Análisis de Gods Will Fall (PS4). ¡Enfréntate a los dioses!

gods will fall

Gods Will Fall es una aventura de acción donde controlaremos a 8 héroes inmersos en una cruenta batalla por liberar a la humanidad de los dioses.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Clever Beans, estudio responsable de obras como Wipeout Omega Collection o When Vikings Attack, nos trae ahora Gods Will Fall, una aventura de acción con toques de rogue-like que en un principio deslumbra como algo muy interesante y original pero que pronto se ve lastrada por un desequilibrio ocasionado por su sistema de recompensas. Rebélate ante los dioses y pon fin a su tiranía, pero antes tendrás que recorrer una senda dura y peligrosa.

Del mito al logos

La isla nos habla y guía en nuestros primeros pasos

En tiempos antiguos se tenía la creencia de que, cuando sonaba un fuerte relámpago y caía la lluvia con intensidad sobre las casas, los causantes no podían ser otros que los mismísimos dioses. Ellos nos controlan, nos vigilan y, en contadas ocasiones, nos protegen y nos brindan todo tipo de fenómenos y situaciones para cubrir nuestras necesidades, aunque a veces tengamos que soportar su ira.

Sin embargo, un día descubrimos que la lluvia es un fenómeno atmosférico, que el fuego es algo que el mismo hombre puede crear y que la furia del mar es provocada por el efecto de las mareas; es entonces en ese preciso momento cuando asumimos nuestra autonomía y la capacidad de desarrollar un pensamiento crítico con respecto a todo lo que nos acontece. Nosotros decidimos quiénes viven de una determinada manera y qué es lo que hacemos y nada ni nadie puede dominarnos a su antojo.

Análisis de Immortals Fenyx Rising

Cuando nos ponemos a los mandos de Gods Will Fall y nos empiezan a contar de manera resumida la situación de los seres humanos dominados por los dioses, vemos que hay un proceso de cambio, una necesidad de romper con lo establecido y quebrar el yugo de las divinidades que siempre han acompañado a las personas en su día a día y que en este título se nos presenta como algo necesario para la independencia y la autonomía de las personas.

Una vez la humanidad se hartó de este dominio, emprendió la búsqueda de las deidades para aniquilarlas, comenzando una cruzada que reunió a muchos guerreros para conseguir tal acto. Sin embargo, las deidades no se quedaron de brazos y cruzados y se enfrentaron a los barcos que se dirigían a la isla de los dioses: más de 10.000 personas fallecieron en los múltiples hundimientos que hubo en el mar aquella noche.

Solamente 8 guerreros han conseguido sobrevivir y llegar a la isla, únicamente ellos tienen el destino de la humanidad en sus manos, situados en una inhóspita ínsula habitada por la incertidumbre y el miedo, pero contando con un objetivo claro: hacer caer a los dioses. Sin embargo, el camino es dificultoso y presenta multitud de objetivos que están disponibles desde que ponemos un pie en la isla ya que está en nuestras manos y en nuestra capacidad de decisión el equivocarnos o acertar a la hora de elegir el camino a seguir. Solamente de nosotros dependerá el cómo hacemos frente a las amenazas y situaciones que deberán afrontar nuestros protagonistas en su cruzada contra los dioses.

El mapa: un recurso muy útil en Gods Will Fall para orientarnos y localizar dioses

Exploración y sistema de juego

Como en todo título de acción y aventura, en esta ocasión volvemos a ponernos bajo la piel de un fuerte guerrero que alza una espada para combatir contra los enemigos como si no hubiese un mañana próximo. En Gods Will Fall nos pondremos en la situación de 8 personajes que irán cambiando a lo largo de las diferentes partidas que podamos jugar; cada uno de ellos contará con un tipo de arma específico, un cierto vínculo con sus compañeros y poseerá habilidades únicas y personales.

Cuando empezamos la aventura, el juego nos va indicando en todo momento lo que deberíamos hacer y es que en Gods Will Fall se nos presenta una especie de mapa abierto donde todas las mazmorras de los dioses están accesibles desde el principio y solamente dependerá de nosotros el elegir una de ellas y “rezar a los dioses” esperando que hayamos tenido suerte con nuestra decisión. Gods Will Fall no te indica que vayas primero a una mazmorra más fácil para ir mejorando paulatinamente a los personajes, ya que puede que nuestra primera raid sea una de las que deberíamos dejar para más adelante y perdamos por el camino a valiosas tropas.

