Análisis de Doraemon Story of Seasons. Bienvenido a la granja de Nobita.

Descubre cómo un misterioso árbol hace que Nobita, Doraemon y el resto de sus amigos se conviertan en granjeros. La cosecha nunca fue tan divertida

Descubre en este análisis cómo un misterioso árbol hace que Nobita, Doraemon y el resto de sus amigos se conviertan en granjeros. La cosecha nunca fue tan divertida.

Negar la importancia que el manganime ha tenido en España para varias generaciones de jóvenes, y no tan jóvenes, sería absurdo. Series como Mazinger Z, Captain Tsubasa, Saint Seiya, Dragon Ball o One Piece aún permanecen en el kokoro (corazón) de aquellos que los disfrutaron décadas atrás, lo cual ha prolongado su vida (y su rentabilidad) mucho más allá de la emisión los anime originales.

Curiosamente uno de los iconos nipones más populares tuvo una llegada tardía a nuestro país. Hablo por supuesto de Doraemon, quien debutó en Japón en 1969, pero que no fue conocido en España hasta 1995, año en el que La Televisión Autonómica de Andalucía emitió su anime por 1ª vez.

Como los protagonistas de los shonen más populares, la marca Doraemon genera miles de millones de yenes al año derivados de la venta de merchandising licenciado, entre cuyos productos se encuentran por supuesto los videojuegos.

No debe extrañarnos por tanto que Marvelous Inc. se haya fijado en el gato cósmico y sus amigos para protagonizar la nueva entrega de su veterana franquicia antaño conocida como Harvest Moon. Este Doraemon Story of Seasons llega a PS4 un año después de las versiones de Steam y Switch; si quieres saber por qué fue tan bien recibido en su momento, no puedes perderte este análisis.

Doraemon y Nobita son los principales protagonistas de la franquicia Doraemon

Nobita, ya no estás en Kansas

La historia de Doraemon Story of Seasons comienza en una tarde estival. Se acerca el fin de las vacaciones y Nobita aún no ha decidido cuál será su proyecto de verano. Sin embargo eso cambia cuando encuentra el brote de un misterioso árbol al que decide cuidar para mostrárselo a sus compañeros. No obstante, antes de tener ocasión de hacerlo, éste adquiere dimensiones colosales y transporta a nuestro protagonista, Doraemon, Shizuka, Suneo y Takeshi (Gigante) a un lugar desconocido que parece muy diferente a su ciudad natal.

Tras su accidentado aterrizaje, son acogidos amablemente por el niño granjero Ranch. Pese a la buena voluntad del chico, la pandilla se ve obligada a buscar trabajo por el alcalde del pueblo, D’Alcal, ya que es tradición en Natura, su villa, que incluso los más jóvenes den el callo. Así, Nobita se ve obligado a hacerse cargo de la cochambrosa segunda granja de Ranch, abandonada antes de su llegada, hasta que sus amigos y él puedan encontrar un modo de volver a casa.

Los juegos basados en manga y anime están viviendo una segunda juventud. Descubre el nuevo juego de Óliver y Benji en nuestro videoanálisis

Este punto de partida, que bien podría ser el argumento de uno de los capítulos de anime o películas protagonizadas por el gato azul, se desarrolla en Doraemon Story of Seasons con una enorme simpatía e ingenuidad a través tanto de cinemáticas de gran calidad como, en mayor medida, mediante secuencias in-game.

El alcalde del pueblo, D’Alcal, será el culpable de la inserción forzosa de Nobita en el ámbito laboral

No obstante, a medida que progresemos el argumento principal irá viéndose cada vez más diluido entre las mini-historias de los habitantes del pueblo, las cuales comparten un tono tan encantador como inocente. Por suerte no tendremos ningún problema para seguirlas puesto que nos llega con voces en japonés pero con todos sus textos en español, contando con una traducción de gran calidad.

El trabajo dignifica

En Doraemon Story of Seasons la principal labor de Nobita será la de hacer prosperar la granja de Ranch a fin de no despertar la ira de D’ Alcal, el alcalde del pueblo.

