Análisis de In Sound Mind (PC). Un tenebroso, y clásico, viaje a la psique humana

In sound mind

In Sound Mind nos propone sobrevivir a un mundo de pesadilla, un lugar irreal donde no somos bienvenidos y deberemos descubrir los secretos más espeluznantes acerca de la muerte de nuestros pacientes.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

El sentimiento de terror es muy subjetivo, depende de cada persona y de su relación con el mundo que le rodea. Es prácticamente imposible consensuar qué da miedo a la inmensa mayoría de jugadores, por lo que con los años el género de videojuegos de terror ha ido apostando por temáticas de excesiva sencillez y plagadas de los conocidos como jumpscares, sustos baratos acompañados de un efectista golpe sonoro.

Esta es una técnica que se ha impuesto y ha deformado un género que puede dar mucho de sí tal y como se ha demostrado en un buen puñado de obras recientes. In Sound Mind, del estudio israelí We Create Stuff, aterriza proponiendo una aventura que rescata infinidad de mecánicas de otros títulos, pero adereza el conjunto con mucha identidad, terror psicológico y una historia atractiva a la par que humana y espeluznante.

¿Qué me pasa, Doctor?

In Sound Mind nos pone en la piel de Desmond, un psiquiatra que despierta en un mundo desconocido que desafía todas las leyes de la física y lo conocido. Un escenario tan terrorífico como irreal donde se encuentra desesperadamente solo en un edificio medio derruido y con todo a su alrededor viniéndose abajo, en una sutil representación de su propia mente. No obstante, el doctor Desmond no se encuentra solo en este mundo de pesadilla, este lugar onírico lo pueblan también criaturas terroríficas y una figura humana que le da caza y cuyo objetivo es claro: ver a nuestro protagonista muerto.

Análisis de Broken Blades

Al comienzo de cada cinta oiremos las palabras de nuestros pacientes por medio de pequeñas grabaciones para entrar en contexto

Nuestra meta en In Sound Mind será descubrir qué ocurrió en la trágica muerte de los pacientes de nuestro protagonista y conseguir abandonar esta fantasía. Para ello tendremos acceso al despacho de Desmond, hub central de esta obra, y que nos trasladará, mediante las grabaciones de aquellas sesiones médicas, a las representaciones mentales de los traumas de varios de sus pacientes.

In Sound Mind divide, de forma muy orgánica, la aventura en cuatro capítulos de una duración completa de 7 horas. Cada uno de ellos nos llevará a ubicaciones tan mundanas como terroríficas donde nos enfrentaremos a los mayores miedos de nuestros pacientes hasta descubrir qué ocurrió con ellos y por qué esa fantasmagórica figura, que nos vigila impasible, nos quiere muertos.

A pesar de la cotidianeidad de estos escenarios (un supermercado, un faro, un mirador…), no pertenecen del todo a este mundo. La atmósfera derrocha cierto terror cósmico lovecraftiano donde la lógica desaparece para dar paso a mundos de pesadilla plagados de seres irreales, caos y desesperación. En este sentido, In Sound Mind demuestra personalidad gracias a unos escenarios muy bien diseñados donde el terror puntual deja sitio a la tensión, al pánico a lo desconocido y a la paranoia.

In Sound Mind tiene unas mecánicas muy curiosas para un juego independiente como la posibilidad de ver mensajes ocultos gracias a un trozo de espejo

In Sound Mind apuesta por un terror entre bambalinas, de sonidos lejanos, voces ahogadas y pasos tras nosotros, pero al estudio We Create Stuff no le ha temblado la mano a la hora de aterrorizar sin hacer uso de los sustos más básicos. Para ello, el terror psicológico arrima a su favor con los juegos de luces, escenarios cambiantes y apariciones fantasmales que, sin decir nada o hacer movimiento alguno, dejan claro que no somos bienvenidos en estos mundos de pesadilla.

Tiene más de Slender Man que de Silent Hill

A pesar de que In Sound Mind se define como un survival horror, creo que este subgénero no le hace justicia. No porque lo considere un género menor, todo sea dicho, pero la propuesta de We Create Stuff sigue la ola de aquellos Slender Man: The Eight Pages o Penumbra, en donde interpretábamos a alguien indefenso en unos mapas llenos de puzles y plagados de secretos.

Ese misterioso ente nos dejará pequeñas notas garabateadas para lamentarnos de la muerte de nuestros pacientes

Y es que para avanzar por cada uno de los escenarios deberemos hacer frente a pequeños desafíos con el fin de ir desentrañando el misterio de los últimos días de estos pacientes antes de caer en la más absoluta locura. Estos mapas no sirven únicamente como un simple recurso narrativo, sino que encontraremos mecánicas implícitas que nos obligan a aprender las debilidades de los enemigos y actuar en consecuencia.

Todo lo que encontremos en In Sound Mind se traduce en pequeños elementos jugables. Por ejemplo, tras superar el primer arco narrativo tendremos acceso a un trozo de espejo que podremos usar a lo largo de la aventura para resaltar ítems desperdigados por el escenario. Lo mismo sucede con la pistola de bengalas o la propia linterna, por lo que la sensación de progreso y de cohesión es excepcional.

