Análisis de Crysis Remastered (PS4). Welcome to the jungle

Análisis de Crysis Remastered
Crysis Remastered es uno de los títulos disponibles.

En el 2007 la desarrolladora alemana Crytek puso a los PC más poderosos de aquella época entre la espada y la pared con la llegada del mítico Crysis. Un título cuya calidad gráfica, haciendo uso del por entonces revolucionario motor CryEngine, enseñaba músculo y se convertía en un techo gráfico que muy pocos podían alcanzar. Crysis no era un shooter más, era sinónimo de potencia y de una jugabilidad que huía de los convencionalismos del género. 

Crysis Remastered supuso un techo gráfico en su época

Esa demostración de músculo y potencia vuelve a nuestras vidas 13 años después con Crysis Remastered. No deja de ser una reiteración de aquel título que, sin querer innovar en sus mecánicas, viene con un notable lavado de cara apoyándose en las nuevas tecnologías gráficas. Una excusa para recuperar un título que se convirtió en un clásico por derecho propio y una oportunidad para darse a conocer a aquellos que no dispusimos de un PC de alta gama pero que ahora podemos disfrutar en PS4, Xbox One, Switch y PC.

Crysis Remastered: Welcome to the jungle, we’ve got fun and games

Problemas en el paraíso

Antes de hablar sobre las novedades gráficas o jugables, recordemos primero de qué trataba el título de Crytek. Crysis Remastered nos sitúa en un ambiente geopolítico muy inestable. Un buque científico norteamericano, el USS Constitution, parece haber encontrado en las Islas Lingshan (Filipinas) un yacimiento tecnológico que podría cambiar el curso de la historia. Inesperadamente, se pierde todo contacto con los científicos a cargo de la investigación cuando Corea del Norte invade dichas islas.

Nuestro protagonista, un soldado de élite con nombre en clave Nomak, es enviado junto con el resto de sus compañeros a la búsqueda y posterior evacuación del equipo científico. Solo ellos poseen el entrenamiento y la equipación de alta tecnología adecuada para llevar a cabo esta misión con total discreción, ya que EEUU y Corea del Norte guardan unas relaciones bastante tensas que, en el caso de fracturarse, podrían desencadenar una tercera guerra mundial.

Crysis Remastered: El descenso en paracaídas será nuestro unto de arranque

El equipo salta en avión sobre las islas Lingshan aprovechando el cobijo de la noche. En el descenso, lo que parece ser un campo electromagnético, interfiere en la tecnología de los nanotrajes obligándonos a realizar un aterrizaje de emergencia y separarnos de nuestros camaradas. No tardarmos mucho en reunirnos con nuestro compañero Jester, pero de camino al punto de encuentro, uno de los nuestros (junto con 4 soldados coreanos) son despedazados por algo con lo que no contaba ninguno de los bandos presentes en esta isla.

De este modo, lo que empieza siendo una misión de infiltración y evacuación, poco a poco va a desembocar en un descubrimiento que pondrá patas arriba la misión de Nomak y que requerirá un apoyo militar más contundente. No os desvelaré más detalles de la trama que, sin ser la panacea, contiene los elementos típicos de un título de acción bélica, protagonizando batallas en mitad de la selva, combates de carros blindados o enfrentamientos entre francotiradores.

Windfolk, el shooter español para Playstation 4

En total, hablamos de una campaña que recoge 8 largos niveles y que, dependiendo de cómo se lo tome cada uno, puede llevarnos alrededor de unas 14 horas de juego. Una cantidad que no está nada mal teniendo en cuenta la época en la que se desarrolló. Además no siempre iremos a tiro fijo a cumplir la misión de turno si no que en nuestro mapa podremos desviarnos el camino para realizar varias misiones secundarias, que además se prestan a ser atendidas

Crysis Remastered: Hay algo en la jungla

De mayor quiero ser como el Jefe Maestro

Crysis Remastered es un FPS de acción, que cuenta con elementos de infiltración y sigilo, presentándonos un mundo con ciertas aspiraciones de mapa abierto. No nos llevemos a engaños; no estamos ante el típico shooter lineal y pasillero que tanto se estilaba en aquellos inicios de la séptima generación como FEAR o Call of Duty, por mencionar algunos. Crysis Remastered se asemeja más al combate envolvente del primer Halo, salvando las distancias claro está, pero inspirándose en el concepto de la obra de Bungie.

