Análisis de Override 2 Super Mech League (Xbox One). Mechas y golpes por doquier

Override 2 Super Mech League

Override 2: Super Mech League nos trae vistosos combates entre mechas enfocados al multijugador.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Múltiples son las aportaciones de Japón a la cultura popular. Según como lo miremos, los videojuegos tal y como los conocemos podrían ser considerados como una de estas aportaciones. Pero desde luego no la única. El anime, los mangas, los kaijus,… Incluso el J-pop han salido de las fronteras niponas extendiéndose por todo el mundo. Pero no solo eso, desde Japón también nos han llegado los mechas, esos vehículos gigantes con apariencia robótica.

Conducidos por humanos, los mechas han estado presentes en una gran cantidad de juegos desde la década de los 80. Y cada vez es más frecuente que directamente, sean los protagonistas principales de muchos de estos títulos.

Uno de ellos fue Override: Mech City Brawl, lanzado en 2018. El título pasó por aquel entonces sin pena ni gloria por los distintos catálogos tanto de consolas como de PC, aunque gustó entre los entusiastas de estos “vehículos” tan particulares. Desde luego lo que sí que hizo este primer Override, fue establecer los cimientos para lo que es Override 2: Super Mech League.

Este título es una continuación en toda regla del original, ya que no viene con grandes novedades, y se centra en potenciar las virtudes del  Override original sin llegar a pulir los defectos que ya poseía.

Este es el menú principal de Override 2: Super Mech League

The Balance Inc., estudio desarrollador del primer Override fue adquirido en 2019 por Modus Games. De esta manera surgió Modus Studios Brazil, que finalmente han sido los encargados de desarrollar esta segunda parte del juego que hoy analizamos en su versión de Xbox One.

Override 2: Super Mech League es un título pensado principalmente para disfrutarlo en compañía. Pese a que también puede jugarse en solitario, la manera de sacarle todo el provecho es jugarlo aprovechando su multijugador.

Los modos de juego de siempre

Una vez comenzamos a jugarlo dentro de todas las opciones que disponemos, encontramos varias que son de las más típicas en los juegos del género, partida rápida, modo versus o entrenamiento. Estos tres modos no necesitan más presentaciones ya que son lo que todos imaginamos solo con leer su título.

Zoe es nuestra representante en Override 2: Super Mech League

Es en el modo denominado Ligas, donde más exprimiremos este Override 2: Super Mech League. Aquí comenzaremos en lo más bajo dentro del escalafón de pilotos de Mechas. Se nos presentará una chica, antigua piloto por lo que nos cuenta que hará las veces de nuestra representante. Desde este punto de partida comenzaremos a pelear en las distintas ligas que se nos van presentando.

Habrá ligas de combates individuales 1 contra 1, por parejas o incluso combates a 4 todos contra todos. A medida que sumemos victorias, además de recompensas económicas, muy necesarias para ir al garaje, iremos subiendo el nivel de las ligas, complicándose entonces los combates, tanto por el nivel de nuestros rivales, como por las diferentes restricciones que se nos irán aplicando.

Como decíamos, tenemos representante, que de vez en cuando nos irá contando peripecias de su experiencia como piloto, dándonos consejos o consiguiéndonos patrocinadores que a cambio de realizar acciones concretas en una serie de combates, nos otorgarán alguna moneda extra.

Somos tan grandes que todo parece enano a nuestro alrededor en Override 2

Todos los combates de estas ligas podemos jugarlos de dos maneras distintas. En solitario, nosotros contra la CPU, o buscar rivales en los servidores el juego. Jugar en solitario debería ser nuestra última opción. No es que no resulte entretenido, pero el juego como decía anteriormente está destinado por completo al multijugador, siendo el nivel de dificultad de la CPU muy bajo. Además de poseer una inteligencia artificial bastante limitada.

