Análisis de Nier Replicant ver. 1.22474487139… (PS4). La actualización de la obra maestra de Yoko Taro

Square Enix Nier Replicant

Tras casi 11 años desde la salida de Nier Replicant en Japón (Nier Gestalt en occidente), regresa con una versión actualizada y mejorada que retoca el apartado gráfico, el musical y sobre todo, su sistema de combate.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Como en todo campo o arte que se precie, de vez en cuando alguien o algo aporta un enfoque distinto a los cánones establecidos por dicho campo. En esta ocasión, allá por 2010, un estudio conocido como Cavia juntó a un grupo de personas lideradas por un hombre muy peculiar, Yoko Taro, para crear una obra poco antes vista.

Cuando aparece algo diferente, nuevo y que se sale de todo principio o de norma establecida, quizá algunos tacharán a su creador de loco, pero muchos otros lo tratarán como un genio. Yoko Taro creó una obra profunda que era capaz de transmitir todo tipo de emociones y sensaciones, mezclando diferentes géneros del videojuego y siendo una apuesta firme por algo distinto y novedoso, algo que marca la diferencia pese a no contar con todos los recursos que se hubieran deseado.

Una obra, sin lugar a duda, especial. La versión 1.22 de Nier Replicant no solamente llega a estar a la altura de su original: la mejora en todos los sentidos posibles y suma, y mucho, al mundo de Nier.

El concepto de dualismo y la pérdida

Cuando nos enfrentamos a nuestras acciones cotidianas, a nuestras metas en un futuro mediato e inmediato y, por consiguiente, a nuestras adversidades, lo solemos plantear desde un punto de vista en primera persona. El yo o el nosotros, predomina en todo momento para seguir adelante en la vida y conseguir nuestros objetivos, y en algunos casos, a costa de perderlo todo. Sin embargo, a veces olvidamos que hay un vosotros e incluso un ellos, otro principio independiente e igual de eterno que tú pero que vive de manera ajena a ti.

Análisis de Returnal

En la obra de Yoko Taro, predominan siempre dos principios que coexisten y que, aunque  son independientes, se entremezclan dado que buscan los mismos objetivos y metas que acontecen a nuestros personajes. Conocer y descubrir las dos caras de una moneda se torna esta vez vital para el peso de la historia y se pasa de un alejamiento entre estos dos principios a la creación de una dependencia narrativa poco antes vista en un videojuego.

Escuchar a Devola mientras canta es un pasatiempo muy relajante

En Nier Replicant asistimos a los sucesos que le ocurren a un joven llamado Nier, que se ve perdido en una ciudad en ruinas en el verano de 2053 junto a su hermana Yonah, una niña que tiene una extraña enfermedad. La propuesta no deja espacio al reposo y pronto deberemos hacer frente a hordas de lo que parecen ser sombras para defender a nuestra querida hermana.

Tras nuestra victoria, nos situamos 1412 años en el futuro con la misma pareja de hermanos, pero en un espacio más rural y muy diferente al visto en los primeros minutos de la partida. Nuestro objetivo es claro: salvar a Yonah, que sigue con la extraña enfermedad que asola su cuerpo y que probablemente le arrebate la vida dentro de poco.

Ay Kainé, cómo te hemos echado de menos

A priori la trama es simple, pero es donde entra en juego la genialidad narrativa que tanto caracteriza a estas obras, ya que vamos a ir descubriendo todo tipo de acontecimientos hasta lograr nuestro objetivo y finalizar la historia. Tras acabar con muchas sombras, conocer a nuevos amigos como Kainé, Emil y Weiss y llegar al desenlace del juego, Nier Replicant te recuerda que tras los créditos puedes seguir jugando. Tendremos que dar una segunda pasada al título, pero con nuevas escenas y otros puntos de vista.

Lo bueno se convierte en algo no tan bueno y lo malo se transforma en algo no tan malo, sometiendo todo el rato al jugador a una duda constante, haciéndonos plantearnos moralmente si estamos haciendo bien las cosas o no. Siguiendo con este modelo, deberemos afrontar el juego más veces con más contenido añadido para visualizar todos los finales y descubrir la sorpresa que se incorpora en esta versión, un Final E que, sin duda, hará que merezca la pena haber jugado a todo el juego.

