Análisis de Crash Bandicoot 4 It’s About Time. Un plataformas con sabor añejo

Análisis de Crash Bandicoot 4 It's About Time

Mucho antes de Crash Bandicoot 4 It’s About Time, Toys for Bob fue fundada en la ciudad de Novato, California, en 1989. Su primer trabajo fue Star Control, un juego que poco tiene que ver con el género de las plataformas. Tras este debut, desarrollaron una serie de videojuegos para la empresa Crystal Dynamics (1994-2000) entre los cuales se incluiría Pandemonium, un plataformas lanzado para la primera Playstation que no cosechó malas críticas.

A inicios del siglo 21 fue comprada por Activision y se dedicaron a desarrollar propuestas basadas en licencias de Disney, como 101 dálmatas o Madagascar. Esto les sirvió para sobrevivir y enlazar proyectos hasta el año 2008, donde la demanda de este tipo de títulos empezó a frenar y, para seguir vigentes, necesitaron encontrar un nuevo nicho en que expandirse, dando así comienzo la era Skylanders.

Toys for Bob tiene experiencia con el género de las plataformas

Durante casi una década, Toys for Bob se dedicó en exclusiva a la franquicia Skylanders en la cual se dejaron ver algunos personajes icónicos como el dragón Spyro o el propio Crash.  A partir de 2017, se le presenta la oportunidad de participar en el remake de dos trilogías protagonizados por personajes de sobra conocidos en Playstation durante los años 90. Tales juegos son Crash Bandicoot N. Sane Trilogy y posteriormente Spyro Reignited Trilogy.

Con este curriculum vitae y la buena aceptación, tanto en críticas como en ventas, de ambas trilogías, la confianza en las capacidades de Toys for Bob de cara a desarrollar una nueva entrega de Crash era más que evidente. De esta forma nos llega Crash Bandicoot 4 It’s About Time para PlayStation 4 y Xbox One.

Crash Bandicoot 4 It’s About Time: Nuestro marsupial seguirá siendo la estrella

Aventuras interdimensionales

Las aventuras de Crash nunca destacaron por gozar de argumentos complejos ni requirieron de un gran intelecto por parte del jugador. A pesar de ello, y para explicar el argumento de Crash Bandicoot 4 It’s About Time, es inevitable realizar algún que otro spoiler de títulos anteriores, así que avisados estáis.

El personaje de Crash está inspirado en un bandicut oriental típico de tierras australianas. En su primera aventura, vimos cómo fue mejorado genéticamente por el principal antagonista de la serie, el Doctor Neo Cortex. Tras este experimento fallido, Crash escapó del castillo de Cortex y desde entonces protagoniza la principal línea de defensa para desbaratar los planes del malvado doctor y sus sueños de dominación mundial. La historia de esta cuarta entrega comienza justo desde el punto en el que finalizó su antecesor.

El mundo vive en paz tras los eventos vividos en Crash Bandicoot 3 Warped, donde Neo Cortex y Nefarious Tropy, junto a la malvada máscara Uka Uka, se encuentran atrapados en una prisión temporal. Uka Uka se esfuerza en hacer uso de todo su poder para intentar abrir un portal que les permita escapar de ese lugar. Al final, y tras muchas pruebas, la máscara consigue abrir una brecha y los malvados doctores escapan para reunir a todos sus secuaces y así preparar su vendetta contra Crash y sus amigos.

Crash Bandicoot 4 It’s About Time: N.Tropy y Cortex escaparán con la ayuda de Uka Uka

Aku Aku presiente dicha perturbación interdimensional y corre avisar a Crash, quien se encontraba dormido plácidamente en la isla de N. Sanity. De esta forma, estos dos amigos vuelven a ponerse en camino hacia otra aventura, en la cual, contarán nuevamente con la colaboración de Coco, la hermana de nuestro principal protagonista.

