Análisis de Command and Conquer Remastered Collection (PC). El arte (remasterizado) de la guerra

Análisis de Command and Conquer Remastered Collection. El arte (remasterizado) de la guerra

Command and Conquer Remastered Collection pone al día uno de los juegos de estrategia en tiempo real más aclamados de la historia

Viajemos a través del tiempo. Corría el año 1995 cuando el estudio norteamericano Westwood studios nos presentó Command and Conquer, un juego de estrategia en tiempo real donde se nos ponía al frente de uno de los dos bandos de un conflicto y se nos encargaba la tarea de doblegar a nuestro rival. La premisa era tan clara como adictiva: acumula recursos, haz crecer tu ejército y ataca sin piedad a tu enemigo. Muchos lo imitaron, pocos mantienen su legado aún tan vivo.

Veinticinco años después, Electronic Arts nos presenta Command and Conquer Remastered Collection, una completa y cuidada remasterización de las dos primeras entregas de la saga. ¿Habrá hecho mella el tiempo en este clásico? Acompáñanos y descubre como, a veces, no está de más echar la vista atrás.

Hagamos un pequeño juego: piensa aquellas propuestas que, a lo largo de la historia, han definido su género. Seguro que te salen ejemplos muy rápido: Super Mario en cuanto a las plataformas, Final Fantasy respecto al rol, la saga FIFA en lo que a deportes se refiere.  Si preguntamos a los aficionados de los títulos de estrategia bélica en tiempo real, no dudo que la gran mayoría te mencionará el que tratamos en este análisis. Porque sí, Command and Conquer ha vuelto y esperemos que para quedarse.

La saga Command and Conquer es una de las más longevas en el mundo de los videojuegos. La primera entrega, en un principio sin subtítulo, ahora conocida como Tiberian Dawn, llegó al mercado hace ya 25 años. Debido al gran éxito tanto comercial como de crítica, las secuelas (más de 15 hoy en día), adaptaciones a consola y alternativas muy inspiradas, como la saga Commandos, no se hicieron esperar.

El primer paso: elegir bando. ¿Vas con los buenos o con los malos?

Fue tal el reconocimiento de la propuesta desarrollada por Westwood Studios que atrajo la atención de una compañía tan grande como Electronic Arts que, tras comprar los derechos de la marca para su explotación comercial, acabó encargándose por completo de la preparación de las nuevas iteraciones de la franquicia tras la disolución del equipo programador.

Este cambio de tornas coincidió, anecdóticamente o no, con el declive de la franquicia, que perdió el trono de los juegos bélicos a mano de las sagas Call of Duty o Battlefield (obviamente con mecánicas totalmente diferentes). Respecto al género de estrategia en tiempo real, los derroteros han ido por caminos más fantásticos como pueden ser las propuestas de Blizzard (Starcraft, Warcraft), los inspirados en Warhammer o, por qué no, otras tan mainstream como el League of Legends o DOTA.

Las secuencias de vídeo de Command and Conquer Remastered Collection son hilarantes. A veces a propósito, a veces involuntariamente

En el año 2018 Electronic Arts intentó revitalizar la saga con el lanzamiento de Command & Conquer: Rivals para dispositivos móviles que atacaba directamente a la nostalgia usando diseños icónicos de las primeras entregas de la saga. Lamentablemente, los cambios realizados en las mecánicas no fueron del agrado de los puristas al considerar que la experiencia se había simplificado demasiado.

Quién sabe si como respuesta a estas críticas o, simplemente, por el hecho de conmemorar la efeméride del lanzamiento de la primera entrega en 1995, Electronic Arts nos presenta en Command and Conquer Remastered Collection una recopilación de las dos primeras partes de la saga (la original y Red Alert) donde el único cambio es en sus gráficos, ahora completamente remasterizados soportando hasta resoluciones 4K.

En Command and Conquer Remastered Collection se nos permite seleccionar varias unidades a la vez para facilitar el desplazamiento de nuestras huestes

Elige bando con cuidado…

El argumento de ambas sigue unas líneas similares, en Command and Conquer Remastered Collection, se nos presentan dos bandos claramente enfrentados (iniciativa global de defensa GDI y la hermandad de Nod en el original, el ejército aliado y el soviético en Red Alert). Una vez escogido el bando, se nos encargarán una serie de misiones que, una vez completadas, conformarán la historia principal.

