Análisis de Onirike (PC). Descubre el lugar al que van los sueños que no se han cumplido

Onirike

Onirike es la mirada introspectiva al mundo onírico y a la necesidad de luchar por nuestros sueños de DevilishGames, estudio español afincado en Villena, Valencia.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Hay cierta relación histórica entre el artista y su concepción del mundo de los sueños. Un ejemplo podría ser el de Dalí y su “Perspectiva de la memoria”, pero el pintor catalán no es el único autor que se ha adentrado en los terrenos de Morfeo. Buñuel, con su visión surrealista en su trayectoria como cineasta, o Neil Gaiman en su longeva serie de novela gráfica, The Sandman, han dotado de nuevos matices al conjunto onírico.

Onirike es la particular aportación de DevilishGames a la representación de este proceso imaginativo de la mente. Y no solo eso, es el sueño cumplido del estudio: poder sacar adelante un proyecto sin dejar de ser fieles a sus principios.

Persigue tus metas

DevilishGames lleva más de quince años desarrollando títulos, y aunque Onirike fuera presentado en 2018, los conceptos primigenios y los primeros esbozos datan del año 2004. Según el cofundador del estudio valenciano, David Ferriz, el germen de la aventura de Prieto se remonta a su época de estudiante de Arte y Diseño en la universidad de Alcoy.

Los personajes en Onirike presentarán determinados bloqueos o limitaciones tanto emocionales como físicos que deberemos ayudar a solventar

Lo cierto es que, dejando de momento a un lado su aspecto estético y algunas decisiones en cuanto a mecánicas de desarrollo, Onirike presenta una historia y un contexto que se nos explica de manera fluida y accesible, lo que hace que el título se asemeja a una especie de fábula o cuento con moraleja que perfectamente podríamos explicar a los más pequeños de la casa.

Análisis de Beautiful Desolation 

Esta predisposición a centrarse sin tapujos en la carga narrativa puede venir respaldada por el éxito de Path of Mnemosyne, uno de los anteriores títulos de la desarrolladora, que nos proponía explorar la mente de la protagonista mediante puzles en un avance semiautomático, en tercera persona y con una presencia constante del zoom.

Prieto deberá alimentar su luz para no perder nunca la ilusión

La historia del que rompe las cadenas

En el caso mencionado, apostar por una idea experimental, con una gran profundidad narrativa y un aspecto visual que llamó la atención le hizo recibir una considerable cantidad de críticas favorables, y a su vez, aportó al estudio la confianza suficiente para seguir con el mismo modo de proceder en su obra posterior, el título que nos ocupa.

En Onirike encarnamos a Pietro, un ser que noche tras noche se despierta en el mismo circo, rodeado de los mismos individuos que actúan del mismo modo y con total indiferencia a lo que les rodea.

En Onirike, ayudar a los distintos personajes nos permitirá obtener alguna ventaja, aunque muy escasa

Una de esas noches decide actuar ayudando a uno de estos personajes encerrados en el bucle de la impasibilidad, y, desde ese momento, la larga noche se extiende para Pietro. Siempre y cuando, claro, nuestro protagonista sea capaz de mantener viva su ilusión y conservar día a día los recuerdos.

Un plataformas onírico

En Onirike avanzaremos por un mundo abierto en tercera persona plagado de plataformas, enemigos a los que sortear y pequeños puzles que se interpondrán en nuestro avance. El mapa está dividido en diversas áreas con ambientaciones diferenciadas entre sí, que cohesionan coherentemente con los distintos rompecabezas que deberemos completar para conseguir los siete fragmentos de la llave del “Pozo de las realidades”.

En Onirike, deberemos escapar de los enemigos sin que nos atrapen

Además, nos encontraremos con distintos personajes a los que deberemos ayudar. Es en estas interacciones donde la narrativa adquiere un mayor peso y se introducen las temáticas de desarrollo personal con distintas moralejas en el trasfondo narrativo.

Mediante estas pequeñas tareas indagaremos en los miedos, bloqueos e incluso caracteres depresivos de los distintos NPC, y lo haremos casi sin darnos cuenta. La clave de esto es que Onirike es narrado por una voz omnisciente que nos conduce por la historia mientras nos ayuda a que sigamos avanzando en nuestros objetivos.

Gracias a la asistencia que les ofrezcamos, recibiremos los fragmentos de la llave y también desbloquearemos los distintos componentes que forman el HUD en el juego. Ejemplo de ello será el poder que nos permitirá desplazarnos rápidamente, aunque tendrá un coste, y es un precio que deberemos pagar con nuestras propias ilusiones.