Análisis de Ys IX Monstrum Nox

Y es que cuando digo valiosas me refiero a la capacidad limitada que tenemos a la hora de afrontar Gods Will Fall, ya que una vez entramos en una mazmorra no hay posibilidad de salir si no es acabando con el dios que te espera al final de esta o muriendo irremediablemente. Sea lo que sea, las puertas se abrirán ante nuestros compañeros, que podrán vislumbrar con sus propios ojos los resultados de la incursión: de ellas pueden salir nuestros camaradas si han conseguido la victoria o, tristemente, descubrir que éstos han quedado atrapados dentro.

Dependiendo de lo que haya sucedido y dado que los protagonistas tienen vínculos entre sí, los guerreros se verán afectados emocionalmente de manera positiva o negativa y, consecuentemente, mejorarán o no las estadísticas.

En Gods Will Fall las mazmorras se recorren de manera individual

En lo que se refiere al sistema de combate, aquí la situación es clara: hay que elegir entre golpe normal o fuerte. Gods Will Fall no cuenta con mecánicas excesivamente complejas a la hora de hacer frente a los enemigos, ya que el combate se nos presenta como algo pausado y sencillo, pero cumpliendo con su cometido.

También podremos hacer parrys, esquivar o lanzar las armas que dejan nuestros adversarios, pero, en el aspecto jugable, la cosa se queda ahí. No esperéis encontrar algo novedoso y muy desarrollado ya que creemos que el juego está planteado de esta manera para hacerlo más táctico y que, en esencia, tenga un punto de dificultad que ponga a prueba al jugador en todo momento.

Es cierto que Gods Will Fall en sus primeros pasos puede resultar un tanto desafiante y si nos hemos metido en una mazmorra de más nivel durante las primeras horas, podemos despedirnos casi con total seguridad de nuestros protagonistas. Eso sí, cuando llegamos a la posición que ocupa un dios determinado en la mazmorra y le hacemos frente, nos premiará con armas muy útiles que reforzarán a nuestros camaradas.

Espadas, lanzas, mazas, doble hacha… En Gods Will Fall podemos obtener casi cualquier tipo de arma específica para cada uno de nuestros protagonistas y es aquí cuando se nos presenta uno de los primeros problemas que tiene el título debido a su sistema de loot o de recompensa aleatorio: el desbalanceo entre los objetos existentes.

Conseguiremos jugosas recompensas tras haber acabado con una deidad

Puede ser casualidades que hayan acontecido en las dos partidas que hemos jugado desde Guardado Rápido o porque Gods Will Fall directamente te recompensa una vez que has vencido a la mitad de los dioses, pero lo cierto es que nos hemos encontrado ante una misma situación en la que se nos han otorgado determinados objetos y piezas de equipamiento de nuestros personajes que hacen que la aventura se convierta, literalmente, en un paseo por el parque.

Todas esas primeras horas de duda, de incertidumbre y de miedo a fracasar en tu misión por haberte equivocado al elegir una mazmorra, se disipan. Todavía te quedan 6 más y ya no hace falta que vayas intercambiando entre los distintos personajes con los que cuentas como recurso ya que has conseguido “por suerte” un arma poderosísima para uno de ellos y que hace que Gods Will Fall sufra una transformación repentina respecto a esa situación, pocos minutos antes, donde estabas luchando a muerte por sobrevivir y contando con apenas 2 guerreros.

En Gods Will Fall se nos presenta una aventura original y que juguetea con varios géneros como el rogue-like pero que, al final y debido al desbalanceo comentado previamente, acaba convirtiéndose en un machacabotones. Con esto no queremos resaltar como algo negativo que el título se torne fácil en un momento dado, ya que nos parece perfecto que esta propuesta tenga un sistema de evolución del personaje adecuado que te dé la sensación de fortaleza y mejoría como en cualquier RPG pero creemos que, en este caso, la progresión no está o bien estructurada u optimizada del todo.

Tampoco la duración de Gods Will Fall acompaña en demasía ya que, dependiendo de cómo juguemos o de los objetos que vayamos consiguiendo, acabaremos el juego antes o después pero nunca nos llevará más de 5 horas. Esto no sería un problema si tuviese algo de rejugabilidad pero quizá su duración pueda echar atrás a algún jugador. Para que os hagáis una idea, pudimos completar una primera pasada en 4 horas, pero la segunda nos llevó menos de 2 por lo que, en este caso, se queda parco también en este aspecto.

De todos modos podemos decirlo bien claro: Gods Will Fall cumple con todas las pautas y requisitos de cualquier juego de acción y aventuras y que, junto a esos toques de rogue-like, dotan de diversión a la propuesta.

Arañas… ¿Por qué siempre tiene que haber arañas?

