Análisis de Flying Soldiers. Pájaros de batalla

La guerra nunca es fácil y si no, que se lo digan a estos pobres pájaros que deberán ingeniárselas para sobrevivir en las batallas de Flying Soldiers

Flying Soldiers es un título que pondrá a prueba tu ingenio para sortear un sinfín de amenazas, salvando a estos emplumados reclutas de una muerte segura.

No es un secreto que la industria del videojuego se está ganando poco a poco su sitio en nuestro país. Si bien hasta hace pocos años este terreno estaba vetado a unos pocos privilegiados, hoy en día contamos con un creciente número de estudios que, aportando su granito de arena, han alzado la voz y se han colado entre aquellos enormes depredadores que inundan el mercado con sus superproducciones y triples A, pudiendo llegar sus obras hasta nuestras plataformas.

Este es el caso de los valencianos WildSphere, un joven estudio fundado en 2014 a partir de las cenizas del anteriormente conocido como Blue Shadow Games,  que cuenta con más de 10 años de experiencia y un total de 16 juegos en su haber, entre los que se encuentran Timothy vs the Aliens, Naught o algún que otro título inspirado en un programa de televisión.

La última de sus obras es Flying Soldiers, una propuesta basado en la resolución de puzles que, con la ayuda de la iniciativa PlayStation Talents, está disponible desde el pasado 17 de septiembre tanto en PC como en consolas de la actual generación.

En el plano argumental, Flying Soldiers es bastante simple en su planteamiento:  estamos al mando de una peculiar tropa formada por aves y nuestro cometido será conseguir que superen con éxito las 45 misiones que conforman el juego. Para lograrlo, tendremos que usar las habilidades de los diferentes pájaros y una serie de herramientas cuanto menos curiosas.

Descubre Naught, un juego diferente e intrigante 

Como únicos elementos narrativos contaremos con unas divertidas cinemáticas que servirán tanto de introducción al juego como a cada una de las 3 campañas en las que está dividido, las cuales podremos ver siempre que queramos desde la sección extras. Además, contaremos con algún que otro mensaje procedente del alto mando que nos explicará un poco las cualidades de cada nueva tropa adquirida.

¡Como pollos sin cabeza!

La jugabilidad del título es sencilla pero adictiva; nuestros pajaritos correrán del punto A al punto B, sin variar su trayectoria ni detenerse ante nada. Esto en sí es un problema, ya que tienen por delante una pista rectangular muy larga repleta de elementos especialmente diseñados para convertir a estos diminutos soldados en una pequeña nube de plumas.

La jugabilidad y planteamiento de Flying Soldiers recuerda al de otros títulos como el clásico Lemmings

Cada fase a la que nos enfrentemos agregará nuevas trampas, incrementando un poco la curva de dificultad la cual, si bien puede resultar demasiado sencilla y algo escasa de reto al principio, nos pondrá en más de un aprieto para lograr los objetivos del nivel. Estos consisten en conservar el mayor número de tropas posible a partir de un mínimo y obtener las tres medallas repartidas por el mapa.

La variedad de trampas y obstáculos en Flying Soldiers es tan amplia como divertida

Para allanarles un poco el terreno a nuestras unidades dispondremos de una serie de herramientas, las cuales podremos colocar en las diferentes casillas distribuidas a lo largo de la pista, aunque con un número limitado de usos que vendrá establecido por el propio escenario y que será común para todos los objetos.

En Flying Soldiers tendremos un número limitado de objetos, combínalos sabiamente para lograr todos los objetivos

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce en Flying Soldiers, y es que rara vez contaremos con todo el abanico de artilugios en nuestra mano, si no que cada misión habilitará uno o varios de ellos para su uso. Sí que es cierto que, por lo general, serán los más convenientes para cada situación, aunque no siempre veremos de forma clara la combinación óptima de los mismos.

En concreto contamos con los siguientes siete ítems: Barrera (que desvía una calle a cualquier pájaro), Ventilador (desvía los pájaros menos pesados a la última calle), Trampolín (hace saltar a todos los pájaros salvo a los pesados), Cama elástica (hace saltar en globo a los pájaros permitiendo que lleguen a lugares más altos) y Acelerador (que hace que los pájaros se vuelvan muchos más veloces por un tiempo).

