Análisis de Flowing Lights (PC)

Flowing Lights

Flowing Lights es un juego de disparos y rompecabezas arcade. ¿Por qué Flowing Lights es diferente de otros juegos de disparos? ¡Por los puzles y los combos! Ofrecen un desafío para el cerebro además de la diversión inmediata de destruir monstruos.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Flowing Lights es un juego de disparos y puzles de scroll vertical, desarrollado por gFaUmNe, que cuenta con un montón de zonas que nos animan a superarlas de una en una con nuestra nave.

Compuesto por varias zonas con distintas secciones en cada una, se nos plantean una gran variedad de acertijos diferentes. Para superar cada sección, debemos encontrar la mejor manera de despejar la zona de enemigos, haciendo gala de nuestras habilidades, reflejos y demás opciones que podamos usar a nuestro favor.

Poco hay que se pueda contar sobre el desarrollo de este juego, siendo el típico proyecto sin grandes altercados que se conozcan. Fue el año pasado durante los eventos de verano que giraban en torno a demos de juegos que se vio de forma directa y jugable Flowing Lights, la propuesta de gFaUmNe que se inspira en los grandes arcades clásicos de disparos con naves al más puro estilo Space invaders, aunque sumándole algún aspecto innovador.

¡Despegamos!

Para controlar nuestra nave podremos usar diferentes métodos: teclado, teclado con ratón para armas y el turbo o con un mando conectado a nuestro PC, dándonos la posibilidad de cambiar entre los distintos tipos de control dependiendo de la sección que estemos afrontando (quizá ésa que se atraganta con el mando es más sencilla con el teclado). En cuanto al movimiento, se nota muy fluido y es bastante preciso, cosa que se agradece en un juego de este estilo en el que la precisión de nuestros movimientos entre las balas enemigas debe ser perfecta en muchos casos.

El movimiento es muy fluido y bastante preciso en cuanto a lo que intentamos hacer

Flowing Lights se nos presenta con 10 zonas principales: como ya hemos comentado antes, cada una está subdividida, contando con entre 17 y 26 secciones cortas cada una. Los dos primeros niveles actúan como tutorial para presentar las armas, que principalmente son una ráfaga de fuego normal y una especie de bola de energía que podemos lanzar apuntando con un láser. La única posibilidad que nos encontramos a la hora de mejorar nuestro movimiento es un pequeño impulso que podremos usar cada poco tiempo.

Cada una de las secciones de Flowing Lights se puede jugar directamente una vez hemos completado el título

Una vez tenemos claros los movimientos, nos metemos en vereda. Los niveles se superan simplemente con eliminar a los enemigos de la zona, pero claro, no es ese el objetivo real teniendo en cuenta que hay un contador de puntos que nos coloca en una clasificación en cada zona. Debemos eliminar a todos los enemigos de cada sección en el menor tiempo posible y es ahí donde Flowing Lights empieza a coger fuerza.

Análisis de Ezaron Defense

Al final de cada sección se nos dará una puntuación y un nivel de habilidad

Es en este punto donde los combos que podremos llevar a cabo adquieren la importancia que se merecen obligándonos a conocer todos y cada uno de los secretos que esconde el juego.

El primero que tenemos que aprender a dominar la forma en la que la gravedad afecta a nuestra nave y a los disparos que van sobrevolando por la sección, ya sean nuestros o de un enemigo. Cada curva que nos encontremos puede ser la clave para hacer que nuestro disparo haga una parábola y conseguir ese combo rápido que nos lleve a la máxima puntuación.

Los combos son parte fundamental de la propuesta para lograr puntuaciones altas

En algunas zonas de Flowing Lights podremos conseguir mejoras de armas por acumular combos que se nos muestran en la zona superior derecha y encima de los enemigos con una marca que indica que esos adversarios son objetivo de un combo. Solo por terminar una zona obtendremos el nivel C de calificación, pero si somos lo suficientemente rápidos podremos obtener clasificaciones B, A y S, que es lo que buscamos en estos juegos… y lo sabemos.

Las clasificaciones nos dicen en que lugar hemos quedado al final de cada zona principal

Los gráficos acompañan

El aspecto gráfico de Flowing Lights es más bien minimalista, aunque hay que decir en su favor que en este caso no es nada que pueda perjudicar a lo que el juego pretende. Ese apartado visual limpio ayuda a que nos centremos en lo que es importante, los disparos y los enemigos. En cuanto a la fuerza gravitacional, se ve reflejada en los gráficos al estilo de un mapa topográfico, marcándonos las inclinaciones de cada obstáculo de forma bastante precisa e intuitiva, lo que nos facilita mucho los cálculos para los disparos.

Análisis de Capcom Arcade Stadium

Las marcas de la variación del terreno nos ayudan a calcular el disparo óptimo

Todo esto, sumado al colorido que vemos a lo largo de las zonas y la fluidez que demuestra la obra, hace que nos encontremos ante una propuesta limpia y rápido, que nos recuerda mucho a los títulos más retro del estilo Space Invaders con esta estética retro-futurista que consigue hacer que todo se vea como debe.

Hay una clara inspiración en obras como Space Invaders

La música no ensucia, pero no aporta

El apartado musical es uno de los puntos más planos que puede tener Flowing Lights, no destacando en ningún momento en cuanto a música se refiere. Los sonidos del movimiento de la nave y de los diparos si cumple su cometido de buena forma, pero la música que escuchamos a lo largo de los niveles es cuanto menos eso, plana. Un hilo musical nos acompaña durante las zonas no dando mucho más de sí que el mero hecho de sonar de fondo, logrando dar la sensación de sonido ambiente que, por otra parte, puede llegar a agradar a algunos jugadores.

La limpieza visual es uno de sus puntos fuertes

Veredicto

Flowing Lights es una propuesta adictiva y fácil de jugar, pero difícil de dominar que nos engancha por eso mismo. Nos obliga a querer hacer mejor la zona anterior una y otra vez hasta conseguir nuestra mejor puntuación y, teniendo en cuenta que ese es su objetivo, el juego cumple con las expectativas. La curva de dificultad es muy asequible por lo que el título te guía aumentando la dificultad poco a poco preparándote para los acertijos más avanzados.

Todo esto sumado a la limpieza visual de la que hablábamos hace que el resultado final sea bastante bueno, aunque quizá sea la duración donde más languidece la propuesta, pudiendo superarlo en poco más de 2 horas, aunque los distintos niveles de dificultad nos pueden llevar a sumarle muchas más horas, todo dependiendo de tu ímpetu por conseguir las mejores puntuaciones.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Flowing Lights

Duración: 2 h
7

Jugabilidad

8.0/10

Gráficos

8.0/10

Sonido

6.0/10

Innovación

4.0/10

Diversión

7.0/10

Duración

5.0/10

Aspectos Positivos

  • Hay que destacar sobre todo la limpieza visual, además del movimiento de la nave y la manera en la que se usa el entorno para desviar disparos

Aspectos Negativos

  • El principal aspecto negativo es sin duda la duración, poco más de 2 horas que pueden disminuir a medida que cojamos experiencia, la música que acaba pasando casi desapercibida y la facilidad de muchos de los puzles