Análisis de Cobra Kai The Karate Kid Saga Continues. El regreso del ataque de la grulla

Cobra Kai supone un regreso al pasado y este videojuego nos trae de vuelta esos arcades clásicos donde éramos nosotros contra el barrio

Cobra Kai supone un regreso al pasado, trayéndonos de vuelta esos arcades clásicos donde éramos, simplemente, nosotros contra el barrio.

Debido a que no tengo una edad muy avanzada, la gente se suele sorprender de que una de mis sagas favoritas sea Karate Kid. La historia de Daniel LaRusso me cautivó cuando era pequeño y sigo obsesionado con ella. Al estrenarse Cobra Kai, la serie original de Youtube que después fue adquirida por la plataforma Netflix, todo cambió y resurgió la popular saga de Karate que marcó a muchas generaciones.

En este punto confluyeron nuevos enamorados de esa estética ochentera y los ya amantes de la misma, todos recordando lo que nos transmitió dicha serie en el momento de verla, da igual cuando fuera. Al proponérseme analizar este título sentí una gran emoción ya que, como si el destino hubiera obrado a mi favor, era el momento de cerrar el ciclo y ponerme en las manos de los senseis Lawrence y LaRusso.

Nuevas y antiguas generaciones se dan la mano en Cobra Kai

Un género tan clásico como la saga

En primera instancia, y sin haber visto nada previo del título, esperaba que este fuera un juego de lucha. Imaginad mi sorpresa al descubrir que era un Beat em up al más puro estilo clásico; pensándolo fríamente creo que es la mejor forma de homenajear a esta saga tan longeva y maravillosa. Si bien es cierto que este año hemos vivido el resurgir del género a través de propuestas muy brillantes como Battletoads o Streets of Rage 4, mis expectativas frente a este proyecto eran bastante escasas; cuál ha sido mi sorpresa al descubrir que es una obra muy sólida, aunque no exenta de fallos.

Análisis de Battletoads

Respecto a la trama, si esperáis un juego que amplíe el lore de la serie de Netflix, siento decepcionaros. Aunque no se especifica con exactitud el momento donde se ambienta, por diversas situaciones y personajes se puede intuir que ocurre durante la segunda temporada, pero no desesperéis, en realidad se puede disfrutar sin haber visto la serie o sin terminarla; argumentalmente no aporta mucho a lo que es la trama global.

Todo en Cobra kai huele a años ochenta, intentando emular a los grandes del género

Lo primero que tendremos que hacer es elegir qué Dojo queremos encarnar entre dos opciones: los pijos de los Miyagui Do Karate o los macarras de Cobra Kai. Si queremos completar la historia, habremos de jugarla con ambos dojos. Lo que nos cuenta “Cobra Kai: The Karate Kid Saga Continues” es una simple historia de lucha típica como vemos en la serie.

Análisis de Assassin’s Creed Valhalla

La trama comienza de la siguiente manera: Miguel o Sam, depende de que Dojo elijamos, reciben una carta: al ir al lugar indicado en dicha nota descubren que un grupo de enmascarados y vestidos con el traje clásico de los esqueletos van a por ellos. Evidentemente, cada uno responsabiliza al dojo contrario y básicamente nos dedicaremos a darnos leches por las diferentes localizaciones de la serie con personajes de esta.

Recorreremos las calles de All Valley repartiendo estopa a todo el que se nos acerque, del dojo rival

Aunque te cueste un poco ¡Golpea primero! 

La progresión de este Cobra Kai es bastante monótona: a lo largo de una gran cantidad de niveles nos dedicaremos a golpear y luchar contra potentes jefes. El problema es que ambas tramas no dejan de ser más de lo mismo, combatiendo siempre contra idénticos enemigos y aunque la trama presenta ciertas pequeñas variaciones al cambiar de protagonista, no puedes dejar de pensar que ya lo has vivido.

Es cierto que parte de sus carencias son atribuibles al género de la obra, pero realmente no hay ninguna variedad de niveles ni mecánicas y todos se basan en avanzar y golpear, así durante todas las fases que componen la historia. En mi partida eché de menos aunque sea una simple fase de bonus o cualquier cosa que pudiera otorgarle algo de variedad a este Cobra Kai; por no cambiar no varía ni la posición de cámara.

Los controles de Cobra Kai son sencillos. Disponemos de una buena variedad de acciones a realizar en el combate, pero sus controles son poco precisos e incómodos en muchos momentos. No responden correctamente y la mayor parte de veces el golpe va dirigido a dónde ellos quieren y no hacia dónde debería. Dentro de todo esto, la propuesta es muy jugable y te acostumbras fácilmente a esos errores, aunque en muchos momentos te fastidien la experiencia.

