Análisis de Judgment (Xbox Series X). Cuando la justicia no basta

Judgment

Judgment es un spin-off de la saga Yakuza que vuelve al mercado con una apartado técnico remozado para la nueva generación pero manteniendo intacto su mayor punto fuerte: una trama que engancha tanto por lo que cuenta como por cómo lo hace.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Si hay una saga que ha dado la gloria a Sega estos últimos años es, sin duda, Yakuza (o Ryu Ga Gotoku, como se conoce en su país de origen). Sí que es cierto que ha costado que la franquicia arraigara en occidente, sobre todo en nuestro país debido a la falta de traducción de algunos de sus títulos, pero por fin cada uno de los lanzamientos de esta particular serie de juegos es recibido como se merece, como un acontecimiento.

La saga principal ha visto el lanzamiento de 7 entregas, el más reciente ese Yakuza Like a Dragon que salió hace unos meses y que cambió de manera radical el sistema de combate pasando de batallas a tiempo real a dirimir las escaramuzas mediante combates por turnos. Además de las entregas canónicas de la saga, ésta también ha visto cómo se han desarrollado algún spin-off que otro, como Yakuza Kenzan o ese Dead Souls que nos mostraba una invasión de zombies en Kamurocho, el barrio en el que transcurren la mayoría de los miembros de la serie.

Análisis de Yakuza Like a Dragon

Uno de estos spin-off es el que ocupa nuestro análisis de hoy porque sí, vamos a hablaros de Judgment, un interesante RPG de acción e investigación que sale de nuevo al mercado (fue lanzado originalmente en 2019) para consolas de nueva generación y Stadia. En este caso, la propuesta deja de lado la trama principal de Kazuma Kiryu para contarnos una historia de venganza, redención y, sobre todo, intriga. Porque las aguas andan revueltas en Kamurocho y, como esta propuesta nos enseña, a veces la ley no es suficiente.

Los peligros de ayudar a absolver a un inocente

Judgment nos pone en la piel del detective Takayuki Yagami (Tak para los amigos) justo en el momento en que se ve inmerso en la búsqueda de un asesino en serie que, a modo de seña de sus crímenes, arranca los ojos de aquellos a los que mata. Pero, como sucede en muchas ocasiones, es difícil dejar atrás el pasado y, en este caso, pronto Tak se dará de bruces con aquello que quería que permaneciera en lo más profundo de su memoria.

Porque Tak no ha sido siempre detective; de hecho, se había labrado una prometedora carrera en la abogacía, logrando ser uno de los pocos letrados japoneses que había conseguido un indulto para uno de sus clientes, Shinpei Okubo. Lamentablemente, éste no era tan inocente como parecía y, una vez libre de sospechas, acabó con la vida de su novia.

Nuestro protagonista, arrepentido por haber dejado libre a un verdadero malhechor, decide abandonar la abogacía y montar una agencia de detectives en la que trabaja junto a Masaharu Kaito, otro repudiado, en este caso, de su clan, debido a una deshonra que le atribuye su familia.

En Judgment tendremos que vérnosla de manera frecuente con miembros de las diferentes familias de la Yakuza

Siendo un spin-off de la saga Yakuza sobra decir que durante el transcurso de la trama nos iremos encontrando con diferentes miembros de distintas familias criminales que, sin quererlo, nos acabarán metiendo en sus redes. Cierto es que aprenderemos, junto a Tak, que ni los buenos son tan buenos ni los malos lo son tanto a través de una trama que sabe atrapar al jugador durante los 12 capítulos que desgranan su historia y que pueden llevar unas 30 horas en ser completados.

La ciudad de Kamurocho es la auténtica protagonista de Judgment y luce bellísima, especialmente de noche

Aunque Judgment tiene una estructura capitular, la trama del mencionado asesino en serie es recurrente en todos ellos y, paso a paso, iremos desgranando el misterio y, por el camino, conoceremos cada vez más sobre el pasado de Tak y de sus compañeros. Durante nuestro periplo, tendremos el placer de establecer contacto con diferentes personajes, todos ellos con relevancia en el argumento: tendremos confidentes dentro de la policía, mendigos que saben más de lo que deberían e incluso coquetearemos con actores de la vida nocturna del que, sin duda, es el gran protagonista de este título por encima de Takayuki Yagami: el barrio de Kamurocho.

