Análisis de Dobo’s Heroes (PC). Puzles, plataformas, habilidad y pixel art

Ayuda a Dobo a escapar de las cavernas en este gameplay de Dobo's Heroes para PC

Dobo’s Heroes es un título de puzles y plataformas estilo pixel-art que nos pone en la piel de varios miembros de la familia de Dobo, un afable anciano aquejado de problemas de memoria y sumido en un estado depresivo existencial del que tendrá que escapar ayudado por sus peculiares familiares.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

En Dobo’s Heroes encarnamos a Dobo, un afable anciano con problemas de memoria y sumido en un estado depresivo del que no sabemos la causa, y a sus nietos. Juntos tendrán que escapar de un conjunto de cavernas en el que se ven atrapados. En el transcurso de su aventura, Dobo irá encontrando diversos libros en los que iremos descubriendo fragmentos de su historia y del por qué de su tristeza actual.

Una historia entrañable

El juego nos recibe con una imagen inicial pixel-art muy evocadora, que hace que nuestras expectativas se sitúen en un nivel alto: un juego que huele a indie, a historia entrañable, a música 8 bits bien planteada, y nos incita a saber más.

Al principio de la aventura nos acompaña sólo uno de nuestros nietos, Diybi, pero a lo largo del camino iremos encontrando a Dudu y otros nietos, que nos ayudarán, cada uno con sus habilidades especiales.

Desgraciadamente, ya en la primera cinemática el juego no es capaz de satisfacer las expectativas generadas: el pixel art resulta en general estéticamente mejorable, llegando a ser realmente feo en algunos casos, como la imagen que podéis ver a continuación.

El planteamiento argumental del juego es sencillo, pero tiene potencial: Dobo es un anciano que se encuentra sumido en un estado depresivo del que ni su señora ni sus hijos son capaces de sacarle. Sus nietos, sin embargo, haciendo gala de esa insistencia y optimismo que sólo los niños son capaces de derrochar, consiguen convencerlo para salir con ellos a dar un paseo por el bosque. Y ahí es donde comienza su aventura.

El pixel-art de Dobo’s Heros y su tono artístico general no está a buen nivel.

El juego comienza con Dobo y uno de sus nietos, Dudu, en el bosque, que consiste en una serie de plataformas suspendidas sobre… lava, si, lava. Esto nos descoloca un poco, ya que no se justifica en qué momento a uno se le ocurre salir a dar un paseo por un sitio tan peligroso, ni qué hace un río de lava fluyendo por el bosque junto al que uno vive.

Análisis Imagine Earth

Pero pasando por encima de este detalle, así es como el juego nos plantea su estructura: una serie de pantallas en las que tendremos que superar obstáculos y saltos hasta llegar a una puerta que constituye la salida de la misma y que nos teletransportará al siguiente nivel.

¿Quién no se ha encontrado con un lago de lava al salir a dar un paseo por el bosque de al lado de su casa?

El que escribe peina ya alguna cana, lo cual tiene sus ventajas, como haber podido jugar a un juego al que Dobo’s Heroes recuerda un poco. En el vetusto ZX Spectrum tuvimos ocasión de jugar al gran Manic Miner, un juego de plataformas de endiablada dificultad, que nos hubiera costado más de un mando roto arrojado contra el suelo si en aquella época hubieran existido los mandos como hoy los conocemos.

El lore del juego es interesante y se va desvelando a medida que vamos superando pantallas y conseguimos llegar a los atriles donde están los libros que lo cuentan.

Dobo’s Heroes recuerda ligeramente a este título por su planteamiento plataformero, y por lo inmisericorde de su dificultad, que puede resultar frustrante cuando cometes un error cerca del final de cada pantalla.

Mecánicas originales y necesidad de habilidad

Para superar esos saltos, y no fenecer en los ríos de lava y las masas de arbustos espinosos que pueblan este inhóspito bosque, Dobo se tendrá que apoyar en sus nietos y sus extrañas habilidades. Resulta que los chavales tienen la capacidad de convertirse en plataformas, cada una con una característica personal que le da una función idónea dependiendo del obstáculo a superar.

Manic Miner, el clásico de los 80, todo un Dark Souls del plataformeo, destacaba por su dificultad y lo a veces frustrante de sus pantallas. Dobo’s Heroes se le parece un poco.

