Análisis de Neon Wings: Air Race (PC). Velocidad sin control

Análisis de Neon Wings: Air Race

Neon Wings: Air Race nos invita a volver a los arcades de velocidad, un género que busca nuevos referentes. ¡Elige nave que arrancamos!

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

El género de los arcades de carreras no vive su mejor momento. Si bien es cierto que aún no hemos llegado al punto de su completa desaparición, sin duda ha vivido tiempos mejores. Muchos de nosotros nos hemos criado con juegos de carreras en recreativas o en consolas clásicas como la PlayStation original, o llevándolo a un punto más cercano, hemos atacado juegos como WipeOut o la saga F-Zero del maestro Miyamoto, y lamentamos el declive de un género tan nostálgico para los gamers más veteranos.

 

Y aquí llega Neon Wings: Air Race, que, a priori, me pareció una idea maravillosa. Un juego que, si bien sin duda tiene alma de indie, sin duda parecía llenar un hueco que mi corazón había olvidado que necesitaba llenar con sus naves rápidas, sus boosters y armas, y su estilo. Y ahora permitidme que os cuente la historia de cómo pasé de ilusionado a estar completamente frustrado, y como acabé con un escritorio lleno de mandos mientras escribía este análisis.

Análisis de Shin Megami Tensei III: Nocturne HD Remaster (PS4). ¡Controla a esos demonios!

Este análisis va a intentar ser objetivo (como todos los análisis deberían ser), pero también va a intentar hacerte llegar la frustración que toda la gente de la casa de la persona que está escribiendo esto ha experimentado.

Neon Wings Air Race te permite mejorar las naves, y falta les hace

Y sí, no solo yo, sino todas las personas de mi domicilio, porque adelantándome un poco, mi frustración llegó a un punto que tuve que llamar a gente a que jugara para ver si no me estaba imaginando cosas.

Empezando por la ambientación, sinceramente no encuentro nada de lo que quejarme. El estilo cyberpunk está de moda, y no se me ocurre mejor recibimiento para un juego de naves de este estilo que en el tutorial te presenten un mundo que no puede ser más parecido a la portada de un álbum de música llamado “Lo fi cyberpunk”.

El problema es que, desde el minuto uno, el juego no funciona bien. Neon Wings: Air Race es un juego de velocidad en el que la velocidad juega en tu contra. Y no hablamos de una mecánica que no funciona, hablamos de que el juego (en 2 ordenadores distintos, ambos bastante potentes) cuanto más rápido iba, o más bruscamente giraba, más problemas de fluidez tenía.

Si esto no es un videoclip de música cyberpunk, no sé lo que es

Neon Wings se volvía completamente borroso e iba a trompicones cuanto más intentaba forzarlo, lo cual combinado con que las hitboxes no se ajustaban a las superficies duras de las pistas de carrera, provocaba que mi nave explotara muchas veces sin yo entender por qué.

Dos ordenadores y unas cuantas horas de pruebas trasteando en todas las configuraciones gráficas me hizo admitir al final que había poco que pudiera hacer para dejar de marearme. Y es que el tema de mareos es otro aspecto a considerar. La falta de fluidez del juego hace que la pantalla gire a tu alrededor, y no precisamente porque estés haciendo barrel rolls.

Cuando Neon Wings: Air Race funciona, funciona espectacular

Debo admitir que tengo tendencia a marearme por la sensibilidad a la luz, así que llamé al resto de personas de mi domicilio, que procedieron a decirme que no, que no era cosa mía.

En resumen para todo esto, si tienes cualquier tipo de fotosensibilidad, esquiva Neon Race: Air Wings. Las luces cyberpunk mezcladas con destellos cada vez que giras y el hecho de que el juego no fluye como debería pueden dejarte en el suelo sin ninguna gana de volver a jugar en un buen rato.

Neon Wings tiene la manía de pensar que vas en dirección contraria y reiniciarse

Y luego está el problema asociado a la cámara. Neon Wings Air Race tiene 3 estilos de cámara, que no merecen mucho la pena comentar porque no tienen mucha diferencia uno del otro. Además de esto, las cámaras tienen la mala costumbre de quedarse atrapadas en una posición fija que hace que la nave no se pueda manejar de forma adecuada cuando reapareces después de estrellarte, y la única manera de reiniciarla es explotar de nuevo.

