Análisis de Ghosts’n Goblins Resurrection (Switch). El retorno de una leyenda

Ghosts'n Goblins Resurrection

Ghosts’n Goblins Resurrection encarna la leyenda de los salones recreativos en los 80.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

La última vez que jugamos a un Ghosts’n Goblins fue en un salón recreativo durante la segunda mitad de la década de los 80, o a principios de los 90 en sus versiones de Mega Drive o Super Nintendo. De todo esto han pasado ya 30 años. Para otros, su última experiencia con el noble Sir Arthur fue en Ultimate Ghosts’n Goblins de PSP hace 15 años. Como veis, ha llovido mucho desde entonces, y es por eso por lo que a los fans de esta franquicia se nos pusieron las orejas de punta cuando oímos hablar de una “nueva” aventura en los Game Awards 2020.

Somos muchos los que esperábamos una nueva entrega de las aventuras de aquel caballero que se paseaba por la noche en calzoncillos en un tétrico cementerio. Y Capcom, que parece estar últimamente en sintonía con lo que los fans quieren de sus antiguas marcas, nos trae Ghosts’n Goblins Resurrection, el cual se podría considerar un título a caballo entre un remake y un reboot y que es disfrutable, de momento en exclusiva, para la hibrida de Nintendo.

Ghosts’n Goblins Resurrection comienza en el mítico y lúgubre cementerio

El retorno de Sir Arthur

La trama que se nos plantea es la típica historia del héroe que busca salvar a la damisela en apuros. Esta propuesta, como ya explicamos en nuestro reportaje sobre el título original, fue una dinámica argumental muy habitual en la década de los 80 que compartió con otros juegos coetáneos; y Ghosts’n Goblins Resurrection no iba a ser una excepción.

Una vez más, el caballero andante de reluciente armadura se ve en la tesitura de volver hacer frente a una invasión demoniaca en el reino de Makai y el consiguiente secuestro de su amada, la princesa Prin Prin, a manos de los secuaces del malvado Astaroth. Como veis hasta aquí nada ha cambiado, pero existe un pequeño elemento argumental que no pasará desapercibido y es que, durante la invasión de los demonios, un árbol sagrado queda mancillado y de él escapan las hadas, las cuales llevan asociada una función jugable que explicaremos más adelante.

El amor por nuestra princesa será la excusa perfecta para volver a disfrutar de Ghosts’n Goblins Resurrection

Durante el viaje, tendremos que superar hasta 5 peligrosas zonas, siendo algunas de ellas claras reinvenciones de los primeros niveles de Ghosts’n Goblins y Ghouls’n Ghosts. Estamos hablando del icónico cementerio o de la ciudad de los molinos, para avanzar más adelante a través de cavernas, castillos o surcar los cielos a lomos de gigantescos dragones. Hay, en definitiva, una gran variedad de escenarios en los que tendremos que sortear todos los peligros y obstáculos que las fuerzas del mal nos irán presentando en el camino.

La novedad es que estos niveles vienen representados en un mapa y, durante los primeros compases del título, se nos dará a elegir qué camino queremos escoger y qué niveles deseamos superar. Por supuesto, siempre podremos jugar aquellos que nos hemos dejado atrás.

Retroanálisis de Ghosts’n Goblins

Y como ya se hizo en sus entregas primigenias, en Ghosts’n Goblins Resurrection tendremos que superar la aventura varias veces si queremos presenciar el verdadero final (no disponible en la dificultad más baja). Y es que, tras vencer al último jefe, sucederá un evento que sirve como excusa para rejugar todas las fases.

Pero tranquilos, porque esto no supone un problema que lastre a la propuesta. La duración de Ghosts’n Goblins Resurrection no supera la hora, aunque es un título muy rejugable ya que podremos pasarnos aquellas fases que no jugamos al escoger otros caminos para avanzar en la historia y, gracias a ese concepto sorpresa al final del juego, los escenarios sufrirán una determinada transformación que nos evitará la sensación de repetición.