Por ello, la primera tarea consistirá en convertir sus inmediaciones en un territorio virgen de maleza, árboles y piedras para posteriormente sustituirlos por apetecibles vegetales que vender en el pueblo, a fin de mejorar nuestras exiguas finanzas. Para ello tocará echarnos la azada al hombro, plantar semillas de temporada y velar por que los vegetales reciban la cantidad de agua idónea.

A medida que nuestra modesta economía nos lo permita, podremos comprar nuevas semillas para aumentar la variedad y calidad de los productos, mejores herramientas, diferentes animales y ¿Por qué no? plantearnos la ampliación de la granja y la construcción de nuevos edificios.

La gestión de los útiles de labranza se hará a través de un cómodo inventario

Sin embargo, para llevar a cabo la construcción de un nuevo edificio o herramienta no valdrá con pagar los emolumentos del artesano de turno sino que también deberemos proveerlo de las materias primas, normalmente minerales, madera y piedra. Estos están a disposición del jugador para ser comprados, a precios desorbitados, en la carpintería pero también pueden ser recolectados por el propio Nobita.

La madera se obtiene fácilmente talando árboles en las inmediaciones de la granja, mientras que para conseguir piedras de cantería y minerales el método más sencillo es picar en la mina. Eso sí, no os sorprendáis si entre golpes de pico desenterráis algún fósil de dinosaurio o reliquia arqueológica…

Si te va la gestión de recursos con toques de batalla, no te pierdas nuestro análisis de Iron Harvest 1920+

Si tuviera que definir el gameplay de estas secciones con una palabra sería sencillez. Y es que todas las tareas que Nobita debe llevar a cabo siguen el mismo patrón: equipar la herramienta necesaria para el trabajo e interactuar con el objeto deseado pulsando un solo botón. Sin duda esto facilita la labor para los recién llegados a corto plazo, pero después de un par de meses en la granja también se vuelve extremadamente repetitivo.

Esta sensación de sencillez se acentúa debido a que realmente no hay posibilidad de equivocarnos en las diferentes tareas que acometemos, por lo que no os quepa duda de que si se nos seca una cosecha o enferma una vaca no será por haber fallado en un complicado puzle, sino por algún despiste por nuestra parte.

Trabajando en la mina nos haremos no solo con valiosos minerales también con valiosos objetos enterrados

Solo el nivel de cansancio de Nobita puede generarnos algún que otro quebradero de cabeza, pues si llegamos a agotar totalmente su energía despertaremos en el hospital habiendo perdido un día completo. Para recuperar energías podremos comer, dormir y tomar medicamentos adquiridos en el hospital del pueblo.

El hombre es un ser social por naturaleza

La gran mayoría del tiempo que no estemos faenando las tierras lo pasaremos socializando con los diferentes amigos y vecinos. Cada uno de nuestros conocidos tiene un medidor que indica lo bien que nos llevamos con ellos. La forma más sencilla de llenarlo es simplemente hablar con ellos con regularidad o, si poseen un negocio propio, gastar parte de nuestro bien ahorrado dinero en él.

También podremos hacerles regalos, lo cual aumentará la estima que nos profesan en mayor o menor medida según lo acertado del obsequio, por lo que conviene echar de vez en cuando un ojo al tablón de anuncios del pueblo para aprender algo más de sus gustos.

GR Diario te cuenta las noticias del día en solo 30 minutos. No te lo pierdas, cada noche a las 10 en el canal de Youtube de Guardado Rápido

Una vez hayamos consolidado la amistad con un personaje concreto se desbloqueará un evento protagonizado por éste en el que aprenderemos más de su carácter, filias y fobias. Es posible incluso desbloquear historias grupales si hemos alcanzado el nivel de amistad requerida con todos los que serán los protagonistas de la misma.

Estos eventos son uno de los elementos más gratificantes de la propuesta, pues por lo general tienen un carácter muy divertido y en ocasiones terminamos haciéndonos con variadas recompensas, como alguno de los inventos extraviados del pobre Doraemon que nos proporcionarán jugosas ventajas en la partida.

