Análisis de Mars Horizon (PS4). Hasta el infinito y más allá

Análisis de Mars Horizon. Hasta el infinito y más allá

Mars Horizon nos sitúa en plena carrera espacial con el objetivo de ser los primeros en visitar otros planetas

21 de julio de 1969 a las 2:56 (hora internacional UTC). Esa es la hora exacta de uno de los momentos más importantes y emocionantes de la historia de la humanidad. Hace ya 51 años desde la primera vez que el hombre pisó la luna, y más de 48 desde la última vez que alguien paseó por última vez por nuestro satélite.

Desde entonces, sino antes, pocos son los niños que no han soñado alguna vez con ser astronautas y viajar por el espacio, acercarse a las estrellas, y por qué no, ser los primeros en pisar otro planeta, como Marte. Tras décadas sin excesivo avance respecto a este sueño, ahora parece más cercano y factible que nunca.

Auroch Digital, desarrolladora británica, con sede en Bristol y sin títulos reseñables a sus espaldas, nos trae Mars Horizon, que llega a PlayStation 4, donde lo analizamos, Xbox One, Nintendo Switch y a PC.

En los últimos tiempos hemos recibido en nuestras consolas simuladores y juegos de gestión de todo tipo. Unos más serios, otros que se lo tomaban con más humor, y todos abarcando temáticas de lo más variadas. Desde los ya clásicos gestores de parques de atracciones u hospitales, pasando por trenes y compañías ferroviarias, a simuladores de aviones e incluso de pasajeros de avión. La verdad que es difícil pensar en alguna actividad que no se haya visto reflejada con su propio videojuego.

Por ello resulta incluso irónico que algo tan plagado de ciencia, ficción en muchos momentos, y que ha inspirado tantas obras, como es el espacio y la carrera espacial no haya tenido hasta ahora su propio título dedicado por completo a algo tan importante en la historia de la ciencia, la tecnología y, en definitiva, de la humanidad.

En Mars Horizon la investigación es clave

Nuestro límite, el infinito

Mars Horizon nos “spoilea” desde su inicio, ya que el título es toda una declaración de intenciones. Todo nuestro juego se desarrolla con Marte en el horizonte, establecida como la meta de una carrera espacial que comenzó a finales de los años 50 del siglo pasado.

De eso trata este Mars Horizon, un simulador de agencia espacial, donde nos pondremos a los mandos de una y dirigiremos su gestión a lo largo de los años tratando de ser los primeros en lograr los distintos hitos que se han ido alcanzando a lo largo de la historia de la cosmonáutica.

En esta ocasión tenemos la oportunidad de elegir entre la NASA, la agencia espacial europea (ESA), el programa espacial de la extinta URSS, o los de China y Japón.

Elegir bien las partes de nuestros vehículos es clave para alcanzar el éxito en Mars Horizon

A lo largo del juego iremos avanzando en todo momento de la misma manera que avanzó la historia espacial. Comenzaremos tratando de lanzar un cohete que orbite alrededor de la tierra, para posteriormente seguir todos y cada uno de los pasos que ya son historia. Un satélite, mandar un animal al espacio, ir a la luna,…. Todo ello mientras el resto de agencias tratan de hacer lo mismo, colgándose así las medallas de ser los pioneros, y obteniendo así distintos reconocimientos que nos otorgan tanto puntos de investigación, como de ciencia, que resultan claves para ir avanzando en nuestra carrera.

En Mars Horizon tendremos el control total de nuestra agencia con lo que ello conlleva, desde elegir los componentes de un cohete, pasando por la fecha concreta de lanzamiento de cada una de nuestras misiones, hasta dónde construir y el qué en nuestra base de operaciones.

Mars Horizon presenta de primeras 3 modos de dificultad, en los que se nota muy bien el salto de uno a otro. En el primero, indicado para quienes no estén muy habituados a este tipo de juegos, ir avanzando en la carrera espacial y ser siempre una de las agencias que vaya abriendo camino es relativamente fácil, mientras que en los otros dos niveles de dificultad veremos a nuestros rivales avanzar de manera firme poniéndonos las cosas bastante complicadas.