Y hablando de manejar la nave, dejadme que os cuente una historia. Normalmente juego con mando a obras de este tipo, pero al acabar de instalar el juego mi mando estaba en el ordenador del salón, y decidí darle una oportunidad al manejo con ratón que la pantalla de controles mencionaba como opción.

En resumen, Neon Wings: Air Race dice que puede manejarse con ratón. El juego miente, y debería ser castigado sin cena. La nave pega giros bruscos al menor giro de ratón, lo cual sumado a la manía que tiene la cámara de quedarse bloqueada si la mueves muy rápido al volver a la pista después de estrellarte, no es una buena combinación.

Esto es más o menos lo que vais a ver la mayoría del tiempo durante vuestras partidas de Neon Wings: Air Race

Así que después de un par de carreras muy frustrantes pensando que mi mano debía estar poseída por un diablo, me rendí y fui a buscar mi fiel mando de Xbox. Y luego a cambiarle las pilas porque pensaba que debía estar funcionando mal. Y ajustar la sensibilidad. Y a buscar mi mando de reserva. Y el de PS4. Y el Steam Controller. Y volver a probar el ratón.

La cámara de Neon Wings Air Race no funciona bien, y es la única conclusión a la que yo y todo el resto de personas de mi hogar podemos llegar. Ninguno conseguimos que se manejara la nave de forma adecuada, lo cual no es una sorpresa cuando las cámaras no funcionan bien, y la nave básicamente no va sincronizada con ella.

Los precios de las mejoras se disparan, hasta un punto insospechadamente alto

En cuanto a lo que es Neon Race: Air Wings, las pistas están bastante bien, y hay variedad, con la opción de desbloquear nuevas pistas con la moneda del juego que puedes ganar simplemente corriendo. Tienes la opción de recorrer las pistas tanto en un sentido como en el opuesto. Esto funciona a veces, pero no tanto como debería.

Es obvio que los desarrolladores quisieron aumentar la cantidad de pistas dando la opción de recorrerlas en sentidos opuestos, pero una pista decente en una dirección puede convertirse en una experiencia bastante mediocre al revés. A veces, menos es más.

El modo a contrarreloj no está mal, una vez que te sabes los recorridos de memoria ya no tienes que usar los ojos

Además del modo single player, el juego nos ofrece un modo torneo, y un modo contrarreloj. El modo contrarreloj te invita a enfrentarte a ti mismo al dar la vuelta más rápida a la misma pista una y otra vez.

Neon Wings: Air Race también incluye un modo multijugador del que no puedo decir nada porque no conseguí hacerlo funcionar de ninguna manera. Supongo que mejor no presentarse que hacerlo y mal, aunque me quedé con las ganas de ver cómo manejaba otra gente las naves y si tenían los mismos problemas que yo.

Jugar cualquiera de los modos te proporcionará la moneda del juego que podrás gastar en nuevas naves más rápidas y mejoras para dichas naves, nuevas pistas, sets de pintura para las naves, o pequeños objetos para personalizar el hangar.

El modo online de Neon Wings: Air Race en pleno funcionamiento

En cuanto a los gráficos de Neon Wings Air Race, están bastante bien cuando se dejan ver, y la ambientación de las pistas, desde las ciudades a los desiertos, te deja con ganas de que todo estuviera mejor hecho. La música, aunque bien al principio, es tremendamente repetitiva. No se me ocurre mejor manera de ejemplificar su calidad que la que la gente que vive conmigo me pidió al final que silenciara el juego.

Veredicto

Neon Wings Air Race es, en una palabra, frustrante. Lo que empezó para mí como algo que tenía ganas de atacar y completar a tope acabó conmigo frustrado y dudando que tanto mi ordenador como mis mandos funcionan de forma correcta. Un triste resultado para un producto con cierto potencial que espero que se arregle con futuras actualizaciones.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Neon Wings: Air Race

Duración: Incalculable
5

Jugabilidad

5.0/10

Gráficos

6.0/10

Sonido

5.0/10

Innovación

5.0/10

Narrativa

7.0/10

Diversión

4.0/10

Duración

5.0/10

Aspectos Positivos

  • Buena ambientación
  • Variedad de naves
  • Variedad de escenarios

Aspectos Negativos

  • Poco fluido
  • Bugs continuos
  • Música repetitiva