Entrando en más detalles del argumento, Tiberian Dawn versa en torno al tratamiento del material conocido como Tiberio. De origen extraterrestre, su explotación es clave para el desarrollo comercial de las diferentes naciones y, también, para su expansión bélica.

Si escogemos el bando de los ‘buenos’ (el GDI) viviremos una batalla frenética para la recuperación de los terrenos balcánicos mientras que si optamos por unirnos a la hermandad de Nod la guerra se trasladará a terreno africano. En el primer caso estaremos bajo las órdenes del capitán Jamison Shepprard mientras que, siendo parte de los malos, conoceremos al peculiar líder de la hermandad Kane.

El bueno del comandante Kane intenta reconducir nuestra vida … hacia el mal

El segundo título de este Command and Conquer Remastered Collection deja atrás el Tiberio para introducirnos en el no menos apasionante mundo de las paradojas temporales. ¿Qué pasaría si Einstein hubiera descubierto cómo viajar en el tiempo e impedido el acceso de Hitler al poder? Pues bien, aunque la Primera Guerra Mundial sí que se pudo evitar, no ocurrió lo mismo con el imparable acceso al poder de Stalin, llevando al ejército ruso a una situación de dominio militar cercano al que se quiso evitar.

Como se ha comentado antes, el único cambio de este Command and Conquer Remastered Collection reside en la actualización del apartado gráfico del mismo, manteniendo intactas sus mecánicas jugables. Para aquellos que se acuerden del original, la base de este era acumular recursos para poder construir diferentes edificios e instalaciones, incluyendo barracas donde formar personal o fábricas donde fabricar vehículos militares como tanques y jeeps, entre otros.

La mayor parte de las misiones (sobre todo de la entrega original) comienzan con la tarea de desplegar el convoy de construcción. A partir de ahí, lo siguiente será explorar el terreno para buscar recursos naturales que nos permitan incrementar nuestra capacidad adquisitiva. Eso sí, en todo momento hemos de vigilar conceptos como el consumo eléctrico o la capacidad de reserva de dicho material. Y, claro, defendernos de los ataques enemigos. Porque esto va de combatir.

Podremos construir una gran variedad de edificios: desde refinerías a barracones donde formar soldados. O, si no, capturar las del enemigo (en rojo en la imagen)

Los rivales no se van a quedar esperando a que vayamos a sus bases a atacarles y, a menudo, irrumpirán en nuestra complicada vida de gestores para intentar destruir esas instalaciones que tanto Tiberio nos ha costado conseguir. Aquí tenemos varias opciones: o dejar que nuestras torretas y cañones antiaéreos nos solucionen la papeleta o volver de donde estuviéramos (normalmente buscando al enemigo) para evitar que nos destruyan la base. Porque, sin base, no generamos recursos. Sin recursos, estamos muertos.

Como veis, la experiencia jugable Command and Conquer Remastered Collection se convierte en una toma y daca entre la parte de gestión de recursos y la de la batalla en sí. Manejar gran cantidad de unidades y tener que estar pendiente de construir instalaciones puede llegar a abrumar al jugador pero, afortunadamente tenemos un aliado poderoso en el sistema de control. Sólo con los dos botones del ratón (y la rueda) seremos capaces de realizar todas las acciones que se nos ocurran.

En todo momento tendremos el cursor en la pantalla; si seleccionamos a un personaje (o un vehículo) podremos indicarle el lugar al que queremos que se desplace (o el objetivo al que atacar), dejándonos también seleccionar un conjunto de unidades para moverlas al unísono. Al costado derecho de la pantalla tendremos la parte de la interfaz dedicada a la gestión de nuestro batallón.

Cañón lanzallamas. Ideal para achicharrar soldados y destruir torretas en Command and Conquer Remastered Collection

Con un simple clic indicaremos el edificio, combatiente o vehículo ‘a construir’, indicándonos siempre el tiempo y coste asociado a cada tarea. Simple y efectivo. Para facilitar la visualización de las unidades, se nos permite hacer zoom sobre la pantalla de juego.

