Análisis de Don’t Be Afraid (PC). Escapar o perecer

Don't Be Afraid es un título de terror que nos propone una experiencia en la que tendremos que escapar de nuestro misterioso captor

Don’t Be Afraid es un título de terror que nos propone una experiencia con sabor añejo en la que tendremos que escapar de nuestro misterioso captor.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

El género de los videojuegos de terror ha ido cambiando con el paso de los años, pasando desde lo más macabro y gore a esos jumpscares actuales tan golosos para mostrar en vídeos por internet. Esto no es ni algo positivo ni negativo; es simplemente un cambio dentro de estas obras. Con Don’t Be Afraid, propuesta desarrollada por Hydra Games para PC, volvemos a las raíces de este género mediante un título que utiliza el gore y la ambientación para generar miedo en las personas.

Ojos que nos vigilan permanentemente

En Don’t Be Afraid tomamos el rol de David, un chico de 11 años que fue secuestrado por un psicópata que quiere jugar con nosotros. Para escapar de nuestro cautiverio tendremos que seguir los pasos de nuestro captor y resolver todo tipo de acertijos, todos ellos ambientados en una suerte de casa abandonada llena de criaturas, manchas de sangre y siniestros muñecos que nos observan.

Don’t Be Afraid vuelve a las raíces del género de terror

A medida que avanzamos iremos recordando ciertos fragmentos del pasado que nos ayudarán a averiguar quién es nuestro captor, qué hacemos en ese lugar y cómo podremos escapar. Todo ello nos ayudará para avanzar en la historia de este Don’t Be Afraid.

Análisis de Five Nights at Freddy’s Help Wanted

Además de estos recuerdos, dispondremos de notas y cintas que nos relatarán la experiencia de otras víctimas y de cómo fue su recorrido a lo largo de esta pesadilla. De esa manera podremos saber más del mundo de Don’t Be Afraid, pero siempre manteniendo ese suspense y tensión en todos sus escenarios y personajes. En ningún momento nos vamos a sentir seguros o con el control absoluto de la situación, generando así una sensación única.

En Don’t Be Afraid tendremos que recorrer una casa abandonada llena de criaturas

Aún con lo que os acabamos de contar, sí que es cierto que la historia en Don’t Be Afraid pasa pronto a un segundo plano, ya que el jugador al encontrarse en constante tensión se encuentra más centrado en averiguar cómo escapar que en saber qué es lo que está ocurriendo. Esto al final puede llegar a ser perjudicial para la narrativa, ya que puede ocurrir que el jugador no siga el hilo de la historia y se sienta confundido.

Análisis de Oniria Crimes

Habría sido un gran acierto que se hubiesen planteado ciertos momentos de descanso durante la aventura para que el jugador pudiera procesar toda la información sobre lo que está ocurriendo y de este modo sacar conclusiones. De esa forma no se pierde el misticismo que el titulo intenta dar a todo lo que le rodea y la narrativa pasaría a un plano más importante.

En resumen, Don’t Be Afraid es una obra que a partir de ciertas acciones nos va contando la historia de un chico que intenta escapar de un psicópata, pero que tiene mucha más profundidad si nos frenamos en ciertos momentos a entender nuestro entorno y leer ciertas notas con información importante.

La narrativa pasa a un segundo plano debido a la constante tensión

Juegos y desafíos muy macabros

Don’t Be Afraid propone en su jugabilidad unas mecánicas basadas en el movimiento y recolección de objetos para resolver puzles. Nada más comenzar la aventura nos vemos encerrados en una especie de cárcel dentro de la cual tendremos que utilizar velas y llaves para escapar. A partir de ahí el titulo no hace más que aumentar su dificultad presentando mayores desafíos.

Todo esto se suma a las pruebas basadas en la investigación y en el uso correcto de ciertos objetos a las que añadiremos la tensión creciente que nos provocan los escenarios en sí, ya sea por las voces que nos hablan, los muñecos que nos miran o, simplemente por la oscuridad que nos rodea; todo ello hace que el jugador nunca se sienta cómodo.

A pesar de la simplicidad que puede poseer este gameplay, lo cual es muy característico del género de terror en sí, en ningún momento se vuelve repetitivo ya que la variedad de escenarios y los diferentes desafíos que van aportando ideas originales hacen de la jugabilidad algo variado.

Don’t Be Afraid presenta una experiencia de terror más cercana a títulos de antaño como Silent Hill, donde el miedo viene marcado principalmente por lo macabro, el gore y situaciones bizarras. Muchas veces nos encontraremos en cuartos llenos de criaturas extrañas o con situaciones siniestras que nos generarán tensión.

