Análisis de EA Sports FIFA 21. Conteniéndose de cara al futuro

EA elimina dos celebraciones de goles de FIFA 21 para ayudar a reducir los comportamientos tóxicos FIFA Points

EA Sports FIFA 21 se lanza al mercado con la difícil tarea de entretener a los jugadores a sabiendas que las versiones de nueva generación están a la vuelta de la esquina. Descubre en este análisis si has de lanzarte ya al terreno de juego o si, en cambio, puedes estar un rato en el banquillo.

Fiel a su cita de cada año, el simulador de fútbol de Electronic Arts regresa para acompañar a la recién inaugurada temporada. Eso sí, nos encontramos ante un año de transición con las consolas de nueva generación ya a la vuelta de la esquina. La edición de este año tiene pues, la difícil labor de convencer a los jugadores de su compra a sabiendas que las versiones next-gen se lanzarán en pocos meses.

En este análisis detallamos lo que nos ofrece el título y resaltamos las novedades que aporta respecto al exitoso FIFA 20 con el fin de ayudaros a decidir si debéis lanzaros a las tiendas o si merece la pena esperar un poco más a esas versiones de nueva generación.

Los simuladores de balompié tienen una papeleta complicada este año: además de que, salvo contadas excepciones, los equipos no han realizado una gran renovación de sus plantillas (que suele ser una de las razones por las que los aficionados son fieles a su cita anual en las tiendas), están al acecho las consolas de nueva generación que llegarán al mercado en apenas unos meses.

Videoanálisis de PES 2021 Season Update

Ante esta situación, los dos grandes competidores (Electronic Arts con su saga FIFA y Konami con su Pro Evolution Soccer) han decidido tomar estrategias diferentes. La primera sí que lanzará versiones específicas de nueva generación (de la que no se ha visto prácticamente nada) mientras que la compañía nipona esperará hasta el año que viene para lanzar una renovada versión de PES ya corriendo bajo el motor Unreal Engine.

Toma las riendas de tu equipo y conviértete en el mejor mánager de todos los tiempos en el modo carrera de FIFA 21

La intriga pues está servida con las entregas que se acaban de lanzar al mercado para consolas de la octava generación; aunque los esfuerzos de ambas compañías probablemente estén centrados en la next gen, no hay que desdeñar un parque instalado de más de 150 millones de máquinas y a esos jugadores que compran los nuevos títulos de las sagas cada año.

En este punto, Konami ha optado por tratar su propuesta actual como una mera actualización de plantillas mientras que Electronic Arts sí que ha lanzado su nueva iteración con la fanfarria y mercadotecnia acostumbrada. Pero ¿contiene FIFA 21 suficientes novedades respecto a la versión del año pasado como para justificar su compra? Acompáñame en este análisis y lo descubrirás.

Pocas novedades pero con el punto de mira claro

Además de las lógicas novedades de cada entrega anual consistentes en la actualización de plantillas y equipos (con la consiguiente adición de nuevos estadios y escuadras en algunos casos), este año las novedades de FIFA 21 se han centrado en 4 aspectos diferentes: dotar al jugador de nuevas herramientas ofensivas, mejorar la sensación de estar enfrentándonos a equipos reales al implementar sistemas de juego particulares de cada escuadra, la adición de un modo historia para VOLTA y la aplicación de leves mejoras (de esas llamadas de calidad de vida) en el modo carrera.

Respecto a las capacidades ofensivas, contamos este año con el llamado “regate ágil” que permite cambiar el balón de pie con mayor facilidad, lo cual posibilitará desbordar al rival de manera más efectiva. También se ha recuperado de entregas anteriores el concepto de “carrera creativa” mediante el cual podemos indicar a nuestros compañeros que inicien desmarques ofensivos.

En FIFA 21 podremos pedir explícitamente a nuestros jugadores que se desmarquen mediante la carrera creativa

Hemos observado asimismo una redefinición del concepto del pase al hueco; en FIFA 21, si somos hábiles, seremos capaces de realizar auténticas virguerías que dejen a nuestra estrella solita delante del portero. Se siguen dando pasos para incorporar las características propias de las estrellas de manera que podremos ver como Adama Traoré es una auténtica fiera por la banda o cómo Cristiano Ronaldo o Messi siguen con su matrimonio con el gol.

Seguimos notando que las transiciones defensivas son un poco bruscas; parece que aún queda margen de mejora en esta área, sobre todo en lo que respecta en las animaciones de las secuencias defensivas. Se ha retocado el sistema de colisiones de manera que las confrontaciones entre rivales sean aún más naturales.

