Análisis de Kingdom Hearts Melody of Memory (PS4). Sigue el ritmo que marca tu corazón

Kingdom Hearts Melody of Memory aparece cual salvavidas para ofrecer una experiencia más relajada

Kingdom Hearts Melody of Memory es un título musical con más profundidad de lo que aparenta y con unas mecánicas simples a la par que adictivas.

Hace ya casi 20 años Tetsuya Nomura tuvo un sueño: unir bajo un mismo paraguas jugable los personajes y mecánicas típicas de los RPG de Square (en ese momento no estaba fusionada aún con Enix) con todo el universo de la compañía Disney. Fruto de esa colaboración surgió el primer Kingdom Hearts; gracias a la gran aceptación popular, esa semilla fructificó y ahora podemos contar en nuestra videoteca con una plétora de ejemplares, tanto canónicos como derivados, que forman parte de la saga.

El lanzamiento de Kingdom Hearts III el año pasado, acompañado de su expansión ReMind, ha marcado el final de la primera etapa de la franquicia, tal y como expresa su creador. Quizá a modo de celebración o, simplemente, para ofrecernos una manera dinámica de repasar todo lo vivido, llega este Kingdom Hearts Melody of Memory que abandona las mecánicas de RPG de acción para ofrecernos una experiencia musical que podremos disfrutar en PlayStation 4, Xbox One y, por primera vez en lo que respecta a esta serie, en Nintendo Switch.

Eso sí, no creáis que es un título que los seguidores de la saga Kingdom Hearts pueden pasar por alto porque, de manera similar a lo que ocurre en gran cantidad de películas en el cine, su tramo final deja atrás el repaso de lo vivido para esbozarnos el futuro de la franquicia. Por tanto, este Melody of Memory recoge el pasado, lo pone en el presente y nos prepara para lo que está por venir. ¡Poco más se le puede pedir a un spin-off!

Recordar nunca está de más

Resumir la trama de los Kingdom Hearts podría dar para una tesis doctoral, y no exagero. Aunque no se han lanzado excesivas entregas de la franquicia, cada uno de ellos cuenta con infinidad de giros argumentales y personajes que aparecen y desaparecen que pueden llegar a provocar una sensación de confusión absoluta a un neófito a la saga.

Análisis Empire of Sin

Kingdom Hearts Melody of Memory nos pone en el papel de Kairi, uno de los personajes principales (aunque con poco peso en cuanto a la acción de la saga). Nuestra protagonista está en plena búsqueda de Sora, desaparecido al final de Kingdom Hearts III y entra en un profundo sueño, controlado por Ansem, con el fin de poder construir un mundo onírico que, a partir de sus recuerdos de Sora, pueda llevarle a él.

Melody of Memory intenta que repasemos la historia de la saga a base de cinemáticas

Como podréis intuir, durante el transcurso del juego iremos repasando los acontecimientos más relevantes que han ido sucediendo en las distintas entregas, viendo pasar por nuestros ojos personajes clave como Riku, Aqua o Ventus y, dentro del mundo Disney, Mickey, Donald y Pluto.

Ojo, Kingdom Hearts Melody of Memory no se centra solo en las tres entregas canónicas de la saga sino que incluye en su trama todo lo sucedido en los diferentes spin-off que han salido hasta el momento como Chain of Memories, 358/2 Days, Birth by Sleep, Coded o Dream Drop Distance.

Durante el transcurso del repaso a la historia de la saga Kingdom Hearts reviviremos esa montaña rusa emocional tan típica de las obras creadas por Tetsuya Nomura, donde estaremos llorando la pérdida de un personaje principal y a la vez alegrándonos de su mágico regreso solo un rato después. Una trama que, como todo seguidor de la franquicia debería tener asumido ya, no es especialmente lineal y coherente pero, por supuesto es muy disfrutable. Siguiendo el símil de la atracción de feria mencionada antes, simplemente tenemos que sentarnos en el vagón y dejarnos llevar.

Análisis de Demon’s Souls

Dicho lo cual: no esperes enterarte de nada de la trama si esta propuesta es tu puerta de entrada a la franquicia. Los vídeos de resumen son muy cortos y te muestran solo conclusiones de los actos, sin ninguna explicación del camino que ha llevado a ellas. Si eres acérrimo seguidor de la saga, permanece especialmente atento al conocido como “El mundo Final” el cual, probablemente, aclare alguna de tus dudas y te genere otras cuantas.

