Análisis de DOOM 3 VR (PSVR). El DOOM más narrativo se adapta perfectamente a la Realidad Virtual

Análisis de DOOM 3 VR (PSVR). El DOOM más narrativo se adapta perfectamente a la Realidad Virtual

Doom 3 hace su entrada a la RV sin perder ninguna de sus virtudes. El clásico de ID Software nos recuerda por qué son un referente de los shooters en primera persona.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

El clásico de ID Software, Doom 3, llega a la Realidad Virtual desarrollado por Archiact Interactive y distribuido por Bethesda sin perder un ápice del frenetismo y la siniestra ambientación que presentó en su día.

Este título supone una oportunidad de volver a disfrutar del juego, único en la historia de la saga Doom por sus características, además de pasar a ser uno de los shooter más recomendables en PSVR. Gracias a que contiene la campaña del original más sus dos expansiones, Resurrection of Evil y The Lost Missions, tenemos más de 15 horas para disfrutar, además, a un precio de salida muy reducido.

Hace casi 20 años que Doom 3 (2004) hizo su aparición en la industria dando un giro a la saga de ID Software que no ha tenido continuidad en las entregas posteriores. El título introducía una gran cantidad de narrativa, aspecto que hasta ahora había sido casi inexistente en los dos juegos anteriores (y que volvería a ser la tónica general en productos futuros).

Sin ser una trama revolucionaria ni profunda, sí que está muy bien llevada y nos hace meternos más en el papel de nuestro doomguy y darle sentido al hecho de estar matando demonios en una base espacial en Marte. Además, la manera en que se desarrolla esta historia junto a los momentos de quietud y, sobre todo, su ambientación excelente, todo ello unido al hecho de que estemos hablando de un título en realidad virtual hacen que la inmersión de Doom 3 VR sea insuperable.

Antes de que todo se vaya al garete podremos disfrutar de Super Turbo Turkey Puncher 3 en la cafetería

Bienvenido a Marte

Llegamos a Mars City, situada en la base marciana de la UAC, como un marine anónimo que aterriza por primera vez en Marte junto a otros compañeros que tienen como misión investigar los extraños acontecimientos que están teniendo lugar en la colonia. Nada más empezar nos hacen entrega de una PDA (la primera de muchas) que nos da acceso a las instalaciones, aunque no tendremos demasiado tiempo de ver el funcionamiento habitual de la base antes de que todo se vaya al traste.

Después de pasar el control de seguridad, nos dan órdenes de visitar al Sargento al mando y durante el recorrido a su ubicación podremos hablar con algunos NPCs o escuchar ciertas conversaciones entre ellos que nos pondrán al día de tareas cotidianas de los trabajadores o que nos harán llegar rumores acerca de lo que está pasando en la base del Planeta Rojo.

La trama se nos muestra en escenas cinemáticas en 2D en modo televisión como si del juego original se tratara, lo que lejos de molestar da un descanso a nuestra vista en 360 grados

El Sargento Kelly nos dará la primera misión: buscar a un científico desaparecido del Laboratorio Delta. Tras pertrecharnos en la armería, nos iremos adentrando poco a poco en el complejo, cada vez más oscuro y siniestro, incluida nuestra primera salida a la superficie marciana, hasta que llegamos a nuestro destino.

Allí, un trabajador trata de enviar un mensaje a la Tierra para avisar de los terribles acontecimientos que están teniendo lugar en la base, pero justo en ese momento, varias explosiones tienen lugar y extrañas criaturas atacan al personal tras lo cual quedamos a oscuras mientras extraños símbolos satánicos brillan a nuestro alrededor. Así empieza nuestro viaje al infierno.

Impresiones Resident Evil VIII demo Village

Esta forma de empezar el título que recuerda mucho a lo que unos meses después veríamos en el grandísimo Half Life 2 (2004), nos hace ver que no estamos ante un Doom como los anteriores y que ID Software quiso poner una carga narrativa mucho mayor en esta entrega. Sin embargo, DOOM 3 VR consigue no perder en ningún momento la esencia de la saga.

