Análisis de Leisure Suit Larry Wet Dreams Dry Twice. Una aventura gráfica como las de antaño

Leisure Suit Larry Wet Dreams Dry Twice nos vuelve a poner en la piel del dicharachero cuarentón

Leisure Suit Larry Wet Dreams Dry Twice nos vuelve a poner en la piel del dicharachero cuarentón, esta vez en la búsqueda de su última pareja conocida.

Los años pasan, pero nuestro amigo Larry sigue protagonizando aventuras gráficas con su particular sentido del humor. ¿Habrá conseguido esta entrega preservar el espíritu de la saga original adaptándose a los nuevos tiempos?

Leisure Suit Larry es una saga de videojuegos que tiene a sus espaldas unos cuantos años. Desde su primera entrega, publicada por Sierra en 1987, hasta el día de hoy la saga ha visto el lanzamiento de 11 entregas, aunque, eso sí, ya sin contar en el equipo de desarrollo con su creador Al Lowe.

Análisis de Darkestville, una moderna aventura gráfica

Todas ellas han apostado por el género de la aventura gráfica, y han sido protagonizadas por Larry Laffer, un cuarentón fracasado y obsesionado con el sexo que intenta llevarse a la cama a toda mujer con la que se cruza. Ya os advierto que el tono de los diálogos y de la historia es el de la pura comedia gamberra de los 80.

Este barco no tiene pinta de ser muy seguro

El título que analizamos es la secuela directa de Leisure Suit Larry: Wet Dreams Don’t Dry, producto que sentó las sólidas bases en las que se asienta este Leisure Suit Larry: Wet Dreams Dry Twice. Algunos de los personajes y herramientas que presenta la propuesta son herederos directos de la entrega anterior, estando ambas propuestas desarrolladas por los alemanes CrazyBunch.

Cuando iniciamos la historia nos encontramos con un Larry que está perdido en Cancún después de finalizar los eventos de la entrega anterior. Tras una serie de pequeñas peripecias que sirven a modo de tutorial, descubre que su gran amor, Faith, está viva y perdida en una isla del océano, así que decide ir a buscarla para poder culminar su romance.

Todo aventurero debe organizarse bien

La mecánica del juego es la clásica del género de aventuras adaptada a los tiempos de hoy. Tendremos una serie de localizaciones enlazadas entre sí donde se nos muestran objetos y personajes. Mediante el diálogo con estos, iremos obteniendo pistas o desbloquearemos accesos o ítems diferentes. Ciertas opciones de diálogo estarán ocultas salvo que hayamos resuelto algún puzle específico o llevemos un ítem determinado.

Xbox Game Pass añade aventuras gráficas muy deseadas por los usuarios

En este Leisure Suit Larry: Wet Dreams Dry Twice tendrás que ir recogiendo todos los objetos que puedas para depositarlos en tu inventario, pudiendo llegar a combinarlos entre ellos para crear un nuevo ítem. Podrás también usarlos con algunos elementos interactivos de los escenarios o bien utilizar la aplicación de planos para construir un objeto mayor y más complejo. En algunas ocasiones este título no nos permite recoger un ítem, pero sí hacerle una foto para utilizarla más adelante como si fuese un objeto más.

Larry cuenta con la ayuda de Pi, un potente asistente virtual que además de alegrarnos el día con su sarcasmo nos dará buenos consejos cuando nos quedemos atascados. El móvil que aloja a Pi tiene además otras funcionalidades como el gestor de tareas, de gran utilidad para no perder el foco durante la partida, una parodia de Instagram o un gestor de planos de objetos complejos entre otros.

Un humor marca de la casa

Larry mantiene la esencia del personaje original apostando por un sentido del humor sacado directamente de las comedias “picantes” de los 80 pero trasladado a los 2000 haciendo hincapié en los anacronismos y en la corrección política actual. Pi se nos presenta a modo de una prima cercana de Cortana, pero en versión borde; sus diálogos con Larry son hilarantes y surrealistas. El resto de los personajes secundarios tienen menos matices, pero dentro de sus estereotipos llevan a cabo una buena labor coral y contribuyen a las carcajadas.

