Impresiones de Mortal Sin (PC). Un roguelike que te hará saltar de la silla

Mortal Sin

Mortal Sin es un roguelike de acción en primera persona que nos adentrará en diferentes y terroríficas mazmorras con un estilo gráfico muy particular.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Mortal Sin es un videojuego Indie desarrollado y editado por Nikola Todorovic que saldrá para Steam durante el primer trimestre de éste mismo año. El juego ha sido creado en su tiempo libre mientras trabajaba a tiempo completa (¡toda una hazaña!). El videojuego es un Roguelike de acción de mundo abierto con un estilo visual muy peculiar, con una ambientación terrorífica, muchos enemigos a los que matar y desmembrar. ¿Podrás abrirte camino a la victoria y poner fin a la fuente del mal que te ha maldecido?

Mortal Sin comienza con un simple mensaje: “Vivir en este reino es sufrimiento. Algunos dirían que la muerte te libera del sufrimiento. Pero no para ti luchador/a. Para ti la muerte es sólo el comienzo”. Y con este enigmático mensaje empezamos nuestro periplo por el mundo de Mortal Sin, un mundo abierto que nos llevará a enfrentarlos a la fuente del mal que nos ha maldecido, recorriendo infinidad de mazmorras autogeneradas llenas de trampas, armas, hechizos y, por supuesto, cantidades ingentes de enemigos que querrán matarnos.

La historia no es nada nuevo en este tipo de videojuegos y tampoco tendremos una narrativa muy densa durante el juego. Nos proponen un sino al inicio y “hack’n’slashearemos” hasta llegar al final y cumplirlo, sin mucho preámbulo. Las mazmorras que nos propone el título estarán ambientadas en tres ambientes: el de una mazmorra/castillo medieval, un bosque y una cueva. El camino que tomes hasta enfrentarlo a dicho mal es totalmente libre, ya sea recorriendo siempre el bosque o abriéndote paso entre muros de piedra.

Mortal Sin

Cada una de ésta ambientaciones tendrá 15 fases por las que tendremos que jugar antes de llegar al “jefe final”. Como buen Roguelike, dichas fases se generarán aleatoriamente cada vez que iniciemos el juego (o cada vez que nos maten, que no serán pocas), haciendo que cada partida que hagamos se sienta diferente, con distintos enemigos y distintas trampas que nos complicarán nuestro periplo.

Análisis de God of War (PC)

Un estilo visual terroríficamente peculiar

Y es que Mortal Sin, te sorprende desde un primer momento con un estilo visual cuanto menos peculiar. Éste es un mundo pixelado con una paleta de colores muy reducida, dónde predominan los negros y grises en la mazmorra, los negros y verde oscuros en el bosque, y los negros blancos y marrones en la cueva. Todos los enemigos son monocolores, con un tono azul. Por supuesto, no podía faltar el color rojo, dónde llenará la pantalla cada vez que desmembremos con nuestra espada la horda de enemigos que intentará matarnos.

El progreso en Mortal Sin

La ambientación pretende ser terrorífica. La suma del estilo gráfico y la multitud de trampas que te encuentras durante la aventura hace que tengas una sensación de tensión durante la misma, aunque el poco realismo de esta hace que el miedo no sea un sentimiento a afrontar durante Mortal Sin. ¡Eso sí, en más de una y de dos ocasiones he saltado de la silla cuando de repente aparece un cadáver colgado de la nada gritando!

Los enemigos, al ser todos del mismo color, no dan sensación de terror y, muchas veces, acaban desdibujándose entre si cuando estás frente a una horda de ellos intentando sobrevivir. En mi opinión el tono azul no les sienta del todo bien, aunque quizá tiene algún tipo de propósito que desconozco para el desarrollador. Éstos pueden ser simples Zombis (con o sin armas), poderosos magos que te lanzarán bolas de fuego o machos cabríos que te pondrán en más de un aprieto.

Todo esto lo acompaña un apartado sonoro que no destaca por sus canciones. Sólo tendremos una única melodía en el juego, al inicio que se atenuará en cuanto entremos al primer nivel. Después solo escucharemos un sonido ambiental que cumple perfectamente con la ambientación que busca el desarrollador. Eso y los múltiples pasos de los enemigos y chillidos harán que ése ambiente de angustia se agudice, cumpliendo bien su propósito. En contraparte, estaría bien un poco más de variedad en los sonidos ya que muerte tras muerte siempre escuchas y reinicio tras reinicio, siempre se escucha le mismo sonido ambiente, llegando a veces a “cargar” en exceso.