No ocurre lo mismo con los combates en los que nos enfrentemos a rivales humanos. Estos combates son mucho más espectaculares e imprevisibles, y aunque nos cueste más ir ascendiendo en las diferentes ligas, la diversión y el entretenimiento suben exponencialmente respecto a jugar contra la CPU.

Una vez hayamos avanzado lo suficiente en las ligas normales, ascenderemos al modo Pro. Ahí la cosa cambía y además de derrotar a nuestros contrincantes, tendremos que hacerlo cumpliendo una serie de  requisitos y condiciones únicas. Ahí es donde realmente sudaremos la gota gorda para seguir aumentando nuestra leyenda como piloto de mechas.

Cuanto más grande y más decorado mejor

Ya hemos mencionado el garaje. En este apartado es donde canjearemos todas nuestras ganancias en los combates, para comprar y también personalizar nuestros mechas. En Override 2: Super Mech League vamos a encontrarnos hasta 20 de estas máquinas para pilotar, alguna de ellas con un diseño espectacular. Uno de los 20 es Ultraman, el protagonista de la mítica serie de los años 60.

Mediante un DLC de Override 2, podemos manejar a Ultraman

Además de los propios mechas en el garaje podremos ir adquiriendo equipamiento para los mismos. Ahí es donde podremos conseguir armaduras para el torso, los brazos, y las piernas, además de decorar a nuestro mecha con diversos accesorios, a cual más estrafalario, pasando desde un sombrero con forma de plátano, pajaritas, hasta el flotadores.

Todo esto lo conseguiremos a cambio de monedas, no siendo nada, ni los propios mechas, demasiado caros, y pudiendo conseguir una buena cantidad de ellos, junto a su equipo a las pocas horas de juego.

El garaje también es el lugar de Override 2: Super Mech League, donde podremos adquirir diferentes títulos para nuestro mecha. Eso sí en esta ocasión no se puede pagar por ellos, y para obtenerlos deberemos completar diferentes logros que nos desbloqueen dichos títulos.

En Override 2 tenemos un buen número de escenarios donde combatir

Para disfrutar de todo esto disponemos de un buen número de escenarios distintos, en los que casi todo es susceptible de ser destrozado. Además en estas arenas de combate veremos cómo van a apareciendo diversas armas que podremos usar a nuestro favor. Ahí veremos aparecer sables laser, grandes espadas o escopetas y ametralladoras, que nos dan un respiro y nos dejan atacar poniendo algo de distancia con nuestros rivales.

En lo referente a la jugabilidad, Override 2: Super Mech League sigue la estela que están tomando una buena cantidad de los últimos juegos del género. Esto es, un sistema de control que se aleja de difíciles combos, siendo muy asequible para los recién llegados poder desenvolverse cómodamente en los combates, aunque a la larga poder controlarlo por completo resulte más complejo de lo que aparenta.

En esta ocasión lo que se nos presenta es que a cada extremidad le corresponde un botón del mando, en esta ocasión un gatillo. Los botones quedan para acciones como correr, saltar, agarrar o activar el escudo protector. Para los que vean esto demasiado simple, combinar los gatillos puede dar lugar a golpes más potentes y efectivos que el ataque básico.

En ocasiones se complica saber que estamos haciendo realmente dentro de un combate de Override 2

Durante los combates, en los escenarios aparecerá de forma aleatoria un círculo amarillo. Cuando nos situemos sobre él, veremos como el haz de luz que lo proyecta, carga poco a poco nuestra barra de ataque definitivo, que activaremos al presionar el joystick izquierdo en nuestro mando, y que al hacerlo nos dotará de un ataque potentísimo.

Como podemos también ver en el garaje, cada uno de los mechas es muy distinto entre sí, pero a la hora de la verdad su manejo es muy similar entre todos ellos, siendo quizás la mayor diferencia entre unos y otros la envergadura, que puede ser bastante diferente entre ellos haciendo así que los movimientos sean más o menos lentos en base al tamaño, pero lo esencial, los ataques no presentan excesivas diferencias, si bien no son todos iguales.