Análisis de Returnal

Ese ser vivo llamado Kamurocho

No miento si os digo que la mayor parte de nuestra experiencia jugable la pasaremos pateándonos la ciudad de arriba abajo, pero lo que en otros títulos podría ser una experiencia algo repetitiva en este Judgment es, bajo mi parecer, un placer. La urbe está llena de vida, vemos transeúntes caminando (podemos incluso leer sus pensamientos) y siempre tendremos algo qué hacer, ya sea entrar en un restaurante a probar nuestro plato favorito o buscar determinados gatos para resolver alguna de las misiones secundarias.

De vez en cuando Judgment nos sorprende con escenas originales como ésta en la que tenemos que buscar pruebas de una infidelidad

Porque sí, algunas veces la trama nos de Judgment da un respiro (o nos obliga a tomárnoslo) y afrontar pequeños casos un poco más ligeros como intentar buscar pruebas de una infidelidad matrimonial o ayudar a nuestro confidente a conseguir su figura de edición limitada favorita. La recompensa que obtenemos en este caso no será solamente dinero: podremos incrementar nuestra amistad con determinados personajes que, llegado el momento, podrían ayudarnos incluso en alguno de los combates.

Avanzada la trama contaremos con distintas localizaciones en las que podremos consultar y aceptar este tipo de encargos. Os recomendamos encarecidamente echarles un vistazo, no ya solo por el beneficio económico asociado a completarlos, sino porque también cuentan (algunos de ellos) microhistorias interesantes.

No solo pasearemos por la superficie de Kamurocho; a veces tendremos que visitar sus profundidades

Respecto a lo que es la historia principal, no es especialmente complicada de seguir y, si te pierdes, al empezar cada uno de los capítulos se nos hace un resumen cual serie de televisión. Judgment te guía para que en todo momento sepas a dónde tienes que ir y cuál es el siguiente paso a dar en tu investigación, pero tampoco penaliza que te salgas del camino en ciertos momentos y disfrutes de Kamurocho a tu aire yendo, por ejemplo, a alguno de los salones recreativos que plagan la ciudad y donde podemos disfrutar de versiones completas de arcades clásicos de SEGA como Virtua Fighter 2 o Space Harrier.

En Judgment a veces habrá que explorar la escena a fondo para encontrar un objeto concreto, como en este caso pasa con la cámara de seguridad

Eso sí, si eres de los que prefiere ir al grano e intentar avanzar en la trama lo más rápido posible, no creas que todas las mecánicas de este Judgment se resumen en ir de un punto A a otro B y hablar con determinada persona. No, algunos testimonios tendremos que trabajárnoslos a fondo, realizando misiones de seguimiento, obteniendo fotografías comprometedoras o, incluso, disfrazándonos para entrar en edificios de familias que nos la tienen jurada. Y si alguna cerradura se nos resiste, siempre podemos usar una ganzúa o un alambre para abrirnos paso donde los pomos nos ofrecen resistencia.

Cuando las palabras no bastan los puños se gastan

Dicho lo cual, no solo de palabras, pruebas y argumentos vive este Judgment y, más frecuentemente de lo que desearíamos dentro de una vida tranquila de detective, tendremos que entrar en combate. Porque sí, sigue habiendo en Kamurocho bastantes personas que prefieren hablar con los puños y Tak no es de los que se amedrenta, ni mucho menos. Durante el transcurso de la trama tendremos que enfrentarnos con algunos tenientes y jefes de las familias de la Yakuza que vamos conociendo durante la historia, pero también nos enfrentaremos a pequeños grupos de enemigos a lo largo de nuestro periplo por la ciudad.

De vez en cuando nuestro periplo por Kamurocho se ve salpicado por la aparición de pequeños grupos de matones a los que tendremos que dar su merecido

El combate de Judgment es divertido, aunque quizá no funciona todo lo perfecto que debería. Sí que es cierto que la obra pone a nuestra disposición diferentes posibilidades (ataques rebotando contra la pared, usar objetos del escenario, realizar elaborados combos) pero en la mayoría de los casos, cuando los rivales no tienen demasiada enjundia, basta con aporrear el botón de ataque fuerte y débil para librarte de ellos. Ojo, esto no aplica a los enemigos finales, donde sí que tendremos que demostrar nuestro dominio de la esquiva y el bloqueo, además de usar inteligentemente el modificador EX que nos dota de una potencia descomunal durante un breve período de tiempo.