La gran novedad de Crash Bandicoot 4 It’s About Time es que nuestro viaje principal se solapará con otras dos historias paralelas. Ambas estarán protagonizadas por Tawna, personaje conocido de entregas anteriores y que aquí volverá a ayudar a Crash a cada paso del camino, y Dingodile, el personaje reptiliano cuyo restaurante ha sido destruido y reclamará venganza, cruzándose sin saberlo con nuestro querido marsupial.

Análisis de Naught. Gravedad y plataformas

Tal y como os dije, el argumento es muy sencillo y bastante infantil, pero esto no supone ningún problema en absoluto. El juego da lo que promete: un humor muy desenfadado, personajes graciosos, mucho color e ingente diversión. Una historia que nos llevará alrededor de 10 horas, dependiendo de lo arraigado que esté nuestro trastorno obsesivo compulsivo de cara a conseguir los distintos coleccionables.

Crash Bandicoot 4 It’s About Time: La sla N. Sanity será nuestro punto de arranque

El demonio de Tasmania ataca de nuevo

A estas alturas de la película, incluso aunque no seamos asiduos a la franquicia, todos sabemos que Crash Bandicoot 4 It’s About Time es un título de aventuras y plataformas, pero no uno cualquiera. Esta entrega recoge lo mejor de su ADN y lo mezcla con el estilo noventero que disfrutamos en los clásicos de Super Nintendo, como Donkey Kong Country o Super Mario Bros 3.

Nada más empezar, se nos da a elegir entre 2 modos de juego: Moderno y Retro. En el primero las vidas son infinitas, por lo que al morir, siempre continuamos desde el último punto de control. Este modo es el más fácil y recomendado si eres nuevo en el género o poco habilidoso.

Mientras que la segunda opción es la clásica en la que dispondremos de tan solo 3 vidas, las cuales al agotarse nos hacen empezar el nivel desde el principio. Aquí habrá hueco para quedarse calvo tirándonos de los pelos por la frustración (especialmente en las últimas fases de la aventura) aunque de vez en cuando podremos ir acumulando vidas extras al recoger un número determinado de manzanas.

Crash Bandicoot 4 It’s About Time: La hermana de Crash, Coco, será uno de los personajes seleccionables

Pero empecemos recordando cuáles son las habilidades de Crash. Nuestro protagonista puede andar, correr, hacer doble salto, caer encima de sus enemigos, agacharse, deslizarse por el suelo, caer en barrena o atacar realizando su famoso giro de tornado. Al principio solo controlaremos a nuestro bien amado bandicut, pero al poco tiempo podremos manejar a su hermana Coco.

La alternancia entre uno y otro, se realizará a nuestra libre elección antes de empezar un nivel. El problema surge cuando nos damos cuenta que la diferencia jugable entre uno y otro es prácticamente inexistente. Lo único que te motiva a querer experimentar con ambos personajes es la gran cantidad de aspectos o ropas desbloqueables, pero nada más. Toda una oportunidad perdida para marcar alguna diferencia que nos invitase a intercalar el uso de ambos, dependiendo de nuestro estilo de juego o de la pantalla en cuestión.

Crash Bandicoot 4 It’s About Time: Tawna luce un estilo mas moderno y poderoso

Donde sí encontramos una gran diferencia de control es con los personajes de Tawna y Dingodile. La primera ha sido reinventada con un estilo más contemporáneo y nuevas habilidades. Ahora, es capaz de dar una patada giratoria y usar un gancho que nos ayuda a llegar a sitios donde otros no podrían hacerlo.

Mientras Dingodile, porta un arma que aspira todo cuanto está a su alcance, pudiendo atraer también las famosas cajas de TNT para luego dispararlas como un misil. A Estos dos personajes se le añade, en los últimos compases de la aventura, al propio Doctor Cortex, cuya arma principal será su pistola laser. Este trío sólo podrá ser seleccionado en momentos muy concretos de cada mundo, ya que tienen sus propias líneas temporales, pero en cualquier caso me parecen un acierto que logra dar variedad a la jugabilidad.

