Análisis de Knockout City (Xbox Series X). Poniendo el balón prisionero en el lugar que se merece

Knockout City

Knockout City es el nuevo título multijugador de Electronic Arts, incluido bajo el sello de EA Originals y que nos propone frenéticas y entretenidas partidas al no tan noble deporte del balón prisionero.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Me gustaría comenzar este análisis hablándoos de Honō no Tōkyūji: Dodge Danpei. Seguramente no os venga nada a la cabeza tras este nombre, pero si os digo que es el título japonés de lo que aquí conocimos como Bola de Dan, quizá ya os suene más. Recuerdo con cariño esas tardes después del colegio sentado frente a la pantalla amiga viendo las desventuras de Dan y sus compañeros mientras se enfrentaban en terribles batallas de un deporte llamado balón prisionero (y al que jugábamos bajo el nombre de ‘Puntos’ en el patio del colegio en el recreo). ¡Cómo olvidar a su protagonista, a Chino, a Ángela o al pérfido Hugo!

Este recordatorio viene prácticamente botando a raíz del lanzamiento de Knockout City, la nueva propuesta multijugador online de Electronic Arts desarrollada por Velan Studios bajo el sello de EA Originals y que viene a competir (o buscar un hueco) entre las propuestas multijugador online que ahora mismo copan la atención de los jugadores.

En este caso es obvio que no viene a amenazar el trono de Fortnite o Warzone, pero sí a ser un serio competidor a propuestas más ligeras como Rocket League o, quizá más fuera de ámbito, Fall Guys. En este análisis os cuento si la pelota de nostalgia que me ha lanzado el título me ha dado de lleno o si, en cambio, he conseguido zafarme de ella.

Análisis de Lacuna

Antes de adentraros en este Knockout City es importante que tengáis en cuenta que es una experiencia eminentemente multijugador. Sí, hay algún modo que se puede disfrutar en solitario (una suerte de liga con enfrentamientos uno contra uno) pero la diversión de la propuesta está, claramente, en los combates tres contra tres, ya sea con amigos o frente a desconocidos.

Knockout City, aunque tiene contenido para disfrutar en solitario, es una propuesta eminentemente multijugador

Fácil de jugar, duro de golpear

Como el tiempo y la experiencia nos ha demostrado, para que una propuesta de este tipo prospere necesita sencillez de mecánicas (pero que, a su vez, permitan progresar al jugador), contenido y, sobre todo, accesibilidad. Respecto a este último aspecto, Electronic Arts está haciendo esfuerzos para que Knockout City pueda ser probado por cuanta más gente, mejor. En estos momentos forma parte del Game Pass al estar incluido en el EA Play y, si no disfrutas de este servicio de suscripción, puedes jugar a él de manera gratuita hasta que alcances el nivel 25 con tu personaje (cosa que te llevará un tiempo).

Las reglas de Knockout City son básicas. Formas un equipo con otros dos compañeros y os lanzáis juntos a derribar a los miembros de la escuadra contraria, impactándoles con las distintas bolas que encontramos por el escenario. Cada uno de los jugadores cuenta con dos vidas: dos golpes y dejaremos KO a nuestro rival (o acabaremos nosotros en este estado). Pero no os preocupéis, tras un breve periodo de tiempo estaremos de vuelta en la pista dispuestos a llevar a nuestro equipo a la gloria o, en este caso, a lograr 10 puntos y adjudicarnos la ronda. Si ganamos dos de tres, la victoria es nuestra.

En Knockout City eres tú y tu bola. Bueno, tus compañeros y rivales también andan por ahí para romper esa bonita relación

Como podréis ver, el concepto en sí es sencillo y las mecánicas jugables no se complican demasiado. Knockout City nos propone competir en escenarios de tamaño medio (ni pequeños ni inabarcables) en los que podremos encontrar esas bolas que usar para atacar el rival. Las arenas cuentan con distintas alturas y recovecos donde escondernos, además de con zonas que nos elevan automáticamente.

Algunas de ellas presentan incluso elementos exclusivos que podemos usar a nuestro favor como una serie de tubos que nos llevan a otras partes de la arena de combate o una bola de demolición. Otros escenarios presentan algún inconveniente más molesto como esos coches que se interponen entre nosotros y nuestros rivales.

Alguno de los escenarios de Knockout City contienen elementos que también pueden quitarnos alguna de nuestras vidas

Unas partidas que no se te harán bola

Uno de los puntos fuertes de Knockout City es la variedad de bolas que podremos usar en los combates. Además de la normal, contamos con la bola múltiple (nos permite lanzar tres a la vez), la lunar (que nos posibilita flotar por el aire durante un breve instante de tiempo) o la bola jaula, que nos permite encerrar a nuestros rivales en una suerte de prisión esférica de la que les costará salir y la cual podremos usar nosotros ya sea para atacar a otros rivales o … ¿por qué no? Lanzarla al vacío y acabar con nuestro adversario.

También contamos con la bola bomba que, simplemente, hace honor a su nombre y la bola de francotirador que es capaz de alcanzar a nuestro rival por mucho que se esconda y trate de huir. Porque sí, no siempre tendremos una pelota a mano y, en estos casos, una retirada a tiempo puede suponer la diferencia entre la victoria y la derrota.

La bola múltiple. Nada mejor que tener tres oportunidades para golpear

Pero ¡ojo! Si andamos escasos de bolas, siempre podemos convertirnos en una y dejar que nuestros compañeros nos lancen. O, siendo un poco menos deportivo, robársela al rival pegándole un guantazo. En Knockout City casi importa tanto lo que haces con bola como sin ella y hace que los que no la tengan no se sientan inútiles, sino que se mantengan proactivos en la batalla. Por si fuera poco, contamos con una suerte paravela para planear por los escenarios y así zafarnos más rápidamente de los rivales.

