Análisis de Moss: Book II (PS VR). Quill no ha terminado su importante misión y es urgente llevarla a cabo

Moss Book II

Moss es un juego de puzles y acción en realidad virtual, precioso y muy disfrutable. Ahora nos llega su continuación

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Polyarc es el estudio afincado en Seattle que se formó en 2015 tras la salida de sus integrantes de Bungie. En 2018 lanzó su ópera prima, Moss, que fue aclamado por crítica y público. La franquicia que sorprendió a propios y extraños por el carisma de su protagonista y su especial narrativa vuelve en 2022 con este Book II con la intención de volver a conquistar a los jugadores.

En Moss Book II volvemos a encarnar a Quill la ratoncita valiente, que robó nuestros corazones en la primera entrega, convirtiéndose en uno de los personajes más icónicos de la realidad virtual, solo superado por Astrobot, al menos en lo que a la VR de Sony se refiere.

Para los que no han jugado la primera parte, se nos presentará un pequeño resumen al iniciar el juego usando el mismo método que se siguió en la primera entrega, usando este simpático libro donde se nos enseñan las imágenes y que es acompañado por una voz en off que nos narra la historia.

La trama de este Moss Book II no es muy compleja, por lo que si os introducís a la franquicia en esta segunda parte no vais a tener ningún problema para disfrutarlo. La historia continúa justo en el interesantísimo punto donde la dejamos, después de la batalla final y en donde nos daremos cuenta de que hemos dado un paso adelante en la victoria, pero no hemos finalizado la misión que habíamos comenzado y, por tanto, nos toca ponernos manos a la obra.

Los mundos que visitamos en Moss son una maravilla

En esta ocasión necesitamos tres cristales para forjar la reliquia, estando cada uno de ellos situado en un mundo distinto. A partir de aquí, nos embarcaremos en una aventura repleta de puzles y combates, siempre acechados por el peligroso Tylan.  A modo de hub central contaremos con el palacio y su salón del trono: desde allí podremos viajar mediante portales a los distintos reinos que debemos visitar para cumplir la misión que nos ha encargado nuestro tío, el antiguo rey. Además de los personajes habituales, debuta en esta ocasión Bernard, un mago que estaba encerrado en una cámara secreta del castillo, protegiendo el cristal.

Aunque la trama no es su punto fuerte, aprenderemos más sobre esa fatídica noche que hizo que el reino en que vive Quill se fuera abajo y que ha hecho que muchos de sus habitantes aún sufran sus consecuencias. En este aspecto me gustaría destacar el final del juego, tremendamente satisfactorio y que deja con ganas de más, mucho más.

Una noche fue el comienzo de todo en Moss

Moss Book II, como en su anterior entrega, nos muestra un mundo separado en distintas estancias que se nos mostrarán en forma de maqueta. Es decir, no solo tendremos que guiar a Quill por el escenario, sino que también tendremos que interactuar con el entorno para ayudar a nuestra campeona a llegar al final de la sala y poder continuar con la historia. En cuanto a los entornos, viajaremos por picos nevados, calurosas forjas subterráneas y torreones que amenazan estremecedores desde las alturas.

Análisis de A Memoir Blue (Xbox). Un poema envuelto en videojuego

En cuanto a las habilidades del ratón en sí, se pueden dividir en dos grandes grupos: aquellas asociadas al movimiento de Quill como saltar, atacar o esquivar y esas otras asociadas más a interactuar con el entorno como mover palancas. Por cierto, iremos adquiriendo habilidades por el camino que nos serán muy útiles para superar la aventura.

En Moss nuestro protagonista es una ratoncita

Gracias a ellas podremos agarrar objetos y moverlos al lugar deseado, rotarlos, abrir puertas, entre otras muchas interacciones con el entorno y otras más curiosas como la capacidad de hacer crecer enredaderas o manejar catapultas. En este aspecto el control es exactamente igual que en el juego anterior, requiriendo del uso del mando: por cierto, aunque se puede jugar en PS5, tendremos que usar el DualShock 4 para controlarlo.

De nuevo movemos a nuestra ratoncita con el stick izquierdo y usaremos los botones para las acciones como ataque y esquiva. Los gatillos y el movimiento del mando son lo que utilizaremos para el control de nuestro yo virtual que, como en el anterior juego, nos ayudará mediante una bola azul para indicarnos espacialmente dónde vamos a interactuar con el entorno. No es un título difícil de manejar, aunque, teniendo tantas posibilidades en cuanto a botones, nos resulta algo engorrosa la gestión del inventario, siempre pasando por el Lector.

