Análisis de Lust from Beyond (PC). Demasiado sexo, demasiadas vísceras y poco juego

Lust from Beyond es una muestra de cómo un solvente apartado técnico puede verse arrastrado por una ambientación y trama desagradables

Lust from Beyond es una muestra de cómo un solvente apartado técnico puede verse arrastrado por una ambientación y trama desagradables.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Lust from Beyond es la secuela del también título de Movie Games, Lust for Darkness. En este inquietante juego nos adentraremos en un culto donde el placer y el dolor no tienen diferencia y en el cual sus protagonistas buscan llegar al Lusst’ghaa, un plano de existencia en otra dimensión en el que se cree que reside su salvación.

En esta aventura, por llamarla de alguna manera, encarnamos a Victor Halloway, un anticuario que tiene problemas sexuales con su pareja, ya que al mantener relaciones con ella comienza a tener unas visiones de ese plano extra dimensional donde el placer y el dolor se fusionan para llegar al éxtasis total.

En Lust from Beyond podemos elegir que nos pixelen el contenido explícito

El gran problema de este Lust from Beyond reside en que en sus primeros 40 minutos te plantea una historia interesante, con toques de horrores cósmicos como los de Lovecraft pero, lamentablemente, pronto pasa a un plano meramente anecdótico ya que pierde el rumbo. Descubriremos que esta buena e interesante premisa se transforma pronto en una amalgama desordenada, soez y repugnante de escenas y actos depravados y de muy mal gusto que me dejaron totalmente impactado.

Análisis de The Medium

A todo este problema hay que sumarle que la historia carece de sentido, incluyendo los dos giros de guion y el final, dejando una sensación en mi de pérdida de tiempo tras acabar el título.

El estilo victoriano de la casa del culto es muy marcado

Lust from Beyond también ejecuta mal todas sus mecánicas, unas que están ya más que pulidas y conocidas por todos a lo largo de estos últimos 20 años. Ni su exploración es agradable o cómoda, ni sus puzles son interesantes o retadores, ni el sigilo está bien implementado, ni siquiera el combate con armas es mínimamente aceptable. Pero es que estos despropósitos en cuanto a mecánicas tendrían una justificación si el juego estuviera roto, pero no lo está, todo funciona aunque nada lo hace bien.

Dentro de estas mecánicas tan horriblemente ejecutadas encontramos algo ya visto en muchos juegos que tocan temas de horror que es el uso de la cordura. Se supone que viajar a un mundo extra dimensional donde veremos enemigos, que no debo describir para no ofender al lector, nos producirá un horror y esa cordura bajará. Para paliar esto tenemos unas pastillas que nos ayudan a recobrar el nivel adecuado y no morir, e incluso una jeringuilla que recupera casi toda la barra la cual está dividida en varias porciones.

El sacerdote principal del culto nos guiará en la ceremonia inicial

Un juego repleto de mecánicas que no funcionan

Pero esto es otro aspecto que tampoco implementa bien Lust from Beyond, porque nunca llegamos a necesitar recuperar por completo la barra de cordura, e incluso en aquellos combates importantes que tienen lugar en Lusst’ghaa tendremos una especie de altar verde en el que, con tan solo pasar por encima de él, recuperaremos la cordura completamente además de rellenar la barra de salud.

Esto es algo sin sentido y que solo se justifica por el hecho de que los desarrolladores no supieran arreglar el problema de la cordura y decidieran ponerlos ahí para solventarlo. En definitiva, otro error importante en el título.

Este es el sugerente portal hacia Lusst’ghaa

El combate no tiene tampoco sentido alguno en Lust from Beyond, pues no hay una base para saber cuánto daño haces a los enemigos, que son poco variados, pues unas veces mueren de una puñalada y otras de 3, o de un disparo o de dos, todo parece estar dictado por una aleatoriedad que confunde al jugador. Además, este combate también sufre de problemas en las animaciones.