Por cierto, que nosotros como jugadores no estamos simplemente para recibir balonazos. Como buen Souls de los juegos de balón prisionero que es, podemos hacer un parry y evitar el golpeo, pudiéndonos quedar incluso con la pelota en nuestra posesión para realizar un descarnado contraataque. Y tampoco es necesario que lances la pelota a la primera de cambio, siempre puedes amagar para dejar desconcertado al rival.

Knockout City no es una propuesta que necesite que plantees demasiadas estrategias y exige reacción rápida por parte del jugador. Además, de momento no se complica con ofrecer personajes con características especiales: la subida de nivel no afecta más que en lo estético y en poder comprar objetos que aceleren dicha mejora del personaje.

Si la cosa se pone mal, nos vamos volando del centro de la batalla

En cuanto a modalidades de juego, además de las partidas rápidas 3 vs 3 tenemos una suerte de modo liga en el que, en solitario, tendremos que ir subiendo posiciones en la liga. Respecto al juego con amigos (con los que podremos formar una escuadra), tendremos la opción de disputar partidas privadas en equipos de dos. También contamos con un modo entrenamiento y con la posibilidad de customizar a nuestro personaje con chaquetas, guantes y demás parafernalia (además de poder crearlo desde cero cual RPG).

Aunque la mayor parte del contenido se agregará de manera gratuita, también tenemos acceso a una “Peletienda” donde adquirir diversos objetos meramente estéticos a cambio de la moneda del juego que también podremos comprar, como no podría ser de otro modo lamentablemente, con dinero real. Repito, son elementos con funcionalidad puramente estética así que, en este sentido, se puede ignorar completamente.

De momento, el contenido de la Peletienda no afecta a la jugabilidad siendo meros elementos cosméticos

Solvente apartado técnico pero parco en contenido

Básicamente, Knockout City nos propone disputar partidas cortas una y otra vez para ir progresando como jugador y mejorando a nuestro personaje, pero nada más allá. Y quizá sea aquí donde radique el mayor inconveniente que tengo con este título. Sí, me lo he pasado genial con mis amigos y compañeros de Guardado Rápido. Las partidas son cortas, entretenidas y el chat de voz acompaña a que las carcajadas vuelen.

Pero, una vez dejamos el mando a cargar hasta la siguiente quedada, el poso que permanece es que ya hemos visto todo lo que nos puede ofrecer. Sí, podrán llegar escenarios o skins nuevos, pero al final todo se va a reducir a que vayas mejorando en las partidas e ir subiendo de ránking, siempre encorsetado en las mismas mecánicas.

Análisis de Subnautica Below Zero

Esto no tendría que ser malo de por sí, mucha gente (entre la que me incluyo) sigue jugando partidos al FIFA con amigos de vez en cuando, pero la sensación es que Knockout City, en este momento, está bastante justo de contenido. No dudamos de que EA apuesta por él y que irá ampliando su contenido con frecuencia usando las manidas temporadas, pero dependerá de la cadencia de actualización y de lo que se añada que el Knockout City que hoy analizo se quede en un entretenimiento ocasional o una propuesta que perdure.

La modalidad de liga nos permite competir en enfrentamientos 3 contra 3 o 1 contra 1

El apartado gráfico de Knockout City está claramente al servicio de la experiencia que Velan Studios nos proponen. Diseños exagerados de personajes y escenarios con reminiscencias a propuestas como Splatoon o ese frecuentemente olvidado Ninjala pero, sobre todo, una fluidez excepcional que hace que las partidas sean intensas y rápidas como la obra requiere. Los escenarios son bastante diferentes entre sí y cuentan con obstáculos propios que harán que tengas que aprendértelos para sacarles todo el jugo.

En cuanto al sonido, nos encontramos con correctas melodías de acompañamiento y buenos efectos sonoros, además de un doblaje al castellano que hace las veces de comentarista deportivo y que, en este caso, le sienta como anillo al dedo.

Knockout City nos deja customizar a nuestro jugador cual RPG, pudiendo crearlo desde cero

En resumen, Knockout City es un buen entretenimiento, pero el tiempo y, sobre todo, la cantidad y calidad del contenido del que le doten Velan Studios dictaminará si ha venido para quedarse o si, simplemente, será una diversión espúrea que hará tanto ruido como vino como cuando se fue. En nuestro caso, y dado que nos lo hemos pasado muy bien con él, esperamos que sea una de esas experiencias que perdure y que sepa evolucionar con el tiempo.

Veredicto

Knockout City es un entretenido título multijugador online que trae a nuestras pantallas el poco aprovechado deporte del balón prisionero. Con unas mecánicas jugables sencillas y un manejo solvente, pasarás ratos divertidos intentando encajar golpes en tus rivales.

La propuesta se ve acompañada de un apartado técnico solvente, aunque genera dudas en cuanto al contenido se refiere. De momento hay suficiente para entretener al jugador durante unos meses, pero solo el tiempo y Velan Studios dirán si es un título al que volveremos con frecuencia o se quedará en un mero entretenimiento puntual.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Knockout City

Duración: Incalculable
7.5

Jugabilidad

9.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

7.0/10

Innovación

8.0/10

Diversión

9.0/10

Duración

8.0/10

Aspectos Positivos

  • Es muy divertido
  • Apartado técnico al servicio de la propuesta
  • Variedad de bolas y escenarios

Aspectos Negativos

  • Se puede llegar a hacer repetitivo pronto
  • Genera dudas sobre su longevidad que dependerá del contenido que se le añada