La libertad para escoger niveles es una de las novedades de Ghosts’n Goblins Resurrection

Un Ghost ’n Goblins para todos

La jugabilidad de Ghosts’n Goblins ya fue en 1985 el resultado de una mezcolanza de acción y plataformas, la cual ha sido definida muchas veces con la expresión habitual de la época, “Run&Gun”. Pero, para esta ocasión, Capcom no ha querido limitarse a traer el titulo original de hace 36 años, adaptándolo con un renovado apartado gráfico; nada de eso. Desde el momento en que nos ponemos a los mandos, tenemos esa sensación añeja de un control típico de un juego de los 80 pero presentando una evolución de sus mecánicas que se ve natural y acertada.

La primera pregunta que nos ronda la cabeza es si su dificultad sigue siendo tan frustrante como antaño. Para convertirse en un título más accesible a todos los públicos, se ha introducido un selector de hasta 4 niveles de dificultad. En los más bajos, nuestro caballero puede aguantar hasta 4 golpes que irán desarmando poco a poco la armadura, habrá una menor densidad de enemigos y más puntos de control; pero en los más altos, os prometo que Ghosts’n Goblins Resurrection hace honor a la reputación que precede a su leyenda.

La dificultad mas alta de Ghosts’n Goblins Resurrection está a la altura de su leyenda

Sir Arthur podrá hacer uso de un repertorio que puede aumentar hasta un total de 8 armas. Entre ellas tenemos algunas viejas conocidas como las dagas, las bombas de fuego o el crucifijo y otras nuevas como la bola de piedra o el martillo. Cada una de ellas posee unas cualidades específicas en cuanto a daño, distancia de lanzamiento y velocidad y aunque en los juegos clásicos algunas de ellas eran de dudoso valor, aquí se han esmerado por darle una utilidad que haga más asequible el enfrentamiento contra determinados jefes finales.

El estilo retro: historia y evolución

Al uso de armas hay que añadirle la posibilidad de ejecutar habilidades especiales. Como ya vimos en Ghouls’n Ghosts, esto consiste en mantener el botón pulsado para cargar la energía y después lanzar el hechizo. La novedad consiste en que ahora podremos realizar un abanico muy amplio de sortilegios, desde lanzar el famoso rayo, invocar a Medusa para que convierta a los enemigos en piedra, convertirnos nosotros mismos en una roca rodante capaz de aguantar todos los golpes o crear un escudo de llamas.

Ya fuera con un arma o con otra, nuestro caballero debe hacer frente a una enorme variedad de enemigos, muchos de ellos perfectamente reconocibles de los juegos clásicos e integrados en las mecánicas de este nuevo título. Especialmente los jefes de zona vuelven con una altura mayor y con un repertorio de ataques renovado y personalizado y, al contrario de lo habitual en aquella época, no se reciclan, sino que cada uno es diferente al anterior. Por supuesto no dejaremos de volver a verlos en mitad de la partida en zonas más peligrosas.

En Ghosts’n Goblins Resurrection las invocaciones tendrán diversos efectos sobre nuestros enemigos

Otra novedad que alarga la vida y la rejugabilidad de Ghosts’n Goblins Resurrection es que en cada fase podemos recoger una serie de coleccionables los cuales consisten básicamente en descubrir todos los cofres y encontrar todas las hadas del árbol sagrado. Estas últimas juegan un papel importante en el título: al ir reuniéndolas, podremos adquirir nuevos hechizos en un árbol de habilidades u obtener otros elementos pasivos como ampliar nuestro indicador para llevar varias armas a la vez, aumentar la potencia de nuestro ataque o la probabilidad de revivir tras caer en combate.

Ghosts’n Goblins Resurrection, pese a contar con unas mecánicas jugables accesibles desde la primera partida, sigue poniendo a prueba al más hábil de los jugadores incluso en los niveles más bajos de dificultad. No existe el disparo en diagonal, el salto sigue siendo exigente e imposible de rectificar en el aire, las físicas responden de una determinada forma que dan poco margen de esquiva o agilidad. Y esto no es nada negativo pues consigue a la vez presentar un juego evolucionado en mecánicas pero que conserva el espíritu del arcade original.