Uno de nuestros primeros objetivos en Mars Horizon será la Luna

Aprender jugando

Además, al comenzar el juego nos encontramos de frente con un tutorial como pocas veces hemos visto. Intenso y extenso. Intenso porque no se corta en ofrecernos toda la información posible de todos y cada uno de los pasos a seguir en nuestros inicios, y extenso porque no se limita a darnos unas nociones básicas y dejarnos flotando en el espacio, sino que nos acompaña un buen rato incluso repitiendo algunos pasos que en el futuro van a ser decisivos para lograr el éxito.

Una vez con esto claro, nos enfrentamos ya al verdadero Mars Horizon. El título es un ir y venir de diferentes menús en el que ir seleccionando las acciones a realizar, tanto a corto plazo, con las misiones activas, como también a largo plazo, investigando diferentes materias que nos vayan abriendo nuevos campos, y con ellos multiplicándose las opciones de futuro.

Análisis de The Skylia Prophecy. Revisitando nuestro pasado jugable

A todo ello se suma la obligación de tener siempre un ojo en lo que hacen nuestras competidoras, todo ello tratando de ajustar nuestro presupuesto y nuestras capacidades en cada uno de los momentos de la historia.

Ya hemos nombrado en este análisis los conceptos de misiones activas, base e investigación. Estos son los pilares fundamentales de Mars Horizon. En nuestra pantalla veremos diferentes astros correspondientes a nuestro sistema solar. Empezaremos obviamente por la Tierra, y pinchando en cada uno de ellos se nos abrirá un menú con las misiones que tenemos disponibles en ese momento en base a nuestro conocimiento en ese instante.

Replicando nuestro Cabo Cañaveral

Pero lo que siempre tendremos disponible, y a lo que accedemos con un simple toque en la cruceta, es el menú que gestiona esas distintas opciones. Como es previsible en el apartado de misiones activas, encontraremos las que podemos afrontar, y en eso Mars Horizon es muy realista, si estamos a finales de los años 50, no penséis en convertiros en Neil Armstrong y pisar la Luna.

La ciencia, un valor seguro

Cada cosa funciona a su tiempo y antes de dar ese pequeño paso para el hombre, pero grandioso para la Humanidad, hay varias tareas previas que realizar.

Para poder lograrlas tenemos el apartado de investigación, dividido en tres campos: misiones, edificios y vehículos. Aquí gestionaremos realmente lo que es una agencia espacial, ya que dependerá de nuestras decisiones y de nuestras prioridades el ser los primeros en alcanzar la gloria en cada una de las misiones.

Los lanzamientos son los momentos de más tensión de todo el juego

Cada misión que comencemos requiere de una determinada tecnología o campo de estudio que habrá que ir investigando en este apartado, lo que nos costará tiempo, dinero y ciencia, que es una de las monedas del juego, y que la vamos adquiriendo a medida que vayamos avanzando. Lo mismo sucede con los vehículos, que cubren desde partes de un cohete de lo más rudimentario de hace más de 60 años, a piezas súper avanzadas de los más modernos satélites que surcan el espacio actualmente.

El otro pilar de nuestro éxito y nuestro crecimiento son los edificios que pueblan nuestra base o centro de operaciones. Y habrá que tener en cuenta las necesidades del momento a la hora de seleccionar lo que vamos a construir.

Análisis de Observer System Redux

Todo esto se presenta en forma del clásico árbol de habilidades. En Mars Horizon se nos muestra repleto de ramificaciones y con una gran cantidad de opciones disponibles, aunque en esta ocasión resulta bastante guiada la dirección que tomar, ya que hay que pasar por todas y cada una de las ramas en un orden preestablecido para ir avanzando en la carrera espacial de la misma manera que ha sucedido en la realidad, porque repito una vez más, Mars Horizon toma la realidad histórica de esta apasionante carrera como un perfecto guion a lo largo de todo el juego.

De hecho esta fidelidad histórica resulta uno de sus puntos fuertes, y un buen motivo para que tanto menú y tanta selección no resulten tediosos. Porque, desafortunadamente, los abandonaremos en contadas ocasiones ya sea para realizar alguna prueba en el espacio o en las siempre emocionantes cuenta atrás previas a un despegue o lanzamiento que nos tendrán con el corazón en un puño a la espera de ver si han resultado ser un éxito.

Mars Horizon nos ofrece la oportunidad de dirigir la NASA

Pero no todo es elegir y esperar, cada decisión en Mars Horizon ha de estar bien pensada, ya que de ellas depende qué estilo de agencia vamos a ser. Las prisas por ser el primero no tienen por qué ser siempre buenas y si elegimos distintos elementos para ahorrar materiales o reducir el tiempo de investigación para arañar algún mes al calendario, pondremos en riesgo nuestras misiones, aunque así estemos asegurando beneficios, lo que es algo arriesgado y dependerá del tipo de jugador que seamos el estilo seleccionado.

