Análisis de Endzone A World Apart (PC). Construye una nueva civilización a partir de las cenizas del apocalipsis

Impresiones de Endzone A World Apart. Reconstruyendo una sociedad post apocalíptica

Endzone A World Apart es un videojuego de gestión de recursos en el que construir una ciudad autosuficiente a partir de los restos de una civilización de la que solo queda chatarra y radiación.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

El género de los city-builder puede ser un gran pozo de horas. Muchos amantes de este tipo de videojuegos esperan con ansias cada lanzamiento, que, dado que llegan al mercado a cuentagotas, se esfuerzan en proponer nuevos retos para el jugador, bien sea por la profundidad de la gestión o por todas esas variables añadidas por los desarrolladores que amenazan la construcción de una nueva civilización.

Una premisa conocida, pero con cierta originalidad

En Endzone, desarrollado por Gentlymad Studios y distribuido Assemble Entertainment y Whisper Games, nos encontramos con un mundo postapocalíptico, en el que los pocos supervivientes que han quedado tras una serie de desastres nucleares salen por fin a la superficie, después de estar varios años en angustiosos búnkeres.

Será todo un orgullo ver crecer tu ciudad desde la nada a través de toda la chatarra y radiación

Con la esperanza de vislumbrar un nuevo amanecer, nos disponemos a crear una sociedad civilizada contando solo con unos pocos colonos a los pies de un autobús cochambroso. Y, por si este inicio no fuera suficientemente desalentador, por supuesto que tendremos que enfrentarnos a este nuevo mundo en el que la radiación ha hecho estragos en la fertilidad de la tierra, en el agua o en el mismo aire.

Análisis de The Innsmouth Case

Además, en Endzone también habrá que tener en cuenta la posibilidad de que otros supervivientes estén empezando su renacer desde otras tierras y no sean tan amistosos como nuestros amables ciudadanos.

En Endzone hay tres modos de juego: una vez acabas el tutorial puedes jugar de forma libre o elegir algún reto al que enfrentarte

Buen tutorial pero escasa narrativa

El modo principal de Endzone A World Apart nos permite avanzar en nuestra aventura postapocalíptica, partiendo de cero hasta el límite que tú mismo te propongas, sin ningún objetivo más que el de disfrutar de tu propio crecimiento.

No obstante, para la primera partida lo más recomendable es seguir el completo tutorial, que avanza por cada una de las opciones de gestión, enseñándote a lidiar con la interfaz y mostrándote todas las funciones y la enorme profundidad con la que cuenta este título.

El tutorial de Endzone consta de mensajes que describen las tareas que debes ir cumpliendo para avanzar

Sin embargo, todo lo bueno que tiene el tutorial no se ve acompañado por una narrativa. Me hubiese gustado que tanto tiempo “invertido” en aprender a jugar, estuviese asociado a algún tipo de historia.

Se paraliza el tiempo

Un gran punto para tener en cuenta sobre las sensaciones que trasmite este título es que se disfruta igual que se hace con un puzle de mil piezas; Endzone no es ni mucho menos un parque de atracciones.

En esta obra no existe la adrenalina, ni siquiera en aquellos momentos más peliagudos y llenos de complicaciones para tu ciudad. Todo el proceso se disfruta desde el sosiego y la reflexión. La velocidad estándar de la ejecución es suficientemente lenta como para no tener que paralizarlo nunca: de hecho, lo más normal es que prefieras aumentar la velocidad para no eternizarte en la construcción de nuevos edificios o en la resolución de tareas.

Las líneas de flujo de trabajo de Endzone son realmente adictivas de seguir y a la vez productivas para gestionar tu ciudad

La cantidad de detalles en la gestión, como las líneas de trabajo de los ciudadanos y el poder ver cómo fluyen los recursos a través de la ciudad, puede convertir una partida de Endzone en una experiencia hipnótica, en la que, sin darte cuenta, pasan las horas de tu reloj.

La jugabilidad no sufre a pesar de la profundidad

Endzone es un título soberbio en opciones y capas de gestión. Piensa que debes construir una urbe desde cero, y que vas a tener a tu alcance todas y cada una de las edificaciones que puedes observar hoy en día en tu ciudad nada más salir de la puerta.

