Análisis de Persephone (Switch). Puzles en el inframundo

Persephone llega a Switch para poner a prueba nuestro ingenio en un sencillo pero eficaz juego de puzles ambientado en la Grecia clásica

Persephone llega a Nintendo Switch para poner a prueba nuestro ingenio en un sencillo pero eficaz juego de puzles ambientado en la Grecia clásica.

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Al menos desde mediados de los años 80 la mitología griega ha sido un tema recurrente en el mundo de los videojuegos. Ese año se lanzó Kid Icarus, el cual rápidamente se convirtió en un referente en la materia. Si bien es verdad que durante la década de los 90 el género pasó más inadvertido, con el cambio de milenio volvió a ponerse de moda, para ya no dejar de estarlo hasta nuestros días.

Desde entonces, títulos muy recordados como Age of Mithology, spin off de la saga Age of Empires, Spartan Total Warrior o los God of War, pusieron a todo el panteón de Dioses griegos en nuestras mentes.

Esta moda hoy en día está más arraigada si cabe ya que, tras la llegada de Assassin´s Creed a la antigua Grecia con Odyssey en 2018, sin ir más lejos juegos como Immortals Fenyx Rising o Hades se convertían en dos de las más agradables sorpresas del año que acabamos de dejar.

Análisis de Immortals Fenyx Rising

Por ello el lanzamiento en Nintendo Switch de Persephone, llega en el momento más adecuado. El título desarrollado por el estudio suizo Momo-pi Game Studio fue lanzado originalmente para Android e iOS en 2018. Posteriormente ha ido llegando tanto a Xbox One como a PC para ser lanzado ahora en Nintendo Switch, plataforma en la cual hemos realizado este análisis.

En esta puerta comenzamos nuestro apasionante viaje

En la mitología griega Perséfone era la hija de Zeus y Deméter, y se casó con Hades, dios del Inframundo. Este matrimonio convirtió a Perséfone en la reina del mundo de los muertos. Precisamente la muerte va a ser clave para nuestro avance en busca de Hades. Y es que ésta es justamente la trama del título que nos ocupa y veremos cómo la diosa baja hasta lo más profundo del inframundo en busca de su amado.

Reportaje sobre Supergiant Games

Pese a lo enrevesada que es la mitología griega debido a la gran cantidad de actores que toman parte en cada uno de sus mitos, convirtiendo cada uno de ellos en auténticos dramas repletos de traiciones, amoríos y todo tipo de giros de guion, en Persephone esto se simplifica al máximo y, sin ningún tipo de texto ni de voz, mediante únicamente un par de breves escenas se nos pone en contexto para otorgarnos un trasfondo que de sentido a todos los acertijos que hemos de resolver.

Precisamente de eso trata Persephone, es un juego de puzles tan simple como adictivo que explota de manera notable sus virtudes, ofreciéndonos siempre una pequeña novedad en el momento exacto.

Los escenarios, sobre todo al inicio, son bastante simples

Cada pantalla de Persephone es un pequeño puzle en forma de cuadrícula en el que el objetivo único es ir desde el punto A al punto B. Para ello, iremos añadiendo habilidades a nuestro avance de manera paulatina, pero la que siempre mantendremos será la capacidad de que tras una muerte podremos reiniciar el puzle utilizando el cuerpo sin vida de la protagonista.

Los propios desarrolladores nos plantean las siguientes preguntas ¿Qué pasa si la muerte en los videojuegos no es el final, sino la clave para resolver los niveles? ¿Dónde, cómo y cuándo elegirás morir para progresar? Y es que en Persephone, más que en cualquier otro videojuego, la muerte es una parte decisiva de la vida, y con ello se convierte en un elemento clave poder seguir avanzando.

Habilidades post-mortem para avanzar en el juego

Una vez interioricemos esto, daremos por sentado que nuestro propio cuerpo sin vida puede ejercer tanto de peso para mantener un interruptor pulsado como para tapar algún hueco y así nos permita seguir avanzando sobre nuestros propios pasos de manera literal.

A medida que progresamos en la trama van implementándose nuevas mecánicas

Esta es la principal novedad que presenta Persephone y su seña de identidad más característica, pero no la única. En los primeros compases de nuestro viaje ésta será la mecánica a la que tendremos que recurrir para seguir avanzando, pero a medida que el tiempo pase esto irá cambiando, siendo necesaria la combinación de las distintas habilidades de nuestra protagonista.

Camino al inframundo encontraremos diferentes altares los cuales, al pasar junto a ellos, harán que nuestra diosa cuando caiga muerta reaccione de distintas maneras. El primer altar con el que nos crucemos hará que Perséfone al morir se convierta en una estatua de piedra, lo que nos servirá de parapeto frente a proyectiles en multitud de ocasiones.

Otra mecánica que se nos descubrirá gracias a otro de los altares tiene que ver con el fuego. En esta ocasión al morir explotaremos en llamas, lo que nos vendrá genial para quemar cajas de madera o propagar el fuego mediante unos carriles que encontramos en el suelo que acostumbran a dejar expedito el camino.

