Análisis de Infernax (PC). Un metroidvania clásico con ideas interesantes.

Infernax

En Infernax lucharemos contra la plaga demoníaca que asola nuestras tierras en un desafiante metroidvania lleno de homenajes, gore y mucho humor.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

El género metroidvania ha sufrido una nueva ola de popularidad desde el lanzamiento de los excelentes Ori and The Blind Forest y Hollow Knight. Tras su recepción, diversos estudios han desarrollado una gran cantidad de títulos de este género que beben de sus mecánicas y de los que los precedieron. Desde Berzerk Studio nos lanzan su particular propuesta, Infernax, un metroidvania que toma inspiración directa de obras clásicas de la generación de los 8 bits como Castlevania o Super Metroid.

Una aventura con tintes lovecraftianos

En Infernax nos ponemos en la piel de un caballero que, tras combatir en numerosas cruzadas, vuelve a su tierra natal, Upel, solo para verla invadida por no muertos, bestias y engendros demoníacos. El conflicto de fondo, que se nos cuenta en la escena introductoria, consiste en que, un año antes de la llegada de nuestro protagonista, alguien obtuvo una reliquia ancestral de Tierra Santa: un libro demoníaco, el Necronomicon, cuyas páginas guardan un poder prohibido.

El conocido Necronomicon será el que provoque que la vuelta a casa de nuestro protagonista no sea del todo agradable.

Al poco de nuestra llegada a las tierras de Upel y, tras repeler un ataque nocturno de los demonios, llegamos a la Ciudadela Urzon. Allí descubriremos que, para acabar con la plaga demoníaca que asola nuestras tierras tendremos que desbloquear una cerradura compuesta por cinco sellos malignos. Dichos sellos, como no podría ser de otro modo, se encontrarán en manos de poderosos demonios a los que tendremos que hacer frente en las distintas mazmorras del título.

Hasta aquí la premisa básica del título y, realmente, esta trama no se va a complicar mucho más allá de algún giro argumental cerca del final. En cualquier caso, el punto diferenciador de la experiencia narrativa de Infernax viene dado por la posibilidad de tomar decisiones en determinados puntos y por su sistema de moralidad oculto. Este sistema de moralidad, del cual desconocemos su existencia hasta que nos topamos inevitablemente con sus consecuencias, nos asignará un puntaje de bondad o maldad según escojamos una u otra opción en determinados puntos de la aventura. Además, será importante tenerlo en cuenta puesto que este sistema influirá en la obtención de uno de los ocho finales con los que cuenta el título.

Las decisiones cobran un papel muy importante en Infernax y sus repercusiones no suelen ser tan obvias como parecen.

Más allá de demonios, desmembramientos y sangre por doquier, lo cierto es que el mundo de Infernax está repleto de carisma y de humor. Bien sea por los comentarios de nuestro ocurrente protagonista o por ciertas situaciones algo dantescas que nos encontramos, es más que posible que se nos escape alguna sonrisilla.

Al margen del nombre del libro que provoca la desdicha del reino de Upel, lo cierto es que Infernax está plagado de referencias a la cultura lovecraftiana. Aunque los enemigos más comunes serán zombis, espectros o esqueletos; los diseños de los jefes finales de cada fase son todo un amasijo de tentáculos y cuerpos informes, muy similares a esos diseños propios del imaginario de H.P. Lovecraft.

El diseño de los enemigos tiene una clara influencia de las obras de Lovecraft.

Un desafío clásico pero funcional

Infernax es un metroidvania en el sentido más estricto de la palabra, se trata de una aventura con jugabilidad 2D en la que están presentes el backtracking y la obtención de habilidades que nos permitirán avanzar por zonas que nos resultaban infranqueables. La mayor parte de la jugabilidad se la llevan las secciones de plataformeo, en las que tendremos que combinar saltos y diversas habilidades con el objetivo de superar obstáculos y trampas mortales. Por si fuera poco, estas fases suelen estar repletas de enemigos, por lo que tendremos que saber gestionar nuestro avance por las diferentes mazmorras con quitarnos de en medio a las bestias que puedan frenar nuestro avance.

Las fases de Infernax estarán repletas de enemigos y secciones de plataformas.

Hasta aquí, todo correcto, Infernax no es un título que exija demasiada precisión a la hora de ejecutar nuestros saltos como puedan ser Blasphemous o el propio Hollow Knight. Sin embargo, según avancemos por los diferentes castillos y vayamos adquiriendo habilidades, nos encontraremos fases más y más difíciles que nos obligarán a repetir secciones enteras tras fallar a la hora de acertar en el tiempo de ejecución de ciertas habilidades.

Hasta que dominemos nuestra ruta, nos quedaremos atascados en algunas secciones de Infernax bastante tiempo.

Un detalle muy de agradecer por parte de Berzerk Studio es la posibilidad de escoger, antes de iniciar la partida, entre dificultad clásica y dificultad casual, según prefiera el jugador. En la primera nos encontraremos una experiencia calcada a la de un metroidvania clásico: al morir lo perderemos absolutamente todo, los puntos de guardado son muy limitados y los enemigos más peligrosos. En el modo casual se nos proporcionan diversas concesiones como un mayor número de puntos de control o la posibilidad de mantener cierto porcentaje de la experiencia obtenida tras morir.

