida por Zirchhoff y en la que cada uno de los protagonistas tiene distintas habilidades todas muy útiles a la hora de hacer frente a los combates que nos surgirán cada poco.

Análisis de Dragon Quest XI S

Children of Zodiarcs es un RPG táctico en el que el movimiento funciona con el clásico sistema de cuadrículas. Una vez decidido nuestro movimiento llega el momento de tomar la decisión más importante del turno. Es entonces cuando tenemos que elegir nuestra jugada, teniendo tres opciones.

Podemos elegir defendernos, incrementando entonces nuestra defensa preparándonos para un eventual ataque; otra opción es la de robar cartas, que nos da la opción de sumar dos cartas a nuestro mazo, siendo siete el máximo que podemos llevar. La tercera opción es la de utilizar una de las cartas de nuestro mazo.

Cartas, dados, solo falta el tablero

Cada miembro de nuestro equipo tiene como ya hemos dicho distintas habilidades, lo que queda reflejado en las distintas cartas que cada uno puede sumar a su mazo. En algún personaje predominarán las cartas que desencadenan hechizos mágicos, en otro las cartas de curación tendrán más protagonismo, y por ejemplo Zirchhof o Nahmi tendrán más cartas de ataque directo, ya sea cuerpo a cuerpo o con armas a distancia.

Crear tu mazo en Children of Zodiarcs no es tarea fácil

Este método de cartas funciona muy bien una vez nos familiaricemos con él, y está resuelto por el clásico sistema de colores, cada grupo de habilidades un color distinto. Así que una de las claves en Children of Zodiarcs será lograr llevar unos mazos que formen un conjunto equilibrado.

Una novedad que aporta el título, y que es una ayuda considerable es que una vez elegida la carta que utilizaremos, seleccionando la casilla en la que se encuentre nuestro objetivo, veremos cómo se nos muestra una horquilla de daño que vamos a infringir con el ataque, y también si este conlleva un contraataque y la horquilla de daño que este nos va a generar. Esto supone una gran ayuda a la hora de tomar decisiones y nos facilita bastante las cosas en momentos concretos en los que no sabemos a que enemigo dirigir nuestros ataques.

La pregunta ahora es si con esto ya estamos listos para la pelea. Y la respuesta es negativa. Una vez seleccionemos a quién mover, a donde moverlo, si atacamos, robamos carta o nos defendemos, y en el caso de elegir atacar, a quién y qué carta usar, entonces es cuando nos llega el último paso. Los dados. Todavía nos queda una tirada de dados, que es la que determinará nuestra suerte.

Son varios los distintos dados que podemos equipar a cada personaje de Children of Zodiarcs

Como sucede con las cartas, los dados de Children of Zodiarcs también tienen sus particularidades, y cada uno de nuestros personajes tendrá su conjunto de dados personalizado, y que podremos ir variando y mejorando a medida que transcurra el juego. Pese a ello y por muy bien que hayamos gestionado nuestro grupo de dados y nuestro mazo, siempre quedará un componente de suerte a la hora de realizar la tirada. Así que por ello, todavía nos queda un as en la manga.

Y es que si no estamos contentos con el resultado de nuestra tirada, se nos ofrece la oportunidad de repetir parte de la misma eligiendo un par de dados y volviendo a lanzarlos.

Esta jugabilidad que ofrece Children of Zodiarcs prácticamente cubre todo el espectro de lo que diferentes RPGs pueden ofrecer, aunándolo todo en uno, y pese a la complejidad aparente de unir tantas opciones en un solo juego, a la hora de jugar se siente de manera muy intuitiva.

Bioshock 4 podría tener mundo abierto y un sistema RPG

Como hemos venido diciendo, a lo largo de nuestras aventuras el propio título se ocupa de facilitarnos tanto la toma de decisiones como de que estas se acerquen lo máximo posible al resultado que deseamos de las mismas. Y eso como podréis imaginar es debido a que Children of Zodiarcs no es desde luego un juego fácil.