Como añadido Ghosts’n Goblins Resurrection posee un modo cooperativo, pero quizá no de la manera que desearías, ya que el segundo jugador hace las veces de «mascota». En concreto, se convertirá en tres tipos de «familiar» con el objetivo de facilitar la partida al primer jugador, creando puentes, un escudo o elevarlo por los aires. Y por otro lado, tenemos una lista de hasta 31 retos que podemos desbloquear mientras avanzamos nuestras partidas.

Las hadas que recuperemos nos permitirá adquirir nuevas habilidades en Ghosts’n Goblins Resurrection

Tu cara me suena

En primer lugar, hay que destacar que el profesor F (más conocido como Tokoru Fujiwara y padre de Ghost’n Goblins) ha intervenido personalmente en este proceso de resurrección. Quién sino él podría reimaginar escenarios que nos resulten familiares pero que nos sorprendan con nuevos desafíos. Una sola fase llega a tener varias secciones distintas con mecánicas propias que no se repiten en otros niveles. Todo un alarde de imaginación digna del profesor F.

El diseño artístico de Ghosts’n Goblins Resurrection brilla por su detallismo y colorido

Haciendo uso del motor RE Engine, todo en Ghosts’n Goblins Resurrection posee una estética artesanal en 2D que parecen cartulinas dibujadas a mano. A esto se le suma las animaciones de los personajes y los efectos climatológicos como la lluvia o el viento moviendo la hierba del suelo. Da la maravillosa sensación de que estamos en un mundo de cuento de hadas en el que todo se mueve de forma fluida, con un gran número de elementos en pantalla a la vez sin que se sufra la más mínima ralentización. Y no importa si lo jugamos en la portátil o en la sobremesa: la obra se ve nítida y con una buena calidad de imagen, como debe ser.

Por su parte, la BSO de Ghosts’n Goblins Resurrection vuelve a sonar en nuestros tímpanos llenándonos de nostalgia, con melodías tan familiares como la partitura del cementerio o la ciudad de los molinos. A estas se le añaden otras nuevas composiciones que no desentonan en absoluto y saben captar eficientemente el espíritu medieval que siempre exudó el título de Capcom. Por último, por su sencillez no es que lo necesitase en demasía, pero viene completamente traducido al español.

Muchos escenarios de Ghosts’n Goblins Resurrection han sido remodelados pero son totalmente reconocibles

Veredicto

Ghosts’n Goblins Resurrection es, en pocas palabras, lo que todo seguidor de la franquicia podría esperar. Se nota el empeño que se ha puesto en este título, desde el cariño y el mimo a su diseño artístico, pasando por una acertadísima modernización de la BSO, hasta llegar a la evolución de sus mecánicas jugables de los juegos clásicos, pero, eso sí, sin ánimo de hacerlas demasiado complejas. Se ha tocado el contenido del original lo suficiente para alargar de forma natural la vida del título y hacerlo más accesible a todos los públicos, aunque sin dejar de ser un desafío para aquellos que quieran sufrir como lo hicieron en su infancia.

Estamos ante una propuesta que sigue siendo muy divertido, rejugable y que, como ya os contamos en el reportaje sobre sus orígenes, si uno quiere llegar a comprender la naturaleza y evolución del medio, debe jugar a Ghosts’n Goblins aunque sea una vez en la vida. Y si no lo conociste en su momento, qué mejor forma de empezar que hacerlo con la mejor de sus entregas, Ghosts’n Goblins Resurrection.

Suscríbete a nuestro Podcast

Ghosts'n Goblins Resurrection

Duración: +3h.

Jugabilidad

9.5/10

Gráficos

9.5/10

Sonido

9.5/10

Innovación

8.5/10

Narrativa

8.0/10

Diversión

10.0/10

Duración

8.5/10

Aspectos Positivos

  • La jugabilidad conserva su espíritu ochentero
  • La dificultad es accesible para todos los públicos
  • El árbol de habilidades sencillo pero efectivo
  • El diseño artístico es sensacional
  • La BSO combina antiguas y nuevas partituras

Aspectos Negativos

  • El sistema cooperativo es anecdótico
  • Se hecha en falta alguna fase mas