FIFA 21 introduce un nuevo nivel de dificultad en el que la manera con la que juegan los diferentes adversarios está inspirada bien en las tácticas reales de los equipos a los que representan o a algunos de los mejores jugadores de eSports del mundo. Realmente no hemos notado un gran cambio en este sentido, aunque sí que se observan ciertas diferencias cuando nos enfrentamos a las grandes escuadras.

FIFA 21 hace un esfuerzo especial en potenciar la parte narrativa

Aunque los títulos futbolísticos nunca han sido un derroche en cuanto a tramas (si dejamos de lado los dramas juveniles de Captain Tsubasa), sí que es de apreciar el esfuerzo de Electronic Arts en dotar de cierto cariz narrativo a las diferentes entregas de la saga FIFA. Dejando de atrás las tres partes del llamado ‘El Camino’ que hemos disfrutado en esta generación, el juego despliega cierta profundidad de tramas tanto en el modo Carrera como en Volta.

Videoanálisis de Captain Tsubasa Rise of the New Champions

Respecto al primero, se ha potenciado aún más si cabe todo lo relacionado con las negociaciones para incorporar efectivos a las plantillas; ya se han convertido en completas aventuras conversacionales donde deberemos desplegar todas nuestras artes para convencer al director deportivo contrato de que las condiciones que ofrecemos para fichar (u obtener cedido) a un jugador son las idóneas. Como novedad se ha implementado la cesión con opción a compra.

Como en la vida real, las negociaciones para fichar jugadores en FIFA 21 no siempre acaban bien

Este año se nos permite inducir a un jugador a que se especialice en una posición nueva, pero hay que tener en cuenta que cambios abruptos llevarán bastante tiempo en ser completados. Es decir, reconvertir un lateral defensivo a central será cosa de semanas pero que nuestro portero se convierta en un killer del área puede llevarnos años.

Este año se nos ofrece la posibilidad de ver los partidos sin tener que intervenir forzosamente en ellos gracias al modo simulación, donde veremos a nuestros efectivos como pequeñas bolitas que van evolucionando en sus acciones por el campo, pudiendo realizar cambios de estrategia o jugadores en tiempo real. Eso sí, si vemos que la cosa se pone complicada podremos entrar en acción simplemente presionando un botón.

FIFA 21 añade el modo simulación para poder evitar jugar todos los partidos del modo Carrera

Asimismo, se ha mejorado toda la parte relacionada con los entrenamientos, pudiendo en este caso realizar varios de una tacada sin tener que pasar por los entretenidos (pero, a la larga, repetitivos) minijuegos (este año hay más de 50 diferentes). Se presenta como novedad el poder realizar entrenamientos específicos para que los efectivos estén a tope en situaciones críticas, aunque, como siempre, será nuestra pericia con el mando la que marque la diferencia.

Podremos entrenar a varios jugadores de una tacada mediante opciones rápidas de entrenamiento

Una pequeña VOLTA a la parte de fútbol sala

Sin duda, la gran novedad de FIFA 20 fue la introducción de partidos de fútbol sala dentro de la modalidad VOLTA. Afortunadamente dicha inclusión no fue flor de un día y la tenemos de vuelta en esta nueva entrega, y con novedades de peso.

Quizás la adición más importante de esta parte de FIFA 21 sea la de un pequeño modo historia (de apenas 2 horas de duración) titulado el Debut. Éste tiene como objetivo que nos familiaricemos con las mecánicas de esta modalidad de juego, poniéndonos como asistentes/entrenadores a dos estrellas brasileñas (Kaká y Lisa Zimouche). Sin que la trama sea nada del otro mundo, sí que se agradecen estas iniciativas para dar un poco de frescura a la experiencia.

Si lo hacemos bien, puede que el mismísimo Kaká nos acepte como discípulos

De nuevo contaremos con opciones multijugador, ya sea con tres amigos en la misma consola o vía conexión de red en las llamadas Volta Squads en la que nos enfrentaremos en partidos 5 contra 5. Este modo viene acompañado de un hub específico en el que podremos customizar avatares, consultar los rankings y participar en eventos semanales para conseguir recompensas (la mayoría estéticas).

El modo VOLTA de FIFA 21 sigue siendo igual de divertido y frenético

Este año también se añaden unos eventos especiales en los que nos enfrentaremos a equipos comandados por grandes estrellas, así como jugaremos contra rivales salidos directamente de las Volta Squads, todo ello con el objetivo de lograr más puntos y recompensas.