Junto a esto, otra gran novedad jugable de Crash Bandicoot 4 It’s About Time, son las nuevas máscaras cuánticas. Estas las iremos encontrando a lo largo de la historia y, al igual que Aku Aku, nos otorgarán habilidades especiales para afrontar las secciones de plataformas más complicadas. Por mencionar algunas, está la que congela el tiempo durante unos segundos, otra para realizar un giro infinito y planear brevemente o la que cambia la dimensión según nuestras necesidades, amén de otras más que no desvelaré.

Crash Bandicoot 4 It’s About Time: Las máscaras cuánticas serán una gran novedad jugable

Recorreremos un total de 10 mundos, cada uno de ellos con su propio estilo y que en su conjunto suman una treintena de niveles. Estos se nos presentan a modo de un pequeño mapa dimensional en el que el camino a seguir se irá desbloqueando conforme superamos cada pantalla. Vamos, lo típico de los plataformas de Nintendo en los 90, como el ya mencionado Donkey Kong Country.

Cada fase está estructurada como un pasillo totalmente lineal sin espacio para explorar otras sendas. Es decir, nuestra labor será ir desde el punto A hasta el punto B, sorteando en el camino todo tipo de enemigos, trampas, plataformas que se derrumban a nuestros pies, cajas explosivas y otros cientos de peligros que implican, por ejemplo, surfear un río a toda velocidad, esquivando minas y remolinos de agua.

Análisis de MO Astray. Un atípico plataformas 2D que merece la pena conocer

Todo ello contando con giros de cámara que cambian por completo la percepción y la profundidad de los saltos, mostrando en ocasiones una perspectiva de scroll lateral y otras veces un avance hacia adelante o contra la cámara, como ya vimos en los orígenes videojueguiles del marsupial.

Las limitaciones de Crash Bandicoot 4 It’s About Time, en cuanto la exploración del escenario, podría parecer a priori un punto en contra, y más si lo comparamos con otros títulos similares como Mario Odyssey. Personalmente me ha satisfecho mucho encontrarme una propuesta que no ha pretendido innovar la saga numerada hasta esas cotas, y que ha preferido mantenerse fiel a su estilo. Algunos estarán de acuerdo con esto y otros lo entenderán como algo poco valiente por parte de Toys for Bob.

Crash Bandicoot 4 It’s About Time: Disponemos de 10 mundos a través del tiempo y el espacio

Pero no solo nos limitaremos a superar las pantallas. Como es habitual, tanto en la franquicia como en el género, tendremos a modo de añadidos una serie de desafíos opcionales que nos pican a repetir las partidas. Tales objetivos son conseguir superar hasta tres marcas de porcentajes de recolección de fruta, romper todas las cajas del nivel, encontrar la gema oculta, superar la pantalla sin morir más de tres veces o batir el récord en una contrarreloj.

Otro desafío que alarga la vida de Crash Bandicoot 4 It’s About Time, es el de conseguir unas cintas de video llamadas “cintas de salto al pasado”. Con ellas podemos acceder a una serie de pruebas que fueron realizadas cuando Crash era aún un experimento del doctor Neo Cortex.

Y como colofón a todo este conjunto de tareas realizables, al final de cada mundo nos toparemos con un jefe de zona. No es que sean difíciles de vencer, pero se agradece la intención de colocar a un enemigo distinto a los demás, con sus propios ataques y mecánicas para poder vencerlos. En este sentido quizás he echado en falta más enemigos de zona.

Y si todo esto no te supone bastante contenido jugable siempre podemos dejar la campaña a un lado y meternos de lleno en la batalla con hasta 3 rivales. Contaremos con dos modos multijugador, uno cooperativo y uno competitivo, consistentes en pasar el mando a nuestro amigo cuando toque, ya sea para progresar en las fases normales o para competir por conseguir la mejor puntuación.

Crash Bandicoot 4 It’s About Time: Conseguir todos los retos será un gran desafío.