Estos zombis antes eran científicos. Por suerte quedaron encerrados en sus celdas

Armas, enemigos y PDAs

Las PDA que iremos recogiendo a lo largo de toda la trama equivalen a las tarjetas de acceso de Doom y Doom II, pero esta vez, además de abrirnos nuevas áreas de juego, también incluyen los correos electrónicos y registros de voz personales  (y hasta SPAM) de los dueños del dispositivo, lo que nos servirá para averiguar códigos de acceso y descubrir, poco a poco, los acontecimientos que han tenido lugar recientemente, así como la historia de la base marciana de la UAC.

Pero esto es Doom: al margen de la narrativa, nuestras armas no estarán demasiado tiempo sin abrir fuego. Ha sido todo un acierto reducir el HUD a una pulsera en nuestra muñeca, donde podremos ver en cualquier momento nuestro nivel de salud y armadura dejando el resto de la pantalla limpia, lo que potencia aún más la inmersión en la expeeriencia.

En nuestra pulsera podemos consultar toda la información necesaria dejando un interfaz limpia, lo que ayuda a la inmersión

La integración del Dualshock 4  y su denostado six axis con las mecánicas de apuntado es excelente. Con un sistema de manos fijas en el arma y un mapeado del mando que podríamos calificar de tradicional, DOOM 3 VR consigue unas sensaciones brillantes en un título de RV combinado con un controlador tradicional, como ya han hecho otros proyectos como Star Wars: Squadrons (2020) o Farpoint (2017), aunque también es compatible con el Aim Controller.

Con el stick izquierdo nos movemos como en cualquier juego en primera persona, mientras que el derecho nos permite desplazar la cámara hacia los lados (para arriba y abajo ya está nuestra cabeza y el mando). Aunque al principio parecía que el mareo estaba servido (lo que en mí no es nada habitual), un par de ajustes en las “opciones VR”, modificar el movimiento a suave y activar la viñeta solucionó el problema.

Análisis de Narita Boy

La linterna va acoplada al arma y podremos encenderla o apagarla a nuestro antojo, arreglando la decisión de diseño del original, algo discutible y engorrosa, en el cual solo podíamos elegir entre usar la linterna o coger un arma. Aunque es cierto que eso hace que nos veamos ante situaciones de oscuridad mucho menos a menudo, la linterna tiene una duración límite tras la que se apaga, tardando un par de segundos en encenderse. Ya os aseguro que se os apagará en las situaciones menos deseables.

LA OSCURIDAD

El arsenal es el mismo que el del original, que ha seguido vigente en toda la saga, por lo que ya sabéis qué esperar en ese aspecto. Aunque siempre tengamos nuestra preferida, algunos enemigos nos harán cambiar de arma (mediante L1 y L2) si queremos ser realmente efectivos aunque, a veces, ésto tarda demasiado: incluir un sistema alternativo como un dial de acceso rápido con todo el arsenal o un botón para cambiar entre las más utilizadas habría sido un acierto.

En lo que a dificultad se refiere, si elegimos Marine (lo que equivale a dificultad normal), DOOM 3 VR es más que asequible: podremos recoger munición y salud más que de sobra por el escenario y solo lo pasaremos realmente mal en ocasiones puntuales. Elige Veterano si deseas un verdadero retro o Pesadilla una vez hayas acabado el juego si quieres una experiencia 100% infernal.

Aunque los enemigos aparecen continuamente mientras avanzamos de una localización a otra del complejo, tendremos zonas tipo Arena más grandes y con más demonios que limpiar. La aparición de demonios y zombis detrás de paredes falsas y trampillas harán que saltemos de la silla en más de una ocasión, al igual que al volver sobre nuestros pasos en zonas ya visitadas que creemos libres de criaturas hostiles.

Tanto la inmersión como la jugabilidad son excelentes

Inmersión total en el Doom más inquietante

En cuanto al acabado técnico y artístico de Doom 3 VR, hay que decir que, aunque se han incluido las mejoras que ya pudimos ver en Doom 3: BFG Edition, el paso del tiempo no pasa desapercibido en lo que respecta al motor gráfico, contando con algunas texturas más bien planas y un sistema de iluminación (en su día revolucionario) a veces un tanto tosco en ciertas fuentes de luz estáticas. No obstante, algunos efectos de partículas, el calor y el humo están sorprendentemente bien conseguidos incluso a día de hoy y la presencia de una oscuridad total en algunas zonas sigue siendo apabullante.