Una progresión lenta y unos controles poco precisos entorpecerán la experiencia

Algo de lo que quiero hablar es de su curva de dificultad, bueno, no creo que este sea el término correcto, más bien su escalón de dificultad. Mientras completas la historia pasaremos de visitar unos niveles muy fáciles con jefes muy adecuados para el nivel que tenemos a, de un salto, encontrarnos con bosses injustos y fases bastante tediosas. No es que sean imposibles, pero ese escalón de dificultad hace que la experiencia se haga un poco frustrante.

Bastante completo ¡Golpea duro!

Cada personaje de Cobra Kai tiene un árbol de habilidades con bastantes opciones que varían según el Dojo que elijas. Mientras que el Miyagui Do Karate utiliza ataques y poderes basados en el hielo, el Cobra Kai centra sus movimientos en el fuego. Esto aumenta la variedad de poderes que el juego nos permite utilizar, y hay que averiguar para qué sirve cada uno de ellos.

Para activar dichos poderes tendremos que pulsar uno de los dos gatillos inferiores y uno de los botones del pad principal; dependiendo de qué gatillo pulsemos efectuaremos uno u otro ataque. También tendremos la opción de utilizar un golpe de Dojo, dependiendo del personaje: llegado el momento exacto podremos pulsar los dos gatillos inferiores y entonces lanzaremos un potente ataque que afectará a lo que hay a nuestro alrededor.

Respecto al árbol de habilidades, el progreso en el mismo es en base a emplear unas monedas que los enemigos nos irán soltando conforme les derrotemos. Así podremos desbloquear nuevos ataques y algunas bonificaciones para nuestro personaje, como tener mayor resistencia, más vida o una fuerza superior. El árbol se puede completar de manera rápida y casi al final de este Cobra Kai irás con todo a tope. Eso sí, gran parte de las veces tendremos que pensar bien qué bonificación seleccionar, pues la mayoría de ellas nos da la opción de elegir entre dos o tres mejoras, pero al comprar una, las otras quedan bloqueadas.

El sistema de mejoras es bastante completo y funciona a la perfección

Además, hazlo bonito ¡Sin piedad!

Artísticamente Cobra Kai es bastante bonito, dotando a la experiencia de un toque cartoon con unas animaciones basadas en una sucesión de imágenes que parecen sacadas de un comic. Un estilo gráfico bonito que deja atrás el realismo que estamos acostumbrados. Además, aparte de lo bien logrados que están los personajes y su parecido a los actores originales, usan las voces de estos. Eso sí, no es oro todo lo que reluce en este apartado, como veremos a continuación.

Respecto a los escenarios, recorremos las localizaciones míticas de la serie, el minigolf, el instituto, el concesionario de Daniel, incluso el torneo de All valley y la feria. Mientras los recorres todo se ve excesivamente plano; sí que vemos algún NPC interactuando con el escenario, pero al final resulta monótono y muy similar a lo ya visto.

El diseño de los enemigos es variado, conformando una tribu urbana característica con integrantes que van desde un grafitero, hasta un niño pijo, pasando por matones o mamás pijas. Son bastante divertidos, aunque, de nuevo, con el tiempo acaban siendo repetitivos.

Aunque tiene un estilo muy bonito, la mayor parte de las veces ese Cobra Kai se ve vacío y carente de alma

Las animaciones de este Cobra Kai dejan que desear en algunos aspectos. Aunque la mayor parte del tiempo funciona bien, sí que he observado algún bug que otro, sobre todo a la hora de hacer ataques especiales. Nada que entorpezca, eso sí, a la experiencia jugable, simplemente la afean desde el punto de vista estético.

Veredicto

En definitiva, nos encontramos frente a una adaptación decente de la serie. No es el juego perfecto, ni le hace una justicia enorme a la gran calidad que tiene el producto televisivo. Si te apetece un poquito más de Cobra Kai mientras nos sumimos en el eterno letargo hasta el estreno de su tercera temporada, puede cumplir bastante bien con las expectativas. No os voy a mentir, después de terminar este título, he empezado la serie por… ¿Tercera? ¿Cuarta vez? ¡Cobra Kai never dies!

Cobra Kai The Karate Kid Saga Continues

Duración: 12 h.
5.5

Jugabilidad

4.0/10

Gráficos

5.0/10

Sonido

6.0/10

Innovacion

4.0/10

Narrativa

5.0/10

Diversión

6.0/10

Duración

8.0/10

Aspectos Positivos

  • Una adaptación interesante de la serie de televisión
  • Un género bastante bien utilizado
  • Aspecto de los personajes muy logrado

Aspectos Negativos

  • Controles toscos
  • Muy repetitivo
  • Una historia poco interesante