Con tu mando y un balón, camino de la selección

El resto de los modos de FIFA 21 repiten respecto a iteraciones anteriores, incluido el famoso Ultimate Team y la posibilidad de realizar partidos rápidos o disputar torneos completamente configurables. La verdad es que la pléyade de opciones que ofrece la propuesta de EA Sports nos garantiza incontables horas de diversión, sobre todo si es en compañía.

Por modos de juego no será; FIFA 21 viene cargado de contenido hasta los topes

Por supuesto, donde FIFA 21 saca pecho realmente es en cuanto a la enorme cantidad de licencias con las que cuenta: más de 30 ligas oficiales, 90 estadios, 700 equipos y casi 18000 jugadores con los que es imposible que te aburras. Eso sí, seguimos perdiendo algunos equipos claves licenciados por el rival como el F.C. Barcelona (no podemos jugar en el Camp Nou) o el Bayern Munich.

FIFA 21 se controla exactamente igual que las entregas anteriores. Los botones frontales sirven para pases cortos, largos, al hueco y tiros (este año se puede también desactivar aquellos tiros precisos introducidos en FIFA 19) mientras que los botones laterales se dedican a las nuevas “carreras creativas” y los modificadores para realizar cabriolas y regates. Los gatillos siguen ofreciéndonos las posibilidades de hacer carreras y pases al hueco elevados; nada nuevo bajo el sol en este sentido (tampoco es que lo necesite).

Parar un penalty sigue siendo una cuestión de fortuna en FIFA 21

Sí que parece que en FIFA 21 el cambio de jugador (en las transiciones defensivas) funciona de manera más ágil, siendo menos probable el quedarnos vendido ante un delantero rival. Seguimos sin ver cambios significativos en el lanzamiento de faltas o el de penaltis; respecto a este último, quizá ya sea hora de replantearlo dado que parar uno de ellos sigue siendo una cuestión de azar más que de habilidad. Por ejemplo, se podrían dar indicaciones sobre dónde suelen tirar los jugadores para ayudarnos un poco.

Pese a las quejas de la comunidad, sigue sin incluirse el tan manido VAR aunque, en mi opinión y dado que estamos hablando de un software, no le veo el sentido ya que el título puede calcular de modo fidedigno si ha habido contacto o no con el rival así como estimar una posible posición de fuera de juego.

¿VAR? No hace falta, FIFA 21 sabe perfectamente cuándo estamos fuera de juego

Una vez con nuestras botas en el terreno, FIFA 21 no presenta diferencias respecto a la versión anterior, pese a las novedades introducidas a priori. Sí que hemos notado un mayor índice de acierto en cuanto a los pases al hueco que, en muchas de las ocasiones, nos han permitido finalizar ataques con gran superioridad numérica. Los centros por la banda siguen careciendo de la profundidad necesaria, siendo a veces (sobre todo jugando con equipos pequeños) una lotería el saber si se dirigirán a un efectivo nuestro o se perderán por la línea de fondo.

Aspecto técnico solvente, pero continuista

Una de las consecuencias de que este FIFA 21 sea un título de transición entre generaciones es que su apartado técnico es prácticamente indistinguible de la versión anterior. Ojo, esto no es malo en absoluto, los jugadores siguen estando muy detallados y los efectos de iluminación están muy bien implementados.

Es admirable el esfuerzo que pone EA Sports en hacer que los jugadores sean clavados a los de la vida real

Se ha realizado un esfuerzo por ampliar el número de jugadores representados correctamente según su cara en la vida real (seguimos contando con fisionomías random en equipos pequeños y recién ascendidos, poco a poco …) y en mejorar, si cabe, la caracterización de los estadios. En este sentido, extraña algo verlos con público dadas las condiciones actuales. Se han incluido asimismo nuevas celebraciones en los goles, aunque, curiosamente, algunas de ellas no se pueden usar on-line para evitar provocaciones o malos gestos innecesarios.

FIFA 21 elimina celebraciones polémicas

En cuanto al apartado sonoro, FIFA 21 cuenta con una selección musical de 96 temas (58 específicos del modo Volta) donde han participado más de 100 artistas de 23 países diferentes. En este caso, la banda sonora general se centra en temas musicales de artistas reconocidos y nuevos talentos, tales como Dua Lipa, Anitta o Tame Impala mientras que la parte dedicada a VOLTA se enfoca más en temas más urbanos con tintes electrónicos y de hip-hop, ofreciéndonos melodías de artistas como Beam, Charli XCX, Idris Elba o Stormzy. Variedad y calidad se dan la mano en este caso, como todos los años.