En este sentido, el sistema de combate de Judgment me ha recordado bastante al empleado en las diferentes entregas de la saga Virtua Fighter, mostrando gran calidad en lo que se refiere a las animaciones. Aunque, como hemos dicho, se nos permite utilizar objetos del escenario en nuestro beneficio, no entra dentro del espíritu del título el empleo de armas como tal. En Kamurocho las confrontaciones se dirimen a base de puños, no con espadas.

Aunque mantiene un cariz bastante realista, Tak cuenta con las llamadas habilidades EX que le dan nuevas posibilidades en los combates de Judgment

Como todo buen RPG que se precie, en Judgment contamos con herramientas que permiten mejorar a nuestro personaje según avanzamos en la trama. En esta ocasión Tak no sube de nivel, pero sí podemos aprender nuevas habilidades o incrementar el nivel de salud o el daño mediante el gasto de puntos de experiencias. En este sentido contamos con tres posibilidades: habilidades propiamente dichas, combate y especiales.

La primera se enfoca en mejoras generales del personaje (salud, daño), la segunda nos permite adquirir nuevos movimientos para afrontar las escaramuzas (incluyendo nuevos golpes EX) mientras que la tercera contiene habilidades que nos ayudarán bastante en nuestra exploración del mundo como, por ejemplo, indicarnos de manera visual los puntos en los que tenemos que centrarnos cuando estamos observando una prueba.

Judgment nos permite mejorar a nuestro personaje seleccionando aquellas habilidades que queremos mejorar

Lineal, pero no tanto

Aunque la trama de Judgment es bastante lineal, sí que hay ciertos momentos durante las conversaciones donde se nos presentan bifurcaciones; lo interesante aquí es que si hacemos las preguntas correctas ganaremos puntos de experiencia, además de, quizá, mejorar nuestra sintonía con nuestro interlocutor. Y ya rizando el rizo, en un momento dado de la aventura podemos incluso mostrar nuestras artes de flirteo con 4 jóvenes diferentes. De manera sorprendente, no se nos penaliza si mantenemos a la vez relaciones con más de una de ellas a la vez, aunque quizá alguna contrate a un detective como nosotros y nos pille en una infidelidad.

Durante algunas conversaciones de Judgment se nos presentarán distintas opciones; elegir el orden correcto nos hará ganar puntos de experiencia

Un aspecto que me ha gustado especialmente es todo lo relacionado con la interfaz del juego: Tak tiene acceso dentro de su teléfono móvil a ciertas aplicaciones que le harán la vida mucho más útil y que hacen las veces de menú de opciones. Podremos consultar toda la información relacionada con los casos (presentada de una manera muy cómoda y organizada), echar un vistazo a nuestro inventario, leer los mensajes de las conversaciones que mantenemos con algunos personajes o acceder al submenú que permite customizar las habilidades de Tak.

También se nos deja configurar nuestro dron, porque sí, en Judgment contaremos con la ayuda de un dron para aquellas situaciones donde un humano no puede llegar (o en los que es mejor que no sea visto). Y, en otra demostración de cómo este título juega a veces a romper la cuarta pared, contaremos con una app que, emulando a Kickstarter, nos permite colaborar en la financiación de ciertos proyectos locales, lo cual conllevará algunas recompensas (desbloquear nuevas habilidades u opciones en minijuegos) si logramos alcanzar el objetivo planteado.

Tak no tiene reparos en echar mano de la tecnología para lograr sus propósitos y usará un dron para llegar donde su cuerpo no alcanza

La verdad es que es de alabar cómo el Ryu Ga Gotoku Studio ha logrado conjuntar los diferentes estilos jugables que plantea en su parte de exploración, conversación pura y dura y combates para ofrecer una experiencia cohesiva en la que todo fluye y que es capaz de mantener activo y en vilo al jugador en todo momento. Realmente, y salvando las distancias, me ha dejado el poso de lo que la saga Deadly Premonition debería ser, argumento aparte, ofreciendo un nivel técnico a la altura de la historia que va tejiendo.

Ofreciendo mejoras técnicas donde realmente se necesitan

Como ya hemos comentado, Judgment es un remaster del título lanzado en 2019. En este sentido las mejoras técnicas se han centrado sobre todo en aumentar la tasa de frames de la obra, dejándola en unos rocosísimos 60 fps. No hemos notado ninguna caída a lo largo de nuestras partidas, incluso en aquellas partes de Karumocho especialmente concurridas.