Los enemigos en Mortal Sin

Que la muerte te acompañe y a las armas

Morirás. Muchas veces. Y morir es parte del camino y del encanto. Los Roguelike a veces pueden desesperar y puedes ver como en el nivel anterior al gran final, una simple trampa hace que debas volver a empezar (oremos por todos esos teclados y ratones que lo han padecido).

Mortal Sin exprime el género Roguelike y lo lleva al terreno de la acción. La jugabilidad es la típica que esperas de un Hack’n’Slash en primera persona. El protagonista podrá moverse, atacar con el botón izquierdo del ratón y defenderse con el derecho. Como acciones adicionales, tendremos la de agacharnos, dar una patada y hacer una carga que muchas veces nos servirá de sprint para superar algún que otro obstáculo. Como armas podremos usar des de una espada o nuestros simples puños a cetros mágicos que desatarán llameantes poderes tanto ofensivos como defensivos.

Mortal Sin

Durante nuestro recorrido, podremos hacernos con dichas armas de los enemigos que nos encontremos o de distintos cadáveres o cofres repartidos por todos los niveles (recordad que se generarán aleatoriamente, tanto la ubicación como su número total por nivel, cómo el tipo de arma y poder). Cada arma puede llevar asociado una habilidad, como por ejemplo un cetro que, aparte de poder pegar con él a los enemigos, éste se verá rodeado de cruces que nos sirven como escudo.

Análisis de Northern Lights (PC)

Además de las distintas armas, en Mortal Sin también podremos equiparnos con armaduras, botas o guanteletes que nos darán bonificadores a nuestros atributos, ayudándonos a superar las hordas de enemigos ansiosas por nuestra sangre. Además de dicho equipamiento, cada X niveles que superemos, podremos encontrar diferentes hechizos que aumentarán nuestras capacidades, ya sea otorgándonos un % de salud al matar a un enemigo, aumentando nuestra defensa base, aumentando nuestro daño…

Mortal Sin

Además de jugar con nuestras armas y probar lo que podemos hacer con ellas a nuestros enemigos (ya sea quemar o desmembrarlos como haría el mismísimo Jack el Destripador) también nos podemos valer del escenario para acabar con ellos. Nos podremos encontrar desde pinchos que salen del suelo hasta enemigos que escupirán unas ¿bolas de energía? Que también dañarán a los enemigos, pudiendo crear diferentes estrategias o guiar a dichos enemigos hacía su irrevocable destino.

Un buen punto a añadir es la forja, que nos la darán tras superar cierto número de mazmorras. Ésta, nos permite poder forjar desde el inicio (recordemos, el inicio por el cual pasará muchas veces) armas más poderosas que nos ayuden en esos primeros niveles dónde vamos “con lo puesto” y nos cuesta más avanzar y vencer a los enemigos. Además, en los niveles podremos encontrar “cargadores de pociones”. La azul servirá para restaurar el estado de nuestras armas y objetos equipales, los cuales se van desgastando con el uso (tranquilos, las armas duran más que las de Link de Breath of the Wild); y las rojas, que nos servirán para poder curar nuestras heridas.

Crafteo en Mortal Sin

La verdad, Mortal Sin, ya sea para bien o para mal, no te deja indiferente. Un estilo visual poco habitual, es la gran baza y el gran atractivo del juego para el gran público. Creo que éste mismo puede hacer decantar la balanza personal de cada uno a odiar o amar este indie. Por una parte, el estilo ayuda al tipo de ambientación que se busca y rompe con lo que se buscaría habitualmente con un estilo más definido e infinitamente más oscuro.

Esta parte, pero, también puede ser un arma de doble filo. En ciertas ocasiones, el apartado gráfico hace que no acabes de distinguir bien ciertos elementos o que incluso con 4/5 enemigos atacándote a la vez, no llegues a saber muy bien que estás haciendo o a quien estás pegando en ese momento. Añadiendo además que el dibujado del escenario tiene un rango corto hace que a veces sientas que avanzas un poco a ciegas. Eso sí, cuando llevas un rato de partida te adaptas y tampoco se hace molesto.

En cuanto a la jugabilidad de Mortal Sin, no aporta nada nuevo, juego de acción en primera persona, muchas armas a equipar y distintas maneras de acabar con tus enemigos. Escenarios autogenerados dónde tendremos que resolver pequeños puzles de pulsación de interruptores que nos abren el camino y un jefe final al que vencer. El control es bueno y te deja jugar de manera cómoda.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Consigue tus juegos a un precio incomparable a través de nuestros enlaces de afiliados

¡ASÍ NOS AYUDAS!

Instant Gaming   CDKeys   Kinguin   Amazon