A su vez, esta nueva sociedad debe convivir priorizando las tareas que permiten sobrevivir a la comunidad. Los primeros colonos tendrán que hacerse cargo de construir los edificios, conseguir agua y comida. Pero, a medida que la ciudad crece, se diversificarán los roles dentro del colectivo, llegando incluso a construir centros de investigación o escuelas para las próximas generaciones.

En Endzone hay diferentes capas de visualización con las que elegir los mejores puntos para cada una de las infraestructuras

En definitiva, en Endzone tendremos que gestionar los recursos materiales y humanos de la mejor forma posible, como si el entorno en el que nos encontramos fuese nuestro viejo y conocido planeta tierra, salvo que ahora tenemos también que preocuparnos por la radiación y los pueblos enemigos.

Para cada problema siempre tendremos una solución, ya sea por medio de tareas asignadas a nuestros colonos, creando nuevas infraestructuras, mejorando las mismas, o investigando en ciencia.

Quizás dentro de las numerosas capas, la menos aprovechada sea esta última. La investigación de nuevos materiales y recursos está ahí, y aportan, pero podrían haber tenido un papel mucho más relevante del que finalmente tienen.

El gran nivel de detalle de las estadísticas para cada uno de los campos que podemos gestionar es ciertamente abrumador

Todo ello lo podemos seguir, además, a través de las minuciosas estadísticas de crecimiento de nuestra ciudad, que nos pueden dar una idea sobre el ritmo que llevamos en cuanto al desarrollo de esta nueva sociedad.

Saltan las costuras en plano corto

El punto débil de Endzone es, sin duda, su apartado gráfico. Con el zoom más lejano las texturas pueden pasar por decentes, y el juego aparenta ser mucho mejor de lo que en realidad es. En cuanto acercamos el plano con la rueda de nuestro ratón, nos damos cuenta de que los polígonos y dientes de sierra campan a sus anchas.

Imagen 7. A pesar de lo mal que se ve con el zoom al máximo, es completamente innecesario jugar con esa altura de cámara.

El diseño de los edificios, el escenario y los personajes es también bastante mejorable. Por todo ello te recomiendo que te olvides pronto de los detalles y te centras en sus virtudes, ya, al fin y al cabo, el apartado gráfico no es lo más importante en un city-builder.

Análisis de The Big Con

Generalmente cuando paso horas jugando a este tipo de títulos acabo poniendo mi propia música ya que el apartado sonoro no me aporta nada durante las horas de partida. Sin embargo, con Endzone me he sentido cómodo dejando la ambientación propia del título, acompañada de algunas voces en inglés para las explicaciones.

Veredicto

En un género del cual salen títulos con mucha menos asiduidad de lo que los seguidores de este desearían, y a pesar de estar lejos de ser el rey de la gestión de ciudades, Endzone es un gran juego con una ambientación especial.

La propuesta recrea perfectamente la sensación de renacer en un entorno postapocalíptico, una temática atractiva para muchos. Solamente por ello ya puede ser razón de peso, al menos para darle una primera oportunidad, aunque ya te aviso que a buen seguro acabará convirtiéndose en un pozo de horas de juego sin que te des cuenta.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Consigue tus juegos a un precio incomparable a través de nuestros enlaces de afiliados

¡ASÍ NOS AYUDAS!

Instant Gaming   CDKeys   Kinguin   Amazon

Endzone A World Apart

Duración: Incalculable
7

Jugabilidad

8.0/10

Gráficos

6.0/10

Sonido

8.0/10

Innovación

7.0/10

Narrativa

5.0/10

Diversión

7.0/10

Duración

8.0/10

Aspectos Positivos

  • Gran variedad de edificios y funciones distintas que completan un complejo engranaje para gestionar
  • Minucioso nivel de detalle para cada proceso y tarea, ayudando a la compresión de la logística de la ciudad
  • Interfaz intuitiva que pese a la cantidad de opciones se aprende con facilidad

Aspectos Negativos

  • Carece de ningún tipo modo historia que sirva de tutorial o que incentive a una primera partida más animada de lo que propone inicialmente
  • La calidad gráfica en planos cortos está bastante por debajo de lo esperado
  • Los tiempos de ejecución de las tareas son muy lentos si no se aplica ningún tipo de aceleración