Recolectar semillas para las gypsophilias será necesario cuando se haga de día

Durante nuestro avance nuestra energía se irá consumiendo en el mundo oscuro en el que nos encontremos. Si eso sucede, nos volveremos invisibles, y si bien en algunos casos, no ser visto nos permitirá llegar a zonas que anteriormente eran difícilmente accesibles, ser invisibles del todo acabará con la voluntad (y la vida) de Pietro.

Un mundo lleno de luces (y sombras)

Para solucionar este inconveniente, en los escenarios tendremos la posibilidad de plantar la fuente de luz que nos permitirá avanzar: la gypsophilia. Este tipo de brote es un vegetal que crece a partir de la semilla de la ilusión que recolectamos en los prados durante el día y en los puntos de guardado.

Porque en Onirike, para salvar partida, es necesario alcanzar un círculo de guardado cuando la noche se esté terminando, y una vez lleguemos a dicha localización, además de salvar la partida, nos desplazaremos a una especie de campo con semillas voladoras que deberemos recolectar para seguir teniendo energía en el mundo onírico. Es la merecida recarga, necesaria para no perder la ilusión, porque sin ella somos entes sin alma.

Los saltos son sencillos y no nos exigirán demasiado esfuerzo. Onirike está pensado para todos los públicos

Al final, a nivel mecánico, todo se resume a medir constantemente nuestros pasos, ya sea por el ciclo día y noche como por la posibilidad de ser descubiertos por los enemigos, generando una cierta tensión y dotando de un componente estratégico a algunos puntos de la aventura.

Análisis de Together

En cuanto a estos enemigos, su posicionamiento y función son simples, permaneciendo estáticos hasta advertir nuestra presencia. Una vez suceda, se abalanzarán directamente hacia nosotros, y con un simple golpe nos destruirán. Deberemos esquivarlos con las mecánicas ya mencionadas, aunque Prieto se guarda un as en la manga que descubriréis al avanzar.

Una fábula para todos los públicos

En cuanto al apartado técnico, Onirike llama la atención por su aspecto artístico, que mezcla los diseños de plastilina y stop-motion con contornos cell-shading . La referencia más clara, también por ambientación y el uso de las luces, es la de la obra de Tim Burton, aunque los escenarios se complementan con componentes surrealistas propios de la concepción onírica. Mantas rayas surcarán los cielos, ojos gigantes seguirán nuestros pasos, todo ello creando un conjunto peculiar que favorece la estética surrealista de la obra.

Es importante hacernos invisibles en determinados momentos para no ser vistos

En cuanto al apartado sonoro, la voz en off está perfectamente doblada al castellano, y las composiciones musicales, aun siendo escasas, no se hacen repetitivas y encajan a la perfección con el conjunto narrativo de Onirike.

Veredicto

La obra del estudio valenciano es una apuesta firme por las convicciones de uno mismo y la necesidad de luchar contra los miedos que nos rodean. Una fábula que esconde más luz de la que aparenta y que se enfoca en dejar mensajes positivos para todos los públicos. Por su corte narrativo quizás encaje mejor entre los usuarios que estén entrando en la adolescencia, aunque nunca está de más que todo ser humano se recuerde a sí mismo que es capaz de cualquier cosa, sin miedos.

Las mecánicas jugables de Onirike son sencillas, adaptadas también para que cualquier jugador pueda disfrutarlo, por lo que hemos de tener claro que el punto fuerte del título está en su historia y cómo se nos es contada, ya sea estéticamente o mediante las interacciones que realicemos con los distintos personajes.

Onirike es un videojuego interesante, con un objetivo positivista definido y que sin duda hará pensar a más de un jugador que se ponga a sus mandos, ya sea por su planteamiento o por ver cómo los desarrolladores de DevilishGames han sido capaces de salirse del mainstream para crear el juego que ellos querían tal y como deseaban.

Suscríbete a nuestro canal de Twitch

Onirike

Duración: 6 h.
7.5

Jugabilidad

7.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

7.0/10

Narrativa

8.5/10

Innovación

8.0/10

Diversión

8.0/10

Duración

7.0/10

Aspectos Positivos

  • La propuesta valiente del estudio por realizar el título que ellos querían realizar
  • El mensaje de fondo que nos dejan las interacciones con los personajes no controlables
  • La estética general que subyace en el aspecto críptico de Onirike

Aspectos Negativos

  • Algún error de programación puntual
  • No contar con un sistema de viaje rápido por el mapa