Aunque las animaciones y la IA también van acordes a la época en que Doom 3 vió la luz, la inmersión que proporciona nuestro casco de RV compensa con creces este desfase tecnológico. Debido a esto, los movimientos no tan fluidos o las estrategias poco elaboradas de los enemigos (que por otro lado son demonios y zombis, por lo que no le  resta tanta credibilidad) no evitarán que se nos pongan los pelos de punta ni que el título pierda un ápice de diversión.

El sonido y el doblaje al español son correctos en términos generales, aunque han quedado algo obsoletos algunos efectos y el doblaje puntual de ciertos NPC en los que los actores, digamos, no van más allá de leer el texto y quedan demasiado planos.

Es justo hacer mención especial a una banda sonora ambiental repleta de sonidos metálicos que en los últimos compases del juego tiende a melodías más electrónicas que nos acompañan a lo largo de la campaña. Sin ser ni muy extensa ni ser una gran obra, cumple su misión a la perfección al tenernos constantemente en vilo cuando no lo hacen el escenario o los enemigos, alejándose una vez más del habitual heavy metal que nos viene a la cabeza al pensar en Doom.

Los símbolos infernales aparecen por toda la base de la UAC

Tras la excelente campaña principal de Doom 3, dos expansiones nos esperan antes de dejar Marte definitivamente. La primera y la mejor de las dos, Resurrection of Evil, que en su día añadió un modo multijugador al título, introduce en nuestro arsenal la escopeta de doble barril y el “levitador de plasma ionizado” que recuerda, una vez más, al arma gravitatoria de Half Life 2.

Además, contaremos con nuevos monstruos a lo largo de 12 nuevas misiones que nos llevarán a investigar uno de los satélites de Marte 2 años después de lo ocurrido en la campaña principal, lo que nos llevará alrededor de 5 horas.

DOOM 3 VR también incluye The Lost Mission, expansión algo menos atractiva que fue un añadido exclusivo de la mencionada edición BFG de Doom 3, y nos dará un par de horas más de juego a través de 8 niveles que fueron cortados del original, por lo que nos dará la sensación de volver a recorrer estancias ya visitadas, pero, esta vez, dentro del traje del último marine superviviente del equipo Bravo en la base marciana de la UAC.

En Resurrection of Evil volveremos al Infierno con la escopeta de doble cañón

Veredicto

Doom 3 es un título único dentro de la franquicia que supuso un hito en cuanto a su narrativa y ambientación sin el que otra gran saga como Dead Space (2011) probablemente no existiría. Aunque ya pudimos meternos dentro de este icónico universo con Doom VFR (2017), poder vivir en primera persona y con una inmersión completa esta singular entrega es un sueño hecho realidad.

Doom 3 VR aguanta el tipo a pesar del paso del tiempo, y no sólo porque lo haga su aspecto técnico en mayor o menor medida, sino porque lo hace en lo fundamental, su frenética jugabilidad, su diversión indiscutible y su inmejorable ambientación.

La propuesta, desarrollada por Archiact Interactive y distribuido por Bethesda, es un título muy recomendable, hayas probado o no el original. Si tienes PSVR y te va la acción y un ambiente opresivo es muy recomendable, si te gusta Doom, es un imprescindible, lo que unido a su precio súper reducido lo hace uno de los destacados dentro del catálogo de PlayStation VR.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

DOOM 3 VR

Duración: 18 h
8,4

Jugabilidad

9.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

8.0/10

Innovación

7.0/10

Narrativa

9.0/10

Diversión

10.0/10

Duración

9.0/10

Aspectos Positivos

  • La jugabilidad a prueba de bombas de la saga Doom también está presente en esta entrega
  • El diseño de control con el Dualshock 4 es excelente y lo hace disfrutable al 100% sin la necesidad de más periféricos
  • Estar dentro de la base marciana de la UAC gracias a la RV es una fantasía hecha realidad

Aspectos Negativos

  • Un sistema alternativo para cambiar de arma más rápidamente hubiera sido un acierto.
  • Ciertas texturas y algunos sonidos están algo desfasados.
  • Un error grave en un momento concreto del juego al no poder avanzar por no ver un código a través de una pantalla por falta de resolución.