Análisis de Hack Grid (PC). Puzles sobre raíles como carta de amor a la época gaming en DOS

Análisis de Hack Grid (PC). Puzles sobre raíles como carta de amor a la época gaming en DOS

Hack Grid es un juego de puzles y carta de amor al gaming DOS. Sólo debe quedar una pieza en el tablero. Cada tipo de pieza tiene sus propias normas. Música con efecto Retro Sound Blaster 16 te acompañará a través del juego. ¡Hackea la red!

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Hack Grid es un juego indie de puzles que nace como una carta de amor a una época pasada. Desarrollado y editado por el pequeño estudio argentino Daisy Games, se nos presentan una serie de puzles en los que deberemos desplazarnos sobre raíles moviendo unas piezas de colores hasta que sólo quede una en pie.

La premisa de Hack Grid es muy sencilla: mueve las fichas que se te presentan en el tablero, una encima de la otra a través de rieles hasta que sólo quede una única ficha en juego. A lo que a bote pronto parece sencillote y apto para todo el mundo se nos va complicando más temprano que tarde en el desarrollo de sus distintos niveles, que oscilan de dificultad de manera un poco irregular.

Con 60 niveles distintos en el modo original de Hack Grid, nos iremos aventurando a través de esta carta de amor a la era gaming en DOS (Disk Operating System, o Sistema Operativo de Disco en español). Los 16 bits están muy bien cuidados y nos transmite cierta nostalgia, pese a no haber vivido en esa época. La música acompaña de manera correcta, siendo especialmente notable en los primeros minutos de juego ya que luego se torna un poco pesada.

60 serán los niveles del modo Origina que nos acompañarán por este recorrido nostálgico.

Hackea la red sin meter comandos complejos, simplemente arrastra piezas de colores

Como hemos mencionado antes, los niveles se nos presentan con dificultades irregulares en el transcurso del videojuego. Esto vendría a traducirse que no tiene que ser estrictamente más fácil el puzle número 7 que el número 29: el juego no se encuentra exento de picos de dificultad. No os voy a engañar que me ha resultado absurdamente complicado algún que otro nivel para luego hacer sin complicaciones los siguientes cinco y acabar topándome con otro muro, pero no tan duro como el pico de dificultad anterior.

Análisis de Lemnis Gate

Cada 10 niveles se nos presenta una mecánica jugable nueva. La más básica sería la de arrastrar los cuadrados azules y lilas uno encima del otro, comiéndose, hasta que solamente nos quede uno en pie, momento en que pasaremos de pantalla. Sin entrar mucho en materia y evitando spoilers en la medida de lo posible, algunas de las nuevas mecánicas serían piezas inamovibles, piezas cambiantes de color o piezas que sólo pueden seguir una dirección en otro modo de juego llamado Firewall.

Cada vez que se nos presenta una mecánica jugable, Hack Grid nos enseña un brevísimo tutorial. Parece que Hack Grid confía plenamente en nuestras capacidades, aunque siempre nos mantendrá al alcance de un clic a mano izquierda un desplegable con información sobre los distintos tipos de piezas y movimientos que podemos realizar en ese punto de la partida.

En cualquier momento podremos revisar los tutoriales a la izquierda de nuestra pantalla.

También son conscientes en que se nos podría atragantar algún nivel, así que nos ofrecen un skip que nos permite pasar de la pantalla en que nos hayamos atascado a la siguiente, pero que no volverá a estar disponible hasta que volvamos a enfrentarnos y superar el nivel que se nos ha enquistado. De nuevo, Hack Grid confía en nuestras capacidades de resolución de problemas pese a darnos facilidades para avanzar.

Apartado visual añejo, música nostálgica y accesibilidad en todo momento, ¿qué más podemos pedir?

Sobre el apartado visual y su estilo artístico poco podemos reprocharle a Hack Grid. Gracias a unos efectos visuales muy cuidados dentro de su simpleza, Hack Grid nos transporta directamente a esa época anterior en DOS aunque no la hayamos vivido.

Destacaría sobre todo un filtro que puede ser activado y desactivado en cualquier momento, dando efecto de monitor de tubo sin importar que juegues en proporción de pantalla 16:9. Esto que puede ser ideal en este tipo de videojuego podría provocar algunos mareos o incomodidad visual, así que Daisy Games permite usarlo a nuestro antojo.

En los distintos niveles tendremos un esquema de color en las rejillas sobre las que desplazaremos nuestras fichas sobre raíles. Los colores de cada serie variará cada 10 niveles y serán colores que destacarán sobre el fondo negro y, a su vez, nuestras fichas azules y lilas (y más colores que se irán añadiendo progresivamente) destacarán sobre dichas rejillas.

Y aquí se nos trasladaría a un punto muy importante que han tenido en un juego de este estilo que juega tanto con los colores para movernos sobre su escenario. Las medidas de accesibilidad permiten un modo para jugadores daltónicos, con lo que no quedan excluidos en ningún instante.