Además es importante recalcar que, pese al amplio número de tutoriales que Doraemon Story of Seasons nos ofrece al inicio de la aventura acerca del funcionamiento de la granja, si queremos ver el final del viaje de Nobita y compañía debemos centrarnos en desbloquear los eventos relacionados con los personajes principales y no tanto en el componente de gestión del título.

El pueblo de Natura encierra un montón de simpáticas historias que es un placer conocer

En esta feria de ganado quiero gozar

Como no solo con darle a la sinhueso es suficiente para colmar nuestras ansias de socialización, también podremos participar en diversas ferias que tienen lugar a lo largo del año. La mayoría de ellas se centran en concursos en los que se premia al cultivo más sabroso o al animal de mejor crianza. Será aquí donde se compruebe si somos unos ganaderos y granjeros de primera, consideración que se obtiene solo tras invertir muchas horas mimando los cultivos con fertilizante de calidad y a los animales con nuestros cuidados y algún capricho.

Desde una perspectiva jugable estas ferias suponen una simple curiosidad más que algo que aumente verdaderamente la profundidad de Doraemon Story of Seasons ya que solo hay tres participantes en cada especialidad y los diálogos del presentador, los miembros del jurado y del público son por regla general los mismos. Al menos si una de las piezas de ganado es elegida como vencedora tendremos acceso al nivel de calidad máximo de los productos obtenidos de ella.

Más divertidos son los juegos que se celebran en ciertas festividades en las que debemos poner a prueba nuestros reflejos en minijuegos contrarreloj tales como reventar sandias con un mazo o acertar en dianas con una escopeta de corcho antes de que se acabe el tiempo.

En las ferias de ganado uno de nuestros amigos cuadrúpedos puede ser coronado como el animal de mejor crianza

Las mecánicas de estas pruebas son muy sencillas aunque, a diferencia de las ferias, sí que contribuyen a dar variedad al juego. A este respecto, solo puedo lamentar que sean tan escasas ya que apenas se celebra una por estación.

Por último también podemos socializar en los días festivos del calendario nipón, tales como final de verano, Acción de Gracias o Año Nuevo. No incluyen realmente ninguna mecánica jugable específica, sino que son excusas argumentales para el desarrollo de nuevos eventos.

Actividades de esparcimiento mil para hacer al gato cósmico feliz

Cuando queramos desconectar del trabajo, pero no nos apetezca hacer vida social, Doraemon Story of Seasons ofrece la posibilidad de dedicarnos a la pesca, a la caza de insectos o a la cocina.

Si optamos por la primera actividad, contaremos con un buen puñado de emplazamientos diferentes en los que darnos a este relajante pasatiempo, así como dos tipos de cebos que disminuyen la probabilidad de irnos a casa con las manos vacías.

Doraemon Story of Seasons dispondremos de varios lugares en los que practicar la pesca

Si preferimos optar por la caza de insectos simplemente tendremos que acercarnos a nuestro objetivo a hurtadillas y capturarlo con la red. Aunque triunfar en ambas actividades es bastante sencillo, sí que debemos admirar la loable variedad de presas disponibles que son diferentes según el emplazamiento, el momento del día y la estación.

Algo más complejo es cocinar en este Doraemon Story of Seasons: rara empezar deberemos invertir un buen número de yenes en ampliar la casa a fin de tener espacio para una cocina. Cuando hayamos hecho esto deberemos equiparla con horno, batidora, etc y tener siempre a manos un buen puñado de ingredientes.

Una vez que contemos con estos elementos estaremos listos para hacer unos primeros pinitos en el mundo de la alta cocina, ya sea siguiendo las indicaciones de las recetas de temporada que podemos comprar en el café Delet o, lo más divertido, crear nuestros propios platos, eligiendo los ingredientes y los instrumentos de preparación. ¿Estáis listos para agasajar con “comida nauseabunda” al próximo que se pase a saludar por la granja?

Aparte de ser uno de los jueces habituales en los encuentros gastronómicos Cafet nos venderá todo lo que necesitemos para equipar nuestra cocina en Doraemon Story of Seasons

Representaciones bucólicas al estilo nipón

Graficamente Doraemon Story of Seasons es un título más que cumplidor. Como jugadores, seguiremos la historia de Nobita desde una perspectiva aérea, similar a la de un JRPG y sobre la que podremos efectuar diferentes niveles de zoom.