Muchas posibilidades para gastar los recursos acumulados

Resulta complicado explicar en pocas líneas la gran variedad de elementos con los que contaremos en nuestro ejército. En cuanto edificios contamos con ejemplos tan útiles como las refinerías, centrales eléctricas y de comunicaciones, o centros tecnológicos y templos desde los cuales podremos lanzar ataques devastadores. Respecto a las unidades militares el rango va desde los soldados de infantería a los lanzallamas, pasando por casos especiales como los ingenieros o los espías que serán clave para tomar instalaciones rivales.

Porque, además de destruir, en Command and Conquer Remastered Collection también podemos asumir el control de los edificios de nuestros enemigos (si nos dejan llegar vivos, claro). Finalmente contamos con gran variedad de vehículos con los que avanzar de manera firme hacia el campamento contrario: tanques, jeeps, helicópteros, cazas; todo lo que podamos construir será siempre de ayuda contra el ejército adversario.

Será necesario transportar nuestras tropas de Command and Conquer Remastered Collection si queremos dar batalla al otro lado del río

Este esquema de misión es bastante frecuente a lo largo de las dos entregas incluidas en Command and Conquer Remastered Collection aunque, a veces, se nos ofrecen tareas algo diferentes como inflitrarnos en el campamento adversario para tomar el control de sus instalaciones o desactivar armas nucleares recorriendo entornos laberínticos dentro de edificios estratégicos.

En otras ocasiones contaremos con limitaciones en cuanto al tamaño de nuestro ejército (especialmente destacables las misiones en las que tomamos el papel de un comando) o geográficas. En este caso Red Alert va un paso más allá introduciendo las batallas navales; en no pocas ocasiones la guerra tendrá lugar en dos partes diferentes del territorio separadas por un río, teniendo que buscar cómo trasladar nuestro ejército de un punto a otro para batirnos en cobre con el enemigo.

Sola ante el peligro, tendremos que infiltrar al comando Tanya hasta la base rival para destruir al ejército soviético desde dentro

Hablando de rivales; la diferencia de bandos en Command and Conquer Remastered Collection también tiene efecto en cuanto a la tipología de las unidades a las que nos enfrentaremos. Por poner un ejemplo, la hermandad de Nod cuenta en exclusiva con un poderoso lanzallamas mientras que la GDI nos permite lanzar un ataque con el cañón de iones que puede devastar de una tacada gran parte de los efectivos adversarios. Y cuidado con los perros en Red Alert, que pueden acabar de manera instantánea con los valiosos ingenieros o comandos.

La Inteligencia Artificial en Command and Conquer Remastered Collection funciona de modo adecuado y ajustada al nivel de dificultad que seleccionemos. Como hemos comentado antes, no se quedan esperando en casita; mandan aviones, tanques, espías de manera constante para evitar que el jugador esté tranquilamente acumulando recursos (que no son infinitos) y creando un ejército multitudinario.

Otras veces, tendremos que manejar dos partes de nuestro ejército por separado, dependiendo el avance de la acción que haga el equipo contrario

Horas y horas de contenido de calidad

Si ya recordabais el título original y os gustó, esta remasterización os encantará. Realmente parece como si el tiempo no hubiera pasado y, de nuevo, estaremos incontables horas intentando superar las campañas de la historia. En mi caso he superado las 4 campañas (dos en cada juego, una para cada bando) en 40 horas. Es importante mencionar que, a menudo, las misiones se bifurcan pudiendo realizar versiones alternativas de las mismas, lo cual alargaría la duración mencionada antes.

Superar la campaña principal no es especialmente complicado en el nivel de dificultad normal aunque ciertas partes (sobre todo aquellas con recursos limitados o con perros) nos llevarán más de un intento. Afortunadamente contamos con la posibilidad de realizar Guardado Rápido en cualquier momento; recurriremos a menudo a ello en aquellas misiones largas donde perder una unidad concreta supone tener que empezar de nuevo.

En algunos casos Command and Conquer Remastered Collection nos permite seleccionar la siguiente misión a realizar

Si esta duración se te queda corta, no te preocupes: el contenido de Command and Conquer Remastered Collection va más allá: también cuenta con las misiones adicionales que se incluyeron en las diferentes expansiones, aquellas creadas específicamente para las adaptaciones a consola e incluso algunas rarezas como esas en las que nos enfrentábamos a hormigas gigantes. Realmente es de apreciar el esfuerzo en dotar a este recopilatorio remasterizado de la mayor cantidad de contenido posible.