Por lo tanto, podremos movernos por un entorno selvático con cierto grado de libertad, librando las batallas a nuestro antojo. En nuestras manos estará decidir si preferimos ir a descubierto y matando a todo lo que se mueva en plan John Rambo o si optamos por ser más sigilosos e infiltrarnos en silencio, liquidando a nuestros enemigos uno a uno tal y como haría Naked Snake.

Crysis Remastered: Nuestro compañero nos dará apoyo moral y nada mas

Para lograr vencer Crysis Remastered sin ser vistos, entra en juego un elemento diferenciador de Crysis Remastered con sus congéneres de entonces. Nomak y su equipo han sido adiestrados para el combate en todo tipo de situaciones pero sus habilidades se multiplican gracias a un uniforme de última generación llamado nanotraje. Este nos concede algunas habilidades que nos harán únicos en el campo de batalla.

Por un lado disponemos de un salto fuerte, la capacidad de correr a una velocidad superior a la normal o generar un escudo de energía que absorberá el daño de las balas antes de afectar a nuestra barra de salud. Por otro lado, tenemos el tan agradecido camuflaje óptico. Sí, el mismo que ya hemos visto en películas como Predator o que usaba la teniente Kusanagui en Ghost in the Shell. Gracias a esta habilidad nos sentiremos como una verdadera amenaza que acecha a sus enemigos en la espesura de la jungla.

Crysis Remastered: Siempre podemos echar un vistazo al mapa para orientarnos

El límite a estas ventajas aportadas por el nanotraje viene del lado de la energía que requiere para su empleo. Al usar las habilidades nuestra barra de energía se irá agotando en consonancia con el uso o el daño que recibamos. Cuando dejemos de utilizarlas, o si la barra llega a agotarse, la energía del nanotraje se recargará automáticamente; y he aquí un defecto del que ya adolecían muchos shooters es la pasada generación y que persiste en Crysis Remastered.

Tal inconveniente consiste en la recuperación automática de nuestra barra de salud cuando dejamos de recibir daño. Siendo permisivo, llegué a aceptar que los FPS se habían abierto a todos los públicos, facilitando su jugabilidad con la eliminación de los botiquines y la imposición de recargas automáticas. Pero en una propuesta como Crysis Remastered, el cual se presta a un intento de cierto grado de simulación de un combate más real (y que cuenta con el escudo de energía) me parece inadmisible que se prescinda del botiquín.

Doom Eternal llegará a Xbox Game Pass

Además se me hace raro el hecho de que no se introdujeran animaciones para realizar asesinatos sigilosos o por la espalda, o un cuchillo con el que matar cuerpo a cuerpo y llevar a cabo ejecuciones. Sí, se supone que nuestro traje nos proporciona una fuerza sobrehumana, pero cuando damos un golpe con la culata del rifle o un puñetazo este no se siente real. Me daría igual si se tratase de un shooter cualquiera, pero al introducirse aquí una mecánica de sigilo, me queda la sensación de que no han sabido depurarlo.

Crysis Remastered: Di, ¡PA-TA-TA!

Y esto nos lleva irrefrenablemente al gunplay. Como toda propuesta que se precie en el género del disparo, por nuestras manos pasarán todo un arsenal de armas. La Sca será el rifle de asalto táctico por antonomasia mientras que los enemigos portan el infalible Ak-47, la escopeta recortada o el rifle francotirador. Dispondremos de visión nocturna, unos prismáticos, explosivos C4 por control remoto, granadas de fragmentación, humo o luminosas y un lanzamisiles.