En Judgment podremos valernos de distintos objetos del escenario para ayudarnos en los combates

Sí que es verdad que no alcanza resoluciones 4K, pero en este caso es de aplaudir que el estudio haya priorizado la fluidez, sobre todo viniendo de unas versiones algo pobres en este sentido en la anterior generación. Por cierto, es otro de esos proyectos que se benefician sobremanera de los discos SSD para reducir los tiempos de carga a la mínima expresión; es algo que se agradece en una propuesta como ésta en la que iremos entrando y saliendo de edificios constantemente.

Los modelados de los personajes son impresionantes, así como la representación de cada una de las expresiones y, dado que gran parte de los personajes son fumadores, se ha prestado especial énfasis en la representación del humo. Respecto al entorno en que nos movemos, Kamurocho, es un derroche de color y detalle y donde cada personaje que nos encontramos es único en cuanto apariencia y comportamiento. Realmente, el apartado técnico de Judgment justifica dar una oportunidad a este remaster dado que la experiencia cambia drásticamente gracias a esa tasa de frames que, ahora sí, va en consonancia con el nivel de acción que se nos exige.

Gracias a nuestro móvil tendremos acceso a funciones muy interesantes como consultar la información de los casos o acceder al sistema de mejora de personaje

En cuanto al apartado sonoro, Judgment cuenta con doblaje en inglés y japonés, estando perfectamente subtitulado al castellano. En nuestro caso hemos optado por jugarlo en su idioma original dado que la actuación de los actores japoneses nos ha parecido excepcional, sin desmerecer el trabajo realizado por los homónimos de habla inglesa. En cuanto a las melodías, son buenas acompañantes a lo largo de nuestros paseos por Kamurocho, cambiando de manera dinámica según los avatares por los que vayamos pasando.

Realmente es complicado resumir lo que me ha hecho sentir este Judgment y creo que he rozado apenas la superficie de todo lo que ofrece. Podría dedicar muchas más líneas centrándome más en sus misiones secundarias, hablando de sus originales minijuegos (porque sí, la realidad virtual ha llegado a Kamurocho) pero hacedme caso, considero que es un título que debería probar todo amante de las aventuras de acción con fuerte trasfondo argumental.

Todos y cada uno de los personajes de Judgment cuenta con una historia detrás y están doblados por actores profesionales

Veredicto

Judgment es uno de esos títulos especiales que merecen una segunda oportunidad en el mercado y, sobre todo, ser conocidos por el gran público. Bajo la apariencia externa de ser un action RPG más, se esconde una obra con un trasfondo profundo e interesante que te mantiene enganchado al mando cual buena novela de intriga.

Aunque gran parte de su jugabilidad se basa en mantener conversaciones con aquellas personas involucradas en el caso, los paseos por el excelentemente diseñada barrio de Kamurocho permiten tomar aire y desarrollar otras partes del juego como son el combate o, por qué no, esa serie de minijuegos que Ryu Ga Gotoku Studios incluye en sus obras y que suponen siempre un golpe de aire fresco y una sorpresa.

Su apartado técnico ahora ya está a la altura de lo que ofrece la propuesta, aunque en este caso los desarrolladores se han centrado en mejorar la fluidez más que en apostar por elevar la cantidad de píxeles en pantalla lo cual nos ha parecido un acierto. Sinceramente, no puedo más que recomendar Judgment a todo aquel que le guste una buen RPG con toques de acción y, sobre todo, a los amantes del género de las novelas detectivescas y de misterio.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Judgment

Duración: 25-30 h.
9

Jugabilidad

9.0/10

Gráficos

8.5/10

Sonido

9.0/10

Innovación

7.0/10

Narrativa

10.0/10

Diversión

9.0/10

Duración

9.0/10

Aspectos Positivos

  • La trama engancha de verdad
  • Experiencia jugable muy fluida
  • Personajes muy carismáticos con los que es fácil empatizar
  • Excelente cohesión en sus mecánicas jugables
  • La ciudad de Karumucho es todo un personaje en sí mismo que merece la pena conocer

Aspectos Negativos

  • Los combates (especialmente contra enemigos de nivel bajo) pueden tornarse repetitivos