Los rediseños de los protagonistas son soberbios

Nier Replicant sigue siendo duro y cruel con el jugador, siempre hay un motivo para estar triste y muy pocos la alegría, escasos momentos para cerciorarnos de lo que tenemos a nuestro alrededor y de lo poco que aprovechamos el estar con nuestros seres queridos. Además, los protagonistas son golpeados constantemente por su pasado, contando con el ejemplo claro de Kainé que es discriminada por su propio pueblo o Emil, que fue utilizado desde que era bien pequeño.

Todo esto hace que el elenco de personajes se una emocionalmente y estrechen lazos de una manera bastante notoria y es que el juego se las ingenia para transmitirte esa amistad que hay entre ellos. En seguida empatizaremos con ellos, sobre todo con los mencionados anteriormente y con nuestro querido libro flotante, Weiss. El conjunto de personajes y profundidad de estos durante una historia fuerte y directa, que cuenta con un desenlace aterrador pero esperanzador para la saga, hacen a Nier Replicant ver. 1.22 un título excelente en el apartado narrativo.

Tenemos huerto en nuestra casa, que nos permite sacar tajada de la agricultura

Una versión mejorada siempre es un buen indicio

Se nota que en Toylogic le han puesto ganas a esta nueva versión de Nier Replicant y ha modificado gran parte del apartado jugable del original para añadir interesantes incorporaciones al combate en cuanto a lo visual y al control durante la batalla. Se acabaron los cortes de espada y las estocadas de lanza que se ejecutaban de manera tosca y poco atractiva.

En Nier Replicant ver. 1.22 podemos saltar y esquivar de un modo ágil y vistoso y también se han añadido nuevos combos a nuestros ataques fuertes y rápidos, contando con un conjunto de hasta tres tipos de armas para hacer frente a las sombras. Lejos queda ya lo de estar controlando a un trozo de yeso sobre el campo y ahora nos encontramos con una jugabilidad más frenética y bella al mismo tiempo.

Análisis de Judgment

Guardando las distancias con Nier Automata, que tiene un apartado jugable exquisito, Nier Replicant se las ingenia para proponer un sistema de combate simple y sencillo pero muy divertido y notable. Han incorporado la esquiva que nos hace ponernos detrás de un enemigo, el parry cuando bloqueamos en el momento justo y los ataques aéreos, los cuales nos harán falta en múltiples ocasiones.

En Nier Replicant también podemos pescar, pero esto ya es más tedioso

En lo que respecta a nuestro querido Weiss, ahora podemos ejecutar magias con unos colores más vistosos y se incorporan novedades en el sistema de apuntado, lo cual hacía mucha falta allá por 2010. La gracia de este título es el ir intercalando las magias que nos ofrece Grimoire Weiss mientras Nier va haciendo combos y todo tipo de acrobacias para acabar con sus enemigos.

No penséis que este Nier Replicant es una propuesta muy profunda en lo jugable, pero si lo comparamos con el lanzamiento original, estos cambios son muy notorios y necesarios para poder proporcionar una experiencia de juego actualizada. Y cuando digo actualizada, tal y como dice Yoko Taro, me refiero a que no estamos frente a un remake ni un remaster al uso, simplemente han mejorado aspectos que necesitaban cambiar y le han añadido un apartado gráfico más potente y más detallado.

Quizá no estamos ante el título más portentoso en lo que se refiere al apartado gráfico pero lo cierto es que el juego cumple notoriamente con lo que puede ofrecer y ahora los personajes principales lucen mejor que nunca. El diseño del protagonista es simplemente genial y todavía no comprendemos ni sabemos de quién fue la idea de que en occidente nos llegara una versión protagonizada por padre que no destacaba precisamente por su bonita presencia.

Creednos, cuando controléis a este nuevo Nier, empatizaréis mucho más con él y descubriréis que tiene un potencial muy elevado para ser un gran protagonista. Muchos vamos a recordar a mitad de la historia ese momento mítico de The Legend of Zelda: Ocarina of Time.

Matemos a las sombras, son monstruos que no merecen piedad

En cuanto al apartado musical, solamente podemos decir una cosa: es sobresaliente. El maestro Okabe es un genio, un compositor del cual tenemos la suerte de que esté involucrado en la industria del videojuego. No solamente se ha limitado a incorporar sus canciones originales a esta nueva versión, se ha atrevido a mejorar su obra musical en todos los sentidos y si la anterior ya era buena, esta nueva banda sonora retocada es sencillamente sublime.

