Análisis de Pistol Whip (PS4 VR). Siguiendo el Beat con el Bang

Siéntete como un verdadero pistolero con el shooter musical Pistol Whip en el cual disparar con ritmo tiene premio

Siéntete como un verdadero pistolero con el shooter musical Pistol Whip en el cual disparar con ritmo tiene premio.

Antes de comenzar tengo que decir que Pistol Whip es uno de mis juegos fetiche. Tal vez porque fue el primero de mis juegos de realidad virtual en PC o porque el carácter sumamente arcade del juego encaja con mi género preferido. No obstante, no os preocupéis que seré totalmente coherente y analizaré este shooter musical como se merece, siendo siempre lo más objetivo posible. Porque una cosa quiero dejar clara de antemano: este juego o lo odias o lo amas, pero no te dejará indiferente.

El veterano Pistol Whip está desarrollado por Cloudhead Games y ya lleva unos meses en el mercado. El título mezcla el Gun-fu con ritmos musicales al más puro estilo Beat Saber. Si a esto le añades la capacidad de esquivar las balas como en Matrix y lo aderezas con una banda sonora sobresaliente tenemos como resultado un título con personalidad propia, que mezcla distintos géneros, lo cual se sienta de maravilla, y que nos hará sudar la gota gorda intentando matar a todos nuestros enemigos, haciéndonos sentir como John Wick.

Para el que no sepa lo que es el Gun-fu, es un subgénero cinematográfico traído desde China. Su padre es John Woo, autor de películas cómo El asesino o Cara a cara entre otras; hoy en día tenemos la mejor referencia en la película John Wick. Pero dejémonos de prolegómenos y vayamos al meollo del asunto para analizar este divertido juego.

Descubre otro tipo de disparos en realidad virtual en nuestro análisis de Pangman

Como ya hemos dicho, Pistol Whip es una mezcla de géneros que resulta bastante atrevida pero que sus desarrolladores han sabido implementar con bastante acierto. Jugaremos desde una perspectiva en primera persona e iremos superando distintas fases pistola en mano y matando a todos los enemigos que nos aparezcan. Todo ello mientras esquivamos las balas y los diferentes obstáculos en nuestro avance por un mapeado por el cual nos movemos sobre raíles sin poder parar en ningún momento.

Sabor a los 80s

En Pistol Whip la historia brilla por su ausencia; desde que nos enfundamos el visor lo único que hay que hacer es disparar. El juego va directo a la acción introduciéndote cada fase con carteles de películas inventadas estilos años 80, como si estuviéramos en un cine y eligieras la película qué quieres ver. Cada cartel es un tema musical y escenario diferente, los temas electrónicos nos acompañarán a lo largo de cada mapeado los cuales, por cierto, están muy bien diseñados.

Encontraremos desde callejones infectados de enemigos hasta amplias zonas con referencias a Blade Runner, Regreso al futuro u Old-Boy entre otras, pero siempre jugando con la verticalidad.

En Pistol Whip elegiremos la fase que más nos guste de modo similar a como seleccionamos peli en Netflix

En esa entrada de cine que hace las veces de selección de nivel también tendremos un maletín con las armas que podemos escoger. Hay varios tipos de armas, aunque tan solo cambian los diseños, pudiéndose modificar los colores. De entre todas mi preferidas son la “colección Baba Yaga” que seguro os suena; también veremos los paneles con nuestros récords y podremos modificar algunas opciones del título, incluso pudiendo poner ciertos hándicaps para así aumentar tu puntuación.

Si lo tuyo son los disparos virtuales a bordo de naves espaciles, Star Wars Squadrons te lo ofrecerá a partir del 2 de Octubre

Por si querías aún más variedad en Pistol Whip podremos jugar con dos pistolas, o más bien guns ya que Pistol Whip se expresa completamente en la lengua de Shakespeare. El título no está localizado al español aunque tampoco le hace mucha falta ya que como he dicho es pura acción desde el minuto uno.

Sí, podremos contar las armas de John Wick

En lo visual Pistol Whip es minimalista, con un diseño artístico sobresaliente; recuerda a Superhot, con su característica cámara lenta y enemigos poligonales. Estos llevarán una armadura en color blanco y sabremos en todo momento quién necesitará más disparos para morir. Los escenarios reverberantes tienen unos colores básicos, resaltando los blancos, los negros y rojos, pero sin mostrar mucha variedad. Eso sí, los efectos de reverberación junto con el diseño de los enemigos hacen que Pistol Whip sea una maravilla artística y visual.