Melody of Memory incluye un capítulo llamado el Mundo Final que conecta con lo que vendrá en el futuro

Un mundo entero por recorrer si tus recuerdos quieres conocer

Kingdom Hearts Melody of Memory podría ser encuadrado perfectamente dentro de la subsaga Teatrythm de Square Enix, la cual ya ha contado con propuestas musicales ambientados en las sagas Final Fantasy o Dragon Quest. La propuesta que analizamos sigue claramente las líneas maestras de estos juegos en lo que respecta a sus mecánicas jugables, que son sencillas de entender pero, como suele pasar en estos casos, complicadas de dominar.

El modo principal de este Melody of Memory es el conocido como Gira Mundial y nos llevará a lo largo y ancho de un mapa a modo de grafo en el cual los vértices corresponden a diferentes escenarios de la franquicia. Cada uno de ellos se podría considerar como una fase distinta y puede constar de una o dos canciones.

El mapa de Melody of Memory está estructurado según el orden de los títulos de la saga

La navegación por el mapa se realiza a bordo de nuestra nave Gummy; en este punto es importante destacar que los niveles están ordenados cronológicamente respecto al juego al que pertenecen; es decir, las primeras canciones serán del Kingdom Hearts original y solo profundizaremos en la última entrega en las postrimerías (o no) del título.

El avance por el mapa no es completamente libre: en ciertos momentos nos encontraremos con barreras que podremos franquear si hemos conseguido un determinado número de estrellas (algunas requieren de un tipo específico de las mismas). Obtendremos estas mediante la compleción de determinadas misiones en cada una de las canciones.

Ejemplo de las misiones que se nos proponen para obtener estrellas y así desbloquear barreras

Estas tareas pueden ir desde finalizar la melodía con un determinado porcentaje de vida a cubrir aspectos más específicos como puede ser golpear a todos los enemigos aéreos. Algunas de estas misiones os harán sudar, dado que requieren un nivel de precisión bastante elevado, permitiendo muy pocos fallos si queremos superarlas.

Pocos botones que usar, pero mucha tela que cortar

Llegados a este punto, es hora de hablar de cómo se controla Kingdom Hearts y, la verdad, no podría ser más sencillo. Solo necesitaremos usar 5 botones y el stick analógico para sacar todo el partido a la obra. Los tres que más emplearemos son (en la versión de PlayStation 4), la X y los gatillos superiores L1 y R1, cada uno asignado al manejo de uno de los tres personajes que llevamos.

En Melody of Memory comenzaremos controlando a Sora, Donald y Goofy

Porque sí, en este Melody of Memory navegaremos siempre en grupos de tres miembros. En un principio manejamos al icónico equipo de la saga, formado por Sora, Donald y Goofy aunque más adelante podremos manejar a otras escuadras cuyos miembros salen de algunas de las entregas spin-off mencionadas previamente. No hay ninguna diferencia ni narrativa ni jugable asociada a la selección de un equipo u otro, es simplemente un aspecto estético.

Según avancemos en la trama de Melody of Memory, podremos controlar otros equipos

Como todo título musical, su mecánica básica está relacionada con pulsar el botón adecuado cuando se nos indica. En este caso, la puntuación será mayor si logramos acertar con la pulsación si el círculo que rodea la nota es más pequeño; será importante conseguir buenas puntuaciones para obtener las anteriormente mencionadas estrellas. En este caso podremos tener hasta 3 notas a la vez en pantalla, momento en el cual tendremos que pulsar los tres botones a la vez para superar el escollo.

En este caso no veremos notas musicales en sí sino que estarán representadas por diferentes objetos o enemigos icónicos de la saga Kingdom Hearts: algunos de ellos requerirán de más de un golpe para ser derrotados. Ciertos rivales nos lanzarán disparos que podremos esquivar mediante el botón de salto, que también emplearemos para atacar a aquellos enemigos aéreos. Además, en ciertos momentos sí que veremos notas musicales reales en el aire que podremos recoger tras pulsar el botón de salto y mantenerlo para flotar.