De esta manera se nos muestran los distintos “mundos” y sus puzles

El tercero de estos altares nos otorga el poder de levantarnos tras la muerte, cual Lázaro, e imitar los movimientos de la nueva Perséfone, dándonos la oportunidad de manejar hasta a tres “zombies” a la vez, siendo esto más complicado de lo que podría parecer en un principio.

Persephone está dividido en secciones y en cada una de ellas es dónde se van añadiendo las nuevas mecánicas, aumentando la dificultad de los puzles a medida que vamos avanzando y también combinando las distintas mecánicas presentadas en el juego dando lugar a acertijos que son enrevesados aunque nunca desesperantes.

Además por si alguien pudiera llegar a un punto cercano a la frustración, si morimos un buen número de veces en una misma pantalla se nos ofrecerá la oportunidad de, pulsando únicamente un botón, ver cómo se completa el puzle con éxito teniendo solo que recrear los movimientos que acabamos de ver.

Aunque pueda parecer complicado, pocos puzles de Persephone son un verdadero quebradero de cabeza

Perséfone se puede mover en 4 direcciones y no es capaz de saltar, así que solo con esas habilidades a las que hemos hecho referencia es como deberemos ingeniárnoslas para seguir hacia adelante. Pese a que a priori puede parecer que el título se queda corto en cuanto a mecánicas, nada hay más lejos de la realidad ya que su ajustada duración, sumado a que cuando empezamos a notar que los puzles son similares es cuando se nos añade una nueva para aportarnos aire fresco, hace que no lleguemos a cansarnos nunca de Persephone.

Repleto de contenido con un apartado técnico eficaz

La versión que hemos podido disfrutar de Persephone es la edición completa. En su primer lanzamiento la propuesta nos ofrecía la historia de Perséfone, pero en esta edición completa que podemos disfrutar en Nintendo Switch encontramos más de cien niveles divididos en tres historias, ya que a la de la propia reina del mundo de los muertos, se suman las de Deméter y Hades, entre otras sorpresas

Cerca del inframundo, la cosa se calienta

Superar el título por completo no nos va a llevar demasiado tiempo, ya que en poco más de cuatro horas llegaremos al final de nuestro viaje. Persephone no nos pondrá en muchos aprietos salvo en un puñado de ocasiones y rápidamente descubriremos la solución de la mayoría de sus puzles. Sus inicios como juego para móviles tienen mucho que ver en ello, ya que se le nota ideado para breves partidas en las que superar un par de rompecabezas no tiene que llevar más de unos pocos minutos.

Estos orígenes móviles también influyen en su apartado gráfico. Ya que pese a lucir bien, para tratarse del juego que es, se nota de dónde viene resultando una obra sin ningún tipo de alarde, ya que no nuestra protagonista no cuenta con animaciones ni hay ningún tipo de detalles en el entorno o cualquier suerte de efecto. Esto, que generalmente puede hacer que una propuesta fracase o suspenda, aquí se entiende y no influye para nada, no al menos de manera negativa.

Al final de Persephone por fin nos reunimos con nuestro amado

Este cúmulo de circunstancias hacen de Persephone el título idóneo para ser disfrutado en Nintendo Switch, sobre todo en su modo portátil, ya que el rendimiento no se resiente nunca, y el plus que le aporta la portabilidad de la consola le hace un buen favor, acercando al juego a su idea original.

En el apartado sonoro de Persephone tampoco vamos a encontrar grandes alardes, aunque sí que disfrutaremos de una alegre melodía que nos acompaña en todo momento. No es tan épica como se podría esperar de un juego relacionado con la mitología griega, pero tiene la virtud de no distraernos y sí de mantener nuestros sentidos pendientes de resolver los desafíos que se nos presentan.

Esta edición definitiva no solo cuenta la historia de Perséfone

Veredicto

Persephone nos muestra la Grecia antigua desde otro ángulo. Se trata de un entretenido y dinámico juego de puzles que nos enseña que la muerte es parte indispensable de la vida.

Pese a no resultar innovador en ningún apartado, Persephone sabe sacar provecho de sus virtudes consiguiendo el objetivo que persigue todo juego de puzles, y también cualquier otro género, que no es sino engancharnos y hacernos constantemente repetir esa frase que todos hemos dicho alguna vez. Una partida más y lo dejo. Bueno, otra. Venga esta sí que la última. Sin duda una interesante opción para mantener nuestros sentidos activos.

Suscríbete a nuestro Podcast

Persephone

Duración: 4 h.
7

Jugabilidad

7.5/10

Gráficos

6.0/10

Sonido

6.0/10

Innovación

6.0/10

Narrativa

6.0/10

Diversión

8.5/10

Duración

9.0/10

Aspectos Positivos

  • Buena cantidad de puzles
  • Jugabilidad muy dinámica
  • Duración justa para no aburrir

Aspectos Negativos

  • Podría contar algo mejor la parte de historia que intenta relatar
  • La música se hace muy repetitiva