El modo VOLTA de FIFA 21 cuenta con una banda sonora muy completa que amenizará tanto los partidos como los menús entre ellos

FIFA 21 cuenta con comentarios en castellano a cargo de los inefables Paco González y Manolo Lama, asistidos con intervenciones esporádicas de Antonio Ruiz sobre todo a la hora de anunciar los cambios. Siguen repitiendo muchas frases de otros años y contando chistes sin particular gracia, pero entendemos que tienen su público. Debuta este año la periodista Nira Juanco aunque, la verdad, no interviene demasiado en la narración (suele aparecer más en los partidos de Champions League) y, cuando lo hace, parece entrar como de sopetón (sin que nadie la introduzca).

FIFA 21 sigue contando con la licencia oficial de la UEFA Champions League

Sobre el doblaje en sí, extraña la ausencia de voces en momentos determinados del modo Carrera de FIFA 21 como son aquellos relacionados con las secuencias en las que intentamos fichar a un jugador o en las ruedas de prensa que damos antes y después de los partidos. Sin ser nada grave, sí que rompe un poco con la inmersión casi absoluta que se ha logrado en ese apartado.

Dar el salto o no, esa es la cuestión

Llegados a este punto, seguro que te ha surgido la pregunta de si, teniendo FIFA 20 (incluso la versión del año 2019), merece la pena hacerse con esta entrega. Y voy a ser sincero: no he notado ningún cambio significativo respecto a la del año anterior. Todo aquello que es diferente podría ser considerado estético (salvando las actualizaciones de plantillas y ligas) pero las novedades jugables no tienen el peso suficiente para dar el cambio.

FIFA 21 cada vez apuesta más por nuestra inmersión como entrenadores, dejando elegir entre diversas opciones cuando damos las rueda de prensa pre y post partido

Sí que es cierto que la propuesta que nos ocupa es mejor que el del año pasado y que, de manera aislada, FIFA 21 es un gran simulador de fútbol, contando con modalidades a patadas y un apartado técnico muy solvente pero sí, no se nota una evolución respecto a lo que ya pudimos disfrutar hace unos meses. Hay que tener en cuenta, eso sí, que se actualizará de manera gratuita para las consolas de nueva generación, aunque, hoy en día, sin poder traspasar nuestro progreso lo cual, para el modo Carrera, es un fastidio.

Quizá se pueda plantear la compra de esta entrega como un aperitivo para matar el gusanillo hasta que salgan las Xbox Series S|X y la PlayStation 5; si no estás interesado en estar a la última respecto a plantillas o modos de juego, siempre puedes tirar de versiones anteriores que se encuentran a muy buen precio o, por qué no, EA Play donde FIFA 20 está incluido en la suscripción.

Veredicto

FIFA 21 llega al mercado en un momento de transición entre la octava y novena generación. Quizá por ello, y por estar centrada Electronic Arts en el desarrollo de la entrega next gen, la propuesta frente a la que nos encontramos es claramente continuista respecto a la del año pasado.

El título presenta pequeñas novedades, centradas sobre todo en mejorar la parcela ofensiva y agilizar ciertas tareas del modo carrera, pero no parecen suficientes para convencer a los compradores de la entrega anterior a dar el salto.

Dicho lo cual, y de manera aislada, es un excelente simulador de fútbol que ofrece contenido a raudales de calidad, contando con una gran variedad de modos de juego y con todas las licencias habidas y por haber. Como siempre, está acompañado por un apartado técnico robusto y pulido, donde cada vez es más difícil discernir entre la realidad y la simulación. Una propuesta recomendable, en cualquier caso, pero cuya compra se ha de meditar, sobre todo si se pretende dar el salto a la nueva generación en cuanto ésta llegue a nuestras vidas.

EA Sports FIFA 21

Duración: Incalculable
9

Jugabilidad

9.0/10

Gráficos

9.0/10

Sonido

9.5/10

Innovacion

5.0/10

Narrativa

8.0/10

Diversión

9.5/10

Duración

10.0/10

Aspectos Positivos

  • Ingente cantidad de contenido
  • Apartado técnico muy solvente
  • Banda sonora de calidad
  • Mecánicas de juego robustas y divertidas

Aspectos Negativos

  • Escasez de novedades frente a la entrega anterior
  • Ausencia de doblaje en algunas partes del modo Carrera