En nuestro camino a la meta, encontraremos enemigos que deberemos derrotar. Quizá Mickey nos eche un cable si se lo pedimos

Algunos de los rivales no podrán ser derrotados por nuestros ataques normales y tendremos que recurrir al uso de objetos específicos para poder eliminarlos. En todos los casos, si no acertamos con la ‘nota’, veremos como nuestra barra de vida disminuye; en el caso de que ésta llegue a 0, la melodía acabará y tendremos que volver a empezarla para darla por superada.

En Melody of Memory tendremos épicas batallas contra enemigos finales como esta terrorífica contra Maléfica

En ciertos momentos de la aventura nos enfrentaremos a enemigos finales. La mecánica es muy parecida a la de las canciones normales aunque, en estos casos, nos lanzarán algún ataque especial que tendremos que esquivar si no queremos ver muy menguada nuestra barra de vida.

Un inventario poco variado, pero útil si quieres salir bien parado

Aunque la mayoría de las canciones pueden ser superadas sin demasiados problemas en el modo normal, Kingdom Hearts Melody of Memory nos da la posibilidad de usar cinco objetos diferentes que podremos ir recogiendo o fabricando durante nuestro progreso en la aventura. Contaremos con dos tipos de pociones que nos rellenarán la barra de vida cuando lleguemos a dos intervalos críticos de salud, objetos que nos permiten incrementar la posibilidad de encontrar ítems durante las canciones o doblar la cantidad de experiencia acumulada y un objeto especial que permite invocar a Mickey para que nos ayude durante la canción.

Pantalla principal de Melody of Memory que nos muestra los diferentes modos de juego

Respecto a la fabricación de objetos, contaremos con el inestimable apoyo de un Moguri que, a cambio de ciertos guijarros (que podemos obtener al final de las canciones) podrá ir creando alguno de los cinco ítems mencionados anteriormente. Y no solo eso, también podrá generar otro tipo de objetos más relacionados como el coleccionismo como unos naipes especiales o secuencias de vídeo. No es recomendable en absoluto pasar de esta mecánica de crafteo dado que, en ciertos momentos, Kingdom Hearts Melody of Memory pega subidas esporádicas de dificultad que te harán recurrir a ellos.

Además del modo principal, Kingdom Hearts Melody of Memory permite jugar de manera libre con las canciones que hayamos desbloqueado (eso sí, hemos de haberlas superado antes en la historia), repetir duelos con los jefes o disfrutar de un modo cooperativo. Además cuenta con un museo en el que podremos revisitar todas las cinemáticas, observar nuestra colección de naipes o ver nuestro progreso en general.

En el museo podremos revisar todos los coleccionables que vayamos acumulando durante nuestro progreso

La aventura principal de este Melody of Memory puede completarse en unas 10-12 horas en su dificultad normal. En general no es muy complicado avanzar por los diferentes mundos aunque, como he mencionado previamente, hay ciertos momentos donde los requisitos para avanzar requerirán de superar misiones algo complicadas. Nada imposible, pero repetirás alguna melodía de vez en cuando.

El museo de Melody of Memory nos permite revisitar las escenas cinemáticas más emblemáticas de la saga incluidas en el juego

Respecto a las canciones, Melody of Memory cuenta con más de 140 tonadas, aunque la mayoría de ellas son propias de la saga, viéndose muy reducido el grueso de representantes de la factoría Disney en este sentido. Kingdom Hearts Melody of Memory invita al jugador a volver a él de vez en cuando, ya sea para superar tus récords o para llegar al mundo oculto cuyo requisito de entrada exigirá gran dominio de las mecánicas de juego por tu parte.

Artísticamente cumplidor, musicalmente triunfados

Los títulos musicales no suelen gozar de un apartado técnico espectacular, más que nada porque el jugador tiene que estar concentrado en las notas que ha de acertar más que en lo que está pasando en el escenario. Esta tónica se cumple en este Kingdom Hearts Melody of Memory: la mayor parte de la pantalla estará dominada por un pentagrama por el cual andarán nuestros personajes (a los que veremos de espaldas). Durante el camino entre el inicio y la meta irán apareciendo enemigos y objetos que, sin ser un derroche en cuanto a número de polígonos o animaciones, si que cuentan con el atractivo diseño típico de la saga.

