Análisis de Iron Harvest 1920+. Un RTS innovador a la par que espectacular y con personalidad propia.

Iron Harvest 1920+ muestra cómo el género de la estrategia en tiempo real aún puede ofrecer propuestas innovadoras

Iron Harvest 1920+ muestra cómo el género de la estrategia en tiempo real aún puede ofrecer propuestas innovadoras. Descubre el encanto de este título con nuestro análisis.

No puedo empezar este análisis sin mencionar el gran mérito que tiene el desarrollo de Iron Harvest 1920+ Por si no lo sabéis, sus creadores decidieron empezar la casa por los cimientos, logrando un resultado que no tiene nada que envidiar a otras propuestas con apoyo económico garantizado desde el inicio.

El título que nos ocupa empezó su desarrollo lanzando una campaña en Kickstarter; rápidamente consiguieron atraer el soporte de la comunidad que, encantada con su premisa, les apoyó con un montante total de 1.300.000 dólares.

En Iron Harvest 1920+, King Art Games nos deleita con una propuesta jugable basada estrategia en tiempo real de lo más pura, contando el título con una fuerte personalidad siendo muy atrevido a la hora de innovar en el género. Y no me extraña lo más mínimo, porque al final estos estudios son los que más se arriesgan, los que ponen toda la carne en el asador y los que hacen evolucionar los géneros dándoles un aire distinto y fresco.

En este caso concreto, se nota que los desarrolladores tenían muy claro qué querían hacer y sobre todo qué buscaban los jugadores; sin duda eso se ve reflejado en el resultado final de este título. Iron Harvest 1920+ probablemente no será el juego más completo ni más puntero, pero la armonía que alcanza en todos sus apartados ya sea en mecánicas o jugabilidad, lo ponen en lo más alto del escalafón. King Art Games se han ganado un merecido reconocimiento por haber llegado tan lejos.

Las coberturas en Iron Harvest te ofrecen una ventaja estratégica

Una campaña in crescendo, épica e inolvidable

Pocas campañas RTS he afrontado que me hayan atrapado tanto; os lo aseguro, una vez que empiezas con Iron Harvest 1920+ no puedes parar hasta llegar al final. Y, en este caso, tenemos 3 campañas diferentes, una por cada facción, que extienden las horas de diversión que nos proporcionará el título.

Wasteland 3 nos propone estrategia en tiempo real en un mundo distópico y con un clima adverso

Cada una de ellas te cuenta los hechos acontecidos desde su punto de vista y se complementan de manera soberbia. Empezaremos nuestra primera campaña con los Polanios, en la piel de una niña pequeña llamada Anna Kos y su oso Wojtek. La segunda campaña viene a cargo de los Rusoviéticos y la tercera y última con los Sajonios. Un dato muy curioso es que los desarrolladores incluyeron a Wojtek en el juego a modo de tributo, y os recomiendo que busquéis la historia de este increíble Guerrero Sonriente.

Wojtek, el oso que seguirá a Anna Kos en Iron Harvest para curar a los aliados

En los primeros capítulos Iron Harvest 1920+ aprovecha el crecimiento de nuestra heroína Anna Kos mediante la enseñanza de sus mecánicas básicas y después de esto el título ya solo va hacia arriba. Cada capítulo es único, vibrante, distinto, épico y te mantiene pegado a la pantalla por la gran variedad de situaciones que vives y la espectacularidad de los acontecimientos. En ningún momento dejas de aprender, lo cual en muchos juegos supone un lastre por la cantidad absurda de consejos y tutoriales que ralentizan la experiencia.

Si el género de la estrategia es lo tuyo y te atrae el far west, echa un vistazo a nuestro análisis de Desperados III

Aquí eso no sucede; sí es verdad que se nos presentan pequeñas guías cuando encontramos algo novedoso, pero nunca te lo sirven en bandeja de plata. De repente, fallarás una misión y seguro que en el próximo intento descubres de manera natural que el juego te había dado ya las opciones para superarlas, ya sea en pequeños senderos medio escondidos o por el tipo de estrategia que debes usar con tus unidades.

Olvidaros de jugar la campaña en nivel fácil e id directamente al modo normal; de hecho, si ya sois veteranos en este género pasad sin duda al modo difícil donde reside la estrategia y la gestión pura de un auténtico RTS. La campaña de Iron Harvest 1920+ es lo que más me ha sorprendido y con lo que más he disfrutado.

No creo que me olvide fácilmente de algunas misiones de la campaña, de lo mejor que he probado en un RTS

Obviamente, la campaña no es lo único que nos ofrece como modo offline: también tenemos las clásicas escaramuzas donde podremos combatir, a día de hoy, en 7 mapas distintos, 3 para 2 jugadores, 2 para 4 jugadores y 2 para 6 jugadores. Se nos dará la opción de personalizar la partida a nuestro gusto, ya sea modificando la dificultad de la IA, la facción escogida, el tamaño de los ejércitos, la cantidad de los recursos iniciales e incluso las reglas de la partida.

Respecto a este último aspecto, podremos poner un límite de tiempo, establecer la cantidad de puntos de victoria que necesitaremos para ganar o los objetivos extra a conseguir, lo que nos complicará más aún la escaramuza.

Podremos jugar estos 7 mapas tanto en escaramuzas como en multijugador. Y pronto llegarán más

El otro añadido en los modos para un jugador son los denominados desafíos. Al principio no ganaba ni uno, como bien podéis ver en el gameplay que acompaña a este análisis, pero os garantizo que con práctica todo se puede. En este caso nos encontraremos con 3 desafíos donde se nos exigirá actuar rápido y de manera muy efectiva y productiva.