La jugabilidad que presenta Override 2: Super Mech League por lo tanto es bastante satisfactoria, y desde un principio podemos defendernos en cualquier combate aunque juguemos contra rivales más experimentados.

Videoanálisis de Tracks Toybox Edition

Todo esto siempre jugando contra otros rivales humanos, ya que como decía antes la CPU apenas supone desafío y con un manejo básico de los controles bastará para salir airoso de la mayoría de los combates. En esos combates frente a rivales humanos es cuando más disfrutaremos del juego, pensado sin duda ninguna para ser disfrutado de esta manera, y donde claramente se ha puesto el mayor esfuerzo en el desarrollo.

Un envoltorio que cumple

En el apartado gráfico de Override 2: Super Mech League hace un trabajo correcto, sin demasiados alardes. Hemos analizado la versión de Xbox One en una Xbox Series X, y como era de esperar el funcionamiento en esta última es más que correcto, ya que el juego está optimizado para la nueva generación. Ni una caída de frames ni ningún problema del estilo.

Desde un principio queda claro que el juego no está desarrollado pensando en Xbox Series, ya que no se acerca a la espectacularidad que podemos esperar en dicha máquina, quienes lo jueguen en Xbox One pueden esperar un título también continuista en el apartado gráfico con lo que fue el Override original.

Tendremos varias ligas a la vez a nuestra disposición en Override 2

Cierto es que la cámara nos genera más de un problema y eso es algo que no se ha terminado de resolver bien, ya que tanto de manera automática no siempre se sitúa en el lugar más cómodo para seguir la acción de los combates como nos gustaría como también cuando la acercamos nosotros de manera manual es cuando más vemos las costuras técnicas de este Override 2.

Por otra parte el diseño de los diferente mechas resulta una agradable sorpresa, teniendo la mayor parte de ellos su propia personalidad, con un excelente diseño y logrando que nos apetezca probarlos todos, y no como pasa en ocasiones en este tipo de títulos, que nos centremos en uno o dos que son nuestros favoritos y olvidemos al resto.

El apartado sonoro de Override 2 tiene las mismas luces y sombras que el apartado gráfico, no destaca ni para bien ni para mal, haciendo un trabajo digno. El juego está en completo castellano, salvo la voz de nuestra representante, en inglés, aunque perfectamente traducida.

Por lo general cada combate no será excesivamente largo

Lo que es la música en sí, cuenta con melodías potentes, que nos acompañan de manera correcta en todos y cada uno de los combates que disputemos pero sin dejarnos ninguna especialmente recordable. Algo que también pasa con los efectos sonoros, que están ahí, pero no llaman la atención en ningún momento.

Veredicto

Override 2: Super Mech League sabe lo que ofrece y en lo que destaca, y se centra en ello. Esto hace que pese a ser un título disfrutable por cualquiera ya sea amante o no del género de lucha, este dirigido a un público muy concreto, que cumpla una serie de características, y sobre todo que tenga claro que va a jugarlo con más gente, ya que jugar de manera individual hace que la experiencia no sea todo lo satisfactoria que sí que es jugando acompañado.

Pese a ello, quienes disfruten de este tipo de juego, o aquellos a los que el juego no está dirigido inicialmente, pero  sean capaces de perdonar ciertos fallos, encontrarán en Override 2: Super Mech League, algo diferente y a lo que poder sacar un buen provecho.

Suscríbete a nuestro podcast

Override 2: Super Mech League

Duración: Incalculable
7

Jugabilidad

8.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

7.0/10

Innovacion

6.0/10

Narrativa

6.0/10

Diversión

7.0/10

Duración

7.0/10

Aspectos Positivos

  • El diseño de los mechas es muy atractivo
  • Dominar los controles es relativamente asequible
  • Jugando con más gente la diversión está asegurada

Aspectos Negativos

  • La CPU es muy, muy fácil de derrotar
  • La cámara en ocasiones nos genera problemas