Análisis de Electro Ride The Neon Racing (PC). El color de la velocidad

Electro Ride nos propone veloces carreras por unos coloreados circuitos

Electro Ride nos propone veloces carreras por unos coloreados circuitos. En este caso, ir conjuntado con la carretera no hará sino que aumentar tu velocidad.

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Electro Ride The Neon Racing es la primera obra desarrollada por Sylwster Oslik, un programador polaco el cual nos presenta este videojuego arcade. Lo que pudiera parecer a simple vista un título más de carreras termina siendo una experiencia sencilla a la par que innovadora que cuenta con ciertos aspectos a resaltar. En esta reseña vamos a hablar de dichos puntos clave y cómo se complementan para crear Electro Ride.

Carreras en calles de neón

Electro Ride nos propone participar en carreras donde tendremos que manejar vehículos clásicos y hacer uso del neón para ser los primeros en llegar a la meta. La mecánica principal y uno de los puntos fuertes de esta propuesta es la gran relación que hay entre el apartado artístico y jugable.

Electro Ride tiene un estilo psicodélico con una paleta de colores única

Mientras conducimos, nos encontraremos con tres figuras de diferentes colores: amarrillo, rosa y celeste, las cuales, si las tocamos, harán que cambie la tonalidad de nuestro vehículo. En un principio podría parecer un toque meramente estético, pero pronto veremos que cobra más importancia ya que tendremos que pasar por carriles del mismo color que nuestro coche para aumentar la velocidad.

Análisis de Demon’s Souls

Una vez tenemos esto en cuenta, la velocidad irá creciendo constantemente haciendo que cada vez sea más difícil manejar nuestro vehículo y provocando todo tipo de choques hilarantes entre diferentes coches o con el escenario en cuestión.

El gameplay es frenético haciendo de las carreras algo único

Electro Ride nos ofrece varios modos de juego. En primer lugar, disponemos de la campaña donde tendremos que tomar parte en diversas carreras contra la IA en cinco ciudades, contando cada una de ellas con tres pistas distintas. A medida que avanzamos en esta modalidad, desbloquearemos más vehículos, cada uno de ellos con valores diferentes en estadísticas como la velocidad o el giro.

Otra modalidad disponible es la conocida como carrera rápida, donde se nos presentan diferentes opciones de juego al estilo arcade tales como contrarreloj o un modo fantasma para superar récords de velocidad. De esa forma podremos practicar para la campaña o jugar sin ningún tipo de consecuencias para la trama principal.

Análisis de Paw Paw Paw!

En caso de buscar una experiencia desafiante, Electro Ride nos ofrece una modalidad difícil donde la IA no cometerá ningún error e ira a la máxima velocidad posible poniendo a prueba todos nuestros sentidos para lograr superarla. De esta manera podremos variar la dificultad poder acceder a diferentes tipos de jugabilidad.

Un modo de juego destacable y que hoy en dia muy pocos proyectos incluyen es el multijugador local mediante pantalla dividida. Aunque actualmente esta modalidad se ha dejado de lado para poder ofrecer una experiencia online, siempre se agradece su inclusión ya que le da más horas de vida a Electro Ride y que nos permite jugar con amigos.

Electro Ride presenta diferentes mapas y modos de juego

Aunque el apartado jugable de Electro Ride es divertido puede llegar a ser frustrante debido a que ciertos controles tendrían que pulirse un poco más, sobre todo a la hora de doblar a otros vehículos en curvas cerradas o en el derrape. En estos momentos los controles se vuelven toscos haciendo que no podamos probar otras formas de conducir.

En resumen, Electro Ride presenta un gameplay sencillo que se complementa perfectamente con el apartado artístico haciendo que todo la experiencia sea redonda. Además, cuenta con gran variedad de escenarios y vehículos que ayudan a alargar la vida de este título. Eso sí, no esperes encontrarte con una experiencia de cientos de horas sino una obra más reducida que te hará pasar un buen rato.

En Electro Ride el apartado artístico y jugable se complementan

Un mundo hecho para las carreras

El aspecto visual de Electro Ride es único. Sus ciudades con diferentes paletas de colores brillantes y el neon presentan un destacable estilo vaporwave, el cual se complementa a la perfección con esos vehículos que brillan con sus colores. Lo que podría parecer en principio un estilo que pudiera llevarnos a la saturación acaba siendo uno de los puntos más fuertes de este título.