A esto hay que añadirle que los rifles de asalto tienen un modo de disparo automático o manual, siendo capaces de lanzar granadas a modo de disparo secundario o dardos venenosos. Además disponemos de un menú de acceso rápido donde podremos cambiar la mirilla del arma, colocar un silenciador, una linterna o un dispositivo táctico, como sería la mira láser.

Crysis Remastered: Todas las armas pueden configurarse a nuestro gusto

En resumen, es un armamento efectista que se me ha antojado bastante escueto además de que no hay diferencia alguna más allá del tipo de arma que manejamos. Con esto quiero decir, que está claro que no es lo mismo disparar con una pistola que con una escopeta, pero tampoco hay ninguna diferencia entre atacar con nuestra ametralladora y la del enemigo.

De hecho, el gunplay se me antoja muy mejorable incluso teniendo en cuenta la época de entonces. Y no amigos, no me engaña la memoria: juegos anteriores a este, como Black o Call of Duty, tenían un gunplay trabajado donde cada balazo al enemigo se sentía como algo real y contundente.

Y no, en Crysis Remastered no he sentido satisfacción alguna al acribillar al enemigo. Cierta parte de la culpa podría achacarse a los efectos de sonido, de los cuales hablaremos luego, pero la jugabilidad tiene su responsabilidad en esto. He visto como apuntando a la cabeza con un rifle francotirador los soldados recibían mis balas como al que le cae una pequeña gota de agua en la cara.

Crysis Remastered: Los vehículos son un buen añadido para la batalla

La falta de precisión en las armas es evidente, como también lo es la inteligencia artificial de los enemigos, los cuales han sido lo suficientemente educados para venir de uno en uno, sin darle la debida consideración a sus propias vidas. Si se tratase de un soldado japonés en la segunda guerra mundial, llegar a entenderlo, pero en un título tan conocido por su apartado técnico, esperaba una IA más a la altura de un Halo.

Pero como dijimos, Crysis Remastered se inspira en el combate del jefe maestro y al igual que él, podremos conducir algunos vehículos. Lamentablemente dentro del parque disponible no contamos con aeronaves con las que sobrevolar la isla (cosa que habría molado bastante) pero si podremos pilotar vehículos blindados, tanques o una lancha motora. Todos ellos son perfectos para combatir o cubrir largas distancias guiándonos con un mapa desplegable que nos indicará los objetivos a cumplir.

Crysis Remastered: Nada mejor que un tanque blindado para infundir miedo

Un remaster en el que mirarse

Gráficamente hablando estamos en el apartado donde se ha dado el do de pecho. Cierto es que no podemos esperar de Crysis Remastered nada remotamente parecido a cualquier shooter de hoy día. Como el nombre del título indica, nos encontramos frente a un remaster y no un remake y, dado que estamos hablando de un juego del 2007 se le ven claramente sus costuras.

Esto no quiere decir que algunos elementos no se hayan mejorado o que otros no hayan aguantado bien el paso del tiempo. Por ejemplo, las animaciones de los protagonistas o de los soldados enemigos avanzando sigilosamente y saltando por encima de un parapeto en mitad de un tiroteo siguen manteniendo el tipo.

Saber Interactive ha mejorado las texturas hasta alcanzar resoluciones 4k en consolas y 8k en PC. En el proceso también han reducido el efecto de dientes de sierra que se producía en el escenario y han mejorado la precisión y la calidad de la iluminación, permitiendo proyectar haces de luces entre los árboles realmente genuinos a la par que se generan sombras que se mueven muy dinámicas.

Crysis Remastered: Volar el puerto de Lingshan, todo un espectáculo

Aun así, se nota que se siguen utilizando ciertos trucos de la época como difuminar los paisajes que se encuentran en el horizonte, para enfocar toda la potencia gráfica en los elementos en los que nos concentramos a cortas distancias.

Una de las nuevas técnicas usadas es la llamada “oclusión de mapeado por paralaje”. Gracias a esto el relieve de ciertos escenarios o texturas se ve más aún más realista. Un claro ejemplo de ello lo vemos en la arena de la playa. Por otra parte, las explosiones las he notado un poco artificiales pero no deja de asombrar la introducción de nuevos efectos de partículas que rara vez vimos en algún FPS hace más de una década.