Alunizando a base de clicks

A priori un juego repleto de menús no es lo más atractivo para un jugador, y más en consola, pero Mars Horizon logra que resulte entretenido pese al ingente número de factores a controlar. Además de lo que ya hemos mencionado, no conviene olvidarse del personal, herramientas o la diplomacia con otras agencias, que en ocasiones nos llevará a colaborar con las mismas.

Aun así con todo esto y más cosas que quedan por descubrir, resulta tan intuitivo que da la impresión de ser incluso simple, lo que se agradece sobremanera ya si además de tener que lidiar con tanto texto tuviéramos que afrontar un manejo difícil, tirar la toalla estaría a la orden del día en este título tan espacial.

Houston, tenemos un problema

Como guinda a Mars Horizon se nos ofrece la Spacepedia. En este apartado encontraremos entradas de todo lo relacionado con el espacio que vayamos descubriendo a lo largo de nuestra carrera. Aquí aprenderemos o refrescaremos la memoria con términos como Voyager, los Apollo, aunque también habrá espacio para algunos apartados más desconocidos para el gran público.

Me he referido en varias ocasiones a que Mars Horizon es un juego de menú, en el que constantemente estaremos leyendo y pinchando el botón elegido. Es por ello por lo que el apartado gráfico no tiene especial relevancia en este título.

Apenas vemos pantallas diferentes entre sí, y las pocas animaciones que encontramos se repiten continuamente como son la cuenta atrás y el lanzamiento de un nuevo cohete/nave al espacio o nuestro centro de mando celebrando el éxito de la misión. Cuando tenemos ocasión de ver dichos momentos, descubrimos un apartado gráfico bastante pobre, pero que como digo no tiene ninguna relevancia en el desarrollo de nuestra aventura, la cual funcionaria igual sin necesidad de estas animaciones.

Con la Spacepedia podemos aprender multitud de datos

Algo similar sucede con el apartado sonoro. Como se decía en Alien, nadie puede escuchar tus gritos en el espacio, y en Mars Horizon también han optado por no dar excesiva importancia a este apartado dentro del juego. Nos acompañará una música, que realizará esta función, acompañarnos sin pretender trasmitirnos nada. Escucharemos alguna voz en inglés en las cuentas atrás o en algún otro momento puntual, pero hasta ahí.

Lo que sí está mucho más trabajado en Mars Horizon es la traducción al castellano, algo indispensable en un título de estas características para ser disfrutable en nuestra tierra. Todos y cada uno de los textos del juego, que no son pocos, están perfectamente traducidos a nuestro idioma, no suponiendo excusa ninguna a la hora de ir avanzando en el juego.

Veredicto

Los videojuegos nos han servido para que nos trasportemos a un sinfín de situaciones, la mayoría de ellas impensables de lograr por el común de los mortales. Gracias a ellos hemos podido encarnar súper héroes, míticos guerreros, poderosos hechiceros, o casi cualquier figura histórica que se nos pase por la cabeza. Pero pocas veces hemos podido vivir en primera persona un momento tan importante en la historia de la humanidad.

Mars Horizon logra que nos metamos en el papel y que nos sumerjamos de lleno en la carrera espacial. Pese a que a priori un título que destina tan pocos recursos a apartados tan importantes como el gráfico o el sonoro tiene papeletas para no funcionar bien, cumple la misión sin problemas. Supone un soplo de aire fresco en un género que aparentemente ya no daba más de sí, apropiándose de una temática que resulta muy atractiva y que además de entretenernos y divertirnos , resulta muy didáctica.

Mars Horizon

Duración: 10 h
8

Jugabilidad

8.0/10

Gráficos

5.0/10

Narrativa

9.0/10

Innovación

8.0/10

Sonido

5.0/10

Diversión

9.0/10

Duración

7.0/10

Aspectos Positivos

  • Control sencillo e intuitivo
  • Temática entretenida y poco explotada
  • La Spacepedia nos enseña muchos datos

Aspectos Negativos

  • Su apartado gráfico y sonoro es muy limitado
  • Tanto menú puede hacerse repetitivo