Por si esto fuera poco, gran parte de las situaciones de Don’t Be Afraid suceden fuera de nuestra vista: desde el movimiento de un personaje concreto o el cambio de un escenario; muchas cosas sucederán mientras nosotros no estemos mirando. De esta forma se genera una tensión y miedo que se basa en la ambientación y el uso correcto de la imaginación del jugador para ponerse en el peor caso posible, lo cual hace que muchas veces nos giremos esperando lo peor para descubrir que, en el fondo, no hay nada.

El título utiliza la imaginación del jugador para generar tensión

En resumen, este sencillo gameplay, gracias a la corta duración del título y a la originalidad del mismo, no se torna repetitivo y hace que cada puzle sea lo suficientemente desafiante para que la obra no sea aburrida. En cuanto a lo que es el terror en sí, Don’t Be Afraid es capaz de generar tensión sin la necesidad de los manidos jumpscares o el uso de recursos similares fáciles; ya con su ambientación es capaz de generar la suficiente tensión en el jugador.

Nunca los maniquíes habían dado tanto miedo

La trama de Don’t Be Afraid transcurre a lo largo de diferentes escenarios; durante la misma pasaremos de estar en una especie de laboratorio a trasladarnos a una casa abandonada o una cárcel. De esa forma se generan diferentes ambientes donde el jugador tendrá que pasar por todo tipo de situaciones sádicas y terroríficas.

La ambientación es una de las cosas más fuertes de esta obra ya que gracias a ella se logra la una sensación de terror donde el jugador se sentirá incómodo constantemente. En Don’t Be Afraid estaremos rodeados de maniquíes de lo más peculiares, muñecos que nos estarán mirando constantemente además de alguna que otra criatura que querrá jugar con nosotros.

A modo de ejemplo, en uno de los primeros escenarios tendremos que movernos alrededor de maniquíes que estarán cambiando de posición cada vez que dejemos de verlos, haciendo que el jugador se sienta bastante incómodo frente a esta situación. El jugador encontrará muchos casos más donde se irá generando cada vez más tensión.

La ambientación es uno de los puntos más fuertes de este Don’t Be Afraid

Un apartado técnico que rema a favor de la experiencia

En cuanto al apartado gráfico, Don’t Be Afraid está bastante bien logrado ya que, pese a que los modelados de los enemigos o ciertos elementos no deslumbren técnicamente, el empleo de estos y su ubicación en los escenarios ayudan a crear un ambiente realista que ayuda a la inmersión. Respecto a los objetos, su diseño visual se ve acompañado por un gran apartado sonoro que da vida a todos y cada uno de los elementos de este título.

Don’t Be Afraid es un título recomendado para todos los amantes del género

Otro punto que destacar es su apartado sonoro; desde los sonidos que acompañan al movimiento de nuestro personaje, las voces de los enemigos o los diálogos del psicópata que nos observa, todos y cada uno de ellos añaden un punto a la inmersión total.

Aunque este título no posee ningún tipo de acompañamiento musical, en este caso no es algo que vaya en detrimento de la experiencia ya que ayuda sobremanera a la inmersión, permitiendo que sean los escenarios los que lleven la carga del misterio que rodea a la historia, añadiendomás tensión aún a la hora de investigar los cuartos llenos de cadáveres y muñecos. En este sentido Don’t Be Afraid logra ofrecer una gran ambientación conjuntando los aspectos visuales y sonoros.

El apartado sonoro ayuda a generar tensión y realismo

Veredicto

Don’t Be Afraid es ser un título de terror que recuerda a las experiencias de antaño gracias a su ambientación macabra y terrorífica. En conjunto resulta ser una experiencia recomendable para todo aquel amante de los juegos de este género.

Su punto más fuerte es la ambientación, que gracias al apartado artístico y sonoro logra recrear escenarios sádicos que logran hacer que el jugador se ponga en lo peor. De esta manera, se genera tensión y miedo a partir de elementos del mismo juego y no mediante jumpscares o recursos baratos.

El apartado jugable es sencillo y se basa en el movimiento y realización de puzles, los cuales son originales y presentan un desafío interesante para el jugador, manteniéndolo entretenido en esta breve experiencia de alrededor de dos horas.

Suscríbete a nuestro Podcast

Don't Be Afraid

Duración: 2 h.
8

Jugabilidad

7.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

9.0/10

Innovacion

8.0/10

Narrativa

6.0/10

Diversión

8.0/10

Duración

9.0/10

Aspectos Positivos

  • Ambientación original con el uso de ciertos elementos no vistos en el género
  • Gran apartado sonoro que ayuda a la inmersión del jugador
  • No recae en recursos fáciles como los jumpscare sino que utiliza la ambientación para crear la sensación de miedo

Aspectos Negativos

  • Ciertas animaciones necesitan ser pulidas
  • La narrativa se mantiene en un segundo plano y tiene poca importancia