Análisis de Mario Golf Super Rush (Switch). Corriendo hacia el hoyo

Mario Golf Super Rush

Mario Golf Super Rush es la última entrega de la ya longeva saga de juegos de golf protagonizado por la mascota de Nintendo y que en esta ocasión viene cargada de novedades de auténtico peso jugable.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Hay ciertos géneros en los que es difícil innovar; particularmente, es complicado ofrecer mecánicas nuevas en juegos deportivos que no hagan que al final se acabe desvirtuando la experiencia, alejándose de la disciplina concreta en que se basa. No obstante, las distintas compañías nos van ofreciendo propuestas más arcade y menos realistas que sí que logran alejarse del encorsetamiento al que se suelen ver sometidas al tener que rendir cuentas a una licencia oficial (léase FIFA, NFL o la NBA).

Dentro de estas propuestas ‘basadas’ en deportes, hemos contado con exponentes en diferentes modalidades como el fútbol (ese Mario Strikers o Soccer Slam), baloncesto (los NBA Jam o sus sucesores, NBA 2K Playgrounds) e incluso el tenis, cuyo último juego más arcade vino de la mano del que es el protagonista del título que os traigo hoy, Mario Golf Super Rush. Todas ellas comparten el objetivo de hacer prevalecer la diversión frente al realismo, buscando el disfrute de la mano de la experiencia multijugador donde importa más el qué (ganar) que el cómo (por lo civil o por lo criminal).

Análisis de Dungeons & Dragons Dark Alliance

No es la primera vez que Mario se enfunda la chaqueta y se lanza a conquistar los distintos hoyos de los campos de golf del Reino Champiñón. Ya desde 1991 con ese NES Tournament Golf de 1991, hemos tenido juegos de la saga con mayor o menor frecuencia, alcanzando su punto álgido en aquellos años entre finales de la década de los noventa y los primeros años del milenio, donde salieron al mercado entregas para Nintendo 64, Game Boy Color, Game Boy Advance y Nintendo Gamecube.

Mario Golf Super Rush trae de vuelta la experiencia RPG con el modo Aventura de Golf

Un hecho curioso de los títulos mencionados es que, mientras que las versiones de sobremesa apostaban por un espíritu más arcade, las de portátiles solían ofrecer partes más cercanas a los RPG y que, en cierto modo, son inspiradoras de ese espléndido Golf Story que a tantos nos ha enamorado. Traigo esto a colación porque esta entrega de Nintendo Switch aúna (como hace la propia consola) la experiencia de Mario Golf de sobremesa y portátil de antaño, ofreciendo un modo historia a la par que la experiencia clásica arcade.

Bienvenido a la academia

Lo primero que salta a la vista en este Mario Golf ya desde su menú principal es la clara división de la propuesta en dos grandes bloques: la experiencia más directa y arcade y esa otra más cercana (aunque no demasiado) a la parte RPG que ofrecían los títulos de antaño. No esperéis ningún dislate en cuanto al argumento de este Super Rush: nosotros (bueno, el Mii que creamos) entramos parte a formar de una academia de golf donde iremos aprendiendo las nociones básicas del deporte para, con el tiempo, ganar nuestras insignias y ser los auténticos campeones del Reino Champiñón.

Mario Golf Super Rush no se esconde y divide su propuesta en dos grandes bloques

No hay que ver a este modo como nada más que un extenso y completo tutorial de obligado cumplimiento. Y digo esto porque si queremos acceder a todos los campos tenemos que completar este modo, lo cual nos llevará de 10 a 15 horas, aproximadamente. Y no creáis que es un paseo por el campo (nunca mejor dicho), hay partes que pueden hacerse realmente complicadas si no somos capaces de ir más allá del golpeo básico. Aprenderemos a dar efecto a nuestros golpes, a escoger el palo correcto en cada ocasión y a cambiar el tipo de tiro según nuestras necesidades; solo así seremos capaces de completar la aventura y tener acceso al resto de contenido de la propuesta.

El modo Aventura de Golf de Mario Golf Super Rush me ha recordado gráficamente a las últimas entregas de Pokémon

Los toques RPG son bastante ligeros, la verdad. Alguna conversación suelta con un NPC que nos sacará la sonrisa de vez en cuando y un sistema sencillo de personalización de nuestro protagonista que nos permite mejorar 6 estadísticas distintas tales como la fuerza de golpeo o la precisión al ir acumulando puntos de experiencia. También podremos comprar distintos ítems en las tiendas que nos ayudarán, por ejemplo, a calcular mejor la distancia a la que está el hoyo, además de equipamiento que modificará levemente nuestras estadísticas. Todo se paga con la moneda del juego, que conseguimos a partir de ir superando los diferentes campeonatos.