Al decorador le gustaban los colores chillones

Tanto los diálogos como las situaciones en las que Larry se ve inmerso son muy divertidas y tienen mucha mala uva; este producto no deja títere con cabeza, mostrando una gran valentía. Eso sí, algunos diálogos se disfrutan más en inglés ya que en la traducción se pierden ciertos dobles sentidos. Además, hemos observado algún gazapo en la adaptación al idioma de Cervantes que supongo corregirán en un futuro parche.

Leisure Suit Larry: Wet Dreams Dry Twice no es un juego difícil, pero tendrás que echarle paciencia ya que las soluciones a los enigmas no siempre son muy lógicas. Nada ajeno a lo que suele ocurrir en otros representantes de este género, donde muchas veces la solución de un obstáculo pasa por una combinación a lo loco de distintos objetos. Una evolución que sí hemos observado respecto a títulos anteriores es que ahora se nos permite resaltar los objetos en pantalla pulsando la tecla adecuada, espacio en este caso, por lo que ahorraremos mucho tiempo en registrar los escenarios con el ratón.

Prepárate para agudizar el ingenio

Un apartado artístico bastante divertido

El estilo visual empleado en Leisure Suit Larry: Wet Dreams Dry Twice encaja como un guante con el tono de la aventura. Se ha optado por la caricatura tanto de los personajes como de los escenarios; el conjunto mantiene correctamente la unidad y no desentona en ningún momento. Las animaciones, aunque escasas, están bien elaboradas. Pese a no ser un triple A, se nota el buen hacer que hay detrás de todos los elementos, denotando el inmenso cariño por el género y la franquicia.

Hortera no, lo siguiente

El motor gráfico funciona de manera eficiente para servir de soporte a la mecánica de la experiencia, aunque, eso sí, me recuerda mucho, uno ya va teniendo una edad, a los juegos de Flash para navegadores de hace algunos años. En resumen, no tendrás que contar con mucha potencia técnica para mover este título ya que en todas las plataformas rinde bien.

Los efectos de sonido de Leisure Suit Larry: Wet Dreams Dry Twice son escasos y se emplean para resaltar momentos clave del juego, especialmente los resultados de algunas acciones hilarantes; es una pena que no hayan sido más generosos con su uso. La banda sonora se centra en melodías ambientales con poca personalidad que adaptan su paleta al escenario en el que suenan. Es un buen trabajo a nivel profesional, pero se nota que le falta alma salvo en momentos muy puntuales.

Larry siempre se esfuerza al máximo en todo lo que hace

Lo mejor del apartado sonoro de Leisure Suit Larry: Wet Dreams Dry Twice son las voces de los protagonistas ya que los actores interpretan muy bien los personajes y saben darle el tono adecuado a cada una de las locuciones. Las voces están solo en inglés y alemán, pero los textos están en castellano.

Veredicto

Nos encontramos ante una aventura muy divertida orientada no solo a amantes del género sino también a jugadores ocasionales. Derrocha sentido del humor por los cuatro costados y Larry, su protagonista, mantiene intacto su carisma. Requiere que le dediques tiempo y atención, no es un título que se base en chorrear adrenalina; si no te gustan los juegos pausados puede resultarte aburrido. Muy recomendable para los aventureros y una experiencia interesante si quieres iniciarte en el género.

Leisure Suit Larry: Wet Dreams Dry Twice

Duración: 8-10 h.
8

Jugabilidad

8.0/10

Gráficos

6.0/10

Sonido

7.0/10

Innovacion

6.0/10

Narrativa

8.0/10

Diversión

8.0/10

Duración

8.0/10

Aspectos Positivos

  • Guion muy divertido
  • Personajes carismático
  • Excelentes locuciones

Aspectos Negativos

  • Debido a la traducción se han perdido algunos dobles sentidos
  • Algunos enigmas son muy poco lógicos
  • Escasez de efectos de sonido