Nuestras primeras misiones las superaremos sin mucho esfuerzo aunque si con algo de paciencia, ya que como es de suponer viendo la cantidad de acciones a realizar en cada turno, los combates se alargan en el tiempo, no siendo un juego para cortas sesiones de juego.

Para salir victorioso en Children of Zodiarcs, hay que elegir bien hasta los dados

Sencillo, pero no fácil

Una vez superadas estas misiones iniciales, la cantidad de enemigos y la dificultad de los mismos crece de manera importante poniéndonos en más de un compromiso, y a lo largo de las casi veinte horas que he necesitado para superar la historia principal, hay momentos en los que se complica mucho seguir avanzando, pese a que nuestros personajes ven su nivel aumentado con relativa facilidad.

Esta subida de nivel también implica que nuestras cartas mejoren, pudiendo con ello usar más frecuentemente habilidades especiales que algunas de ellas poseen, y que combinadas con el dado correcto y la una pizca de suerte pueden resultar determinantes en momentos complicados.

El propio Children of Zodiarcs nos avisa, has ganado… pero de momento

Mediante escenas estáticas en las que aparecen algunos de los protagonistas iluminándose quienes hablan, se nos va contando el devenir de la historia, y sirven como momento de relax entre combate y combate. Ni es la mejor ni la más novedosa manera de contarnos la historia, pero pese a ello resulta efectiva y consigue hacer que nos interese saber que nos están contando.

El apartado gráfico de esta versión de Children of Zodiarcs para Nintendo Switch funciona a buen nivel. Obviamente por el tipo de juego que es, no requiere de excesiva potencia, y el estilo artístico del mundo distópico en el que nos movemos, y el diseño de personajes que tanto recuerda a diversos animes clásicos, sientan como un guante a la consola híbrida de Nintendo.

Los niveles no son ninguna maravilla, pero cumplen

Los escenarios, oscuros en la mayor parte de la aventura, cuando visitamos los suburbios están repletos de sombras y recovecos en los que preparar emboscadas y tanto en pantalla grande como en modo portátil resultan plenamente disfrutables.

Toda la acción sucede desde una vista aérea que podremos acercar o alejar, y que si decidimos acercarla descubriremos que si bien como decimos los escenarios cumplen, no esperemos ver excesivos detalles en los mismos.

Análisis de Yakuza Like a Dragon. La vida es un RPG

A nivel sonoro el juego pasa desapercibido, sin aportar nada digno de quedarse en nuestro recuerdo. La música que nos acompaña en Children of Zodiarcs, precisamente hace eso, acompañarnos, pero en ningún momento aporta nada de epicidad o misticismo a los combates, ni al resto de situaciones.

El juego, sin voces sí que nos llega traducido al castellano, y aquí sí que el trabajo es soberbio. La localización es muy buena, a un nivel que nos gustaría para grandes juegos triples A. Esta traducción tan bien hecha es en parte culpable de mantener el interés en la historia.

En los callejones oscuros casi siempre hay problemas

Veredicto

Children of Zodiarcs es un buen punto de partida para un estudio novato, que se atreve en mezclar varias características que podían haber saturado la jugabilidad, pero que resulta que se compaginan de manera muy disfrutable. Pese a ello, no deja de ser un título para un público muy concreto, ya que su ritmo, o su aparente complejidad puede echar para atrás a quienes no lleguen a profundizar en él. Aun así logra que sus virtudes queden por encima de sus defectos, haciendo muy bien casi todo lo que se propone.

Suscríbete a nuestro podcast

Children of Zodiarcs

Duración: 18 h
7.5

Jugabilidad

9.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

6.0/10

Innovacion

8.0/10

Narrativa

7.0/10

Diversión

8.0/10

Duración

9.0/10

Aspectos Positivos

  • La combinación de cartas y dados da un muy buen resultado
  • El nivel de dificultad supone un atractivo desafío
  • Algunos protagonistas derrochan carisma

Aspectos Negativos

  • El apartado técnico queda bastante por detrás del resto de apartados
  • Los combates pueden llegar a ser monótonos