Los escenarios son uno de los aspectos principales de este título

Todos los circuitos se ambientan en cinco ciudades diferentes, cada una de ellas con un color principal. Por ejemplo, la primera tiene como protagonista al rosa mientras que la segunda hace mucho énfasis en el azul. De esa manera cada nivel se vuelve único, contando con un elemento diferenciador que lo hace muy característico.

En otros títulos del estilo el escenario en el que corremos es algo que se suele dejar en segundo plano ya que constantemente nos encontraremos en movimiento sin tiempo para prestar atención a los detalles. Esto no es así en Electro Ride: aunque nos encontremos en momentos críticos siempre vamos a tener en nuestros ojos el escenario, siendo capaces de apreciar el nivel de detalle que presenta.

Respecto a los circuitos, Electro Ride nos llevará por diversas localizaciones: desde el centro de una ciudad hasta establecimientos comerciales haciendo que cada pista sea única y obligando al jugador a estar constamente prestando atención a cómo doblar o moverse entre esos sectores.

La variedad de secciones dentro de los circuitos de Electro Ride obliga al jugador a estar siempre atento

El aspecto artístico de Electro Ride no se muestra solamente en los escenarios mientras corremos, sino que al principio de cada carrera siempre se nos enseñará una cinemática muy corta que nos contextualiza en dónde nos encontramos. Puede parecer algo sencillo, pero que, sin duda, ayuda a la inmersión del jugador en las carreras.

Aunque no estamos hablando de una trama compleja, las pequeñas cinemáticas siguen un mismo hilo conformando una historia a la que nosotros podemos darle un significado para de esa manera entender un poco más del mundo en el que nos encontramos y contra quiénes competimos. Dicho lo cual, no deja de ser algo anecdótico dentro de todo lo que ofrece Electro Ride.

Electro Ride tiene unas pequeñas cinemáticas antes de cada carrera

El apartado gráfico de Electro Ride viene acompañado de una banda sonora con un marcado tono electro que ayuda al frenetismo que sentimos en las carreras. En este punto es importante resaltar que el volumen de la misma aumenta a la par de nuestra velocidad, llegando a niveles de frenetismo sonoro impresionantes.

El modo en que se complementan los escenarios de Electro Ride con su apartado sonoro hace que cada carrera sea una experiencia psicodélica que se disfruta casi más por lo que vemos y oímos que por el apartado jugable. Esto no es algo negativo en absoluto ya que, aunque el gameplay parezca estar en un nivel inferior, se nos ofrece una sensación audiovisual increíble.

En resumen, el apartado artístico de Electro Ride se apoya sobremanera en una paleta de colores intensos, usando siempre una tonalidad diferente como protagonista de cada escenario. Todo esto hace que cada uno de los niveles se vea  único, evitando la típica repetición asociada a los títulos de este género. Si añadimos esto a un apartado sonoro con tintes electro, tenemos como resultado una potente experiencia que nos hará recorrer niveles únicos que logran que cada carrera, aunque parezca corta sea intensa, y se quede en nuestras cabezas.

Electro Ride es una experiencia audiovisual increíble

Veredicto

Electro Ride es una propuesta única, su gameplay pese a su sencillez logra cautivar al jugador con su frenetismo y la enorme variedad en los vehículos, todo ello redondeado por una gran cantidad de modos de juego que ayudan a darle vida a la propuesta. Es una experiencia corta pero frenética que puede volverse algo repetitiva al cabo de unas horas a pesar de los intentos de este título por ofrecer variedad.

Uno de los aspectos más importantes de la obra es su apartado audiovisual donde el uso de colores intensos y el neón hace que corramos por escenarios únicos con un gran nivel de detalle, lo cual, sumado a un apartado sonoro que varía dinámicamente según nuestro rendimiento, ayuda a dar aún más frenetismo a las carreras. De esta forma su gameplay simple se convierte en algo positivo y hace que el jugador pueda prestarles más atención a otros apartados más trabajados.

Suscríbete a nuestro Podcast

Electro Ride The Neon Racing

Duración: Incalculable
8

Jugabilidad

7.0/10

Gráficos

9.0/10

Sonido

7.0/10

Innovacion

8.0/10

Narrativa

6.0/10

Diversión

7.0/10

Duración

6.0/10

Aspectos Positivos

  • Su apartado artístico lleno de vida con un estilo vaporwave
  • La variedad de ciudades hacen que el jugador no se canse de los escenarios
  • El uso de la música que acompaña al estilo que el titulo intenta transmitir

Aspectos Negativos

  • La jugabilidad se puede volver repetitiva al cabo de un par de horas
  • Los controles podrían pulirse más