Un Crash a la última

Crash Bandicoot 4 It’s About Time solo me ha dejado sensaciones muy positivas. No podría decir nada malo de él ni artística ni técnicamente. Los diseños de los personajes respetan los originales en algunos casos y los mejoran en otros. Un ejemplo de esto era la necesaria modernización que requería el personaje de Tawna. Ahora viste con unos jeans ceñidos y algo rotos, con una chaqueta marrón y un flequillo de colores. Por otro lado, Dingodile tiene un aspecto más rudo y fuerte, presentando un perfil más acorde con su personalidad.

Los escenarios en Crash Bandicoot 4 It’s About Time son de lo más variopintos. Todos están recargados de detalles, colores muy vivos y  haces de luz que llenan el espacio de vida. Estos lugares nos emplazarán a una gran variedad de biomas como junglas, desiertos, cuevas de hielo, laboratorios, montañas y castillos de corte oriental o, un escenario en particular, que me recordó en cierta manera a Carnival Night de Sonic 3. Muy espectacular.

Las animaciones son súper graciosas y divertidas; hay docenas de ellas, todas distintas para diferenciar visualmente la forma de morir de los personajes y acorde a la variedad de los enemigos y sus mecánicas de ataque. En definitiva, Crash Bandicoot 4 It’s About Time desarrolla un aprovechamiento magnífico del hardware para ofrecernos un título precioso, que corre sin ralentizaciones ni problemas de ninguna otra índole.

Crash Bandicoot 4 It’s About Time: Los jefes finales son variados y cada uno con sus propias mecánicas

Respecto a la BSO de Crash Bandicoot 4 It’s About Time, el título tiene una playlist de melodías muy divertidas y desenfadadas, acordes con el estilo artístico y que acompañan a la perfección a cuanto acontece en pantalla. Algunos de los temas son viejos clásicos que han sido reimaginados añadiendo más instrumentos, como la melodía inicial de Crash y otros son composiciones totalmente nuevas que relucen casi tanto como el guante de brillantes de Michael Jackson.

Por otro lado, Crash Bandicoot 4 It’s About Time llega totalmente traducido y doblado al castellano, algo que siempre se agradece. Entre sus voces, destacan Luis Fernando Ríos (Uka Uka) quien ya participó en Ghost of Tsushima haciendo del Sensei Ishikawa, Rafael Azcárraga (Dr. Nefarious Tropy) protagonizando God of War prestando su voz al semidiós Kratos o Fernando Cabrera que dio vida a Sheldon Cooper en The Big Bang Theory.

Crash Bandicoot 4 It’s About Time: Un plataformas muy accesible a todos los públicos

Veredicto

No voy andar por las ramas con un veredicto excesivamente complejo, ya que es evidente que Crash Bandicoot 4 It’s About Time me ha gustado y mucho. Es un juego sobresaliente, así sin más. Todo lo que hace, lo lleva a cabo a la perfección. Los personajes y las máscaras añaden un punto novedoso e interesante y los diseños artísticos derrochan simpatía. La diversión está asegurada en una propuesta que plantea una gran variedad de escenarios, con personajes y animaciones muy graciosas, y que cuenta con un sentido del humor muy bien integrado.

Pudiera ser que la dificultad de Crash Bandicoot 4 It’s About Time os parezca bastante insignificante pero os reto a conseguir todos los desafíos a ver si después sois capaces de decir que el juego es fácil. Esta cuarta entrega del loco marsupial es un magnífico título de plataformas, apto para todos los públicos, independientemente de la edad o de nuestra habilidad.

Crash Bandicoot 4 It's About Time

10 h
9

Jugabilidad

10.0/10

Gráficos

9.0/10

Sonido

8.0/10

Innovacion

8.5/10

Narrativa

8.5/10

Diversión

10.0/10

Duración

9.0/10

Aspectos Positivos

  • Una historia con sentido del humor
  • Diversidad de personajes y las mascaras cuánticas
  • Audiovisualmente precioso
  • Muy rejugable

Aspectos Negativos

  • Su dificultad puede ser muy floja