El estilo Celta: sonido y diseño gráfico

Aunque lo cierto es que el título es bastante sencillo y que presenta algunos desajustes en el equilibrio del juego, su apartado artístico y sonoro es ciertamente notable. Siempre guardando las distancias con esas grandes superproducciones que destacan especialmente respecto a  su aspecto gráfico artístico, Gods Will Fall, pese a contar con un presupuesto bastante bajo, presenta unos diseños de los personajes y del entorno ciertamente peculiares y originales.

Todo está dibujado y creado con gran acierto, resaltando los azules y los verdes por encima de todos los colores, mostrando una paleta cromática agradable y bastante armoniosa. Nuestros protagonistas presentan marcas en sus rostros con los distintivos tatuajes celtas de color azulado, llevan capas y sandalias y son todos muy rudos y fuertes. Da igual el género de nuestro guerrero, ellos y ellas son representados como grandes y valientes héroes que solamente quieren acabar con los dioses.

Lucharemos en mares, laderas, cuevas y contra toda clase de enemigos

En lo que se refiere a los escenarios, Gods Will Fall consigue diferenciar visualmente cada mazmorra ya que todas ellas presentas paisajes y vistas totalmente distintas, lo cual genera una variedad de ambientes digna de elogio. Un punto que consideramos negativo es el diseño de los enemigos más comunes que nos iremos encontrando a lo largo de la aventura ya que tienden a repetirse y se nota que no están muy trabajados, resultando la mayoría bastante planos y aburridos.

Pero esto no pasa con los famosos dioses que tendremos que encontrar, ya que cada uno de ellos es diferente y presentan unos diseños bastante curiosos e inspirados en distintos animales como el jabalí, una morsa o una araña. En este aspecto estamos bastante contentos ya que se agradece que cada mazmorra y jefe se vean únicos, aunque conforme hayas acabado con unas cuantas, la sensación de repetición sea irremediable.

Cadáveres, enemigos y objetos en el suelo. Gods Will Fall presenta unos escenarios simples pero vistosos

También destaca especialmente en Gods Will Fall el apartado sonoro, ya que las melodías y efectos que podemos descubrir durante la partida son totalmente coherentes con las situaciones que estamos viviendo. En este sentido hay una gran compenetración en todo el aspecto artístico de la obra, juntándose gráficos y sonido para describir adecuadamente lo que estamos viendo con nuestros propios ojos.

Los efectos de sonido de las armas son acertados, el aire suena a nuestro paso y cada golpe que nos dan, ya sean los enemigos o los dioses, se ve reflejado en nuestro personaje gracias a un sistema de hit boxes que, todo hay que decirlo, no siempre está correctamente optimizado. Lo cierto es que Gods Will Fall  presenta una serie de detalles técnicos que no están a la altura del conjunto ya que a veces nos golpearán o moriremos por un mal diseño del entorno o a causa de un mal funcionamiento de las mecánicas de parry o salto.

Además, Gods Will Fall a veces presenta en contadas ocasiones una serie de caídas de frames que, dependiendo de la situación en la que nos encontremos, pueden llegar a ser muy molestas, aunque debemos repetirlo, solamente ocurren en determinados momentos sin lastrar la experiencia.

De todas formas, tampoco podemos achacar nada a este pequeño estudio ya que han conseguido crear una propuesta que, aunque corta y con algunos problemas, resulta bastante original y entretenido gracias a su sistema de combate. Además, viene traducido al castellano lo cual sin duda ayuda a la comprensión de la trama, aunque no es un título que destaque en exceso por la cantidad de textos que presenta: dicho lo cual, es un aspecto que agradecemos desde Guardado Rápido.

Veredicto

Gods Will Fall es un excelente juego de acción y aventura con pinceladas de rogue-like en el que descubriremos cómo la humanidad hace frente al yugo de los dioses y que nos planteará un reto desafiante para los jugadores. Su apartado sonoro y gráfico están a la altura de la ambición de la propuesta, pese a notarse las limitaciones asociadas al bajo presupuesto con el que ha contado el estudio.

Sin embargo, tanto esta sensación de desafío como sus mecánicas de combate se ven afectados por un sistema de progresión que está desequilibrado y que, junto a ciertos fallos técnicos, merman la experiencia que se va tornando cada vez más repetitiva y fácil.

Suscríbete a nuestro Podcast

Gods Will Fall

Duración: 3-5 h.
6.6

Jugabilidad

6.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

7.0/10

Innovación

7.0/10

Narrativa

6.0/10

Diversión

6.0/10

Duración

7.0/10

Aspectos Positivos

  • Sistema de juego original y divertido durante las primeras horas
  • Buen apartado gráfico y sonoro

Aspectos Negativos

  • Ciertos fallos técnicos
  • Desequilibrio en el sistema de recompensas
  • Escasa rejugabilidad