Análisis de Crown Trick

A pesar del tamaño de sus escenarios es difícil perderse, más si tenemos en cuenta que encontraremos ciertos mapas traducidos al castellano

Además, también nos encontraremos pequeños puzles que implican cierto backtracking alrededor el mapa de juego con tal de conseguir determinados objetos para poder acceder a la siguiente sección. In Sound Mind no se trata de un metroidvania, eso está claro, pero esta decisión de diseño potencia la exploración de unos escenarios bastante extensos con el fin de encontrar pequeñas notas garabateadas que amplían mínimamente la historia o secretos escondidos en los huecos más recónditos.

Una pistola para gobernarlos a todos

En cuanto al combate, más allá de los enfrentamientos contra estas entidades paranormales de nuestros pacientes, algo así como los bosses de cada nivel, y que suponen la experiencia más divertida de esta obra, encontraremos ciertos enemigos de bajo nivel que no sirven sino para incordiar y ralentizar al jugador. Entiendo que el objetivo de We Create Stuff sea el de ofrecer cuantos más desafíos mejor, pero In Sound Mind se nutre de ser una experiencia de terror psicológico, por lo que considero desacertados los segmentos de puro combate.

Cada 3 pastillas aumentaremos una ranura de mejora de resistencia, vitalidad o sigilo

A pesar de que desde el estudio han tenido en cuenta obras como las de Frictional Games o Red Barrel Games, In Sound Mind nos deja combatir a estos enemigos pistola en mano. Estas monstruosas criaturas, más cercanas a alienígenas que a espíritus, rondan ciertas secciones del mapa a la espera de darnos caza. Podremos pasar inadvertidos a sus ojos, pero el sistema de sigilo no está tan bien diseñado por lo que rápidamente entraremos en combate. Acabar con estos entes no será difícil debido a que la munición no escaseará durante toda la aventura.

El gunplay, en términos generales, es decente, aunque habría preferido un acercamiento similar al que vimos en Resident Evil 7 con Ethan Winters y su inexperiencia con las armas de fuego. Aquí, a pesar de que Desmond no es un militar, aguanta muy bien los golpes y sabe controlar tanto el retroceso como la cadencia del arma, por lo que considero que esta vertiente shooter es lo menos memorable de un conjunto merecedor de elogios.

Huir o atacar, no hay más opción con los enemigos más básicos

Para concluir con las mecánicas jugables, In Sound Mind añade un sistema de mejora bastante interesante, aunque su reflejo en el gameplay es algo anecdótico. Por medio de pastillas, diseminadas por los escenarios, podremos aumentar pequeños parámetros como la estamina, resistencia, salud o sigilo. A excepción de la vitalidad, el resto no tienen un impacto significativo en el devenir de la aventura por lo que hacernos con estas mejoras es completamente opcional.

Terror con buen diseño

Muchas obras de terror apuestan por escenarios manidos, pero In Sound Mind se desmarca con unos entornos muy particulares. El hecho de que los mapas sean representaciones mentales de los miedos de los pacientes ha dado a We Create Stuff una libertad envidiable para crear un imaginario tan propio y rico que es un placer caminar por estos parajes.

A pesar de no usar iluminación dinámica, es terroríficamente bello lo bien que se ven sus escenarios

Gran parte de los elogios se los lleva, sin lugar a dudas, el diseño y la dirección artística de In Sound Mind. No podía imaginar que una obra que apuesta por una gama cromática tan vistosa y vibrante pudiera provocar tanto pavor. No obstante, el pobre rendimiento en PC empaña una aventura bastante sólida. En secciones más amplias, en especial aquellas que usan determinados reflejos y una potente iluminación, la tasa de imágenes por segundo se ve enormemente afectada.

En cuanto al sonido, In Sound Mind nos llega con audio en inglés y textos en español, y con un diseño sonoro muy acertado. En cuanto a la BSO, ésta corre a cargo de The Living Tombstone, grupo que ya trabajó en Five Nights at Freddy’s, y que sabe acompasar el terror con una banda sonora muy adecuada, aunque he decir que sus temas originales no han acabado de convencerme.

Análisis de Lost Judgment

Hay muchísimo de terror lovecraftiano en el diseño de su mundo

Veredicto

En términos generales, In Sound Mind tiene poco de original. Se trata de una obra que aglutina ideas, mecánicas y conceptos en un título de terror con cierto sabor clásico. No obstante, We Create Stuff no han querido reinventar la rueda y sí ofrecer una experiencia que nos recuerde que el terror bien hecho se puede conseguir.

Su duración, historia y mecánicas son merecedoras de elogios, aunque ciertas partes jugables se quedan en un quiero y no puedo. A destacar, negativamente en este caso, el combate, tan poco satisfactorio que preferiremos correr antes hacer frente a los enemigos.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Consigue tus juegos a un precio incomparable a través de nuestros enlaces de afiliados

¡ASÍ NOS AYUDAS!

Instant Gaming   CDKeys   Kinguin   Amazon

In Sound Mind

Duración: 7-8h
7.5

Jugabilidad

6.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

7.0/10

Innovación

7.0/10

Narrativa

7.0/10

Diversión

8.0/10

Duración

8.0/10

Aspectos Positivos

  • Sabe dar miedo sin recurrir al susto fácil
  • El diseño de su mundo y escenarios es muy original
  • Sus mecánicas se nos presentan de forma orgánica

Aspectos Negativos

  • Su vertiente shooter no es lo más interesante
  • Ciertas secciones algo vacías y monótonas