Análisis de Handball 21. 7 metros y adentro

Análisis de Handball 21. 7 metros y adentro

4 años después el balonmano vuelve a las consolas de la mano de Handball 21, el último simulador deportivo de la generación

En nuestro país el fútbol es el deporte rey sin duda ninguna, y en segundo lugar pero a mucha distancia del balompié encontramos el baloncesto. Estos dos deportes lo copan absolutamente todo, dejando únicamente migajas al resto de  los deportes, los cuales sólo reciben algo de atención cuando nos aportan títulos o alguna medalla durante los Juegos Olímpicos.

En el mundo de los videojuegos se sigue esta misma tendencia. FIFA y Pro Evolution son año tras año los más vendidos, aunque el baloncesto con los NBA de 2k a la cabeza se han convertido también en una referencia dentro de los videojuegos de simulación deportiva.

¿Y tras ellos, qué? La fórmula 1, el golf, tenis, etc… muchos deportes cuentan con títulos más o menos periódicos en los que emular a las estrellas del deporte que tantos y tantos jóvenes idolatran. Pero exceptuando casos puntuales, ya sean Nadal, Alonso, Carolina Marín, o un sinfín de grandes campeones, somos un país de deportes de equipo, y para cerrar el podio tras fútbol y baloncesto, el balonmano aparece por ahí ofreciéndonos con más asiduidad que el resto grandes alegrías ya sea de mano de los Hispanos (el equipo masculino) o de las Guerreras (la selección femenina).

Análisis de EA Sports FIFA 21

Por todo ello, para todos los aficionados a este deporte, resulta una gran noticia la llegada a nuestras pantallas de Handball 21, el último simulador deportivo desarrollado por Eko Software, que ya conoce el mundo de la simulación deportiva de la mano de anteriores entregas de esta saga, y también son responsables de Rugby 20.

La saga Handball llevaba ausente desde Handball 17, dando margen desde entonces a que por ejemplo España su haya coronado como campeona de Europa por partida doble en este período.

Este es el menú de Handball 21

Pero centrándonos ya en el título que hoy ocupa nuestra atención, Handball 21 se presenta con varios modos de juego y un buen número de equipos para que los aficionados a este deporte disfruten como hace años no hacían.

Juega a lo que quieras

Una vez se nos despliega el menú principal al iniciar Handball 21, nos encontramos con diversas opciones frente a nosotros. Podremos afrontar desde un partido rápido con el que romper el hielo y en el que podremos medir las fuerzas de equipos de distintos países entre sí, hasta jugar una liga completa, pasando por la creación de nuestro propio equipo, basándonos en paquetes de cartas, al más puro estilo de cualquiera de los más potentes simuladores deportivos con entregas anuales.

Análisis de Captain Tsubasa Rise of the New Champions

En Handball 21 están recreadas 10 ligas distintas, que se corresponden a la primera y segunda división de los países con mejores campeonatos del viejo continente, como son la francesa, la alemana, la española, la danesa y la polaca. En este modo jugaremos una liga completa con el formato que cada una tiene en la realidad pero eso sí, sin la posibilidad de encadenar ligas en diferentes años o de disputar competiciones europeas.

Handball 21 nos pone a los mandos de los mejores equipos de Europa

En cada partido que juguemos en cualquiera de los modos iremos acumulando puntos en base a los resultados que vayamos obteniendo, que además de servirnos para ir aumentando de nivel, los usaremos para canjear por sobres de cromos. Con estos cromos en el modo de juego denominado “Mi colección” iremos haciendo nuestro equipo a nuestro gusto y en base a las cartas que vayamos obteniendo.

Será en “My Squad” donde vamos a crear, personalizar y gestionar estos equipos creados a base de cartas, para posteriormente en el modo Individual poder competir en el clásico modo carrera donde trataremos de llevar a lo más alto del balonmano europeo a nuestro equipo.

A estos modalidades hay que añadir la posibilidad de disputar partidos online, en el que encontrar rivales de momento cuesta un triunfo, y uno conocido como desafío que simplemente nos va proponiendo retos que superar en cualquiera de los partidos que juguemos y que nos aporta más experiencia, y más cartas, para ir creciendo con nuestro equipo a la vez que vamos mejorando nuestro nivel de juego.

No todo es perfecto

En cuanto modos de juego Handball 21 no está nada mal, aunque personalmente le encuentro algunas carencias. El modo liga podría haber incluido las competiciones de copa y darnos la oportunidad de mantenernos en el tiempo, pudiendo jugar varios años seguidos con nuestro equipo.

Algunas repeticiones en Handball 21 son espectaculares

Por otro lado, el juego se lanza un par de meses antes del próximo mundial de Egipto, y si bien lograr la licencia podría suponer un excesivo desembolso, hubiera sido una buena idea incluir alguna selección nacional, o un modo en el que crear nuestros propios torneos personalizados.

Handball 21, como decía, es un simulador deportivo aunque no llega al nivel de complejidad que pueden alcanzar otros, como el caso de los Madden, donde estamos tanto o más tiempo preparando la táctica que jugando sobre la cancha.

Balonmano para todos

La jugabilidad es bastante simple y no resulta excesivamente difícil ni nos llevará demasiado tiempo hacernos con los controles del título para poder plantar cara a cualquier equipo que se nos ponga por delante. Contando con un botón asignado para cada tipo de lanzamiento, ya sea picado, en suspensión, de cadera y más de lo mismo en defensa, con botones únicos para bloquear, empujar, robar, en Handball 21 no hace falta ser un erudito del balonmano para poder sentirse uno de los Dujshebaev.