Doraemon Story of Seasons cuenta con aproximadamente una quincena de emplazamientos que representan el pueblo de Natura y sus alrededores, como por ejemplo un bosque, un lago o unas ruinas entre otros. Sin duda merece destacarse que estos lugares son extraordinariamente detallados y, especialmente en los amaneceres y atardeceres, muestran estampas muy bellas.

Por el contrario, estos escenarios apenas ofrecen elementos con los que interactuar e incluyen pocas partes dinámicas, dando la sensación la mayoría de las veces de estar moviendo a Nobita sobre simples planos teatrales en los que no hay verdadera vida.

En cuanto a los diseños de personajes, Nobita y sus compañeros mantienen una fidelidad total con su aspecto en el manganime. Y en cuanto a los habitantes del pueblo bien podrían pasar por secundarios de lujo de la serie gracias a su amable y simpático aspecto que respeta totalmente la estética de la obra original.

Gigante, Shizuka y el resto de secundarios de la serie lucen un aspecto muy reconocible en Doraemon Story of Seasons

En cuanto al rendimiento técnico de Doraemon Story of Seasons, éste es perfecto: en mis más de treinta horas no he encontrado ni un solo bug ni he sufrido ralentizaciones de ningún tipo. He experimentado, eso sí, ciertos problemas de clipping con los animales de mi granja lo cual no ha influido en mi disfrute del juego en absoluto.

Con respecto al sonido, Doraemon Story of Seasons ofrece una destacable cantidad de partituras musicales de corte nipón que ambientan a la maravilla el título y nos hacen imbuirnos del relajante modo de vida de este amigable pueblo. Destacable es alguna partitura interpretada al piano la cual me ha dado ganas de ponerme en pie y quitarme mi metafórico sombrero.

Los efectos de sonido también son bastante meritorios, si bien he echado en falta más variedad para los fenómenos atmosféricos. Además, aunque las voces en japonés son muy buenas y apropiadas a cada personaje solo aparecen para vocalizar frases hechas y fórmulas de cortesía. Supongo que esto se deberá a una limitación de presupuesto, especialmente cuando se ha optado por contar con los seiyuus del anime.

La nieve nunca fue tan silenciosa como en Doraemon Story of Seasons

Una cosecha muy productiva

Como las buenas cosechas, Doraemon Story of Seasons es una propuesta que os puede tener entretenidos muchas horas. Ver el final de la historia principal os llevará más de una vuelta al calendario, lo cual en mi caso ha conllevado unas 36 horas de juego. Pero si queremos desbloquear todos los eventos, recuperar el 100% de los inventos extraviados de Doraemon y conseguir los otros secretos de los que no hablaré aquí esta duración puede verse aumentada exponencialmente.

Aunque dicha cantidad de horas hacen que sea un título longevo, sí que es cierto que la experiencia a mí se me ha hecho un poco pesada. No obstante, no me cabe duda de que a quien le pirre la saga Story of Seasons y el anime de Doraemon estas cifras se les harán incluso exiguas.

Veredicto

Doraemon Story of Seasons es un digno spin off de la saga Story of Seasons y un título que los fans del gato cósmico no deberían dejar pasar. Bastante variado en su propuesta, aunque jugablemente demasiado simple. A algunos sus mecánicas se les pueden hacerse repetitivas bastante rápido. Aun así, el fruto del trabajo de Marvelous Inc/ Brownie Inc es digno de consideración.

Doraemon Story of Seasons

Duración: 40 h
6.5

Jugabilidad

7.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

8.0/10

Innovacion

6.0/10

Narrativa

6.0/10

Diversión

6.0/10

Duración

6.0/10

Aspectos Positivos

  • El partido que le saca a la franquicia Doraemon
  • El apartado artístico
  • Sus bellas melodías

Aspectos Negativos

  • Gameplay repetitivo a medio plazo
  • Mecánicas excesivamente simples
  • Historia principal demasiado deslavazada