Y hablando de inclusiones de nuevas tecnologías, en Crysis Remastered tendremos la opción de gozar con lo último de lo último, el Ray Tracing. Gracias a ello las olas del mar, los entornos selváticos y los combates se ven más espectaculares. Pero por muy bien que se optimice esta tecnología, no se puede ocultar las congelaciones de pantalla al cargar el mapa o al realizarse un guardado rápido, así como el popping. Cosas que al final dejan patente que, en el fondo, seguimos estando ante un título de una generación anterior.

Crysis Remastered: El lavado de cara se deja notar en cada explosión

La música que no calma a las fieras

En cuanto a la BSO y los efectos de sonido, es de lejos el aspecto menos cuidado n Crysis Remastered. La BSO contiene algunas partituras que se disparan cuando empieza la refriega y hacen del momento más emocionante y épico como si estuviésemos en una peli de Chuck Norris luchando contra todo un ejército. El problema es que la música suena muy floja, como diluida en la lejanía. Otras veces enmudece y nos permite disfrutar de los efectos ambientales como el mar, el aire o los animales de la jungla. Efectos que mágicamente desaparecen al entrar en una cabaña de paja, como si la selva hubiese enmudecido.

A pesar de esos pequeños inconvenientes, el sonido cumpliría con su parte si no fuera por lo mal que suenan las armas y las explosiones. En un shooter, el sonido de un arma al abrir fuego debe ser tan satisfactorio como en un Brawler dar un puñetazo. No importa de qué arma hablemos, una pistola, una granada de mano, una escopeta, o el golpe de la culata contra una cabeza. Los efectos de sonido suenan muy artificiales, muy poco impactantes y nada satisfactorios.

Y eso sin hablar todavía del insatisfactorio doblaje al castellano donde las voces suenan muy sobreactuadas y de baja calidad. Personalmente agradezco el esfuerzo de doblar un juego a nuestro idioma, pero tanto oí hablar de este título en su momento que, no sé, esperaba algo más profesional y no tan teatral.

Crysis Remastered: Aqui jefe mae… quiero decir, aquí Nomak, estoy listo

Veredicto

En su día fui de aquellos pobres diablos que no tenían un equipo de la NASA para poder mover una bestia semejante como lo fue el juego de Crytek. Tengo que confesar que al presentárse la oportunidad de analizar Crysis Remastered, me sentí muy contento, porque en mi fuero interno sabía que este título era uno de los subrayados en mi lista de pendientes. El resultado final, tras haberlo podido disfrutar, es bastante extraño.

El argumento es extenso y está bien resuelto. Pero me interesó especialmente el apartado grafico. He llevado a cabo una labor de investigación en un claro esfuerzo por comprender el trabajo que Saber Interactive ha realizado. Evidentemente ha sido aquí donde se han volcado todos los esfuerzos; y se nota, porque no alcanzando las cotas de un título de hoy día, mantiene el tipo y da el pego. Ya me gustaría a mí que muchos remasters tomasen el mismo ejemplo.

El problema viene dado por su gunplay y por sus efectos de sonido que me parecen muy artificiales y, no sin  acabar de ser un buen FPS que se mantiene bastante firme (incluso a pesar de los años) me deja con un sabor agridulce. Una sensación de que no se pulió todo lo que se debió, de una oportunidad desaprovechada. Supongo que esto es algo que también se daría en su momento, ya que hay otros FPS que se juegan a día de hoy tan bien como entonces.

Crysis Remastered

14 h

Jugabilidad

7.0/10

Gráficos

8.5/10

Sonido

6.5/10

Innovacion

5.5/10

Narrativa

7.5/10

Diversión

7.0/10

Duración

8.5/10

Aspectos Positivos

  • Una historia interesante
  • Las habilidades de nuestro nanotraje
  • La no linealidad de la aventura
  • El gran trabajo de remasterización

Aspectos Negativos

  • El gunplay es poco convincente
  • La BSO y los efectos de sonido no da la nota