Algunos de los escenarios de Moss, impresionan

Un aspecto que me ha gustado mucho y que marca la diferencia es la inclusión de armas: Quill contará ahora con cuchillas chakram que tienen un curioso efecto boomerang o un martillo con efecto retardado. La pena es que no son especialmente útiles en un combate demasiado simple y que se convierte en un machacabotones, pero cumplen su función en lo que a la resolución de puzles se refiere. Nos extraña que se hayan perdido posibilidades que ya se nos ofrecieron en el DLC de la primera parte, quizá regresen en un hipotético contenido adicional de esta o en una posible tercera entrega.

Videoanálisis de Chrono Cross

No es un título que presente dificultad en sus combates contra enemigos rasos ni contra los jefes finales, pero presenta un nivel de reto adecuado a la experiencia que ofrece, sabiendo estar en ese difícil equilibrio entre el paseo y la lucha a muerte en cada esquina. Entrando en los puzles que nos presentan durante la partida, estos no son muy complejos: a primera vista alguno de ellos puede confundir, pero con un poco de calma podremos sacar la solución.

La historia de Moss se cuenta mediante el libro

Moss Book II es un título de duración apreciable, y lo podremos completar en siete horas en una primera pasada. Eso sí, cuenta con diversos coleccionables que nos invitarán a volver a disfrutar de los mundos recorridos con motivo, ya que en la primera ronda no será fácil recogerlos todos.

Entrando en el apartado técnico, los gráficos de Moss Book II son una delicia y destacan sus gráficos por la enorme calidad. Podríamos resaltar la distancia de dibujado, que dota de profundidad a la escena y la fluidez de movimientos de nuestro personaje. También me gustaría recalcar las animaciones que vemos durante todo el juego no solo en los movimientos de lucha o plataformeo, sino también en esos momentos en que no controlamos a los personajes y que llegan a transmitir sus sentimientos de una forma increíble.

Sin duda, el arte del juego es uno de sus puntos fuertes, permitiendo una diferenciación clara entre los escenarios que da la sensación de estar en mundos completamente diferentes, pero, a la vez, coherentes, dando al conjunto una sensación de uniformidad bastante conseguida. Si que se nota, no obstante, ciertas limitaciones técnicas asociadas a PlayStation VR y en este sentido los chicos de Polyarc han exprimido la tecnología al máximo, aunque hemos encontrado problemas en acciones como agarrar objetos lejanos donde el tracking no ha funcionado tan bien. Es decir, controlar a Quill es una maravilla, pero nuestra interacción con el mundo es menos agradable.

La música, como el resto de los aspectos de este Moss Book II, está cuidada al milímetro y nos acompaña de la mano en nuestro camino por los diversos mundos, tomando el rol adecuado en cada una de las escenas y momentos dramáticos. Los efectos sonoros son más que destacables también, pudiendo experimentar desde los pasos de nuestros protagonistas hasta los ataques que recibimos, pasando por el sonido diferenciado de cada arma. Nos ayudan a entrar en este precioso mundo y no querer salir.

Cuidado con los jefes en Moss

En cuanto al doblaje, en Moss: Book II contamos con voces en inglés, francés y alemán, así que nos tendremos que conformar con subtítulos en castellano. Como la historia no es complicada, si nuestro nivel de inglés no es bajo no tendremos problema para entenderlo, ya que los subtítulos en la realidad virtual suelen ser un poco molestos ya que rompen un poco la inmersión. 

Veredicto

Moss Book II cumple el dicho de ser más y mejor, partiendo de la base de un juego excelente como fue el anterior. Estamos ante una aventura entretenida y comedida en su duración, que sabe ir al grano sin perderse dando vueltas innecesarias. En cuanto a sus mecánicas, la parte de exploración y combates funciona adecuadamente y los puzles, pese a ingeniosos, no suponen demasiados quebraderos de cabeza. Todo ello se conjunta en un paquete que recomendamos sin dudar y que os hará disfrutar con su entrañable protagonista.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Consigue tus juegos a un precio incomparable a través de nuestros enlaces de afiliados

¡ASÍ NOS AYUDAS!

Instant Gaming   CDKeys   Kinguin   Amazon

Apóyanos en iVoox y accede a contenido exclusivo

Moss: Book II

Duración: 7 h.
9

Jugabilidad

9.0/10

Gráficos

9.0/10

Sonido

9.0/10

Innovación

8.0/10

Narrativa

9.0/10

Diversión

10.0/10

Duración

9.0/10

Aspectos Positivos

  • Las animaciones y lo que transmiten
  • La variedad de mecánicas por escenario
  • La historia aunque simple es emocionante

Aspectos Negativos

  • Faltan luchas un poco más épicas contra jefes