También contamos con una Puerta (que para en seco a los pájaros hasta que decidamos abrirla) y un Cojín que evita que los pájaros continúen volando si se chocan con él.

Un mismo obstáculo se puede superar de varias formas en Flying Soldiers

Una tropa de altos vuelos

El otro aspecto jugable, que es a su vez seña de identidad de Flying Soldiers, son las aves que formarán nuestra escuadra y que se irán agregando al completar una nueva campaña. Al final llegaremos a tener tres tipos distintos con sus propias características y que nos recuerdan muchísimo a los protagonistas de la película de animación Valiant.

Contaremos con un Soldado raso, que es la tropa básica del juego y que tiene una velocidad media y un alto índice de planeo sobre el suelo. También podremos asumir el control del Comando, que son soldados muy rápidos capaces de pulsar botones, nadar y pasar sobre charcos de aceite. Finalmente podremos tomar el rol de las Fuerzas especiales, que suponen el tipo más pesado de todos y  al que no afectan ventiladores ni trampolines y que puede rodar para romper barreras.

Dado el tamaño del mapeado de Flying Soldiers, la cantidad de opciones disponibles y la situación de los distintos elementos, el uso de la cámara se convierte en un factor de suma importancia para poder disfrutar plenamente de la experiencia de juego. Esto es algo que los desarrolladores han tenido muy en cuenta y, por ello, han implementado diferentes tipos de visualización que nos permitirán cambiar nuestra perspectiva, acercarnos o alejarnos del mapa.

Análisis de Command & Conquer Remastered

También disponemos de un de modo de cámara libre para explorar a nuestras anchas el recorrido mientras estemos en el modo edición, así como una modalidad de cámara rápida y la posibilidad de replegar a nuestros reclutas cuando estén en vuelo, algo especialmente útil para hacer más llevadera la mecánica de ensayo y error que será tan necesaria si queremos obtener tres estrellas con cada reto al que nos enfrentemos.

Flying Soldiers incorpora suficientes opciones visuales para facilitarnos la exploración del terreno

Campo de batalla…. las calles

La estética de Flying Soldiers tiene un cierto toque Pixar, con entornos formados por construcciones de cajas, cubos de basura, alambres, etc. recordando bastante el jardín del malvado Sid Phillips de Toy Story. Además, a medida que avancemos veremos cómo pasan por nuestros ojos ciclos de día y noche y distintos factores ambientales que, aunque no influyen en absoluto en lo jugable, hace ganar enteros a un apartado gráfico que, sin ser nada destacable, consigue enamorar al jugador.

Los escenarios nocturnos o aquellos con efectos ambientales son los más atractivos que veremos en Flying Soldiers

En el aspecto sonoro, tendremos una BSO de tono desenfadado y corte algo infantil, muy similar a las que podemos oír en cualquier episodio de dibujos animados cuando aparecen elementos militares. Lo malo es que, dado que es el único tema musical para todo el juego, puede llegar a cansarnos, resultando demasiado monótona y repetitiva. Dicha melodía se ve acompañada de unos sonidos casi guturales para los pajaritos y unos efectos sonoros de las trampas digno de cualquier creación marca A.C.M.E.

Veredicto

Flying Soldiers es un simpático juego al estilo de clásicos como Lemmings que, a pesar de su simpleza y su escasa dificultad en algunas ocasiones, puede llegar a resultar bastante adictivo y perfecto para disfrutarlo en esos pequeños momentos casuales de distensión, sobre todo si lo jugamos en plataformas portátiles. Además, puede ser una gran puerta de entrada para los más pequeños de la casa, ayudándoles a desarrollar sus capacidades lógicas y de resolución de problemas.

Flying Soldiers

Duración: 2-5h
6

Jugabilidad

8.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

5.0/10

Innovacion

6.0/10

Narrativa

5.0/10

Diversión

8.0/10

Duración

6.0/10

Aspectos Positivos

  • Bastante adictivo
  • Gran variedad de opciones de visualización y cámara
  • Buen diseño de personajes y escenarios

Aspectos Negativos

  • Curva de dificultad demasiado baja durante más de la mitad del título
  • Banda sonora muy repetitiva que llega a cansar