La accesibilidad para el público daltónico se ha tenido muy en cuenta.

La música es ya otra cosa. Al principio motiva mucho, demasiado incluso. Es cómoda, simpática, tu compañera de peripecias. Pero al poco rato, pese a contener varios temas de escasa duración, te das cuenta que entra en un bucle que más que ayudarte te acaba taladrando con su ritmo robótico y te acompaña incluso después de echarle unos minutitos a Hack Grid. Puede ser desactivada en todo momento, eso sí, pero al redactor de esta noticia le gusta jugar con la música propia de los videojuegos sin mutearla nunca y todavía por las noches se aparecen estos ritmos de efecto Retro Sound Blaster 16.

¿Te has quedado con ganas de más? El Firewall te espera y el speedrun echa a correr

Ya hemos reiterado que Hack Grid se compone de 60 niveles que cada 10 añade una mecánica distinta y modifica su esquema de colores, pero estos niveles no son el final del videojuego. Al haber superado su modo original podremos acceder al modo Firewall. O no, ya que en realidad podemos jugar al modo original o al modo Firewall en el orden que nos dé la gana desde el comienzo.

Podremos elegir el modo que nos plazca cuando nos plazca.

En este modo, que consta de 30 niveles, se nos presentarán algunas mecánicas jugables nuevas, como movimientos en una única dirección según la forma de la ficha. Esto vendría a ser que si la ficha tiene forma ovalada en vertical, solamente se movería hacia arriba o hacia abajo; si la ficha es ovalada horizontal, pues hacia izquierda y derecha.

Análisis Probe: A Game Dev Experience

De nuevo, cada 10 niveles tendremos nuevo esquema de color en la rejilla de juego y se nos presentarán mecánicas, que buscan ser más complicadas que en el modo original. En este modo la música sigue siendo la misma que en el modo original, así que sentíos libres de desactivarla si os place.

El modo Firewall en sí es muy similar pero cambiando mecánicas básicas, dándole otro giro de tuerca.

Tengamos en cuenta que este modo se publicó tras el lanzamiento de Hack Grid y Daisy Games lo introdujo de manera totalmente gratuita, gesto que siempre se agradece.

Aparte del modo Firewall, Daisy Games nos propone el modo speedrun, que recomendamos que lo probéis una vez os hayáis prácticamente memorizado el juego entero, e intentéis mejorar vuestra marca, ya que ni habrá pausas ni tiempos de descanso entre niveles. Este modo se puede aplicar tanto al modo original como al Firewall. ¿Os veis capaces de aceptar este reto?

Con estos 30 niveles adicionales en el modo Firewall, tendríamos 90 puzles en total para Hack Grid, aparte de su modo speedrun.

Una carta de amor que debería repasar su ortografía

Hack Grid no tiene historia. Bueno, a ver, en realidad el trasfondo del juego es historia de los videojuegos en su época en DOS que abarca desde 1981 hasta 1997, pero nos estamos desviando del tema. El juego no tiene mucho texto, pero el poco que tiene suele presentar errores muy básicos en su idioma original, que es el español.

No sé si os habrá ocurrido con juegos cuyo idioma original es el español, pero por desgracia suelen tener bastantes errores que, al menos a mí, me sacan bastante del videojuego. “Elije”, ausencias de tildes y virgulillas y algunas letras que simplemente desaparecen son algunos de los ejemplos.

Ante esto, al menos Hack Grid cuenta con varias traducciones, siendo en inglés una que está bastante más correcta y que arregla un problema presente en la versión en español, que es llamar “Modo Original” tanto al Modo Original como al Modo Firewall.

Veredicto

Podríamos decir que Hack Grid es un juego correcto de puzles que tiene un carisma propio y que lo que busca homenajear lo hace bastante bien. Dentro de la simpleza de la que parte, podéis encontrar un juego con cierta dificultad para hacer trabajar a las neuronas un rato y sentiros como hackers sin saber nada de código de programación.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Consigue tus juegos a un precio incomparable a través de nuestros enlaces de afiliados

¡ASÍ NOS AYUDAS!

Instant Gaming   CDKeys   Kinguin   Amazon

Hack Grid

Duración: 2-4 h
6,3

Jugabilidad

6.5/10

Gráficos

6.7/10

Sonido

4.5/10

Innovación

6.0/10

Diversión

6.0/10

Duracióon

5.0/10

Aspectos Positivos

  • Apartado visual retro muy mimado.
  • Mecánicas nuevas cada 10 niveles.
  • Puzles bien planteados que exprimen las neuronas.

Aspectos Negativos

  • Banda sonora repetitiva y taladrante.
  • Faltas de ortografía gordas en español.
  • Dificultad de ritmo irregular.