Además de las estructuras normales, el modo online de Command and Conquer Remastered Collection nos permite construir algunas de señuelo para despistar al rival

Y si aún te parece poco lo que te ofrece Command and Conquer Remastered Collection, puedes enfrentarte a otros jugadores en combates en línea ya sea en los mapas predefinidos que se te ofrecen o en aquellos que la comunidad o tú mismo hayas creado. Porque sí, también tienes un editor de mapas, bastante completo, mediante el cual podrás diseñar de manera exhaustiva el escenario en el que batallar. Se me hace complicado encontrar un título reciente con tanto contenido de calidad como el que nos ofrece este Command and Conquer Remastered Collection.

Una remasterización que se nota en los detalles

La gran novedad de Command and Conquer Remastered Collection (aparte de permitir configurar accesos rápidos de teclado bastante útiles) viene de mano del aspecto técnico. Cada elemento ha sido remasterizado, pudiéndose alcanzar resoluciones 4K. Aunque la vista cenital con la que se nos muestra la acción pudiera parecer que este esfuerzo no resalta en demasía, basta con hacer un poco de zoom para ver en detalle el impacto del trabajo realizado en restaurar el título. Y, si aún te quedan dudas de ello, simplemente pulsa la tecla espacio y podrás recuperar el aspecto gráfico que se nos presentó 25 años. Asombroso el trabajo en este sentido.

Izquierda: juego original. Derecha: Command and Conquer Remastered Collection. Las diferencias saltan a la vista

En aras de mantener la máxima fidelidad posible con las entregas primigenias, se ha optado por realizar un ‘remasterizado’ de las secuencias de vídeo con las que se introducía cada una de las misiones. Lamentablemente no está muy conseguido, viéndose los personajes bastante borrosos y, en el caso aquellas secuencias introductorias donde se usaban gráficos tridimensionales, mostrando el paso imparable de los años.

Hay que tener en cuenta, no obstante, que Command and Conquer Remastered Collection se lanza a precio reducido y que regrabar esas escenas de seguro habría repercutido en el valor en mercado de este. Y, a título personal, creo que hubiera perdido la gracia; algunas de las escenas que visualizaremos nos sacarán una carcajada, probablemente no pretendidas en algún caso. No puedo dejar de destacar la secuencia de introducción donde se nos muestra, paso a paso, cómo «se hace» una remasterización.

La remasterización de las secuencias de vídeo no ha sido tan afortunada en Command and Conquer Remastered Collection. Es difícil distinguir los detalles en el rostro de los personajes.

Respecto al sonido, Command and Conquer Remastered Collection ha mantenido el doblaje en inglés tanto en las secuencias de vídeo como en las locuciones que escuchamos durante la partida. Sí que se ha remasterizado la banda sonora que ya en su día fue bastante aplaudida. Contamos con melodías instrumentales como cantadas, incluyendo tonadas que, en el caso de las arengas asociadas a la hermandad de Nod, te introducen de lleno en la acción. Command and Conquer Remastered Collection está perfectamente traducido al castellano.

Veredicto

Command and Conquer Remastered Collection nos trae de vuelta una de las experiencias más satisfactorias dentro de los juegos de estrategia en tiempo real. Con mecánicas robustas e impecables y con una puesta al día de su apartado técnico, ofrece una de las mejores relación calidad/precio/duración en el mercado. Si el género te atrae, es un título imprescindible.

Command and Conquer Remastered Collection

Duración: 40 h
9.5

Jugabilidad

10.0/10

Gráficos

9.0/10

Sonido

9.0/10

Innovacion

5.0/10

Narrativa

9.0/10

Diversión

10.0/10

Duración

10.0/10

Aspectos Positivos

  • Excelente puesta al día gráfica
  • Tan divertido como antaño
  • Cantidad ingente de contenido
  • Completo modo online

Aspectos Negativos

  • La remasterización de las secuencias de vídeo no da la talla

Los comentarios están cerrados.