Videoanálisis de Voice of Cards: The Forsaken Maiden

A pesar de esta fantástica decisión de dificultad, lo cierto es que, sobre todo en el modo clásico, se convertirá una costumbre volver al punto de guardado en el exterior de las mazmorras tras conseguir el más mínimo avance. Esto acaba resultando en unas situaciones un tanto tediosas, al no existir ningún tipo de punto de control a lo largo de los diferentes castillos. Este mismo problema ocurre a la hora de tener que volver de punto A a punto B del mapa en sucesivos momentos de la historia, puesto que no obtendremos la habilidad de teletransporte hasta avanzada ya la aventura.

Guardar en Infernax se convertirá en una constante bastante frecuente, sobre todo en el modo clásico.

El combate de Infernax es simple pero funcional, nuestra arma principal será una maza que podremos ir mejorando junto a nuestra armadura. Al principio, únicamente contaremos con un ataque básico que podremos realizar también en el aire y que será nuestro medio principal de daño durante la totalidad de la obra. Según avancemos, iremos obtenido diversas magias curativas, de protección o de apoyo a la hora de atacar; a pesar de ello, la experiencia durante los combates no cambia demasiado desde nuestro comienzo. Los jefes finales de cada zona tienen mecánicas particulares y resultan realmente entretenidos, pero podremos acabar con ellos con relativa facilidad aporreando el ataque básico y evitando algunos de sus ataques.

Una estética nostálgica muy cuidada

El apartado artístico de Infernax cumple con su cometido con creces, mientras lo jugamos es inevitable acordarnos de algunos escenarios de Super Castlevania IV. Los diferentes elementos están realizados con un estilo pixel art que en pantalla queda realmente bonito. A pesar de que no hay demasiada variedad de escenarios en el título, lo cierto es que los que visitamos están muy cuidados y cuentan con un curioso sistema día/noche en tiempo real que no solo cambiará su aspecto, sino también el tipo de enemigos que encontraremos en ellos.

Infernax cuenta con un sistema día/noche que modificará el aspecto de los escenarios y nuestra forma de avanzar por ellos.

Las ilustraciones que encontraremos en distintos momentos de la aventura o justo antes de enfrentarnos con un enemigo poderoso son otra delicia. Estás imágenes tienen un nivel de detalle altísimo y resultan realmente espectaculares; además, los diseños de enemigos, tal y como los vemos en estas secuencias, son asombrosos. Aunque, en cuanto a enemigos comunes se refiere, Infernax vuelve a pecar de tener poca variedad, siendo común encontrar mismos modelados con diferentes colores en las fases avanzadas.

Análisis de GetsuFumaDen: Undying Moon 

Otro de los puntos fuertes de Infernax es su apartado sonoro. Las melodías chiptune que encontramos tanto en escenarios como en los combates son de gran calidad y, de nuevo, recuerdan especialmente a los Castlevania clásicos o, incluso, a las geniales melodías de Symphony of the Night. Por si fuera poco, los escenarios tienen temas diferentes para sus versiones de día y de noche. Musicalmente hablando, Infernax es todo un hachazo de nostalgia directo al corazón.

Las ilustraciones que encontramos en las escenas principales de la aventura son espectaculares.

En cuanto a efectos sonoros, el título de Berzerk Studio es muy simple, no hay diálogos hablados como tal, únicamente efectos sonoros de golpes, magias, sonido ambiental o gritos de enemigos. Eso sí, todos estos diálogos están traducidos a un perfecto castellano, utilizando en muchos casos expresiones típicas del idioma de Cervantes.

Veredicto

Infernax cumple con creces el objetivo de sus creadores: es todo un homenaje a los orígenes del género metroidvania. El título de Berzerk Studio es un desafío constante, sobre todo si lo jugamos en su dificultad clásica, y nos hará disfrutar con sus intentas fases de plataformas en las que tendremos que saber cuándo usar determinadas habilidades. Además, la posibilidad de tomar decisiones que cambien el devenir de los acontecimientos potencia la rejugabilidad del título, que nos atrapará hasta conseguir los ocho finales obtenibles. Todo ello, junto a un apartado visual y sonoro excelente, hará que Infernax nos transporte, sin darnos cuenta, a la entrañable generación de los 8 bits.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Consigue tus juegos a un precio incomparable a través de nuestros enlaces de afiliados

¡ASÍ NOS AYUDAS!

Instant Gaming   CDKeys   Kinguin   Amazon

Apóyanos en iVoox y accede a contenido exclusivo

 

Infernax

Duración: 8 h
8,5

Jugabilidad

7.0/10

Gráficos

8.0/10

Sonido

9.0/10

Innovación

8.0/10

Narrativa

7.0/10

Diversión

8.0/10

Duración

8.0/10

Aspectos Positivos

  • Secciones de plataformas bien planteadas y desafiantes.
  • Sistema de moralidad que aporta mucho a la rejugabilidad del título.
  • Mundo y personajes que derrochan carisma y nostalgia.

Aspectos Negativos

  • Ciertas fases pueden hacerse algo tediosas por la falta de puntos de control
  • Sistema de combate simple sin demasiada progresión.