En uno de ellos los enemigos irán llegando en forma de oleadas y tendremos que sacar a relucir nuestra habilidad para aguantar y ganar terreno hasta acabar con el enemigo.  En los otros 2 desafíos tendremos más de lo mismo, pero con la particularidad de que más adelante recibiremos ayuda de los refuerzos.

¿Te has quedado con hambre? ¡Pues vamos al multi!

Por si os parece poco la cantidad de horas que le podéis dedicar a las modalidades anteriores, tenemos además varios modos multijugador, la partida rápida con emparejamiento automático y crear personalizadas. Aquí podremos elegir los mismos mapas que teníamos para un jugador, pero con la opción de abrir la sala, invitar a amigos u obtener un código para que entre la persona a quien se lo envías.

Es importante mencionar que Iron Harvest 1920+ saldrá el 31 de diciembre en PlayStation 4 y Xbox One, encontrándome muchas veces con la opción de enviar códigos para combatir con y contra amigos fuera de mi plataforma actual. Es pura especulación mía, así que coged este dato con pinzas, pero tiene pinta de posibilitar el juego cruzado. A mediados de septiembre llegará también el modo competitivo pero, por su indisponibilidad en el momento de realizar el análisis, no os puedo hablar sobre ello.

Jugar con los enormes mechas que destruyen todo a su paso es un gozada

Os hablaba al principio de los riesgos que han tomado y de las innovaciones que han intentado incorporar en el género. A algunos esto os puede sobresaltar y por eso quiero matizar estas palabras. Todos conocemos títulos donde aparecen Mechas enormes, sigilo, coberturas, héroes con habilidades concretas, unidades que se transforman en plena partida para realizar otras labores e incluso juegos con ambientación dieselpunk.

Hasta aquí nada nuevo pero, de verdad, es la unión de todo esto y lo bien que le sientan estas mecánicas lo que me llama la atención. La proporción y el equilibrio que se ha escogido como base a la hora de desarrollar Iron Harvest de esta manera me fascina, porque no siento que sobre nada. ¡Al contrario!, le da un factor diferenciador y una personalidad única y no hay cosa que me guste más en los videojuegos que ver obras de arte con estas características.

Sin duda, Iron Harvest desprende mucha personalidad

Estrategia en estado puro

El título que nos ocupa no es el RTS con mayor número de unidades seleccionables que hayamos jugado. De hecho no es el que cuenta con la cantidad más grande de mapas ni tiene la profundidad de otros representantes del género. En cuanto a recursos, sólo dispondremos de dos tipos: hierro y petróleo.

Pero, de nuevo, en Iron Harvest 1920+ no es una cuestión de cantidad, si no de calidad, equilibrio y armonía. Siento repetir tanto estas 2 últimas palabras a lo largo del análisis, pero es lo que más me viene a la mente cuando juego o pienso en este título.

En lo técnico Iron Harvest 1920+ todavía puede ir más allá: aunque su estado actual es más que aceptable y corre muy fluido, sí que da la sensación de que no está optimizado del todo. A resolución 1080p y en ultra no llegaba a los 100 FPS, y en 4K rondaba entre los 40 y los 50 FPS por lo que preferí jugar la mayor parte a 1080p y 60 FPS que para mi gusto es la experiencia óptima.

Realmente Me han encantado los colores, los diseños y los escenarios en Iron Harvest

A nivel artístico me atrevería a decir que, de nuevo, sobran las palabras. La paleta de color escogida para mostrar las escenas es fantástica, dejándonos unos escenarios y paisajes muy bellos tanto de día como de noche.

He querido dejar para el final el apartado sonoro de Iron Harvest 1920+ por ser de una gran factura. La música aparece poco, pero cuando lo hace, sin duda acierta con su ambientación. Por otro lado, los sonidos propios asociados a la destrucción de los edificios, de los cañones, aquellos producidos por los enormes Mechas en movimiento, exotrajes y demás están todos muy conseguidos por lo que opté por jugar con auriculares para disfrutarlos aún más si cabe.

También me sorprendió la gran labor de los más de 100 actores y actrices que trabajaron en el doblaje Iron Harvest 1920+. Las primeras horas jugué con las voces en inglés, pero al poner el doblaje original en ruso, polaco y alemán me quedé alucinado. La verdad es que ayuda muchísimo a la inmersión y a saborear más aún a las 3 facciones, completando una localización excelente.

Veredicto

Iron Harvest 1920+ nos ofrece una experiencia RTS muy sólida, presentando unas facciones muy definidas que brillan en sus respectivas campañas. El título se atreve a proponer diversas mecánicas que lo diferencian de otros juegos dentro del género, mostrando escasos reparos a la hora de innovar. Cuenta con un apartado artístico brillante, un doblaje en versión original excelente que redondea una propuesta de estrategia en estado puro. No puedes perdértelo si este género es tu segunda casa.

Iron Harvest 1920+

Duración: Incalculable
8.5

Jugabilidad

8.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

9.0/10

Innovacion

9.0/10

Narrativa

9.5/10

Diversión

8.0/10

Duración

8.5/10

Aspectos Positivos

  • Las campañas, cada capítulo ofrece algo nuevo
  • El equilibrio de sus mecánicas
  • El doblaje original te mete de lleno en las distintas facciones
  • El apartado artístico, donde destaca la paleta de color, el diseño de los Mechas y los héroes

Aspectos Negativos

  • Algún que otro bug que afecta a tus unidades