Golf a la carrera

Es en este modo aventura de Mario Golf Super Rush donde ya se nos introduce la gran novedad del título: el golf rápido. Aunque el objetivo es el mismo, meter la bola en el hoyo, la manera de conseguirlo es radicalmente diferente. Cuando hagamos un golpeo nuestro golfista ya no irá automáticamente hasta la posición donde ha caído la bola, sino que seremos nosotros el que le llevaremos a ese lugar, como si de una aventura de acción se tratase. Y ojo, tendremos que hacerlo rápido, porque en la puntuación de este modo no solo importa acertar en el hoyo sino ser lo más veloz posible.

Correr para llegar lo antes posible a la bola será la clave para ganar en el modo golf rápido de Mario Golf Super Rush

Por tanto, tendremos que salir disparados nada más golpear y correr (sin agotar la barra de resistencia) para llegar lo antes posible a la bola: podemos usar un impulso especial que baja notablemente nuestras fuerzas pero que nos permite acortar bastante las distancias.

Eso sí, no creáis que los rivales se van a quedar parados: si pasan por vuestro lado corriendo pueden dejarnos aturdidos o, si logran acumular poder suficiente, nos lanzarán uno de los ataques especiales (exclusivos para cada personaje) que podrán hacer que nuestra bola se vea expelida hacia cualquier lugar, se transforme en huevo o que resbale en una pista helada.

En Mario Golf Super Rush tendremos que batirnos duramente contra los distintos rivales para auparnos con el primer puesto en la clasificación

La modalidad de golf rápido es, sin duda, un gran aliciente del título, pero me ha parecido un poco desaprovechada. Yo hubiera esperado una aproximación más rotunda a Mario Kart y que pudiéramos usar diferentes ítems para deshacernos de los enemigos. El control del personaje en la carrera no es especialmente ágil (el manejo es perfecto en lo que al golpeo de la bola se refiere) pero es de agradecer que Camelot haya intentado innovar de esta manera.

El modo Batalla de Golf de Mario Golf Super Rush es realmente frenético y nos permite usar objetos para atacar a los rivales

En cuanto al resto de modos de juego de Mario Golf Super Rush, quiero destacar la Batalla de Golf, que es lo más parecido a un Battle Royale que vamos a ver en obras de este estilo. En esta modalidad se nos sitúa en un campo reducido con 9 hoyos: gana el que sea capaz de meter la bola antes que los contrarios en 3 de ellos: somos nosotros quienes decidimos cuáles queremos intentar y, en este caso, sí que hay objetos como bombas (además de elementos del escenario) que dan más vidilla a la experiencia.

Por supuesto, en Mario Golf Super Rush contamos con la clásica competición multijugador (local u online) que nos permite disputar partidas con amigos en la modalidad clásica y en el golf rápido. Respecto al juego en red, funciona como la seda y no hemos notado ningún tipo de lag ni siquiera en la modalidad de golf rápido.

En las competiciones multijugador de Mario Golf Super Rush los torneos acabarán con un simpático podio

No es un paseo por el campo

Un aspecto importante que destacar en este Mario Golf Super Rush es que sus auténticos protagonistas (además de los personajes de la serie Super Mario) son los escenarios. Aquí vamos más allá de los típicos campos con sus búnkeres y sus greens: muy pronto descubriremos circuitos donde tendremos que usar una suerte de tornados para elevar nuestra bola y llegar al hoyo mientras esquivamos los ataques de bolas rodantes e intentamos no ser enviados al agua por unas malignas nubes salidas directamente de Super Mario 3D World. Atentos a ese experimento ‘cruel’ llamado golf rústico que os puede llegar a desesperar.

No, no es una pantalla de Super Mario 3D World, es el modo golf rápido de Mario Golf Super Rush

Como he mencionado previamente, la duración de Mario Golf Super Rush es difícil de calcular y depende mucho de lo que el jugador quiera exprimir el cartucho y su interés por dominar el título. Porque que no os engañe su apariencia infantil y su toque arcade: si le das el tiempo suficiente hay un pequeño simulador escondido dentro de él y podrás jugar a tu albedrío con efectos, influencias del viento o del terreno para lograr hacer todos los hoyos bajo par como poco. Quizá algún día logréis hasta un cóndor o un hoyo en uno: imposible no es, pero os va a llevar muchas horas.