Los arreglos de las canciones, la incorporación de música dinámica en fases de mazmorras y los nuevos temas que acompañan a nuestra aventura hacen que el apartado musical tenga un peso enorme a la hora de sentir lo que nos quiere transmitir la obra. No podemos estar más contentos, Nier sigue destacando por su música y ahora lo hace de la mejor manera.

El tirón de orejas, no todo podía salir bien

Eso sí, no todo podía ser perfecto y Nier Replicant cuenta con algún punto negativo. Empecemos por el apartado técnico: aunque funciona de manera muy estable a 60 fps en PS4 lo cual, creednos, vais a agradecer bastante a la hora de jugar por la cantidad de partículas y elementos en el escenario, lo cierto es que no cumple del todo con el apartado gráfico pese a las mejoras anteriormente mencionadas.

Nier Replicant no alcanza apenas los 1080 en resolución y eso se nota, sobre todo en distancias relativamente lejanas, donde advertiremos un popping notorio y una distancia de dibujado que deja bastante que desear.

Quizás han querido priorizar el rendimiento frente al aspecto visual pero lo cierto es que, a estas alturas, los mínimos establecidos en el apartado gráfico deberían ser una máxima a cumplir para los estudios desarrolladores. Si bien es cierto que la mejora con respecto al original es muy notoria y que esta nueva versión gana con creces a su predecesor, no es suficiente para un título que sale al mercado en 2021 y muchos jugadores pueden verlo como algo negativo.

La mansión de Emil con esas cámaras fijas cenitales son al más puro estilo Resident Evil

Tampoco hacen justicia al conjunto de la obra los escenarios y algunos detalles del entorno como los NPC genéricos o la calidad de las texturas, pese a tener un apartado artístico precioso. También sigue presente la tediosa obligación de desplazarse por el mundo a la hora de hacer las misiones secundarias, algo que de por sí ya era horrible en el original y que se mantiene en esta nueva versión actualizada.

Es una lástima que no se hayan atrevido a dar más facilidades en lo que respecta al desplazamiento para paliar un contenido que hasta el mismo juego te está diciendo que es insufrible, pero que es muy necesario para obtener todas las armas y poder continuar con la aventura llegados a cierto punto.

Todos vamos a recordar la pesadez de la pesca y el cultivo y las interminables vueltas de una ciudad a otra para completar un encargo de un cliente. Aunque sí que podemos decir que hay un pequeño número de secundarias que realmente valen la pena y que tienen una profundidad narrativa bastante peculiar y sorprendente, la verdad es el apartado de tareas opcionales del título deja mucho que desear.

La ciudad de Fachada luce cálida y hermosa, pero se siente plana en la lejanía

Por último y como siempre hacemos en esta casa, el apartado de localización está muy buen cuidado y por fin llega esta obra traducida a nuestro idioma contando con un buen doblaje al inglés y al japonés. Se ha vuelto a doblar el juego y ahora todo se siente con mucha más intensidad: destacamos las notorias interpretaciones como de Weiss o de la descarada Kainé. Sin duda, un excelente trabajo llevado a cabo por Square Enix y que, desde Guardado Rápido, solamente podemos agradecer.

Veredicto

Nier Replicant ver. 1.22 mejora en todos los apartados con respecto a su versión original. La modificación del sistema combate, los nuevos añadidos narrativos que suman y pesan en la historia y las mejoras gráficas en sus personajes hacen de esta obra una que merece el cariño tan especial que se le otorga por parte de la comunidad de jugadores.

Pese a tener problemas de resolución y mantener ciertas mecánicas tediosas y repetitivas, Nier Replicant es una versión actualizada en todos los sentidos. Se siente mejor que nunca y da paso a una nueva saga de videojuegos que creemos va a tener un peso importante en la industria y que, de seguro, continuará ofreciendo historias profundas y llenas de emoción junto a un apartado musical sobresaliente.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Nier Replicant ver. 1.22474487139

Duración: 35 h.
9

Jugabilidad

9.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

9.0/10

Innovación

9.0/10

Narrativa

9.0/10

Diversión

8.0/10

Duración

9.0/10

Aspectos Positivos

  • Jugabilidad mejorada
  • Gran apartado musical
  • Buen diseño de los personajes
  • Nier, el hermano, tiene más peso en la historia

Aspectos Negativos

  • Resolución en pantalla baja
  • Se mantiene la pesadez asociada a ciertas mecánicas secundarias