Análisis de NBA 2K21

Esta accesibilidad hace de los partidos algo bastante entretenido con muchas opciones de contar con alternancias en el marcador, aunque también es cierto que ello hace que los más puristas puede que se vean decepcionados por alguna de estas decisiones. Y es que una de las principales características del balonmano es el duro contacto físico, principalmente el que sufre el pivote, o también cuando un jugador va a realizar un lanzamiento y la férrea defensa se lanza sobre él con todo.

Handball 21 nos deja estampas muy bonitas

Es una pena pero los desarrolladores no han podido o sabido plasmar este apartado tan importante del balonmano en Handball 21. No os quiero llevar a engaño, sí que hay contactos, principalmente cuando vamos a lanzar a portería es posible empujar al contrario abortando su lanzamiento, y en eso no hay ninguna pega, pero es en el juego con el pivote donde surgen los problemas.

Las peleas en esa zona del campo no se ven reflejadas, y aunque no es complicado darle el balón a nuestro jugador más avanzado, sí que está mal resuelto el intentar acabar la jugada con él, pareciendo que se queda enganchado con su defensor y reculando de manera casi automática sin haber visualizado demasiado contacto evidente.

También los tiros a puerta están reflejados de manera un tanto extraña; pese a funcionar bien, con una mecánica en la que se ralentiza el tiempo durante un segundo para que apuntemos y otorguemos fuerza a nuestro lanzamiento, no veremos en pantalla cómo el brazo hace el movimiento completo. Pese a que, vuelvo a reiterar, el resultado final es el que hemos ordenado a nuestro mando, estéticamente choca bastante quedando algo raro.

Handball 21 trae de vuelta el balonmano

La animación estilo tiempo bala para tirar a puerta también aparece cuando nuestro portero realiza determinadas paradas o en algunos lanzamientos que terminan en gol ofreciéndonos un punto de vista muy interesante.

Por lo demás todo funciona como cabe esperar de un simulador deportivo, contando con elementos como el cansancio de jugadores, sustituciones y gestión de nuestro equipo. Así que, pese a los problemas que presenta, también tiene otras muchos puntos a favor, así que vamos a disfrutar de exclusiones, golpes francos y lanzamientos de siete metros.

Disponemos también de la posibilidad de utilizar tácticas predefinidas, una especie de jugadas ensayadas, que es la mejor, y casi única forma de sacar partido a nuestro pivote.

Análisis de eFootball PES 2021

Generalmente en este género de juegos, la inteligencia artificial tanto de nuestros compañeros como de los rivales deja algo que desear, y en Handball 21 esta máxima se mantiene. Como norma general, en situaciones defensivas no hay mucho de lo que quejarse, pero en ataque nuestros compañeros se mantienen muy estáticos en todo momento lo que lleva a que si somos capaces de con un mismo tipo de tiro hacer daño al equipo contrario, nos vemos muy incitados a abusar de esas jugadas, saltándonos las combinaciones en equipo.

Un digno trabajo

El apartado gráfico de Handball 21 ha experimentado una notable mejora respecto a su predecesor, algo esperable por otra parte ya que hace cuatro años de la salida de éste. El juego funciona fluido sin ningún tipo de ralentizaciones ni problemas reseñables y es disfrutable de principio a fin.

En los tiempos de carga Handball 21 aprovecha para recordarnos los controles

Handball 21 viene a llenar un hueco dentro de los simuladores deportivos y desde luego no compite con otros títulos deportivos que copan las listas de ventas semana tras semana en este último tercio del año. Tampoco es su intención, aquí no vamos a ver a grandes jugadores perfectamente recreados aunque sí es verdad que las mayores estrellas del balonmano mundial son reconocibles principalmente por sus rasgos característicos, pero el juego no va por ahí.

Tampoco se denota un especial esfuerzo en la recreación de grandes canchas míticas europeas, y solo en lo que son los 40×20 reglamentarios del terreno de juego, con la publicidad característica del balonmano, además de las camisetas de cada uno de los equipos, solo ahí es donde Handball 21 se acerca a la realidad.

Respecto a las animaciones de los jugadores, algo tan importante en los juegos deportivos, también tenemos una de cal y otra de arena. Como decía antes, en momentos tan importantes como los tiros a puerta resultan poco ortodoxas, en cambio, a la hora de pasar, correr, o muchas de las acciones del portero resultan muy creíbles.

En ocasiones nuestro portero se sentirá como en Matrix

Donde resulta complicado encontrar algún punto positivo es en el apartado sonoro. El juego carece de voces, no contamos con un triste comentarista en ningún idioma,  dejándonos en todo momento con una música bastante genérica y un sonido ambiente durante los partidos que no concuerda demasiado con lo que se ve en las gradas mientras el balón está en movimiento.

Veredicto

Handball 21 supone la vuelta del balonmano a las consolas, y eso ya por sí mismo ya es una genial noticia. Además supone una amable prueba de entrada a un deporte que pese a tener una buena base de aficionados no es habitual que visite las consolas. Con sus luces, que las tiene, y sus sombras, también existentes, es un juego muy disfrutable desde su inicio, y en el que veremos cómo mejoramos de manera veloz en nuestra habilidad al mando, participando de trepidantes partidos, aunque eso sí, algo más lights que el balonmano normal.

Handball 21

Duración: Incalculable
6.5

Jugabilidad

8.0/10

Gráficos

6.0/10

Sonido

4.0/10

Innovacion

6.0/10

Diversión

7.0/10

Duración

7.0/10

Aspectos Positivos

  • La simulación es accesible para cualquiera
  • El balonmano vuelve y no todo es fútbol o baloncesto
  • Manejamos a los mejores equipos y jugadores de Europa

Aspectos Negativos

  • El apartado sonoro es más que discreto
  • El contacto físico brilla por su ausencia