Análisis de Super Mario 3D World + Bowser’s Fury

Si tiene un defecto este Mario Golf Super Rush es su escasez de contenido de inicio. Contamos con 6 campos (que, además, tenemos que desbloquear) y una quincena de personajes. Nintendo ha prometido seguir el mismo patrón de actualizaciones que con Mario Tennis Aces y esperamos recibir, de manera gratuita y constante, nuevos campos y personajes.

Cada uno de los escenarios de Mario Golf Super Rush tiene sus particularidades y elementos a tener en cuenta

Tampoco le vendría mal a Mario Golf Super Rush algún tipo de competición online y la posibilidad de modificar el equipamiento en pantalla de nuestros personajes: sí, se pueden desbloquear versiones alternativas, nos referimos a poder equipar lo que queramos. En este sentido, los meses dirán si este juego es capaz de superar la prueba del tiempo o si su vida útil será escasa si no es capaz de crecer en contenido.

Técnicamente sorprende para mal

Entrando en el aspecto técnico, Mario Golf Super Rush nos deja una sensación agridulce. Sí, los modelados de los personajes y los campos están bien, pero algo no acaba de funcionar, sobre todo si lo jugamos en una pantalla de alta definición donde los dientes de sierra pueden llegar a cortar. Realmente parece una obra que podría pertenecer, salvando las distancias, a la época de Gamecube o Wii, y nos extraña sobre todo por el cuidado que Nintendo suele dar a sus títulos deportivos. Eso sí, se mueve con fluidez y no hemos notado ningún tipo de ralentización o cuelgue.

Gráficamente Mario Golf Super Rush presenta luces y sombras

Los escenarios están llenos de vida y elementos con los que interactuar (queramos o no) como esas bolas rodantes o nubes que hemos mencionado antes. No me ha gustado la representación de la inclinación del terreno: creo que la paleta de colores escogida (comprobado con otro compañero no daltónico) no ayuda a que el jugador entienda lo que se le está mostrando y puede llegar a afectar a nuestro rendimiento en el campo de golf.

En cuanto al apartado sonoro de Mario Golf Super Rush, creemos que hay una discordancia entre las melodías escogidas y dónde se usan. Es decir, no son malas composiciones en absoluto pero su carácter excesivamente machacón no acaba de casar con la experiencia más relajada que suele estar asociada a este deporte. Los efectos sonoros cumplen, sin más y las voces del comentarista (dobladas al castellano) no dejan de ser una mera, pero agradecida, anécdota que escuchamos de vez en cuando.

El apartado sonoro de Mario Golf Super Rush se ve salpicado de simpáticos efectos de sonido

No me entendáis mal: Mario Golf Super Rush no es en absoluto un producto descuidado, pero sí que considero que es una posibilidad desaprovechada para mostrar un poco de poderío técnico dado que el alcance del juego se lo permite. Además, es de agradecer que Camelot se haya salido de la norma y proponga nuevas modalidades que, afortunadamente, en caso de que no nos agraden se pueden ignorar completamente. Ya sabéis que en Guardado Rápido somos de experimentar, pero siempre dando opciones.

Veredicto

Mario Golf Super Rush es el regreso a la palestra de la subsaga golfística protagonizada por la mascota de Nintendo. Lejos de ofrecer más de lo mismo, Camelot innova proponiendo nuevas modalidades como el golf rápido o la Batalla de Golf, además de recuperar el modo historia que ya traían las versiones portátiles de la saga.

Nos encontramos ante una propuesta entretenida y robusta, aunque algo escasa de contenido y con alguna tara técnica que, pese a no detraer del disfrute de la experiencia, sorprende teniendo en cuenta los antecedentes de la compañía. Sin duda, un buen título que proporcionará incontables horas de diversión y piques en grupo y que invita a dejar de lado el realismo en aras del entretenimiento sin barreras.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Mario Golf Super Rush

Duración: Incalculable
8.0

Jugabilidad

8.5/10

Gráficos

7.5/10

Sonido

7.5/10

Narrativa

5.0/10

Innovación

8.0/10

Diversión

8.5/10

Duración

8.5/10

Aspectos Positivos

  • Se agradecen los intentos de Camelot por innovar
  • El modo Batalla de Golf es una bomba en multijugador
  • Es un título muy divertido
  • Escenarios muy bien diseñados

Aspectos Negativos

  • El aspecto técnico presenta más sombras de las esperadas
  • El modo golf rápido se queda a medias de lo que podría haber sido
  • Escasez de contenido inicial