Siguiendo el Beat con el Bang

Para acabar con los enemigos habrá que seguir el ritmo de la música, aunque esto tampoco es la premisa principal. Dicho lo cual, si logras ir al ritmo que marca la fase todo es mucho más fácil, dando esa sensación de hacerlo bien pudiéndote anticipar a tus oponentes. No os preocupéis, podemos disparar cuando queramos, pero es mucho más divertido cuando lo haces con ¨Flow¨ y es aquí donde el juego gana muchos enteros logrando una inmersión del jugador absoluta.

Las herramientas jugables de Pistol Whip son sencillas: aguantaremos un impacto de bala y la segunda nos matará. Si nos chocamos con el escenario también perderemos nuestra armadura. Nuestra munición es infinita, con cargadores de quince balas; el procedimiento de recarga nos recuerda bastante a las máquinas recreativas tipo Time Crisis teniendo que bajar el arma para ello.

Según modificadores o hándicaps que escojas, estos te otorgarán más puntuación o te harán la vida más fácil

A medida que vayamos matando nuestros enemigos iremos incrementando un combo el cual se reiniciará (al igual que el ritmo) si somos alcanzados. Contamos con una especie de auto apuntado en el cual la caja de impacto es muy amplia, aunque esto se puede modificar; si quieres conseguir las mejores puntuaciones.

Jugar a Pistol Whip sin auto-apuntado otorga un 25 % más de puntuación y es algo muy a tener en cuenta ya que el vicio que coges al querer tener la puntuación más alta es algo que se te mete en vena y te engancha de una manera espectacular. Aviso a navegantes: jugar un ratito a Pistol Whip significa perder la noción del tiempo.

Mirarás a tabla de récords constantemente para ganar a tus amigos

Para finalizar es importante comentar que para recuperar tu vida o tu armadura solamente hemos de realizar un gran combo o dar un culatazo con la pistola a un enemigo (Whip) y automáticamente se recarga la armadura. Como se suele decir: fácil de jugar y difícil de dominar.

B.S.O. electrónica brutal para un juego con un talón de Aquiles

El apartado sonoro de Pistol Whip es sobresaliente, aunque el estilo musical no sea mi preferido encaja bien dentro del título y hace que en cada fase sueltes toda la adrenalina posible. Los efectos especiales y el sonido de las armas, que también podemos modificarlas a nuestro antojo, resultan sencillamente sobresalientes.

Lamentablemente no todo es perfecto en este título; me hubiera gustado que hubiese más modos de juego pues se nos antojan cortas las fases. Eso sí, en esta revisión para Playstation VR han metido todo el DLC que salió en PC resultando en un total de 15 temas/fases que una vez te las aprendes todas tardarás en terminar la propuesta menos de lo que canta un gallo.

La rejugabilidad de este título es sumamente brutal, pasarás horas y horas intentando batir tus propios récords y los de tus amigos, poniéndote hándicaps y memorizando cada fase hasta conseguir el preciado rango S. Pero si comparamos con otros representantes del mismo género como Audica o Beat Saber nos damos cuenta de que está algo corto de contenido ya que estos están muy por encima tanto en número de fases como en modos de juego. Es algo que deberían solucionar ya sea mediante contenido descargable o en una hipotética segunda parte.

Ya avisamos que con dos pistolas el juego no se hace más fácil

Donde Pistol Whip lo pasa verdaderamente mal es con el tracking de las manos; una vez más, el sistema de seguimiento de PlayStation VR se pone en evidencia, jugándonos malas pasadas en los escenarios más enrevesados y en las dificultades más altas. En estos casos aparece algún zoom inexplicable o micro cortes que, aunque no nos rompen la experiencia, son bastantes molestos, sobre todo en el fragor de la batalla.

Veredicto

Estamos ante un juego arcade altamente recomendable: la acertada fusión de géneros te hará sentir que eres John Wick en una de sus refriegas. Si te atreves con él, serás absorbido por el título y las horas pasarán ante ti en un instante. Es pura droga sin cortar, su jugabilidad es indiscutible, aunque nos hubiera gustado quizá más cantidad y variedad de enemigos y un mejor tracking. Aun así, Pistol Whip tiene personalidad propia siendo un juego muy físico que te llevará a la catarsis en cada fase que superes dándote una sensación de recompensa indescriptible. Es una compra muy recommendable.

Pistol Whip

Duración: 3 h
8

Jugabilidad

10.0/10

Gráficos

7.0/10

Sonido

10.0/10

Innovacion

8.0/10

Diversión

9.0/10

Duración

5.0/10

Aspectos Positivos

  • Inmersión sublime, haciéndonos creer que somos un auténtico pistolero
  • Acertada mezcla de géneros
  • Rejugable hasta el infinito

Aspectos Negativos

  • Escaso de contenido frente a títulos similares
  • El tracking sigue siendo la asignatura pendiente de PSVR
  • Poca variedad de enemigos