Uno de ellos simplemente se convierte en plataforma y tiene una capacidad de salto limitada, otro salta más y además hace una especie de dash hacia abajo cuando vuelve a su forma habitual, siendo capaz de romper estructuras horizontales, otro de ellos se convierte en una plataforma que hace de cama elástica y nos impulsa en el salto, etc. Cada uno de estos personajes se va desbloqueando a medida que vamos pasando niveles del juego.

Análisis de The Fabled Woods

El control no está del todo pulido, y a veces los personajes tienen movimientos y reacciones que hacen muy difícil su manejo. La física con la que “caen” nuestros protagonistas resulta brusca y poco natural, lo que hace muy difícil la precisión en saltos y ubicación de plataformas auxiliares.

Por otro lado, el juego nos exige mantener esa precisión a un nivel notable, lo que hace que el gameplay sea algo frustrante y que tengamos la sensación de estar recurriendo en muchas ocasiones a la prueba y error más que a la habilidad y la memoria muscular dedicada.

A medida que superamos fases, se nos van uniendo nuevos nietos de Dobo que aportan nuevas capacidades plataformiles.

Apartado artístico deficiente

Como decíamos al principio, el juego entra por los ojos y los oídos en primera instancia y se le intuye un gran potencial. Por desgracia este potencial se queda sin llegar a ser desarrollado.

La estridente paleta de colores y el extraño diseño del pixel-art escogido eclipsan detalles interesantes como los efectos de iluminación.

El pixel art que se ha ejecutado es simple, plano, y la paleta de colores no es armónica. El diseño artístico es extraño y deforme, y no se le encuentra sentido. Ni siquiera queda claro qué características tiene la especie de la que forman parte Dobo y su familia. Los escenarios no quedan tampoco bien parados: los puntos positivos como algunos efectos de iluminación que han quedado muy conseguidos quedan eclipsados por la fealdad general del conjunto de la pantalla.

La música se ha planteado como un homenaje a los 8 bits que inicialmente resulta enternecedor y nos incita a la nostalgia. En la cinemática inicial se nos presente el sonido del bosque: un viento y a una melodía subyacente que parecen campanas aleatorias pero que en realidad no lo son que resultan evocadoras y mágicas.

Esas plataformas con carita sonriente son los nietos de Dobo intentando ayudarle a alcanzar la puerta interdimensional que nos lleva a la siguiente fase.

Desafortunadamente, el sonido rápidamente se vuelve monótono, y se echa de menos una opción de quitar la música, porque llega a saturar. Los efectos sonoros son molestos y demasiado rudimentarios. Y el sonido de cuando te matan realmente es irritante, lo cual no ayuda en absoluto a la sensación de frustración que a veces causa el juego.

Un juego con mucho potencial pero una mejorable ejecución

La sensación general que deja Dobo’s Heroes es la de oportunidad perdida. La historia es entrañable y lo que se va desvelando, de lo cual no hablaremos para evitar spoilers, te hace quedarte con ganas de saber más. Pero el gameplay que tienes que ir sufriendo para ello no es reconfortante, y poco a poco te vas dando cuenta de que estás avanzando a pesar del mismo, para enterarte de algo más en la historia.

Las mecánicas son originales, pero la jugabilidad no está implementada de una forma satisfactoria, lo que las eclipsa completamente.

Veredicto

Dobo’s Heroes es un desafío sólo para fanáticos de los juegos de plataformas y puzles con una enorme componente de habilidad, que se atrevan a intentar ayudar a su entrañable familia a sobrevivir en su aventura a través del peligrosísimo bosque al lado del cual se les ocurrió construir su domicilio.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Dobo's Heroes

Duración: 6 h
6

Jugabilidad

5.0/10

Gráficos

6.0/10

Sonido

2.0/10

Innovación

7.0/10

Narrativa

5.0/10

Diversión

6.0/10

Duración

5.0/10

Aspectos Positivos

  • Historia tierna y familiar que entra por los ojos.
  • Primera impresión del pixel art agradable.
  • Mecánicas de plataformas muy originales y que van sorprendiendo a medida que se descubren.

Aspectos Negativos

  • Estilo repetitivo después de los primeros minutos, tanto en arte como en jugabilidad.
  • Controles deficientes que llevan a la frustración.
  • Música insufriblemente repetitiva y efectos sonoros muy deficientes.