Asimismo sus desarrolladores han intentado incorporar un sistema de mejoras, pudiendo ampliar 3 puntos de nuestro personaje. Uno es la barra de cordura de la que he hablado anteriormente. Otra es la de salud y la última es la de agilidad, un aspecto que no tiene sentido pues te sientes igual de rápido o ágil tanto si la aumentas como si no. Estas mejoras las adquieres en el plano de Lusst’ghaa en unos altares específicos, pudiendo aumentar solamente de punto en punto. Concretamente he visto 3 de estos altares, aunque puede haber alguno más.

Este es el sistema de mejoras de Lust from Beyond

Una de las mayores equivocaciones de Lust from Beyond son los Quick Time Events que incorpora en momentos, digámoslo así, sexuales. Estos son de una innecesaridad rotunda, además de ser tan fáciles que hasta equivocándote puedes acertar a realizarlos correctamente.

Estos QTE también los incorpora cuando se nos permite ejecutar una especie de poder mediante la energía que absorbemos en Lusst’ghaa llamada esencia. Con ella podremos reconstruir puentes caídos. Como veis, otra mecánica mal implementada y que se une a ese pastiche de cosas sin definición ni objetivo concreto.

Impresiones de Maiden (Resident Evil Village)

Mención especial a los puzles que, aparte de ser de lo más ramplones, estás obligado a realizarlos siempre y cuando encuentres un objeto o actives algún evento concreto, pues sin hacerlo no podrás resolverlos, aunque sepas completarlo de manera correcta.

El ritual del culto de Lust from Beyond

Ya os he hablado de lo mal implementadas que están las mecánicas, también de cómo se diluye la premisa inicial interesante o de la cantidad de escenas totalmente innecesarias de contenido sexual explícito y de gore extremo. Aquí no hay sutilezas ni elegancia, en Lust from Beyond todo está en bruto, sin cortar ni revisar. Pero lo más curioso es que el título funciona a la perfección. No hay una caída de frames, no hay popping, clipping ni nada parecido. Todo va fluido a 4k y 60 frames por segundo de manera estable.

Esto es algo que sorprende, pues parece que se han esmerado más en que este apartado no tuviera problema, y es complicado que un título como éste, proveniente de Kickstarter y que consiguió en solo 10 horas llegar a su meta de 15.000 dólares, superando la suma de más de 90.000 al final de la campaña de financiación, tenga este nivel de pulido en cuanto a fluidez, que no calidad, puesto que, junto a las malas animaciones, hay que sumarle los espantosos modelados de los personajes y sus inexpresivas y bastas caras.

Los escenarios de Lust from Beyond no están tan mal después de todo, al menos algunos de ellos

La música de Lust from Beyond solamente te acompaña y no podrás recordar ningún tema o melodía. Bueno, puede que sí se quede una en tu memoria, la del final, aquella que te indica que has concluido con tu tortura y puedes ir a lavarte el cerebro con lejía pura para intentar limpiarlo de lo que has visto durante más de 10 horas.

Veredicto

Resumiendo, Lust from Beyond es una propuesta innecesaria para casi cualquier persona que tenga una mente sana, pues lo que verá en él será algo totalmente incoherente, repulsivo, soez, horroroso y de mal gusto. Este es un título que no recomiendo en absoluto, y me atrevería a pediros que no malgastéis el tiempo y más importante aún, no maltratéis vuestra mente y vuestra alma.

Suscríbete a nuestro podcast

Lust from Beyond

Duración: 10 h.
5

Jugabilidad

5.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

6.0/10

Innovación

5.0/10

Narrativa

5.0/10

Diversión

5.0/10

Duración

5.0/10

Aspectos Positivos

  • Buen rendimiento técnico

Aspectos Negativos

  • Soez y desagradable en exceso
  • Modelados y animaciones de los personajes sin trabajar
  • Su duración se extiende de manera forzada e innecesaria
  • Mecánicas mal ejecutadas