Éste es un ejemplo de lo que estaremos viendo la mayoría del tiempo en Melody of Memory. Un pentagrama, un escenario y tres personajes

Cada una de las canciones está ambientada en un mundo diferente y, en el caso de las películas Disney, recorreremos Agrabah o las tierras yermas donde transcurría la acción del Rey León. En el caso de las canciones pertenecientes a Kingdom Hearts III ya no veremos estos escenarios sino imágenes extraídas directamente de las cinemáticas del juego y relacionadas con los diferentes mundos Disney representados en él, como Big Hero 6 o Toy Story. Y, por supuesto, visitaremos Arandelle donde podremos desgañitarnos con esa gran canción que es Let It Go.

En el caso de las canciones ambientadas en Kingdom Hearts III, se nos mostrarán de fondo cinemáticas del juego

Un aspecto que me ha dejado un poco frío (y no es el mundo de Frozen) es que las escenas cinemáticas que representan la historia parecen haber sido extraídas tal cual de los programas donde se vieron originalmente. Y, en alguno de los casos, el paso de los años se nota y bastante. En este punto veo una falta de homogeneidad en el apartado artístico; quizá no es un proyecto con un gran presupuesto detrás pero, en este caso, se podría haber hecho un pequeño esfuerzo ya que las escenas son muy breves.

Si de algo puede presumir Melody of Memory es de su excelente aspecto musical

Donde si da el do de pecho Kingdom Hearts Melody of Memory es en el apartado musical, como no podría ser de otro modo. Realmente todas y cada una de las canciones escogidas tienen su aquel, y no te importará repetir alguna de ellas a causa de tu torpeza solo por poder escucharlas de nuevo. En este sentido, el juego destila calidad y cantidad por sus cuatro costados aunque quizá se echaría en falta alguna canción emblemática de Disney como, por ejemplo, “El ciclo de la vida” de El Rey León o “Colores en el viento” de Pocahontas, aunque es cierto que toma como base las aparecidas en los títulos de la franquicia.

Poco hay que contar respecto a los efectos de sonido salvo esporádicos gritos de alegría (o pena) al interactuar con los diversos objetos y enemigos que hacen las veces de notas musicales. El doblaje de las diferentes escenas cinemáticas (en inglés, aunque Melody of Memory está perfectamente subtitulado) ha sido realizado por los mismos actores que en los originales, apareciendo por primera vez algún personaje y actor nuevo en la larga y enigmática escena final de Kingdom Hearts Melody of Memory.

En resumen, Kingdom Hearts es un título musical muy entretenido y que resulta ideal para desengrasar entre triples A y propuestas más ruidosas. Eso sí, no esperes que sea Melody of Memory el que te ate los cabos sueltos en tu cabeza respecto al argumento de la saga, dado que su manera de explicarlo, pese a ordenada, es parca en detalles y excesivamente esquemática. Si ya tienes toda la trama clara y quieres un esbozo sobre cómo continuará, adelante, este es tu juego.

Veredicto

Kingdom Hearts Melody of Memory es un spin-off de la franquicia de Square Enix que, en contra de lo que se podría presuponer, tiene más profundidad de lo que aparenta. No deja de ser una propuesta musical donde ser ágiles y precisos en la pulsación de botones es lo único que necesitarás para superar las diferentes fases, pero el encanto de sus personajes, lo intrincado de la trama y, por qué no, el siempre agradecido sistema de juego, le convierten en una propuesta muy interesante, sobre todo para desengrasar entre tanto mundo abierto y triple A.

La obra cuenta con un apartado artístico a tono con la propuesta y con un excelso catálogo musical que hará que lo revisites simplemente por el placer de disfrutar de las distintas melodías una y otra vez. Kingdom Hearts me ha supuesto una sorpresa muy agradable y que me deja con ganas de más, sin ningún fallo reseñable más allá del trabajo incompleto en lo que respecta a hilar el argumento de la saga. Pero, para eso, seguro que habrá más ocasiones en el futuro.

Kingdom Hearts Melody of Memory

Duración: 10-12 h.
8

Jugabilidad

8.0/10

Gráficos

7.0/10

Narrativa

6.0/10

Innovación

6.0/10

Sonido

10.0/10

Diversión

9.0/10

Duración

8.5/10

Aspectos Positivos

  • Apartado musical impecable
  • Mecánicas jugables muy entretenidas
  • Interesante sistema de progresión

Aspectos Negativos

  • Ciertos picos de dificultad deberían estar mejor ajustados
  • Se esfuerza poco en hacer accesible la trama a los neófitos